Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, VIERNES 5 DE ABRIL DE 1907. NUMERO SUELTO, 5 CÉNTIMOS LOS FERROCARRILES ANDALUCES CRÓNICA UNIVERSAL I L U S T R A D A AÑO 111. NÜM. 670 2 É P O C A I t 11 Id i 1 I i Y I í i -l. J F o t s Barrera. LA NUEVA ESTACIÓN DE SAN BERNARDO EN SEVILLA VISTA GENERAL EXTERIOR DEL EDIFICIO- 2, LOS ANDENES, 3, D. LEOPOLDO KEROMNES, DIRECTOR DE LA COMPAÑÍA DE LOS FERROCARRILES ANDALUCES tiene la costumbre de relacionar con su inde Ü L TÚNEL SUBMARINO! pendencia. Basta recoidar, para. demostrarlo, DEL CAN AL DÉ LA MAN- que cuando, aparecieron los priíneros vapores, la opinión- pública acogió. muy mal en InglateCHA. POR ALVARO CAL- rra el proyecto de establecer un. séryicio periódico de esos barcos entre Dower y. Calais. ZADO ¿Quién no tiene defectos? TiérMps el hora- Fundándose en que un cambio en las pesas v medidas ocasionaría al comercio al pormenor un considerable desembolso, la Gran Bretaña rechaza el sistema métrico decimal; con el pretexto de que el túnel del Canal de la Mancha, además de causar la ruina de la Marina mercante, y principalmente del cabotaje, liaría, perder á Inglaterra las ventajas que le proporciona el ser una isla protegida, como dicen los ingleses, por la cinta de plata del mar, el Gobierno inglés acaba dé manifestar su oposición al proyecto del túnel submarino. Yes que del pueblo inglés se apodera fácilmente el pánico cuando, se trata de algo que bre más virtuoso; ¿no ha de tenerlos el pueblo; más progresivo? Bor apasionamiento irreflexi- vo, por prejuicios de su educación, posee él in- glés un alma insular que rechaza la idea: dé convertir á Inglaterra en una parte integrante del Continente europeo. Prefiere su aislamiento, poique cree que de él depende, su fuerza, y porque teme eL contacto de los demás pueblos. No es otro en el fo. ndo el motivo de la oposición del Gobierno británico al proyecto del túnel submarino; el Parlamento opinará como el Gobierno. Pero á pesar de las dificultades que para ello subsisten, llegará ei día en que ese túnel se construirá, porque el progreso acaba por arrollarlo todo y por imponerse á la rutina más inveterada. Se tratade una obraHe civilización y de paz, dé una obra, dé fraternidad internacional que, al realizarse, estrechará los lazos de simpatía y de amistad que existen entre Francia é Inglaterra. El túnel aumentará las facilidades, la economía, la rapidez y la seguridad de las comunicaciones; con él no habrá transbordos ni primas de seguros. Los viajeros que vayan de París á Londres y los que delnglaterra vengan al continente ganarán mas de dos horas, y muy cerca de cuatro las mercancías. Estas consideraciones no han sido suficientes hasta ahora para convencerla losingléses, y desde hace un siglo rechazan éstos con tesón un proyecto de tan evidente utilidad. El pensamiento de unir á Inglaterra eon el Continente por medio de un túnel nació en 1808. Un ingeniero francés, llamado Mathieu, propuso á Bonaparte, que era éntoúces cónsul de la Re- pública, que se perforaran dos galerías; la una de; evacuación para las aguas, la otra para el paso de los hombres y de las mercancías, estableciendo en esta última paradas de caballos de posta. En vísperas de la lucha titánica que sostuvo Napoleón con la Gran Bretaña no podía prosperar esta idea y n o prosperó. Más tarde, otro francés, Thomé de Gamond, consagró treinta y, seis años de su vida, desde 1833 hasta 1869, á estudiar éLmedio de. establecer un paso en el estrecho de Calais. Ideó priméfo un túnel metálico, construí, do como los tubos de un telescopio, que penetran los unos dentro de los otros; pensó luego en un puente de piedra, en un istmo artificial entre Calais y Dower, y por fin se le ocurrió, como á Mathieu, la idea de. un verdadero túnel submarino, que debía tener nueve metaos de anchura y siete metros de altura, cuyo coste era- de 180 millones, y que hubiese exigido diezi años para su construcción. LA CARROZA DE LA SARDINA, QUE FIGURÓ EN LA CABALGATA DEL ENTJERRO DE LA SARDINA EN MURG 1 A F e t MiraHés NUEVA APLICACIÓN DEL AUTOMOVILISMO EL PRIMER, COCHE MORTUORIO AUTOMÓVIL, QUE HA COMENZADO A Fot. EtJ. FranM. mvwri nt í W M GEOGRJfflCtóí