Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
iíIMERO 655 ABC MIÉRCOLES 20- DE MARZO DE í OCHO PAGINAS. EDICIÓN 2. PAGÍ Gran silba ai Boiüos madrileño, Me complazco asimismo en evocar el tierno claró aate el Sr, Millán Astray, que yendo de Ei segundo bicho es castaño, ojinegro y coi? paseo con dos amigos suyos por la orilla del río, recuerdo dejado en el corazón de la Nación eshallaron un proyectil dé artillería, de los que pañola por aquellas dos Princesas que la Casa buenos pitones. de Sajonia nos diera, en tiempos de mis preManso perdió, -se saiv- a estallar EDICIÓN DE LA TARDE suelen quedar sin como iosen el Campamento decesores Carlos III y Fernando Vil, para pezar cuatro veces con los de la quema por tro de atipa. de Caramanchel, y traperos dan por Salao queda superior en banderillas, 5 Garrocada uno que compran 60 céntimos, lo llevaron ilustrar con sus virtudes ei trono. OCHO PAGINAS CINCO CÉNTIMOS Quiero igualmente expresar mi admiración j che cumple por lo mediano. á la trapería de la viuda de Soler, calle de SeEN TODA ESPAÑA govia, núm. 18, pero la dueña no se lo quiso y la de España por las nobles cualidades del j Gordito pasa de muleta distanciado, dáru pueblo sajón, que lo han conducido á tan alto j nos varios sustos, y apoderándose el pánico comprar, por si estaba cargado. Entonces resolvieron arrojarlo á una alcan- puesto en la esfera de los intereses prácticos y I del diestro, Un sartenazo indecoroso pone ím á tan tarilla, y. fue cuando los guardias los sorpren- del progreso intelectual. Con tales sentimientos, levanto mi copa por desastrosa faena. dieron, logrando; escapar, los dos amigos. Silba y voces de ¡que se vaya! El proyectil afecta forma cónica; tiene 35 ía dicha de V. M. y por ia prosperidad de sus Veinticuatro grados á la sombra marcó el centímetros de longitud y 10 de diámetro. Estados. Tercer novillo; es tan basto y tan manso termómetro, lo que equivale á proclamar S. M. el Rey de Sajonia, en francés también, como los dos anteriores; se permite el lujo de Está depositado en el Gobierno civil, y mael reino de una primavera anticipada. Podrá ñana será remitido al Parque de Artillería para contestó en los siguientes términos: tomar cuatro leves pinehacitos por una volte- hacer en Mayo tanto calor como ayer, más, di- su examen. Señor: Me conmueven profundamente las reta y una víctima. fícilmente. Y vamos viviendo los que vivimos, t Tomás Triguero está detenido en el Gobier- palabras que V. M. acaba de dirigirme, y le En ios quites se distingue Vázquez. porque los médicos dicen que la salud anda j no, y la Policía busca á sus compañeros de agradezco vivamente su graciosa acogida. Noteveas é Iglesias cumplen con los pares de peor que anduvo en Febrero, y ios campesinos ¡aventura, los cuales no tardarán en ser dete- Los gloriosos recuerdos del pasado, que reglamento y se cambia de tercio. aseguran que si Dios no lo remedia con agua- I nidos. i V. M. se ha servido evocar, no pueden sino auVázquez hace una faena cérea, tranquilo y cero, las tierras se secan y la siembra se la j No obstant la declaración de Tomás. se j mentar en mi aliña el placer de hallarme en valiente, para largar un bajonazo entrando. lleva la trampa. Es un consuelo. j practican toda clase de pesquisas en averigua- medio de la noble nación española, por la cual ¡desde algo largo, pero derecho. Algunas pal! pq El rey de Sajonia fue bien recibido por Ma- I p -experimento, como la experimenta mi país en- mas y siseos. dríd. El tiempo y la fiesta del día contribuye- ción de la verdad de lo ocurrido. tero, ia más sincera simpatía. Colocado el hombre- estatua en su pedestal, ron á que la recepción fuese más vistosa. La I 8 eñor, levanto mi copa expresando los ca- se da suelta al puarto bicho, negro zaino y ¡POR TELÉGRAFO impresión que el augusto huésped se lleva de j lurosos v ios que hago por la dicha de V. M. y bien colocado de pitones. El bicho, llega pasa. nuestra tierra, será buena. Del sol, cuando rae- j de la Real familia, y por la prosperidad de sus á paso á Don Tancredo, le huele y vase, resulCATÁSTROFE nos, ño podrá quejarse. Estados. tando la cosa lucida. Los fondistas siguieron discutiendo animada Cinco puyazos tomados con muy poco podei DE V amistosamente. TOLÓN, y menos bravura, es lo que vemos en la suerte Condecoraciones. itS. gente paseó y se divirtió cuanto pudo. n superviviente loco. Antes del almuerzo había enviado S u Ma- de varas. En la de banderillas sólo merece anoI a que no lo consiguió íué la de la Plaza de r Un marinero de la tripulación del Jena, jestad él Rey á su augusto huésped y á su sé- tarse un buen par de Perdigón. Toros, que asistió á una mala novillada. Otra superviviente de la voladura del: acorazado, se quito las condecoraciones españolas siguientes: Gregorio, por no perder la costumbre, brinvez será, ó no será, que en esto sí que se dan j loco de repente. Al rey de Sajonia, el collar de Carlos III, da á unos espectadores, y empieza la faena cercasos. cuva banda, lucía va S. M. Federico Augus- ca y adornándose. 1 La política guardó fiesta al santo Patriarca Sigue toreando hasta hacer la faena pesada to III. I intorme. del día, y únicamente por la noche cundió el- 5. ¡Al general Altrock, lá gran cruz del Mérito y, al fin, entra á matar y deja una estocada TT rumor de haber sucedido algo que las autoridelantera y atravesada, arqueando el brazo. de oficial de traía el informe redactado dades y el Gobierno tuvieron buen cuidado de ñaña Un Tolón, quela Armada, llegado. esta ma- ¡M i l i t r a l c o r o n e ¡jvilmucki, la placa del MéUn descabello al segundo intento y palmitas. por la Comisión encargada de averiguar las rito Militar, y la encomienda, de Carlos III al negar. El quinto novillo, colorao y bastísimo, sale causas de la catástrofe, ha visitado al ministro barón Nostitz. Es decir, dieron una versión, que es, cuando Después del almuerzo el rey Federico hizo cantando la Traviata á grandes mugidos. de Marina para hacerle entrega del citado domenos, verosímil, y que desvaneciendo las ¡Qué bichos más mansos! entrega á D. Alfonso de las insignias de la fantasías forjadas al amparo de ¿rumor, resta- cumento. Gordito da un mal cambio de- rodillas, y luego gran cruz de la Corona de Rué ó de Sajonia, ia blecerá el imperio de la verdad. ortesía episcopal. más preciada de este género, y distribuyó en- torea de capa con arte y hechuras. (Palmas. El arzobispo de París ha escrito al minis- tre ios altos funcionarios palatinos y el séquiEl bicho se crece algún tanto, y toma seis tro de Marina dicíéndole que creía cumplir con to puesto á sus órdenes cruces del Mérito y de puyazos, dando ocasión á que se luzcan los p un deber participándole que en las honras fúneespás. bres que se celebrarán mañana en Notre Dame Alberto ei Valeroso, de diversas calegorías. Gordito coge las banderillas, se las ofrece á A noche, desde primera hora, era objeto de se reservarán asientos especiales á. los senadosus compañeros y éstos no aceptan. fjn la Armería y en el Museo. todas, las conversaciones una noticia que res, diputados y las autoridades. tj- A media tarde, el rey de Sajonia, acom- j El hijo del Gordo cambia un par, muy regu se extendió rápidamente por todo Madrid, y sin panado por eliníatte D. Fernando, íué á- pie á j lamiente; otro por el lado contrario, pero con dio motivo para que los reporters de los perió- i ceñirse ni levantar los brazos, y termina POS CÁSLB la Real Arinería: cuya valiosa colección adral- i uno malo al cuarteo. (Palmas y pitos. dicos estuvieran unas cuantas horas ssr. darse ró y elogió calurosamente. S Gordito coge punto de reposo hasta dar con ia verdad de lo Mientras tanto, el Hoy D. -Alfonso fue á dar j cambio regular. la muleta y empieza con un ocurrido, después de recorrer todos ios sitios NUEVA YCRK, 1 C) 8 K. un paseo en automóvil con su augusta esposa. donde pudiesen hallar fuentes de información, i Luego torea al natural, de pecho, en redonde Curaca que el presidente Desde la Armería, el rey Federico, el infan- do, Por fortuna, io ocurrido no reviste importan- femtmicanregresó á Caracas completamente Castro te D. Fernando y sus séquitos, se dirigieron al rior, por alto yyayudados por bajo, tod supecia alguna. superior superiorísimo. Entre cinco y seis de la tarde, los guardias restablecido. que le aguardaba á la salida de Museo del Prado, en donde les esperaban el ¡Una faena colosal! La, multitud, t, ministro y el subsecretario de Instrucción púde Seeuridad Federico Linera y Eugenio 1, a El de pie en sus asientos, blica; el directsfr del Museo, Sr. Villegas; el al- comopúblico se pone resorte y ovaciona deliSánchez detavieron á un muchacho de catorce l estación, le tributo una ovación delirante, movido calde, Sr. Dato; el embajador de Alemania y el rauteniente al por un años, empleado en la red telefónica, llamado! j buen torero. POR TELÉGRAFO secretario del Gobierno civil, Sr. Martos. Tomás Triguero Baibas, habitante en la carre ¡Ole, Sevilla! Poco más de tres cuartos de hora estuvieron tera de Extremadura, núm. 23, principal. Un pinchazo, sin soltar; una atravesada; saca en el Museo el Rey y el Infante, y de este Los citados guardias, á quienes parecieron tiempo, ia mayor parte permanecieron en la el estoque é intenta una vez el descabello, sin sospechosos el referido chico y dos más que le acertar. SEVILLA, I p 5 T. sala de Velázauez. acompañaban, le detuvieron en el momento de I n incendio. Vuelve á entrar á herir y deja media tenden- intentar arrojar por la alcantarilla que hay en Esta tarde se produjo un incendio en una ciosa, tirando la espada. Otro intento de des ¡sitando á las Infantas. la citada calle, esquina á la de San Justo, un casa de la calle de Perafán de Rivera. cabello, y una hasta ei puño en lo alto, viéndoobjeto que desde luego llamó la atención de los Quemáronse varios muebles y efectos de Ei rey Federico, sintiéndolo mucho, no se en el diestro deseos de quedarse con el toro, pudo prolongar su visita en el Museo, por falta guardias, y del cual se incautaron inmediata- j poco valor. Y, como final, gran ovación al Gordito por su- tríente. El fuego quedó extinguido al poco rato de material de tiempo, y se dirigió á los hoteles faena de muleta, que ha sido de las que hacía de las infantas doña Eulalia y doña Isabel, y algunos años que no veíamos ejecutar en el Conducido Tomás Triguero oJ Gobierno, de- i iniciarse. -Mir. en el de esta última augusta dama tomó te con circo madrileño. toda la Real familia, que estaba allí reunida. El sexto, retinto, sale con muchos pies, parándoselos Vázquez, con unos lances media a partida. nos. Regresó ya tarde al regio alcázar el Rey Cuatro picotazos, sin vuelcos ni defunciones, de Sajonia, y después de descansar breves mi- y á otra cosa. nutos, fue cumplimentado por las clases de etiGonzalito deja dos buenos pares de rehilete? 1 Moctezuma, gentilhombre de cámara de guar- queta. é Igles as uno muy aceptable. a misa. A las ocho menos cuarto salió con D. AlfonLos Reyes de España y Sajonia y toda la j dia con S. M. la Reina doña María Cristina, Vázquez, tras una faena muy paradita y conReal familia y la alta servidumbre y clases pa- procapellán mayor de S. M. secretario partícu- so, de Palacio, en carruaje cerrado. fiada, entra desde algo largo, derecho y aligeEn la plaza de Oriente había numeroso pú- rando mucho. al bicho, para un bajonazo. latinas se dirigieron á la capilla, en la que el j lar de S. M. el Rey, ayudante de S. M. de guar- p capellán de honor Sr. Pacin dijo una misa re- dia; oficial á las órdenes de S. A. R. el infante j blico, pero no formaron las tropas en la carreLos toros, -mansos perdidos para los piquei U. Carlos y mayordomo de semana de Su AI- ra, porque el Soberano alemán significó su de- ros y tontos y manejables para- -os maestros. r seo de rsccorar ei incógnito. I Gordito... ¡Qué faena de niuifeta! Ayer, bien L, a orquesta, ejecutó algunos trozos de músi- reza ivefd el i: Í ute D. Aííonso de Orleaiis. En carruajes también acudieron á despedir I se le pueden perdonar por ella sus otros erro ¡izquierda ele S. í. l. la Xeina: S. A. R. el iníanca religiosa. Las Reinas, Infantas y damas asistieron á la I íe D ¡Canos, S. A. 2 la infanta doña María al rey Federico Augusto los infantes D. Carlos. j res. Vázquez, valiente y con hechuras de ma. ¿amero. I tador de toros. Aun cuando los estoques quesisa con velillos negros. Isabel, embajador- de Alemania, señora del mi- j Ambos Soberanos y ei infante D. Fernando daron en los bajos, no mereció ser silbado, nistro de Marina, ministro de la Guerra, mar pi banquete. pues el chico no cuarteó ni demostró miedo ai quesa de Viana, barón de Nostitz, jefe de ga- vestían uniformes del Ejército alemán. Aí- Cerca de las dos y media de la tarde En el andén estaban también el ministro de meter la mano. infanta tnenzó el almuerzo en el comedor de gala de binete, jefe de la Casa de S. A. R. la de Ra- Estado, el alcalde, las autoridades militares, el doña María Isabel, primer teniente J. Platerito, valentillo y habilidoso. Palacio, que presentaba un artístico aspecto. dowitz, condesa de Aguilar de Inestrillas, ma- jefe superior de Palacio, el embajador de AleLa mesa estaba adornada con sur- touts de yordomo y caballerizo mayor de S. M. la Rei- mania y el alto personal de la Embajada, conDON SIL VERI O pocelana de Sevres y gran profusión de flores. na, condesa de Mirasol, general jefe interino des del Grave y de Aguilar de Inestrillas, el Los comensales tomaron asiento en la mesa del Cuarto militar, conde de Aguilar de Ines- coronel Milans del Bosch y el mayordomo seI a de la Prensa. en el siguiente orden: trilias, secretario particular de S. M. la Reina ñor Loriga y algunas otras personas. Derecha de S. M. el Rey: S. M. la Reina doña doña María Cristina, ayudante secretario de El rey de Sajonia se despidió de D. Alfonso Hoy serán fijados en las esquinas los carMaría Cristina, S. A. R. el infante, D. Fernan- S. M. oficial mayor de Alabarderos, mayordo- muy cordialmente, estrechándose las manos, y teles de la corrida que el día 25 celebran los do, S. A. R. la infanta doña Eulalia, presidente mo de semana de S. M. el rey de Sajonia y ma- en la misma forma de los Infantes, haciéndolo chicos de la Prensa. Nuestros comisionados de Sevilla telegrafiaiel Consejo de ministros, dama de guardia con yordomo de semana de S. A. R. la infanta doña militarmente ya en el vagón. habían adquirido 3. M. la Reina, ministro de Marina, dama de María Teresa. La despedida hecha al rey de Sajonia, fue ron ayer diciendo quede la ganadería deocho don guardia con S. M. la Reina doña María Cristien la más completa intimidad, por respetar el magníficos ejemplares tan buen cartel dejó el Ocupaban las cabeceras el jefe Pablo Benjumea, que aa, barón von der Lancken Wakenitz, marque- Palacio y el mayordomo mayor delsuperior de incógnito, pero sumamente afectuosa. Rey. sa de Aguilar de Campóo, primer introductor a El sudexpreso salió á la hora reglamentaria pasado año en las corridas de inauguración y con arreglo le embajadores, miss Cochrane, mayordomo y te El almuerzo se sirviócastellano: al siguien- y acto seguido el Rey y los Infantes se dirigie- 13. de abono. menú, redactado en Los toros serán encajonados hoy, y llegarán caballerizo mayor de S. M. la Reina doña MaSopa á la M. ariannes. Timbalitos de hüéyo á ron á Palacio, adonde llegaron sin novedad á mañana, jueves, á Madrid. 1 ría Cristina, marquesa viuda de Nájera, primer la bohemiana. Mayonesa de pollo á la rávigo- las ocho v cuarto; Fuentes, Algabeño, Bombita y Machaquito han caballerizo de S. M. inspector general de los enviado las plantillas de sus respectivas cuadriReales Palacios, Dr. Gledining, jefe de carrera, te. Costillas de cordero á laBernier. Solomillos llas, y están decididos á echar el resto en esta 11 áyordomo de semana de S. M. la Reina y ma- mechados á la Choisy. Guisantes. Patatas risocorrida, por jugarse en ella muchas contratas yordomo de semana de S. A. R. la infanta doña ladas. Patos de Rouen, asados, Ensalada de escarola y remolacha. Espárragos, salsa holandepara el presente año. fsabel. a novillada de ayer. Los precios, como ya hemos dicho, son menoy Izquierda de S. M. el Rey: S. A. R. la prince- sa. Peras con arroz. Holados: vainilla y framEi cartel era malo de verdad; pero aún la sa Henry de Battenberg, S. A. R. el infante don buesa. Jerez 1847. Cháteau Latour. Rhin Jo- snipresa, en su deseo de estropearlo todo con- res que el año anterior. Vinos: Mañana, jueves, de diez de la mañana á siete- ilfonso de Orleans, camarera mayor de Pala- hannesberger. trato al don Tancredo López, con lo que resul- d e l a tarde, podrán pasar á recoger sus respecJo, ministro de Estado, baronesa von der x gLtrne LVJL ¿t i 3. l Bourgogne Romanee. Cham- xo una novelada tetuanesca. localidades los señores abonados, al destívas ú, ancken Wakenitz, general jefe del Estado i f nda del Real Cuerpo de Guardias AlaA la hora de empezar la corrida ocupé mi loMayor Central, señora de Rádowitz, Sr. Sey- barderos ejecutó durante el almuerzo el si- calidad, eché un vistazo por las demás, y calculo pacho de billetes establecido en la taberna La Victoria, í; tir Corkan, marquesa de Casteiar, caballerizo guiente programa: yo que seríamos hasta unos mil espectadores Estufa, calle de la local de lanúm. 3. El sábado, en el Asociación, se ser 7 montero ma 3 or de S. M. dama particular de Momentos después hicieron el acostumbrado virán sus pedidos á los señores socios, y el doDrei- Kaiser- Weissenborn. Lohengrin 3, M. la Reina doña María Cristina, gentil- dio) Wagner. -Enja Alhambra (serenata) (prelu- paseo las cuadrillas, y se dio suelta al primero mingo y el lunes, día de la corrida, se venderán Brelojubre de Cámara de guardia con S. M. mar- tón. La revoltosa (fantasía) Chapí. Escena, coro de los de D. Ildefonso Gómez. al público ios billetes sobrantes, en la taberna r. -e. sa del Arco- Hermoso, coronel Sr. Milans y canción de El dúo de La Africana CaballeEl torillo que rompe plaza es gordo, con bue- La Estufa. leí Bosch. médico de cámara de guardia, ayu- ro. Tannháuser (marcha) Wagner. nas defensas y más basto que un felpudo. dante de campo de S. A. R. el infante D. CarPlatero se baila una malchicha, viéndose apuos, jefe de parada, mayordomo de semana de I os brindis. POR TELÉGRAFO radillo al final. Echándole los caballos encima i. I. la Reina doña María Cristina, y niayor- Ál servirse el Champagne, S. M. ei Rey y tapándole la salida, consiguen pincharle hasSEVILLA, 1 9 5 Te Lumo de semana de S. A. R. ia infanta doña Eu- pronunció en francés el siguiente brindis: ta cuatro veces por dos tumbos. Señor: Con profundo júbilo recibimos el Del segundo tercio se encargan Bonífa y Per- 1 a corrida de la Prensa. García Vao y Bonat, Derecha de S. M. la Reina: S. M. el Rey pueblo español, la. familia Real y vo la visita digón, poniendo cuatro pares que producen en- Los Sres. Caamaño, comisionados por la Asociación de la Prensa it- Sajonia, S. A. R. la infanta doña María Te- deV. M. tusiasmo en las masas para adquirir el ganado que ha de lidiarse en usa, S. A. R. el príncipe D. Raniero de Bor La presencia de V. M. entre nosotros haría ¡Ole la juventud! señora del ministro de Estado, teniente revivir en nuestra memoria, si no viviesen Piaterito torea cerca, pero sin aguantar al ani- la corrida del día 25, han adquirido ocho toros la ganadería Kjial de Altrock, duquesa de Sotómayor, siempre en ella, las ocasiones gloriosas en que, malito, que es más inofensivo que un ama de deMañana irán de Benjumea. para- escogerlos. al cerrado w ron el de Wilucki, ayudante de campo; aya antaño, las armas de las dos Coronas, llamadas cría. j Esta tarde han visitado en la Algaba al dies. SS. AA. RR. los Infantes, capitán Bronsart á ayudarse mutuamente ú obligadas á veces á Un pinchazo en lo alio; otro ídenij y un sai r ¡o! ¡dorff, condesa de San Román, coman- combatirse, adquirieron las unas hacia las blazo, saliendo el estoque por el brazuelo, por I tro José García, Algabeño. -Mir. üute general de Alabarderos, marquesa de otras un sentimiento recíproco de estimación. arquear el brazo. uesgracias y crímenes