Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ADRID, VIERNES 1 DE MARZO DE 1907. S O ti L I O, 5 CÉNTIMOS) B) B mmisi im mtii f nsmmmtm íi iii ¡J, VBai! BHii í JBIIIBIIIHÍH IJI Iliilllillinjjjiai 3 í- i j t CRÓNICA U N I V E R SAL ILUSTRADA. Nüf C í NO 111 NUM. 636. i i m 2. É P O C A t r Mmr mr f mtí i i M i i a B i i Í B Í B Í I K I I I S UESTRA RIQUEZA AR- TISTICA MUERTA. POR JOSÉ RAMÓN M E L I D A Toaos sabemos qtie líspaña, rica en unas co sas, pobre en otras y acaso más que en ninguna en aquella forma de la voluntad nacional que se llama patriotisuio, cuenta entre sus ri quezas positivas la de los monumentos y obras artísticas de todo género. ííabemos que en este particular nuestra nación solamente tiene rival en Italia, y que como ésta, aunque no ciertamente en la misma proporción, es visitada de extranjeros, á quienes no atraen más que la- indicadas bellezas artísticas. Repito que todo esto lo sabemos todos, y por consiguiente no deben ignorarlo los Gobiernos, los Municipios y demás entidades que en est punto son los llamados á interpretar la voluntad nacional; pero enteramente carece que todos lo ignoramos. Por vicio de educación, más literaria que artística, estamos muy pagados, y hay que reconocer que con sobradísima causa, de nuestra literatura; pero apenas si nos cuidamos de nuestro arte. La afición á los versos es general y la que existe al teatro apasionada. I os miles de personas que ponen á Lope de Vega sobre su cabeza tienen razón para tan legíti mo orgullo; pero entre cada uno de esos miles de personas apenas habrá diez quepongan también sobre su cabeza á Velázquez. Y mientras el nivel comiín de nuestra cultura va por esos cauces imaginativos y descui dando positivos intereses, vivimos en la incuria y la i, mprevisión, aislados por sistema de la comunicación cosmopolita, parecemos no percatarnos de que por miles pasan la frontera extranjeros cultos y acostumbrados á viajar, los cuales no vienen á disfrutar de nuestra li teratura, porque desconocen nuestro idioma; vienen atraídos por la fama que h a tiempo pasó los Pirineos, y divulga la Guía Baedeket. de nuestros monumentos y colecciones artísti- cas. Vienen á ver el Museo del Prado, Toledo, UNA EXPOSICIÓN INTERESANTE El Bscorial, la Alhambra, Sevilla. Nuestros i adelantos en urbanización, débil reflejo de los j LONDRES. SS. MM. LOS REYES EDUARDO Vil (1) Y ALEJANDRA (2) de las grandes capitales europeas, no pueden INAUGURANDO LA EXPOSICIÓN SUDAFRICANA RECIENTEMENTE ABIERTA interesarles. Si acaso podrá ser objeto de pasa- EN íROYAL HORTICULTURAL HALL. (De. Daily Mirror. jera curiosidad alguna obra. moderna, como la Cripta de la Almudena ó las nuevas constriac Mr. Briand, ha dicho este cardenal, que es cioncs de Barcelona; pero lo que en cambio miento, que sepamos, ha creado premios para constituye su encanto, es la sala de Velázquez quien establezca la mejor fonda. A este tenor uno de los más influyentes en la Congregación en el dicho Museo y las maravillas del arte son numerosas las disposiciones que podrían denNegocios eclesiásticos, se complace en deárabe en Toledo y en Andalucía, aparte de la tomarse, y con ellas se haría mucho en pro de mostrar un espíritu conciliador, y pone aprueba, bien difícil por cierto, la ley de Separación alegría del cielo, las galas de la naturaleza en la cultura nacional. No es la primera vez que clamo por estas de 1905, fingiendo darle interpretaciones de SI Mediodía y la belleza de las mujeres, todo lo cual compone el fondo del cuadro artístico cosas. Tiempo hace clame y no en desierto, benevolencia y aun de tolerancia, gracias á las pues algunos periódicos han solido tocar este cuales la I esia podría entrar por la ventaque vinieron á admirar. Kstos viajes de placer son en la moderna aspecto de nuestra incuria. Pero éste seguirá, na, después de haber sido expulsada por la educación extranjera alimento precioso que se nuestros monumentos seguirán desmoronán- puerta. E 1 ministro francés se complace en discutir da al sentimiento estético, nota fina y delicada dose y el contingente de viajeros no aumentalos términos de un contrato de alquiler de las de los espíritus cultivados, medio práctico de rá en la medida que debiera. iglesias, haciendo gala de liberalidades en madepurar el gusto; son, pues, viajes artísticos, II i f p- -teria patrimonial que no le serían permitidas en los cuales tanto las creaciones plásticas por las leyes de la nación. como los espectáculos que la Naturaleza ofre Mr. Briand expone rotundamente su proce, forman los elementos señalados en las Guías 24 Febrero igo j. pósito de admitir que los obispos y los sacery á los que se ajustan los itinerarios. Más de un español de los que, ignorantes y (f PINlON DE UN CARDENAL El voto de la dotes puedan contratar con los prefectos y con INTRANSIGENTE Cámara fran- los alcaldes, y no reconoce á aquéllos como redescuidados viven de nuestra riqueza monu- mental y de nuestros tesoros artísticos, espa- -cesa a c e r c a presentantes d é l a Iglesia, cuyo jefe supremo ñoles de los que no visitan nuestros Museos ni de la política eclesiástica de Clemenceau y de es el Papa, pero no se olvida de consignar las nuestras famosas catedrales, preguntarán aca- Briand, ha estado muy lejos de satisfacer las atribuciones de alcaldes y prefectos que conso si en Kspaña no hay otras varias cosas que aspiraciones del Vaticano. Cierto es que se es- tratarían en nombre del Estado y en calidad á los extraños pudieran servir de recreo y á peraba un pronunciamiento favorable á la po- de representantes de éste. Mr. Briand no ha anulado la proposición de nosotros de orgullo. Pero la razón de que sola- lítica de Combes; pero así y todo, se juzga que mente lo que recrea los ojos es lo que les trae las declaraciones de Briand no están exentas Mr. Clemenceau, que afirmó reconocía al Papado católico como una Potencia extranjera. Y y les guia es una soia 3 couclu 5 ente: que el de equívocos peligrosos. Arte es la úuica y verdadera lengua universal; Acerca de esto ha formulado una opinión este es el escollo en que tropiezan todas las tola tínica que ha resistido la miidanza de los digna de ser conocida, el ex nuncio cardenal lerancias, todas las agilidades acrobáticas, potiempos y la sucesión de las gen ees, mante- Agliardi, hombre de despejado ingenio y que dríamos decir, de la hermenéutica política de niendo á través de unos y de otras, vivas y aun sin ser muy favorable á la política de Me- Mr. Briand. E 1 Papa no puede, no podrá nunca tolerar constantes las ideas y las fisonomías de cada rry del Val, no oculta su modo de pensar reépoca y de cada pueblo, ofreciéndonos en el sueltamente conforme con la defensa de los de- el atentado á sus derechos de jefe supremo de la Iglesia católica, que se trata de cometer en libro de la Historia la enseñanza más verdade- rechos de la Iglesia y de sus jerarquías. ra del sentir humano. Por eso el Arte constituye la nota más preciada de la moderna educación. Pero hay que decir, y oportuno parece ahora, que la vistosa Semana Santa sevillana, con sus artísticas galas atrae buen número de extraníeros, los cuales soii como la vanguardia de los que en Mayo recorren la Península, que tales, series de viajeros, no muy bien prevenidos en cuanto á las facilidades y comodidades que para sus excursiones han de hallar en nuestro suelo, no saben que les aguardan en él numerosas decepciones. Primeramente, tropiezan con que en no pocos casos las horas y combinaciones de los trenes y la escasez de éstos, diEiculta notablemente el visitar determinados monumentos ó ciudades pintorescas, siendo imposible, como en otras partes, visitar en un día dos poblaciones, aprovechando la frecuencia de trenes. Hallan además, y esta es más Qegra, que la incomodidad, desaseo y menguada mesa de nuestras fondas, les hace tan molesto lo que por placer emprendieron, que sn vez de pasar en cualquiera ciudad monumental seis ú ocho días, como pensaban, pasan veinticuatro íioras, si antes no pueden huir de j las chinches que les aguardan por la noche. Y para remate de desencanto, hallan los viajeros os propios monumentos en un abandono, suñedad y olvido, que de ellos acaban por huir os ojos con pena y enfado. Al ver todo esto, al ver esa Alhambra que iejamos caer, esas catedrales en su lubiertas de polvo, esos tesoros de las luismas íuseñados las más veces sin pizca de respeto il mérito artístico de sus riquezas, ¿qué pensarán? Pensarán que este nuestro país no ama el arte, no lo aprecia; ni nadie en él se ha percatado de que el arte constituye una fuente de ENTIERRO DE LLANO Y PERSI riqueza nacional, por lo que valdría la pena de estimular con disposiciones ofíciales las faciliMADRID- LA COMITIVA FÚNEBRE ORGANIZÁNDOSE ANTE- LA CASA MORTUORIA dades para el excursionista. Ningún AyuntaFot. A B C Francia, como jamás podrá resignarse á las probaturas de conciliación intentadas por el Gobierno de París, en tanto que éste no consienta en negociar con Roma ó con los obispos, delegados del Papa, jurídicamente revestidos de la autoridad del Pontificado. Alguien s e atrevió á indicar al cardenal Agliardi, cuando éste se expresaba en los términos que quedan copiados, el peligro que encerraría una separación cismático- francesa, y el prelado repuso prestamente: Dios protegerá á Francia é iluminará á aquel que, obligado á defender los derechos do la Iglesia, no se dejará intimidar por las pruebas por que le hagan pasar las contrariedades y la malevolencia de los hombres. Así se expresa un cardenal no intransigente, DR. FRANCO RJMADA G ACETILLADEL VIERNES COPLAS ¡Ya brilla el sol esplendente... ¡Ya están los días hermosos... ¡Ya cruzan por el ambiente mil efluvios olorosos... Con sus fecundos ardores avanza la primavera. (Esta sí que es, ¡oh lectores! la auténiica Cachavera. ¡Vaya usté con Dios, graciosa... I- ¡Vaya usté con Dios, serrana... ¿A quién da usté esos adioses... -Ala Unión Republicana Moret y Meco han soltado otro papelito giis en el que dan un programa que á la letra dice así: Tercer Depósito... Mora... y Tratado de París... Dando, en su fondo, una errata ayer mismo El Imparcial llamó á Moret, Segismudo. ¡Ojalá fuese verdad! El circo, entrambas puertas cerró del todo, dejando á las estrellas sin acomodo. Si por eso se apura Pepa Sevilla, que se venga á mi casa la pobrecilla. ¡Qué placer, lectora amada! ¡Qué entusiasmo! ¡Qué deleite... ¡Ya es noticia confirmada la de que sube el aceite! A mi criada Gertrudis ya se lo tengo advertido Cuando venga el de las cédulas, le dice usted que he salido... Los robos de alhajas son los que ahora de moda están... Los obreros que en montón al Ayuntamiento van pidiendo una ocupación, ¡qué tranquilos estarán! LUIS DE TAPIA DESDE ROMA La curiosa fotografía que hoy publicamos en primer término en la presente página, es ampliación de una película cinematográfica que uno de estos días se exhibirá en los teatros de Londres y registra uno de los hecnos más interesantes del reinado de Eduardo VIL La Exposición de productos sud- africanos h a dado ocasión al Monarca inglés para hacer declaraciones que han sido acogidas con aplauso por todo el pueblo británico y por las colouias del África del Sur. ü ntierro de Llano y Persi. Por separado damos noticias del entierro del ilustre repúblico D. Manuel de Llano y Persi, verificado ayer tarde. La fotografía que reproducimos está tomada en el momento en que se organizaba la comitiva á la puerta de la casa del ilustre finado. -i -yi PB- I u- NUESTROS GRABADOS na exposición interesante. MADRID A L DÍA C e despidió Febrero con calor, disfrazado de Mayo, queriendo borrar con esta broma los malos ratos que nos ha proporcionado en sus i) rimeros días. Para ser solemnemente agradable á algunos madrileños hizo que la Lotería dejase en la villa el segundo premio del sorteo verificado ayer y algunos otros de menor cuantía. Menos da una piedra. La política ofreció escaso interés. El señor Montero Ríos se marchó á Galicia, siendo despedido por sus correligionarios, alguno de los cuales debió decir: Por Lourizán nos esperes muchos años. Los republicanos no riñeron ayer. Es verdad que no se reunieron. El entierro del veterano ¡demócrata fué una manifestación popular de duelo. E n los Tribunales compareció un Don Juan de los que tanto abundan en estos tiempos de golfería romántica, acusado de haber robado á la muier á quien explotaba, proeza varonil que