Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
E D I C I Ó N i. Moníeniayor y D. Berna- fio ÍM á, al de Tala- que Juanillo, el esposo ó de uno de tantos suceso S que si no nos alevera; D. Sajvudor Alonso, á la ¿una da játiba; de la Bibiana; gran la vida, nos alegran de vernos buenos. D. Lorenzo Campo: á la de Gerona; 1) ja, n ponte esas ropas buenas Pero no se alarme nadie; también hubo suMontoro, á la de Pamplona; D. Enrique G. uque dan el opio ceso folletinesco, crimen pasional ó lo que cíafá la de León; IX Joaquín Oiaquiv- -l, á i.i de pa que vean las gentes auiera llamarse: un joven, fogoso, de los que j Murcia, y I) Antonio Martí; R- Z, á! a do jaén. que hay amor propio, difícilmente cogen las armas para defenderá I) Juan Martínez, á la de Ten; el, D. Maniré! y presume á tus anchas la Patria si llega el caso; pero con suma faciliGarcía, á la de Valrncin: 1) Je. sun. ldo de la Igley sin cumplidos, dad para matar mujeres desdeñosas é indefensia, á la de Zafra; -D. Eduardo Calvo, á la Caja que la vida está llena sas. Ella, la víctima herida, una camarera; el de Valverde del Camino; D. Eugenio Parra, ó. de presumidos. homicida y suicida un chiquilicuatro. Total, la de Lorca; D. Mariano jrtlve, á la de Teruel; una columna de prosa para las tieras. ANTONIO CASERO D. Francisco Díaz, á la de Mataró; D. Salvador En política hubo algo que constituiría el Mena, á la de Villafranca del Panadés; D. Juan ideal de quien no sea político, si aquí hubiese Raukius, á la de Mantesa; D. Javier Échagüe, ideales. Se marchó Maura de caza, se marchaLA INFANTA EULALIA á la de Balaguer; D. Luis Pérez, á la de Geroron Canalejas á Alcoy y Gasset á Sevilla. POR TELÉGRAFO. PARÍS, 2 3 9 M na; D. Guillermo Fernández, á la de Barbero; No se marchó Moret por encontrarse indisegún informes de algunos periódicos de esta D. Carlos Brasa, á la de Tafalla; D. Fra; cisco puesto. Montero Ríos hace su maleta. Claro es capital, la infanta doña Eulalia de Borbón García, á la de Burgos; D. Vidal Sanz, á la d que todos volverán; pero niegúese que la emise propone salir dentro de pocos días para la Vitoria; D. Alvaro González, á la de IIJÍU; LÜ; gración de los políticos sería un colmo de feliD. Francisco Suárez, ídem; D. Segundo Rivas, idad para muchos españoles ¡ahora que están capital de España, en donde permanecerá una á la de Mondoñedo; D. Juan Castro, á la de Estemporada cerca de su hijo el infante D. Alde moda los colmos! trada; D. Francisco González, á la de Almería; Por la noche, estreno en Eslava de La loba. fonso, que se halla en la Academia. -militar de D. Jacinto Pita, á ia de Tarragona; D. Juan La loba pasó; pero no hizo más que pasar. En Toledo. González, á la de Burgos; D. Ángel de Urreizel Real, despedida de Anselmi, con muchos tieta, á la de Bilbao. aplausos para el beneficiado en Cavalleria rustiD. Nicomedes Delgado, á ia de- Tineo; don cana, que al público, le resultó demasiado rusIsidoro ticana. El Rey, acompañado del general del Río, es- Vascua, González, á la de Játiba; D. Seraíín de Gerona; D. Rodrigo Montenetuvo ayer, por la mañana, en casa del notable gro, á laá laRonda; D, Manuel Valverde, á la Ante todo, reconocer que la bondad está por de fotógrafo Sr. Franzen. encima de la inteligencia, es venir á reconocer don D. Alfonso fue vestido de almirante, pero en de Allariz; D. Emilio Arias, á la de León; Jaén; lo verdadero en la naturaleza humana; es de la galería fotográfica de nuestro estimado co- Rafael López y D. Julián López, á la deEmilio cir, es poner en su lugar la verdadera escala Hernández, á la de Olot; D. de los valores humanos. La verdad es que en lor morado. -Se gana el Jubileo de cuarenta horas én la laborador artístico, cambió de indumentaria y D. José la de Valencia; 33. Isidoro Azcona, á la ia el hombre hay una fuerza oculta y poderosa parroquiav de las Concepción; á las ocho se manifestará A se hizo retratar con el uniforme de Lanceros Poyo, á S. D. M. á diez misa cantada, predicando el seíioi de Tafalla; D. José Díaz de Liaño, ala Reserva que le hace desenvolverse como ser orgánico; cuta, y por la tarde, á las cinco y inedia, estación, rosario, del Rey y el de Coraceros ingleses. de Badajoz; D. José Díaz de Capilla, á la de preces y reserva. esta fuerza existe en todos los demás seres; sermón, que predicará 0. Manuel Belda, Carboneras y oraSan Pascual, Esclavas, Reparadoras, Los Reyes y la infanca doña Isabel asistie- -Barcelona; D. Leopoldo de la Torre, á la de esta fuerza la llamamos, por llamarla de algún- -fin del Espíritu Santo, Jubileo perpetuo. -Visita de la torio Balaguer; D. Julián López, á la de León; don modo, vida. Lo que no sabemos es lo que cons- Corte de María: Nuestra Señora de las Mercedes en San ron ayer tarde á la Salve en el Buen Suceso. La Reina doña María Cristina y la infanta Joaquín Pietas, á la de Pamplona; D. José GarMillán, Góngoray Alarcón, 6 de la Paz y Gozos. en San tituye la vida, en qué consiste y qué es lo que doña María Teresa no salieron de Palacio en cía Verdugo, de comandante militar del castila determina y lo que le da fin. Pero si obser- Martín. llo de Galeras (Cartagena) D. Pablo Baudet, al vamos á los seres vivientes desde el estado más ERMÓMETRO Y Temperatura de ayer: Máxima, a 14 todo el día, por hallarse ligeramente indispuesto regimiento de Ceuta; D. Alfredo Porras, á Cau m c i K U i T a d s M í n? D u r a on ei bajo hasta los estados superiores, veremos que T c m BARÓMETRO gdía: o11 horasi m a 5i minutos, c iaumen- el infantito Luis Alfonso. Carlos y El Rey, después de asistir á la Salve, fue con zadores de Cataluña; D. SantiagoGuzmán, alá la lo principal en ellos es este algo misterioso que tando 18 minutos en, 1 a semana. Cajas, el conde de San Román al. Tiro de Pichón de Reserva de Linares; D. D. Luis de Montes, retes hace vivir, ser, y que lo accesorio es la in- Tiempo probable, lluvioso. gimiento de Orotava; de la Casa de Campo. teligencia, ó sea, el otro algo por medio del secretario del Gobierno militar de Soria; don cual ellos comprende? se dan cuenta del mundo NTIERROS A las diez y media de la mañana, el de don Por dicha paseó la Reina doña Adolfo Velayos, E -doña Amalia Barinaga, desde la calle exterior. Podemos decir por lo tanto que existe Lagasca, 22, á la Sacramental de San Isidro; á las tres dede Victoria conregia posesiónde la Mina, y por la José López, al de al regimiento de Toledo; Jito, Zaragoza; D. Alejandro la la marquesa una fuerza, alma, idea ó voluntad que consti- tarde, el de doña Dolores Montaut, desde la calle de Doña población Miguel Torrente, Beatriz de Battenberg, tuye el universo; que una de las formas su- Bárbara de Braganza, 20, á la Sacramental de San Justo; á que estuvola princesa el Hipódromo jugando á la Caja de Toro; D. D. Jacobo Ledo, á la Reserva de Santiago; á un rato en las tres v media, el de D. Francisco Gómez Cuartera, desde premas de esta voluntad es la inteligencia, la calle de Fuencarral, 102, á esta última Sacramental, y á al golf con el infante D. Carlos, el príncipe don Huercal- Overa; D. José López Murillo, la de á la pero que ella es un accidente, un adjetivo. Y as cuatro el de p Ramón de Aguirre, desde la calle de San Reniero y algunos aristócratas. Caja de Tortosa; D. Manuel Pérez, á la de Plaque esto es lo cierto nos lo demuestra el hecho Quintín, 8, al mismo cementerio. senria; D. Antonio Jener, á la Reserva de Osusiguiente: todas las religiones lo que premian, La Reina doña Cristina recibió ayermen au- na; D. Ramón de Visa, á la de Alcalá; D. Malo que recompensan en una vida ulterior, no esT diencia al eminente hombre de ciencia D. San- riano Moróte, á la de Toro, y D. Enrique Siduel talento, el genio ó la maestría artística; es la tiago Ramón y Cajal. na, al regimiento de Garellano. bondad, la sencillez, la pureza de alma. NosPrimeros tenientes: D. Abdón Lambea, ai del otros mismos, los que por razón de nuestra El infante D. Fernando estuvo ayer de capiSerrallo; D. José Morales, al de Saboya; don profesión, hacemos empeño en estimar la intetán de cuartel. Salvador Fernández, D. Ricardo Jiménez y don ligencia sobre todo, nos sentimos sin embargo p l viaducto Canalejas. Los Reyes asistieron anoche á la función del Fernando Sánchez, al de Garellano; D. Jeróatraídos hacia la bondad en las relaciones cuo- Como oportunamente anunciamos, ayei nimo Campo, al de Toledo; D. Francisco Gótidianas; un hombre genial nos admira; nos ad- salieron para Alcoy el ilustre presidente del teatro Real. mez, al del Serrallo; D. Alfredo García, al de mira un gran poeta, un gran pintor; pero sin Congreso, D. José Canalejas y el director geneÁlava; D. José Pérez Cutanda, al de Cazadoresquerer sentimos que el último labriego, que la ral de Obras públicas, en representación del de Llerena; D. Manuel García, al de Chumba; más humilde viejecita de pueblo, si. son bue- ministro de Fomento. Van á inaugurar oficialD. Manuel Tomé, al de Gerona; D. Ángel Betl- nos, si desbordan la bondad de su alma, si po- mente el viaducto Canalejas, importantísima goechea, al de Andalucía; D. Lorenzo Momhís e eales órdenes. seen un corazón de oro, les llevan una inmensa obra que ha de contribuir grandemente á la Infantería. Ascensos: A generaí de briga- al de Aragón; D. Luis Ulbrer, al de Meno: a; ventaja al gran poeta y al excelso pintor. expansión del pueblo alcoyano, y de la cual D. Joaquín Lázaro, al de Guadalajara; D. ün Sobre esto no cabe duda; el cristianismo ha damos una interesante fotografía en este nú- da el coronel D. Ricardo Morales Yaguero. Destinos: Coroneles D. Juan Eymar, D. Brau- rique Lahoz, al de Albuera; D. Rafael Ramiiez encarnado maravillosamente esta gran verdad mero. lio Orduña, D. Francisco Bruna y D. Juan Fer- de Dampierre, al de Aragón; D. Antonio Villal? y ha puesto á los pobres de espíritu pero nandez, á la Comisión mixta de reclutamiento ba, al de Asia; D. Julián Puig y D. José Ferrer buenos, sobre los inteligentes, sobré los genios. I os, homenajes de ayer. de Toledo, sargento mayor de plaza de Carta- al de Cazadores de Estella. Pero ocurre preguntar: ¿cómo es que esta gran Por separado damos cuenta de la velada Segundos tenientes: D. Santiago Alonso, al obra del cristianismo parece en los tiempos que celebró ayer el Ateneo en honor de don gena y de excedentes en las sexta y cuarta rede Tetuán. modernos desviada, truncada, subvertida? ¿Por Juan Valera y del banquete ofrecido á los her- giones, respectivamente. Tenientes coroneles: D. Leocadio Villasevil, Escuela Superior de Guerra. Destinando á los qué causas la inteligencia reina como señora manos Alvarez Quintero por sus admiradores. absoluta en esta edad? ¿Cómo se ha producido De ambos actos recogemos sendas notas en al regimiento de Luchana; D. José Emperador, siguientes Cuerpos á los oficiales alumnos dp al regimiento del Infante; D. Rafael Sagaz, á la ella, excedentes en la primera región: esta absurda y antihumana inversión? A nues- nuestra crónica gráfica. Zona de Lérida; D. Alfredo Melibrau, á la Caja Capitanes: D. Claudio Temprano, á la Resertro parecer, las ausas son sencillas; en primer de Villafranca del Panadés; D. Cecilio Susaeta, va de Plasencia; D. José de Villa, á la de Játitérmino, tenemos el descubrimiento de la imá la Caja de Vitoria; D. Francisco Ibáñez, á ex- ba; D. Ángel Rodríguez, á la de Alcira; D. Anprenta; en segundo, la formación de las nacio- pOP- LAS DEL DOMINGO cedente en la primera región; D. Manuel In- tonio Velasco y D. José López, á la Reserva de nalidades, ó, precisando más, la formación de Caja de El Ferrol; D. Maximino Re- Murcia; don las grandes y compactas ciudades modernas, ¡LA VIDA ES CORTA? súa, á la excedente en la primera región; don Antonio D. Aurelio Alvarez, á la de Hellín; don quejo, á de la Escosura, á la de Tarrasa; el aglomeramiento de numerosas masas humaSantiago Paz, ídem; D. José García, al regi- Maximino Vergara, á la de Gerona; D. Pablo Vamos, anda, Gertnidjs nas en las ciudades. La imprenta ha dado á miento de Albuera; D. Luciano Ainsa, á la Enviti, á la de León; D. Leopoldo Gómez, á ¡a de trae la vihuela, todos medios de publicar y difundir su pensaZona de Logroño; D. Juan Borrero, á la Caja Ubeda; D. José Millán, á la de Zamora; don y avisa á la MilagroSi miento; las grandes ciudades han determinado de Durango; D. Bernabé Villar, á la Caja de Alberto Castro, á la de Plasencia; D. Adelardo y á la Manuela, el predominio de unos pocos, los más hábiles, Vigo; D. Benito Márquez, á la Caja de Motril; Grajera, a l a de Olot; D. Ramón Carrasco, á la y al marido de Carmen sobre la masa de ciudadanos, y consiguienteD. Rafael Rodríguez, á excedente en la prime- de Pamplona; D. Antonio Adrados, á la de mente sobre el todo de la nación. Ha nacido la fiadora, ra región; D. Rafael Santamaría, al regimiento Guadix; D. Cándido García, á la de Teruel; don asi y se ha ido fortificando el culto, la supersy á la seña Potamía de América; D. Julián Larrey, á la Caja de Lu- José Pérez, á la de Lorca; D. Tomás Aparisi, á tición hacia la inteligencia; los que no podían la peinaora, cena; D. Vicente Margañón y D. Emilio Gó la de Zafra; D. Camilo Cañero, á la de Valverescribir, los que no podían hablar han quedado y dila que te atuse mez, á excedentes en la primera región, y don de de 1 Camino; D. Faustino García, á la de en segundo término, como una clase inferior; tus cuatro pelos, Francisco Ruiz Malo, á la Zona de Teruel. Manresa; D. Juan Pruna, á la de Villafranca los mismos literatos han hablado y hablan desy te haga feligranas; deñosamente del burgués los ciudadanos, Comandantes: D. Manuel Alvarez, al regi- del Panadés; D. Leopoldo Ruiz y D. Victoriaen los agüelos, los que viven en las grandes y modernas urbes, miento del Príncipe; D. Juan? Z. 7.2 Í y D. Anto no Casajús, á la de Burgos; D. José Fernández y que te dé mejunjes tratan con ironía é indulgente desdén á los lanio Rodríguez, al regimiento de Almansa; don Macapiulac, á la de Vitoria; D. Bartolomé Toy te eche quina, briegos, los paletos en la dirección de los Francisco Martínez, al regimiento de San Mar- ledo, á la de Mondoñedo; D. Francisco Alvarez y te cargue la mano negocios políticos, los hábiles se han colocado cial; D. Demetrio Hanola, á a Zona de Lugo; de Sotomayor, á la de Estrada; D. Jacinto Rode bandolina, los primeros. D. Luis Fernández, á la Zona de Cuenca; don ses, á la de Almería; D. Aurelio Aguilar, á la pa que diga la gente t ó b l M r í á l C j de Vitoria; D. mermuraora Cristóbal Marín, á la Caja d V i t r i D Fer- i de Tarragona; D. Joaquín Galvache, á la de Todo esto son las consecuencias práctique hoy va peina mi curra nando Reina, á la Caja de Burgos; D. Pascual? Bilbao; D. Ángel Bartolomé, á la de fortosa; cas de la inversión citada; el artículo se alarde peinaora; Cid, á la E serya de Pontevedra; D. Vicente D. Victoriano Pedrero, á la de Tafalla; D. Juan ga demasiado y no podemos aclarar los healégrate esa cara, Palmer, á la Caja de Vinaroz; D. Ricardo Nú Diéguez, á la de Játiba; D. Jorge Villasinda, á chos cuanto quisiéramos. Basta con lo ya diverás, chiquilla, ñez, á la Reserva de Guadalajara; D. Avelino la de Gerona; D. Salvador Ferrando, á la de cho. Ahora algunos espíritus tratan de reaccioqué domingo pasamos Fernández, á la Reserva de Tineo; D. Ricardo Valverde del Camino; D. José Alvarez, á la de nar contra este orden de cosas, de venir al veren la Bombilla; Vivas, á excedente en la tercera región; don Ronda; D. Andrés Saliquet y D. José Abeilhé, á dadero, humano y lógico estado. No es lo pri ¿que dicen que si sernos... Juan Brieva, á excedente en la segunda re- la de Barcelona; D. Juan de Castro, á la de Memero la inteligencia; lo es la bondad. La ¡qué nos importa! gión; D. José Morales, D. Juan Woadmazón, á dina del Campo; D. Antonio Torres, á la de civilización la ciencia no bastan á hacer ¡Duro, y á divertirse, excedentes en la cuarta región; D. Joaquín Pamplona; D. César Mariné, á la de Murcia; nos felices, no pueden proporcionarnos la dila vida es corta! Martínez Vidal, D. Ramón Cáceres, D. José D. Enrique Padilla, á la de Tineo; D. Enrique cha. Junto á una mayor suma de cordialidad, y abundan, que es un gusto, García, D. José Juade y D Alfonso Ordax, á Navarro, á la de Vitoria; D. Ricardo Andrés, á de efusión, de amor entre los hombres, algunos las pulmonías, excedentes en la primera región; D. Francisco la de Astorga; D. Tomás Sánchez Miera y don menos inventos, algunos menos descubrimien. yliay crímenes y robos Marco, á excedente en la séptima región; don Alejandro de la Guardia, ala de Oviedo; don tos de los que la ciencia nos suministra, no setodos los días. Nemesio Ampliato, excedente en la segunda José Solchaga, á la de Gijón y D. Manuel de rian echados de menos; parece que ya senti ¿Que ayer murió Fulano? región; D. Mayarito Cañada, excedente en la Matos, á la de Cuenca. mos como tur ansia de descansar un poco de ¿Que la Mengana Primeros tenientes: D. Fernando Moreno, al sexta región; D. Juan Montardit, excedente en esta vertiginosa marcha y de gozar de un poco rtié una sindineritís la quinta región; D. Francisco Neila, á la Re- del Rey; D. Eduardo Fuentes, al de. la Reina; de paz y de bondad, aunque nos quedemos un que despampana? serva de Zafra; D. Ricardo Espí, á la Reserva D. Manuel Mesa, al del Príncipe; D. Juan Quetanto retrasados, anticuados. ¿Que cuatro antigüedades de Teruel; D. José Atienza, al Consejo Supre- ro, al de la Princesa; D. Carlos Castro, al del Es posible que en lo porvenir la reacción se se han reunido mo de Guerra y Marina; D. Emilio de las Ca- Infante; D. Ernesto Luque, al de Sabo 3- a; don ¡nicie; de todos modos el Sr. Carnegie es uno ¡para el sostenimiento sas, á la Caja de Balaguer; D. Martín Mansilla, Antonio Villamil, al de Sicilia- D. Santiago de los que lo desean. In the coming day- -dice él- -de su partido? j á la Caja de Astorga; D. Pedro Cavanna, á la Pascual, al de Zamora; D. José González, al de braind is to stand above dollars, condut above both. Í á nosotros, morena, de Torrelavega; D. Enrique Oliver, á la de Al- Soria; D. Luis Tovar, al de Córdoba; D Julián Bn los tiempos futuros el cerebro estará sobre qué nos importa coy, y D. Ramón García Reyes, á excedente en Fernández, al de San Fernando; D. Luis Mulelos dollars; la conducta estará sobre el cerebro este picaro mundo? ra, al de Zaragoza; D. Enrique Urquiano, al de la primera región. y sobre los dollars. -v. ¡la vida es corta! Capitanes: D. Luis López, al regimiento de Mallorca; D. Manuel Ladillo, al de América; y pa cuatro cochinos Gerona; D. José Gómez Morato, al de Navarra; D. Manuel Pereira, al de Extremadura: d. on días de vida, K A D. José Jomies, al de Albuera; D. Víctor Alva- Antonio Lapuentc, al de Castilla; D. César Bohay que pasarla á sorbos rado, al de Garellano; D. Miguel Fortea, al de yer, al de Borbón; D. José Centaño, al dp Aly divertida, San Marcial; D. Luis de Córdoba y D. Juan mansa; D. José Martín, al de Galicia; D. Emilia que con salú y trabajo, 1 ornada literaria puede llamarse la de ayer, Breschtel, al de San Quintín; D. Ángel Manri- Rodríguez, al de Guadalajara; D. Ricardo Ríos, vino y mujeres I porque literarios fueron los sucesos más que de Lara, al de Vizcaya; D. Antonio Toro, al de Aragón; D. Luis Villanueva, a! dp rotiés resuelto el problema; culminantes de ella. Velada ó fiesta literaria, al de Asia; D. Manuel Ros, al de Mallorca; don ña; D. Anastasio García, al de Valencia; Ion x de los placeres. y muy notable por cierto, en el Ateneo, en hoEmilio March, al de Albuera; D. Honorino Félix Pareja, al de Bailen; D. Pío chevarria. Conque quítate pronto nor de Valera. Banquete y fondón en honor de Martínez, al de Burgos; D. Enrique García Sal- al de Navarra; D. Julio Roldan, ai ae Albuera; los cuatro pingos, los Quintero... Alguna vez ha de ser lo inteleccedo, al de Castilla; D. Juan González, al de D. Valentín Galarza, ¡a. 1 de Cuenca; D. Pascual tual lo ¿ue llene una buena parte de la crónica vy ponte la ropita Cantabria; D. Severo Dandil, al de Américs- Arbós, al de Luchana; D. Manuel Alvares le v de los domingos; diaria, aunque ello no sea para la mayoría de D Hipólito Martínez, al de Navarra; D. José Sor mayor, al de Constitución; D. Eloy Gon el mantón de borrego lasjg- entos tan atractivo como la gacetilla del Pacheco, al batallón Cazadores de Segorbe; zález, al de Lealtad; D. Juan Sánchez ai lc que tié más lana r crimen de la cornada, del motín por Consumos D Santiago BenitoT- al de Chiclana; D. Carlos t Asturias; D. Tuan Se ui al de Isaber ¿í. í. taaon S soraaor dé caudales. Su filosoíía en este extremo viene á ser la más pura filosoíía cristiana. En lo futuro- -dice el autor- -el hombre de dinero no tendrá la consideración que ahora; el millonario estará en la consideración social por debajo del hombre de inteligencia, y estos dos por debajo del hombre de conducta, moral Que el hombre de inteligencia esté sobre el potentado es cosa que en estos tiempos predican y sostienen muchos; esto no constituye ninguna novedad. La parte de la humanidad que brilla por su talento, por su genio, reconocemos que debe merecer más nuestra estimación que el simple ámontonador de dinero. Concepto es éste aceptado umversalmente, aunque en la práctica le encontremos contradicciones. Lo notable, lo extraordinario es ue se proclame que por encima del hombre de inteligencia, del genio, debe estar el bueno, el sencillo. A primera vista parece que esta proposición no ofrece tampoco novedad, pero si se la examina despacio, si se llega en su estudio hasta las últimas consecuencias, se ve que esta idea puede causar tina verdadera revolución, puede traer á la vida del hombre y de las Sociedades los cambios más hondos y dichosos. S DE PALACIO NUESTROS GRABADOS VIDA MILITAR R MADRID AL DÍA