Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 20 DE FEBRERO DE 1907, PAG. 4. EDICIÓN 2 BOLSAS DEL DÍA 19 YA. MiKIÍÜL, í i) S T á MADRID. Cierre: Interior contado, 82,95; yde mes, 83; fin próximo, 83,25; Amortizaé, ¡00,95; Banco, 435,50; Tabacos, 392,50; Azucareras preferentes, 75; ordinarias, 40; Francos, 9; Libras, 27,54. Los altos cambios cotizados estos días atraen realizaciones y los fondos del Estado reaccionan en baja. No interviene el Tesoro en el corro de los francos, que suben á 9 por roo. PARÍS. Cierre. Interior, 95,97; Exterior, 5,25; Nortes, 289; Zaragozas, 442; Renta francesa, 95,62; Ruso nuevo, 88,40; Turco, 96,90; Riotinto, 2.495; Gqldfields, 111. Mientras suben los principales valores de esta plaza, pierden algo del terreno ganado los fondos españoles. Ce asegura que en la semana próxima vendrá á líl Kerrol, á bordo del J clayu, el ministro de Marina. Girará una visita de inspección al arsenal para enterarse de las obras del crucero Rdua Regente. -Corresponsal- PARlS, J L) 1 T APERTURA DEL REICHSTAG POR TELÉGRAFO. BERLÍN, 10) J t. El castillo de Figúeras POR TELÉFONO. TARRAGONA, J 9, 4 T. p o r estar pendiente de aprobación el proyec to de obras en el castillo de Figúeras, donde deben instalarse los penados del presidio de esta capital, nácese interminable al traslado de éstos. Es de urgente necesidad que se conceda autorización para que las nuevas obras sean ejecutadas por albañiles libres. Tarragona, á Figúeras, á los empleados del penal 3 á los penados. El actual estado de interinidad perjudica á p l discurso de la Corona. Al abrir la legislatura del nuevo Reichstag, el Emperador ha leído el discurso del Trono, en el que afirma su resolución de respetar los derechos y poderes constitucionales, y su convicción de que el nuevo Parlamento protegerá y afianzará con tanta inteligencia como energía la situación de Alemania entre las naciones civilizadas Seguidamente af diú vie la situación general política perm. ee abrigar la convicción de que seguiremos di iiutanao i az. El Gobierno lijo á continuación, sigue manteniendo relaciones cordiales con todos los Estados confederados y relaciones buenas y correctas con las demás Potencias. Hizo luego constar que Alemania ha aceptado asistir á la segunda Conferencia de La Haya y terminó formulando votos porque el sentimiento nacional y el afán de trabajar con que ha nacido el nuevo Parlamento inspiren á éste en sus obras para el bien de Alemania P O R V E L É G R A F O BERLÍN, l 8 9 N. I a jornada política en París. Durante la mañana de lioy se minió la delegación de las izquierdas déla Cámara, presidida por tíarrien, encargando á éste que vea á Clemenceau para pedirle que el Gobierno declare esta tarde en la Cámara que los alcaldes deberán abstenerse de firmar ningún contrato para el usufructo de las iglesias, ateniéndose á lo dispuesto en el párrafo i. art. 5.0 de la ley de Enero actual. Si la fórmula de contratos que el Gobierno ha de someter á la Cámara estuviese inspirada en este criterio, la delegación de las izquierdas desea que en ella se aseguren los derechos del poder civil y que se establezcan garantías sobre la nacionalidad y la personalidad de los ministros del culto. -Asimismo habrá. de estipularse que ningún sacerdote adherido al culto pueda pertenecer á las disueltas Congregaciones. PARÍS, 19, 2 ¡T. de prefectos y alcaldes cuando tengan que extender y leg- aüzar los contratos por virtud de las instrucciones aprobadas por el Consejo de ninistros. Si no se hicieran contratos, las iglesias, en virtud de la ley de 1907, quedarían dedicadas al culto católico y los clérigos sólo podrían usarlas á título de ocupantes, quedando entonces todas las cargas á cuenta de los Municipios, al contrario de lo que sucedería si los contratos en nrecto se realizan. C e suspende la sesión. Para dar descanso al orador se suspende la sesión en medio de la aprobación general de la Cámara PARÍS. 19, 7 T. onsejo de ministros. En el Consejo de ministros celebrado antes de la sesión, Briand ha expuesto el sentido de las declaracionesque habrá de hacer esta tarde, respondiendo á las interpelaciones anunciadas. El Consejo las aprobó por utranimidad. Clemenceau intervendrá en el debate sólo en último término y si fuese necesario. PARÍS, 19, 3 T. LOS SALUDADORES n n el Hospital de Sueroterapia de la calle de Ferraz han fallecido, á las cuarenta y ocho horas de haber ingresado, dos personas mordidas por perros hidrófobos; una de ellas, procedente de Carabanchel, en donde la estuvo asistiendo hasta que se presentaron los terribles síntomas del último período de la infección de rabia, un curandero de los que el vulgo dice que curan de gracia y á los que denomina saludadores. J uicio de la Prensa. Los periódicos ponen de relieve el espíritu pacífico en que está inspirado desde el principio hasta el fin el discurso de la. Corona, y llaman muy especialmente la atención sobre los párrafos que se refieren; á las relaciones pacíficas con el extranjero; propósitos de reformas sociales y regeneración sconómica de las colonias. 1 a sesión de la Cámara. Ante la perspectiva de grandes emociones, la Cámara y las tribunas están completamente llenas, así como los alrededores del Edificio. De todas suertes, como el acuerdo ministerial es completo, el debate no tendrá las consecuencias políticas que se creía anteayer. A las dos y cuarenta minutos de la tarde se abre la sesión. Todos los escaños están ocupados y el Gabinete completo en su puesto. I uterpela Meunier. El diputado Pablo Meunier comienza á explanar su interpelación, haciendo un ameno discurso en el que trata de poner en contradicción á Clemenceau y á Briand en su manera de apreciar las leyes de aplicación de la separación de las Iglesias y el Estado, citando, al efecto, discursos y artículos de ambos, anteriores á la formación del actual Gabinete. V V KjS, 19, 4 T. PARÍS, J 9 4 T El gobernador civil, advertido por los faculPOÜ TELÉGRAFO. PARÍS, 1 9 9 N, tativos de los gravísimos perjuicios que pcacumplir los acuerdos. sionan tales curanderos, manifestó ayer á los El periodistas que piensa ser inflexible en el cas- Tánger periódico Le Petit Temps ha recibido de un telegrama, diciendo que los trabatigo de los que, sin títulos para ello, ejercen la jos de las subcomisiones técnicas están ya terMedicína, motivando irremediables desgracias. minados y el Cuerpo diplomático y los delegados sherifianos se reunirán muy probablemsnte la semana próxima en Asamblea general, la aplicación de la BARCOS DE GUERRA para determinar Algeciras. Los del acta de las Conferencia de trabajos P 3 R TELÉGRAFO. Y 1 LLAGARCJA, 18, 12 N. subcomisiones tratan especialmente de, la elarocedente de Cartagena ha fondeado en este boración de los reglamentos referentes á la expuerto la fragata alemana Charlotte, escuela propiación por causa de utilidad t úbb oa al de guardias marinas. Lleva 14 cañones con comercio, armas, tasas y propiedad inmueble. 480 tripulantes y desplaza 3.500 toneladas. Permanecerá en este puerto ocho días. El acta de Algeciras A ontinúa Briana. Reanudada la sesión, continúa Briand su interrumpido discurso. Con frecuencia recibe muestras de aprobación, y aplausos de la mayoría de la Cámara. Volviendo sobre las negociaciones que se siguen con el arzobispo de París, dice que la iniciativa de ellas ha partido de Mons. Richard. Todo contrato que se haga, añade, tendrá carácter de privado y se ajustará en un todo al espíritu de la ley de Separación, dejando perfectamente garantidos los derechos indiscutibles del Estado. Los Poderes velarán para impedir que se introduzcan en Francia influencias extrañas y mucho menos religiosos extranjeros, y que puedan reconstituirse indirectamente las disueltas Congregaciones Es imposioie evitar, sigue diciendo, que los alcaldes traten con los curas para hacer pro posiciones y ultimar los contratos. E 1 Gobierno tiene que decidirse por uno de estos dos caminos: ó el comenzado ya ó uno nuevo y peligroso al que se le quiere empujar y por el cual se llevaría muy lejos al país y al partido republicano. Nosotros hemos elegido el nuestro, que seguimos sin vacilaciones, porque tenenioss; el ineludible deber de defender los intereses. de millones de ciudadanos franceses que son católicos. Pide á la Cámara que aprueoe tranca y resueltamente la política religiosa del Gobierno, tal cual acaba de explicarla. Grandüá aolausos acogen las últimas frases del ministro. P CÁDIZ, ÍCJf I I N. Las elecciones de la Duma 104 miembros de la H asta ahora van elegidosla siguiente forma: Duma, clasificados en madura. -Corresponsal. Cuatro monárquicos, dos octubristas, un moFERROL, 19, 5 T. derado, veintiún constitucionales demócratas, J oy han estado á bordo de la fragata alema- dieciocho socialistas demócratas, ocho obreros, na Stosch el vicealmirante Cervera y el veinticinco de la izquierda, tres sextremistas y gobernador militar de la plaza. veintitrés nacionalistas. Después de ser recibidos con los honores de Ordenanza, fueron obsequiados espléndidaPOR TELÉGRAFO. VAR 5O V A, 1 9 I O N mente. El resultado- de las elecciones celebradas en El capitán general del departamento dará un Polonia, excepto en Varsovia, es el siguiente: banquete en honor de los oficiales alemanes. Han Estos han estado- hojr de cacería. -Corres- polacossido elegidos miembros de la Duma, 32 y dos lituanienses, todos ellos perteneponsal. cientes á la oposición. I J a zarpado para Tánger el cañonero María de Molina, que va á susbtituir al Extre- POR TELÉGRAFO. SAN PETERSBURGO, ÍCf, K. AGITACIÓN EN CUBA POR CABLE. HABANA, 1 9 4 T A centúase en esta capital el sentimiento be licoso contra los Estados Unidos y llega á hablarse abiertamente de guerra. Los jefes del partido liberal esperan la salida de las tropas americanas para hacerse dueños de la isla. El general Castillo ha hecho en el periódico El Rebelde las siguientes declaraciones: Queremos la paz, pero con libertad é independencia: Estamos firmemente resueltos á no ver á nuestra adorable República gobernada por extraños, y no hemos de seguir siendo el juguete de las ambiciones de nadie. FRANCIA Y EL VATICANO POR TELÉGRAFO. PARÍS, 1 9 3 L I J na cláusula nueva. El Echo de París anuncia que Mr. Clemenceau ha hecho introducir en el proyecto de contrato de concesión de las iglesias una cláusula, estipulando que los obispos no podrán nombrar, como párrocos, á los sacerdotes extranjeros ó á los miembros de congregaciones no reconocidas en Francia. e n t r e g a de documentos. La Libre Parole pretende saber de origen autorizado que al embajador de Austria, encargado de los intereses del Vaticano en Francia, le han sido entregados por el Gobierno francés los documentos anteriores al año 1904, que habían sido embargados en la Nunciatura. Esta petición fue hecha de acuerdo entre vaPOR TELÉGRAFO. SAN FERNANDO, 1 9, J T. rias Potencias, particularmente Italia, España, -f 1 ministro de Marina ha revistado al Prince- Bélgica y Alemania. 1 Los citados documentos, después de clasifisa de Asturias, saliendo muy complacido de cados, serán remitidos por el embajador de la visita. A bordo del Pelayo se ha celebrado la recep- Austria á las Potencias interesadas. EL MINISTRO DE MARINA E c i ó n del personal de la escuadra, pronuncianIdo el general Ferrándiz un discurso de tonos aún más levantados y patrióticos que el dicho ayer en la Capitanía general. El ministro habló en nombre del partido conservador que representaba, exponiendo el programa del desarrollo de la escuadra, que había de llevarse á cabo con sujeción a l a s necesidades del país, y mediante sacrificios del personal, no lastimando, sin embargo, legítimos intereses. El general Ferrándiz dijo que era preciso aprovechar los créditos del fomento de la E s cuadra, en forma que el país se convenza de su necesidad y que sea fructífero su desarrollo. El ministro salió para Madrid en el expreso, siendo despedido por los generales y numerosas comisiones de jefes y oficiales de este departamento. El alcalde pidió al Sr. Ferrándiz, en nombre de la ciudad, protección para el Arsenal, siempre que fuese compatible con los intereses de la patria, agradeciendo la manifestación del ministro de Marina, que dijo que habría trabajo en el Arsenal mientras él desempeñase dicha cartera. La jimpresíones generales que h a dejado el viaje déí Sr. Ferrándiz, le son muy, favorables. Alfabeto- POR CABLE. LONDRES, 1 9 9 M petición de los prelados. El Times publica un despacho de su corresponsal de París, diciendo que 65 prelados franceses han manifestado al Papa el deseo de que se establezca un régimen legal para las iglesias de Francia. POR TELÉGRAFO. ROMA, IQf, í T 1 mpresión en el Vaticano. La noticia de que Clemenceau, para obligar á Briand á intérrarnpif las negociaciones pendientes con el arzobispo de París, estaba dispuesto á todo, incluso á correr los riesgos de una crisis ministerial ante las Cámaras, ha producido profunda impresión en todos los Centros políticos y particularmente en el Vaticano, que consideraba ya este asunto casi terminado satisfactoriamente. A mpliación de poderes. Sin embargo, continuando la Santa Sede su política de prudencia y de calma, parece ser que se ha telegrafiado á Mons. Richard, arzobispo de París, ampliándole los poderes para continuar negociando siempre que pueda dejar á salvo los derechos jerárquicos de la Iglesia. El Vaticano aceptará cualquiera de las fór mulas que se le propongan, con tal de que este punto, permanezeai- inalterable discursos. Habla seguidamente el radical socialista Bepnale, diputado por el Alto Garona, pronunciando un largo discurso. Pero la Cámara está distraída é impaciente y apenas oye al orador. Pretende éste que el Gobierno retire el actual proyecto de ley y presente otro que allane las dificultades que surgen para los alcaldes al hacerse el alquiler de las iglesias. Después habla Allard, que pide más explicaciones al Gobierno sobre diferentes puntos de los que Briand ha tratado. Finalmente, Brisson hace también uso de la palabra y pide que el Gobierno anule todos los contratos ya aprobados por algunos alcaldes y curas. De nuevo vuelve el ministro, Mr. Briand, á la tribuna. Repite que los alcaldes tienen libertad com 1 I na interrupción. pleta de hacer ó no los contratos. Mr. Allard, diputado por el Var, interrum El Gobierno, agrega, no tiene que darles pe diciendo: En una de las sesiones anterio- nuevas órdenes ni instrucciones, y sólo sí llares, Clemenceau declaró que estábamos en ple- mar su atención sobre el estado legal y sobre na incoherencia. la fórmula propuesta por los obispos. Clemenceau replica rápidamente: Ahora veréis cómo salimos de ella PARÍS, 19, H. Mr. Allard pide que se explique Cómo se ha del Gobierno. llegado al acuerdo, y en medio de la expecta- T- riunfodeclara terminada la discusión. Se ción general, Mr. Briand pide la palabra. La presidencia anuncia que se han presentado varias órdenes del día. PARÍS, l g 5 T. Clemenceau declara que el Gobierno acepta T iscurso de Briand. la de la izquierda, que dice arí: Comienza el ministro de Cultos expresan La Cámara confia e? i el Gobierno, y aprobando do su deseo de que este debate sea decisivo sus declaraciones, jfiasa á la orden del dia. Demuestra que el Gobierno ha seguido siem- Esta proposición es votada por partes. La pre una política conforme en un todo con sus primera: La Cámara confía en el Gobierno se primeras declaraciones. Dice que la Cámara aprueba por 389 votos contra 88. debe aprovechar este debate para que puedan La segunda: cambiarse leales explicaciones precisas y con- pasa á la orden Y aprobando sus declaraciones del cretas entre el Gobierno y determinados ele- pro y 36 en contra. día obtiene 407 votos en mentos de la mayoría. El conjunto de la orden del día se aprueba Clemenceau le interrumpe muchas veces por 384 votos contra 33. para corroborar y apoyar sus manifestaciones. A las siete y media se levanta la sesión. Afirma el orador que sus decisiones fueron siempre aprobadas por sus compañeros de Gabinete y que jamás hizo declaración sin el LA CRISIS OBRERA acuerdo previo del Consejo. En cada etapa de POR TELÉGRAFO. CARTAGENA, 1 8, 8 M. las negociaciones el Gobierno fue interpelado por la Cámara y su conducta fue sancionada pn el Centro de Estudios Sociales se ha ceieotras tantas veces por la entusiasta aprobación brado esta noche una reunión magna para tratar del conflicto de! arsenal, del Parlamento. La concurrencia, ha sido tan inmensa, que Nuestra política es, pues, sigue diciendo, la política vuestra, la política del Parlamento, que llegaba hasta la calle, por no tener cabida en ha sido constantemente nuestro colaborador. el local. En ningún momento hemos creído que la seHan asistido las directivas del Ateneo merparación de las Iglesias y el Estado pudiera cantil, Sociedades económicas, Cámara de Cotener carácter de guerra religiosa, mercio, Asociación de Propietarios, Liga de E 1 Estado trata con los obispos y con los vecinos, Sociedades Consignataria, de cargadopárrocos reducidos á su noble cualidad de ciu- res y todas las de obreros, y muchos comerdadanos franceses, como trata con los rabinos ciantes é industriales. Después de varios discursos, tan prudentes hebreos y con los pastores protestantes. Recuerda que el Gobierno se comprometió á como enérgicos, se ha acordado para hoy el que las iglesias estuviesen siempre abiertas, y paro general; con este motivo, el comercio ce naturalmente, dice, dedicadas al culto católi- rrará sus establecimientos, la circulación de co. Los que pretendan ponernos á Clemenceau tranvías se paralizará y los obreros abandona- y á mí enfrente, prueba que no disponen de rán momentáneamente sus tareas. Una gran manifestación pública partirá, á argumentos serios contra la política del Gobierlas doce de la mañana, de la plaza de San no (Grandes aplausos de la izquierda. Recuerda luego las pérdidas sufridas por la Francisco, dirigiéndose al Ayuntamiento, en Iglesia, obstinándose en rehusarla ley de 1905, donde se estará celebrando sesión. La comisión organizadora invitará allí á que y dice que sus arrogancias han quedado reducidas á solicitar ahora, con el placel del Vatica- la Corporación municipal se ponga al frente de no, el alquiler de las mismas iglesias que hace la manifestación para dirigirse luego á la Capitanía general. tres meses diputaban como cosa propia. Existe el propósito de que en la manifesta El Gobierno, que por honradez persiste en su conducta, no quiere que el Papa pueda de- ción, que se llevará á cabo con la cultura procir que se le persigue, ni quiere perseguirle. pia ¿e este pueblo, figure Cartagena entera y En esa batalla, la República, que es la más que sea presidida por el prestigioso hombre fuerte, ganaría seguramente; pero su conducta público D. José Maestre y marche dicho señor actual de moderación, de lealtad y de templan- á Madrid con el director de La Tierra, D. José García Vaso, para gestionar cerca del Gobierza, aumenta aún más su gloria. Explica luego cuanto el Gobierno lleva he- no en favor de los intereses de Cartagena y de cho para que la Iglesia entre en las vías del arre- la clase obrera, cuya crisis agrava el despido ¿Jos obreros del arsenal. -Montserrat. Continúan las interpelaciones. El diputado por Aube, Mr. Meunier, prosigue su discurso, criticando la política religiosa del Gobierno y asegurando que el malestar- -oí descontento cunden entre los republicanos. Durante el discurso de Mr. Meunier, Clemenceau y Briand conversan bromeando, con el deseo evidente de alardear de la cordialidad que entre ambos existe. Termina el orador su discurso, diciendo: No hay conciliación posible e n t r e el Gobierno francés y el Vaticano. Habla después Mr. Guieysse, diputado por el Morbihan, que preconiza la libertad religiosa. La Cámara le escucha sin interés alguno.