Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID. DOMINGO 17 DE FEBRERO DE 1907. N Ú M SUELTO, 5 CÉNTIMOS) g 8 f ii- i (l j mii í iii iiu Ui (inpipiiMtiin i CRÓNICA UNIVER S A, L. 1 LU S T R A D A A Ñ O N Ú M 624) 0 0 2 ÉPOCA s tSw 1- ¿írC ír- m í j TM CJit k i M vNJÜBHAS NAVALhb LA ESCUADRA INGLESA REUNIDA EN LA BAHÍA DE LAGOS PARA LOS EJERCICIOS QUE ACTUALMENTE REALIZA Fot. Ch. Trampus. A B C EN BILBAO, POR J. M SALAVERRIA M A S Y LOS Usté pueblo de Bilbao, á quien la voz VERSOS popular a t r i b u y e aua condición preeminente, la vanidad, ba con seguido atraer sobre su nombre todas las iras, todos los calificativos deprimentes, toda la indignación y todo el desprecio de la opinión española, de tal manera, que si realmente Bilbao fuese un pueblo nada más que vanidoso, habría llegado á la plenitud de la dicha, puesto que la vanidad se satisface tanto con las iras de los enemigos como con las alabanzas de los aduladores. Bilbao, en suma, ha tenido el raro privilegio de ser la población más discutida y odiada de la Península, y hubo una época en que parecía que la atención de España entera andaba preocupada por inquirir el sentido de la vida, del progreso, de la psicología de Bilbao. Era aquella época del despertar financiero en Vizcaya, cuando pasaba como tin soplo de frenesí sobre las márgenes del Nervión, cuando se abrían todos los senos del trabajo, cuando la misma arrogancia del dinero bilbaíno, no cabiendo ya en los límites de Vizcaya, atravesaba los montes é invadía España, y creaba flotas de navios que llevaban por el mundo la bandera y la matrícula de España 3 de Bilbao. Ei a una especie de asombro, un fenómeno parecido á la explosión financiera de Chicago ó San Francisco; era un continuo rodar de dinero, de aventuras y de champaña... Y entonces fué cuando la opinión vulgar, que neífasita siempre de los tópicos y de las clasificaciones cerradas, tuvo un momento de inspiración y logró sintetizar, al fin, el sentido de la vida de Bilbao, y viendo sólo la apariencia de las cosas, selló definitivamente el concepto de estas cosas, diciendo que Bilbao es un pueblo de mineros vanidosos y ordinarios que suenan mucho su oro, que ahuecan mucho su voz 3 que beben mucho vino de champaña... Pero quien entre ahora con ánimo sereno é imparcial en la capital de Vizcaya, no podrá menos que asombrarse de aquella fastuosa y grosera opinión vulgar. En Bilbao, en efecto, 3 o no he observado ningún signo de arrogancia, de jactancioso lujo, de intempestiva é insultante grosería, de grandes voces, de grandes copas de champaña; no he visto más que una población metida entre montañas, un cielo invernal, un aire frío, una lluvia terca, un ambiente parecido al de las regiones germánicas, y un río turbio lleno de vapores, gnias que no descansan un momento, hombres que trabajan honestamente, escritorios y agencias de banca de aspecto sencillo; carros de trabajo, inás que carretelas de lujo, modestia en las cosas, más que ostentosa arrogancia. He observado, finalmente, que Bilbao es una población de corte hispánico, envuelta en esa austeridad característica de los pueblos vascongados, y que se diferencia completamente de Barcelona, la única ciudad de España que por ser tan lujosa, brillante y llena de esplendor, se desprende casi de España y es europea ó cosmopolita. Yo no he risto en Bilbao nada de lo que la fama vulgar repite, el vulgo, que tanto gusta de los tópicos, por lo mismo que aborrece el discernimiento. Yo no he visto la grosera intemperancia de los altos, frente á la i) obre esclavitud de los bajos; ni he visto el lujo ostentoso, ni la exhibición del dinero, ni el champaña, ni otras muchas cosas nefandas; si todo eso existe, si ha existido antes, yo no lo sé, yo no lo he visto. Únicamente he visto un pueblo laborioso que trabaja, y al mismo tiempo, que rabaja, piensa, y á la vez que piensa, sueña... No faltará quien se admire ante mi afirmación de que Bilbao se entretiene en soñar; tanto se ha bastardeado el sentido de la vida industrial, tanto se ha denigrado el movimiento puramente trabajador, que el vulgo no concibe á Bilbao sino hundido en sordas luchas de dinero, y al bilbaíno metido entre un montón de cheques. En realidad, Bilbao, como todos los pueblos demasiado trabajadores, sentía y siente aún desmedida afición por las cosas palpa- bles y de simple lucro, y luego el humo de las chimeneas, envolviendo en una negra nube á LAS tiVtf t (V- H UNA GLORIA ITALIANA EL EXIMIO POETA JOSÉ CARDUCCJ, QUE ACABA DE FALLECER Fot. Croce. la población, hacen á Bilbao poco pfofiensa para que una imaginación meridional ponga en ella la patria del ensueño. Pero quien sepa discernir bien el espíritu moderno, advertirá que precisamente en los pueblos más agitados y más llenos de humo surge, como racional contraste, el mayor anhelo espiritual; ejemplo es la América del Norte, patria de los más recientes y más idealistas literatos, y ni Enierson, ni Carlyle, ni los filósofos y músicos alemanes vivieron en las regiones serenas, luminosas, transparentes del Mediodía. El idealismo, el anhelo espiritual, la galanura imaginativa, salen, como protesta lógica, del mismo fondo de las ciudades materialistas; cuando estas ciudades del lucro y del tanto por ciento se sosiegan un poco y se normalizan, sobreviene el espíritu, y el espíritu de estos pueblos rudos y febriles es precisamente el más hondo y el que mejor expresa el anhelo ó la espiritualidad de la humanidad moderna. Bilbao también se ha tranquilizado un poco- las fuerzas de aluvión comienzan á solidificarse; Bilbao comienza á sentir la vaga inquietud del ideal, del ideal que no está en el dinero; Bilbao quiere tener soñadores... Es natural. Y así como no supe ver el aspecto de ostentación y grosería bilbaínas, he visto en cambio el otro aspecto intelectual del Bilbao nuevo, de los bilbaínos novísimos, de los hijos de los mineros. Me ha guiado un hombre que es muy rico, que es á la vez muy bueno, niu caballero y muy inteligente; un hombre que hace versos 3 no los publica; que es gran orador y no discursea, que sabe mucho y no es político, que compone un soneto en francés con la misma facilidad 3- corrección que un parisiense. Me ha enseñado personas discretísimas que se reúnen únicamente para hablar sobre motivos de arte, literatura, filosofía, sin que ningima (le estas personas pretenda ser profesional del arte ni de las letras; me ha enseñado unos cuadros admirables de Losada, una caricatura en colores de Arrúe, un lienzo de Larroque, pintado con la soltura de un maestro; otro lienzo de Arteta, pintado incorrectamente, pero expre- sado y sentido con genio, y un altorrelieve de Mogrobejo; obra acabada de un escxiltor joven á quien aguarda un gran porvenir. Viendo tales demostraciones de cultura al observar tal elaboración de obras inteligentes 3 tal número de muchachos artistas, poetas, mi alma se abría á la esperanza, y mi imaginación columbraba un tiempo en que las fuerzas antagónicas, confusas, turbias, q u e componen Bilbao, llegarán á sosegarse; en que Bilbao reconcentrará dentro de sí misma las energías de todo el Norte español; en que Bilbao tendrá una Universidad, un gran Museo, una gran Prensa; en que Bilbao será la metrópoli del Norte de España, que servirá para contrabalancear la influencia meridional y levantina, y hacer de España una nací 6 n más equilibrada y menos elocuente, menos meridional y mediterránea. Hay que hacer o oras de reconstrucción nacional: lo primero que se necesita es reconstruir la e nacional, que ciuedó quebrantada y como muerta en los pasados años. Para esta obra de reconstrucción de la fe, comiéncese por los pueblos ó regiones más fuertes; cuando estos pueblos, que poseen la virtud de considerarse más sanos y mejores que los demás, alcancen su período de plenitud, la misma gloria de su poder les hará ser generosos y restituirán á la patria común su energía. Y la patria, España, se verá entonces en posesión de aquella virtud suprema, la única, que es la fe. la confianza en sí mismo. NUESTROS GFLABADüS 7 aniobras navales. Revisten importancia excepcional las maniobras que la flota inglesa realiza actualmente en la magnífica bahía de Lagos. De ellas nos dan noticias telegráficas á diario nuestros corresponsales. Como complemento de la información, publicamos hoy una vista parcial de la bahía y de las flotas en ella ancladas. INAUGURACIÓN DE UN ORATOHIO MADRID. INTERIOR DE LA NUEVA CAPILLA INAUGURADA AYER MAÑANA EN UA CAL. E DE USTA ABC.