Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, SÁBADO 9 DE FEBRERO DE 1907. N Ú M E R O EXTRA. o CENTlMOS Íg CRÓNICA U N I Y E R SAL I L U S T ANO 111. N U M 61 9 f f sm UN CARDENAL ACADÉMICO SU EMINENCIA MONS. MATHIEU, QUE ACABA DE TOMAR POSESIÓN DE SU CARGO DE INDIVIDUO DE LA ACADEMIA FRANCESA Fot. Croce. LA POLit; JA D E MARRUECOS EL CORONEL DE ARTILLERÍA SUIZO MR. ARMIN MULLER NOMBRADO INSPECTOR GENERAL DE DICHO CUERPO Pot Tva ipas las autoridades, asegurarían la circulación, y con esta primera garantía podría irse acostumbrando la gente á que no hay, en una nevada, razón ni motivo bastante para que no se pueda ir á ios Bancos y á las iglesias Dor la mañana. a las oficinas y á los talleres dúiante ei día v á ios teatros y al café por la noche. Es necesario transformar las tendencias perezosas que tanto nos atraen, en aficiones da acción cerebral y movimiento muscular que nos pongan al nivel de los países cultos, quitándonos toda apariencia de tribu africana sorprendiea en el aduar por un cambio atmosíéiico medroso é inesperado. EN EL PRESENTE N U M EXTRAORDINARIO Incluímos el suplemento ilustrado de dieciséis páginas GEHT M E N U D A que deben exigir todos nuestros suscriploresy compradores. PRECIO: DJEZ C É N T I M O S EN TODA ESPAÑA JVIODIFICACIÓN DE T U M B R E S POR eosLUIS PARÍS Durante dos días ha estado cayendo sobre Madrid intensa nevada, cuya consecuencia inmediata fué la paralización de la vida ordinaria, de la vida espiritual y de la vida material de este ptieblecito de Castilla en que vegetamos tediosos. Desde el miércoles á mediodía ofreció Madrid desusado aspecto. No circulaban carruajes; las puertas de las casas estaban entorna das, cerrados los teatros, vacíos los cafés y las cervecerías, y desiertas las calles. Diríase que sobre Madrid, en vez de las blancas pavesitas, que revoloteaban incesantes sobre un cielo gris, estaba desarrollándose algún fenómeno cósmico trascendestal que pudiera ser epílogo apocalíptico de nuestra existencia en el planeta. Un sacro terror se ba apoderado de nosotros, inmovilizando nuestras energías cotidianas, interrumpiendo nuestra vida de relación para concentrarla en el atisbo de 1 que pasa al otro lado de los cristales del balcón herméticamente cerrado, mientras los ateridos moradores de la casa dormitan alrededor de la lumbre, comentando la sección de sucesos servida por la Prensa diaria. El marasmo y el miedo nos invaden, como sí en vez de ser la nieve cosa regular y prevista por los almanaqties en esta estación del año, sufriéramos los tremendos efectos de un cataclismo geológico. No es para tanto. Si los habitantes. de 1 Europa centrar sintieran los efectos de las nevadas con tan excesiva aprensión como nosotros, sería imposible la vida en Francia, en Inglaterra, en Suiza, en Bélgica, en Austria y en Alemania... Medrados estarían los ciudadanos de París, de I ondres, de Viena, de Berlín, de Bruselas, de media Europa en una palabra, si en los cinco largos meses de invierno, porque llueve, EL ESTRENO DIE ANOCHE EN LA PRINCESA porque nieva, porque baja el termómetro más allá del cero, las gentes se encastillaran en sus LA S R A AGUGLIA FERRAU, EN LA ESSCENA FINAL DEL SEGUNDO ACTO DE LA OBRA casas, cerrasen los lugares de público esparci LA FIGLIA DI JORKO DE GABRIEL D ANNUNZIO, miento y se interrumpieran las comunicacioESTRENADA AWOCHE EN ESTA CORTE Fot. Audonard. nes al través de esas grandes urbes pobladas por millones de habitantes y cuyas distancias intermedias, que han de ser recorridas varias titud se empuja en el ir y venir vertiginosso de rápidamente hábitos rancios y costumbres vieveces al día, se cuentan por kilómetros. la enorme circulación londinense; de un prueblo jas que tanto nos perjudican. L, a alegría de vivir la vida, no ha menester entero que trabaja, y se divierte, y suffre, y Los síntomas que parecen menos dignos de calores tropicales ni espejismos líricos de un goza, y Vive, sin preocuparse de lasbiuimas ó tomarse en cuenta, denuncian á las veces honcielo de color de añil. Acaso la multiplicación de las nieves, del frío ó de la llovizna q ue le do mal. de las energías que son menester para vencer a z o t a d rostro aguijoneando el ansia des proLa suspensión de todo movimiento, la rotura en la lucha por la existencia en los países bru- curárselos mejores medios de combatirr 3 de de toda comunicación, el súbito cierre de todo 7 mosos, helados y septentrionales, centuplique luchar... espectáculo púbUco, la paralización total de la la satisfacción de la victoria. Por eso, en los Es preciso sacudir esta modorra, reacci; ionar vida en una ciudad, es inconcebible en estos apoteosis cotidianos de la civilización moder- contra esta pereza, atavismo de una razaa mo- tiempos. na, que las grandes capitales del mundo nos risca que nos domina manifestándose iimpeLa rápida organización de los servicios muofrecen, no hay espectáculo comparable con el rioso con el menor pretexto. nicipales, que no deben limitarse á media docedel Strand por ejemplo, iluminado ya á Es preciso que todos y cada uno de noscotros, na de calles del centro, sino á toda la perifelas tres de la tarde con torrentes de luz eléctri- si hemos de vivir, al fin, vida europea, vidaa mo- ria urbana, y el cumplimiento de las Ordenanca, que refulge sobre ía nieve, mientras la mul- derna, respe able y respetada, modifiquiemos zas, enérgicamente exigido al vecindario por NUESTROS GRABADOS cardenal académico. U a Nuestro corresponsal en París nos tele. grafio ayer la noticia de haberse celebrado en la Aeademia francesa la sesión de recepción del nuevo académico, cardenal Mathieu, sabio y virtuoso prelado cuyo retrato publicamos con arreglo ai art. 7.0 del acta de Algeciras, ha nombrado para el cargo de inspector general de la policía de Marruecos al coronel de Artillería de aquella nación Mr, Armiu Muller, comandante- de la plaza de Berna. Hombre dfej gran tacto y de superior inteligencia, el nuevo inspector desempeñará á satisfacción de las naciones mandatarias el cargo que se le confía. Mr. Armin Muller tiene cincuenta v dos años de eaad, es m u y rico y habla perfectamente el francés, el inglés y el alemán. Apenas sea ratificado su nombramiento por el Sultán, tomará posesión de su destino, estableciéndose en Tánger. j p l estreno de anoche en Ja Princesa. Por separado publicamos la reseña del estreno de LefigUe di Joño, verificado anoche en el teatro de la Princesapor la notable compama sicihana Aguglia- Grasso. Va policía en Marruecos. El Consejo Federal suizo, r O P L A S DEL SÁBADO A LA EUROPEA Señores, no hay que asustarse ni poner la cara tétrica porqu. e el frío nos circunde y la nieve nos envuelva; ni hay tampoco que alarmarse porque en la presente fecha á catorce bajo cero el termómetro descienda. Al contrario; hay que alegrarse y poner cara de fiesta y celebrarlo, y dar muchas gracias á la Providencia, que tras prolongado olvido hoy de nosotros se acuerda, y de su infinito afecto nos da inequívocas muestras; porque, pese á quien lo dude, estos síntomas revelan que, por suerte, comenzamos á hacer la vida europea, y que ya estamos á punto de llegar á gran Potencia, con derecho á codearnos con Francia y con Inglaterra. ¡Qué honor para la familia cuando estas cosas sucedanJ