Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMINGO 20 DE ENERO DE 1 Q 07. PAG. 1. EDICIÓN j f. í iiariiis cargan ocho céati- cínada debía ser absueita, porque si bien es do llegaron los socorros la e- asa estaba e tocomo soirtnín? sin ser mandados ni reconve- j uio más en silo nidos. Y si alguno transpuso los umbrales para, mos en kilo de p y que, encima, para com- un hecho cierto que al reñir Bernabea con talmente destruidu. Se salvó la condesa T ¡ibto i, pero el cornil t i constituir familia, siguió después cou los su- pensar tanto sinsabor, de cada 500 gramos mer- otras vecinas del pueblo de Fueniabrada, d- myos prestando, los servicios necesarios ala casa man 200. Es verdad y consignarlo es üf justi- de ocurrió ei delito, sonaron dos o tres dispa- los Sres. Períilieí? y Chi owsky, la Sra. K igrande, sin que el recíproco afecto terminase cia que el pan es tocto io niaio que pueae ser. ¡ros, no es menos verdad que nadie pudo con- netz y dos criados no iludieron Unir Je laü lla a, cretar en el sumario un solo cargo contra la mas. Sus cuerpos quedaron horrurusnmeute nunca, ¡Dulce y piadoso yugo! Y Y tm tjoquiío mas si acaso. Resulta, igualmen- procesada. carbonizados. ¡Eran aquellos los tiempos candidos, en los te, que las autoridades están desprevenidas y en l Por lo que hace á la prueba practicada en el Se cree que el incendio ha sido intenciocuales íué una virtud la resignación... Los que no hacen cumplir las Ordenanzas municihombres, hoy sujetos con terribles amarras á pales con todo rigor, como debieron hacerlo acto del juicio, tampoco aclaró lo sucedido y nado. eso que algunos testigos, entre ellos el cura las leyes conquistadas al conquistar su liber- desde ayer mismo. Y resulta, por último, que el heroico pueblo del pueblo, se extendieron en largas y soporítad, aiín no habían rechazado por odiosa la palabra servidumbre ¡Tal vez creyeran dei 2 de Mayo sigue siendo más valiente que á feras explicaciones. El representante de la ley solicitó para Berque en el inmenso acoplamiento de la vida principios del siglo pasado, porque además se todos los humanos son siervos perdurables, y habrán ustedes enterado de que la visita del nabea de la Vieja la pena de un año, och egobernador civil al canal de Lozo yo. ha de- ses y veintiún días de prisión correccic. el nombre de señor carece de sentido... Pero esos tiempos mueren y con ellos mue- mostrado que estamos bebiendo, en vez de ren sus encantos. ¡Bien muertos están! Mas no agua, sublimado corrosivo. RETIRADA DE Pedro Cama cho Navarro I a impresión general. a hes por eso deiemos de recordarlos, mientras dis- En aquellos tiempos de ia Independencia se ACUSACIÓN y Francisco B e nlacSec- Continúa siendo el tema de todas las con traemos, impacientes, la tardauza. de las dichas mataba al pueblo con plomo. Ahora con panecomparecieron en versaciones ia inopinada muerte del torero prometidas. Yo los recordé al escuchar las que- cillos y buches de agua. Y vamos progresando. ción segunda acusados de haberse apoderado sevillano Antonio Montes Nadie se explica De política hubo nuevos rumores de crisis, de 4.328 pesetas en metálico y efectos timbra- cómo ha podido tener tan fatal desenlace lo jas de esa clase que procuraba su felicidad. Y ios recuerdo ahora, leyendo la convocatoria porque hacía lo menos cuarenta y ocho horas dos que desaparecieron de la Administración que siempre se tuvo como una herida sin imdel mitin que se anuncia. Y los he recordado que no los había y barruntos de próximos su- j de Tabacos de Navalcarnero; pero terminada portancia. bién Los aficionados madrileños hacen mil contambién una de estas bellas mañanas doniiu- cesos. Más vale así, para hacernos feliz la exis- la prueba convencióse el fiscal de que dichos gueras, cüando al perseguir por el Retiro á un tencia. Por casualidad no se tuvo noticia de sujetos no habían tenido participación en el jeturas acerca de cuál ha podido ser la causa robo mencionado y retiró la acusación. de la muerte, y er. las discusiones que eso mogrupo sonriente de modistillas para piropear- algún motín con muertos y heridos. Defendían á los procesados los Sres. Larrea tiva recuérdase que el año pasado. y precisalas á lo estudiante, las sorprendí hablando de- -Al será. Otro día- A mente un día después del en que ha sido heríy Humanes (D. Arturo) sus talleres incómodos, de su jornal escaso, de do ahora Montes íué cogido en la inisnia plaza UN PASANTE sus largas y fatigosas horas de labor... ¿Como Oomhüa, 110 pudiendo éste volver á torear en POPLAS DEL DOMINGO Méjico y regresando á España ¿medio curar. legar sus incuestionables derechos reconocer das y laboriosas criaturas... Mas, al á tan linEste año, además de ia cogida que le ha ENTRE MALETAS su calidad de abejas explotadas, sentí que rni ocasionado la muerte, tuvo Montes otras dos. corazón apagaba sus deseos y que Cupido volTambién han sido heridos e diversas corri- ¿Pero has visto lo de Montes? vía á la aljaba su venenosa flecha. das Fuentes Bnahita, Minuto y Blanguito. ¡Miá que es pata! ¿Hemos de sorprendernos por esas naturaI os sucesos de Barcelona. ¡Ya i o creo! les peticiones de mejoramiento? No. Son floLa opinión sensata lia protestado enérgi ¡Dios le haiga perdoíiao! res dei presente que- mañana serán frutos sa- j camente en Barcelona contra un artículo pu- i Tiia nueva herida? -Chico, zonados. Mas al ver que ese movimiento ex- I blicado por el semanario catalanista La Tralla. En la mañana de hoy se han recibido está visto que no sernos traórdiuario en defensa de ia prosperidad ma- realizando una manifestación imponente des- otros cablegramas dirigidos al apoderado del ni na, nina. terial recoge también á la mujer y pone un j pués de haber destrozado cuanto había en la referido diestro, D. Juan Manuel Rodríguez, ¡Me parece! arma en sus manos primorosas, cierta vaga j redacción del periódico. Registramos hoy am- confirmando la muerte de Montes. se me acobardan ios nervios, inquietud se apodera de nuestro espíritu con- ¡En un cablegrama de los recibidos hoy se bos sucesos en nuestra crónica ilustrada. y se me arruga el coraje, turbado, como si temiera una gran desgracia. ¡lee: y doy en pensar en ello, I o sólo por obrera reclama un cambio de concMontes puntazo cuello. -Manue n y, vamos, que me da rabia, I a toma de Zinat. dición y de vida; por ser mujer nos pide la ¿Se trata acaso la que no porque hay motivo, Marcelo, El hecho más. saliente déla campaña que nos dieron cuentade una herida de La muerte mujer algo que la coloque á nuestra altura, no los cablegramas? y porque uno es del oficio, las tropas del Maghzen realizan contra el Rai- de Antonio ¿ha sido producida por la cornada contenta con estar á nuestro lado. Ha vivido y uno quiere al compañero. suli, ha sido el bombardeo y torna de Zinat, de. la nalga ó por el puntazo del cuello? siempre junto al corazón, como la mano izy uno tiene dinidaz, por! os leales marroquíes. El bombardeo desquierda, nunca empleada en rudos menestey uno tiene sentimientos, trozó el fuerte de la ciudad y el harem del res, y hoy quiere ser igual que la otra mano, y uno tiene lo que tiene Raisuli. De las ruinas de ambos edificios da- prl traslado del cadáver. sin miedo á sus fatigs. s y dolores... ¿Pide justiaquí, junto al iao izquierdo; mos en el presente número sendas fotografías. El marqués de Comillas ha telefoneado al cia, ó avanza guiada por su natural curiosiconcejal D. Luis Mazzantini, manifestándole ¡rniá que morirse ese hombre, dad? ¡Quién lo sabe! Él fuerte movimiento feque los restos del malogrado espada pueden ser cuando ei hombre había hecho minista, que estremece al mundo con sus esTCTn honor de Moret. 3o suyo! Cuidao que es pata! peranzas de victoria, nos manifiesta ese deseo j Se ha realizado hace muy pocos días en trasladados á España en uno de ios correos de Hombre, que se hubiera muerto de la mujer, tanto tiempo detenido, de verlo s Cádiz, en honor del ilustre ex presidente ilel Veracruz á Cádiz, con el 50 por 100 de rebaja todo, de saberlo todo, de intervenir en las con- j el Niño de los GiíhauteSz Consejo de ministros, una maniEtstación de en la tarifa. El Sr. Mazzantini cablegrafió inmediatamentiendas de la vida y de capacitarse para resis- i que no entiende ni un pimiento gratitud por sus gestiones para la realización te á Fuentes y Bombita dándoles cuenta del retilias. i de la tauromaquia. ú Paco, de las obras del puerto. ú Luis- el Iripicailero. A la manifestación, presidida por ei Ayunta- sultado de sus gestiones con el marqués. No hay modo de impedirlo y hasta es forzoÚ el Velitas, Ú el Qnitoli, miento bajo mazas, asistieron más de 15.000 so alabarlo, que así lo exige el progresivo cury, hasta tú, sin ir niás lejos, personas. r tro cable. so de la Historia. Pero lloremos por anticipado j que has iidiao por esos mundos El último caoíegrama recibido anuncia el ios días gi ises, los terribles días que han de rinocerontes con cuernos, embalsamamiento del cadáver de Montes, por llegar, sin duda... ¡Cuando esas bellas cabecítas y yo mismo, que hace días, los reputados doctores Silverio y Veu. locas encuentren el secreto de la cordura... por defender mis derechos Entonces habrá desaparecido cuanto llenó de S. M. el Rey, acompañado del conde de San y decir que Canalejas gloria y de consuelo éste mundo infeliz que Román, fue ayer tarde en automóvil á El Par- pésames. es un hombre de celebro, parece caminar á su acabamiento. El apoderado de Montes continua recime dio mi mujer r a chufas do, y después de examinar las obras que se ¿Recordáis la dulce, la sabia, la profunda con una vara de iv. siio, realizan en aquel palacio, dedicó un rato á ca- biendo incesantemente telegramas y telefoparábola de Marta y María que florece eternanemas Ha pésame, suscriptos por empresas, to y aquí me- tiés, más hernioso zar en los montes del citado Real Sitio. mente en las páginas del Evangelio? que un billete de los nuevos. El viaje de los Reyes á El Pardo no se veri- reros, y amigos y admiradores de Antonio Fatigado por larga jornada llegó Jesús áBe- ¿Por qué cuando ei par de á cuarta, ficará hasta ios primeros días del mes de Fe- Montes. tania cierto día, á la caída de la tarde. La al- que pusiste tú en Pozuelo brero. dea se alegró con su presencia. Perfumaba el j u penúltima corrida. á aquel profesor de cencías, De jornadacon la Corte irán el inspector de ambiente el aroma de ios naranjos, y los pájaporque créeme que aquello La Prensa de Méjico, llegada ayer a Malos Reales Palacios, Sr. Zarco dei Valle, ei ofiros cantaban en los huertos: saltando entre los era todo un catedrático cial de la Inspección, Sr. Ferrer, y el batallón drid, da cuenta de la corrida celebrada ci 30 árboles floridos. Limpia y pura, la azul esfera en lugar de un cornupeto; de Diciembre en la Plaza de la MJ itul, y en la de Cazadores de Barbastro. inundaba con su infinita calma los montes y ¿porqué cuando te enganchó Todavía no se ha designado el resto dei per- que el desgraciado matador Antori- Montes los valles. Descendía el sol, y sus oblicuos ray estuviste mes 5 medio sonal palatino que a de acompañar á Sus Ma- vistió por penúltima vez ei traje de liices. yos besaban la tierra suavemente... Jesús busen un ¡ay! ¡ay! ¡ay! continuo, He aquí lo que respecto al trabajo del raaio jestades. có descanso en casa de Marta y María, queso 110 te llevó Dios al cielo, grado diestro dice el diario El Imparaal: lícitas y amorosas ie acogieron. y te hubieses evitao Las Remas doña Victoria y doña María En cuanto á Montes, debemos decit qua Sentado á su puerta, bajo la parra protectodos cosas al mismo tiempo: Cristina y los infantes, doña María Teresa y hizo arrestos de bravura y decisión Para él. lo ra que mostraba sus frutos en agraz, junto ala el dolor de la coma D. Fernando pasearon ayer en carruaje por ia misino son los toros bravos que los íuansurroacacia fraternal, siempre lozana en sus cordiay el palo del posadero? Casa de Campo. nes. Tiene en su estilo de torear mucho de Reles hojas, el Maestro contemplaba el horizonAhí tiés al PiritidoUte, verte: si rruyeu ios bichos, él huye con ellos sin te. Y seguía el curso de sus meditaciones... El infante D. Carlos, en coene, fue á El Par- perderles la cabeza, hasta lograr que acorné ese chico zapatero, Tímida y recogida, como ios tiernos cordedo al encuentro del Rey. que en lugar de unas narices tan, y como sabe moderar el castigo á medida rlllos ofrendados en la Pascua, María, sentada le ha dao Dios un timbre elétrico, que aumenta la provocación y el consentiá sus pies, oía su palabra... Tal vez contemque no tíé padre ni madre, miento, no es raro que convierta eit bravucón plando aquel rostro bondadoso y apacible soy, en cambio, tié suegra y suegro, á un manso, y en toro de empuje á un brañaba con venturas inefables. Tal vez seguía y una mujer que es un tifus, vucón. AVILA, 1 9 6 T. la mirada de aquellos ojos dulces, perdidos en j y un niño que es un divieso, Luego, el amor propio, el afán de salir triuti el camino de ¡os cielos. Tai vez, al eco de una I y, ahí le tiés, al pobre hombre, ip n el pueblo de Navaluenga, de esta provin- fante se sobreponen á cualquier otra considevoz nu: ica escuchada, despertaban en su coratoda la vida pidiendo cia, celebróse hoy la boda de dos jóvenes ración en este diestro. zón las ansias y ios deseos vagos, que agitauna pulmonía, ú algo de la localidad. Los mozos, amigos y compa A su primer toro- -el monagtnat 10 de Muruban sus alitas b l a n c a s para emprender el pa que lo quite de en medio, ñeros del novio, acudieron al domicilio de lor. ve- -lo toreó por bajo, con pases naturales y vuelo... y, nanay, ca vez más mono; contrayentes para darles una serenata y can- en redondo, intercalando dos de pecho supeMarta, distraída en muchos servicios, sobrey más chato, y más esbelto, tar coplas alusivas, según es costumbre del riores. La media estocada que propinó al bicho viniendo entonces, dijo á Jesús: con más salú que una tía país. mereció una ovación general. -Señor, ¿no tienes cuidado que mi hermana que te declara heredero. El padrino, Pío de San Cirilo, quiso también E 1 cuarto llegó á sus manos en las condime deja servir sola... Dila, pues, que me- -Chico, la vida es un cine, cantar; pero como Paulino Rueda Sánchez le ciones propias del que acaba de pasar por la ayude. estoy convencido de ello; advirtiese que esto era cosa de los mozos y pena del fuego, receioso y buscando laescapaPero, respondiendo Jesús, le dijo: mucha luz y mucha gente, gente joven, sacó una navaja y le dio una pu- toria. El público se oponía á que lo toreas? -Marta, Marta, cuidadosa estás, y con las y mucha música, y luego ñalada eu el corazón, Paulino falleció en el Montes, pero éste lo. avivó en un santiamén muchas cosas estás turbada... pin pirrimplín, se te acaba acto. con una tanda rápida de peses de pitón á pitón, Y añadió, consagrando para siempre la Ilula película, y lates Déos, El agresor se. dio á la inga, pero ha sido cap- para un buen pinchazo: lo llevó en seguida á sión, ei Ensueño la Poesía que nos sostienen turado por la Guardia civil en un pueblo, que las tablas, á fuerza de pases por la cara, y le- -Oye, miá que estás filósofo. y nos ayudan y nos confortan: dista tres leguas del de Navaluenga. dio otro pinchazo; mas como el bicho conti- -Lo que estoy es que no vuelvo- ¡Una cosa es necesaria, y María escogió ia El crimen ha impresionado al vecindario nuase barbeando lad labias y anunciando si á vestir traje de luces, buena parte, la cual no le será quitada... profundamente. -Mayoral. palto al callejón, hubo necesidad de recetarle aunque se empeñe mi agüeio. un bajón azo. -Pues yo, en cuanto llegue á casa, Sabios, moralistas, sociólogos, pedagogos... Con el sexto, de Moreno Santa María, estume corto los cuatro pelos, ¡parlamentad con ios soñadores y con los poevo más valiente y eficaz. Su faena se compuso y por éstas, que son- cruces, tas para formar la mujer del porvenir... Celede tres pases ayudados uno de pecho, uno ¡mialas! en la vida vuelvo bremos todos, si queréis, á Marta la hacendocambiado por bajo y cuatro de latiguillo, proá comer más caracoles, sa... ¡Pero pongámosla el tierno corazón de Mapios para mejorsr de z -na al toro. Empleó un porque también son expuestos. MOSCOU, 1 9 I M ría, la preferida de Jesús! una estocaba trasera y una suprema- ¿Ele? n incendio violeutísimo ha destruido la pinchazo, en labial, al olapié ueto. De nuevo ¡Como te lo digo! propiedad del conde Tolsto i, sobrino del estocada, una ovación tempestuosa. escuchó- ¿Chipi? célebre escritor, causar do muchas víctimas. Montas ha con el- ¡Como te lo cuento! El conde Tolstoi, intendente de la Corona estoque. Entra m- jjoradó notablemente decirse tan recto, que pt ede Lo que es a mí, ¡naranjitas! en el distrito de. Bromitsky, recibía última- que sigue ia linea de la espida, d- sde el p- rii ¡Dios me libre de los cuernos! I a subida del pan fue el asunto del día. Sumente en su propiedad de Ilini, situada en la lamieutj. pimos que la elevación es de ocho céntilii a de Moscou á Kasan, á varios parientes y ANTONIO- CASERO Po- u parte, El mos en kilo; que la subida del precio de las amigos, y entre ellos á los Sres. Chilowsky, jica- o, hace también Popula i- ro t larlo rie r- nJes i. iharinas es de una peseta en los cien kilos, ó secretario. de la Comisiíu militar de Moscou, bajo de lontes, tunii udo suelogios dei de apreciación sea un céntimo por kilo; que hubo manifestahermano de su mujer, y Popoff, hijo del presi- la corrida oa el bigui -ie párrafo: ción en las calies á consecuencia de- haberse dente de la Audiencia de Moscou. Lste vendido en una panadería un pan de 500 gra- klilEN DISPARO? En ia Sección primera Ayer mañana, hacia las seis, el conde y SUR nttciUo toiero va se hace ca i lecesíirio en mos jue sólo tenia 300; supimos, en fin, que las de la Audiencia vióse huéspedes, cuyas habitaciones estaban en el levantar coso, rúes es el jje lo ¿ra siempre ai público. autoridades siguieron adoptando medidas, lo j lina causa seguid contra Bernabea de la tercer piso, se despertaron sobresaltados por g Como se ve, Anicnio Montes tuvo en esa que prueba que no han podido conjurar el con- Vieja (y no es broma) á quien el fiscal acusa- ruidos sospechosos y una espesa humareda. (b) corrida un éxito grand- cons- lidan lo el gran iiieto con la rapidez que era de desear. ba considerándola autora de un delito de dis- Quisieron bajar; pero los pisos inferiores ar- cartel que tenía entre la afc o 1 cana. Resulta, atando cabos, que los pobrecitos paro. dían. tahoneros, cuando tienen que. pagar un cénti 51 incendio se propagó rápidamente, y cuanEl defensor, Sr. EdOj- afirolaba que su gatea- ANTONIO MONTES NUESTROS GRABADOS DE PALACIO s BODA SANGRIENTA HORROROSO INCENDIO