Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AB atrás, muy atrás, sobre el autor de tales poesías; los ingenios volanderos y traviesos que regocijan, al público con sus parodias, aprestaron sus plumas para sacar partido del nuevo material; y en resolución, la gran masa de pújfolico, que no sabe si aquellos versos son malos jó buenos, que probablemente no los leería, ¡permaneció indiferente, pasiva, La cuestión, pues, está planteada en estos ¡términos y dentro del reducido círculo de los ¡que por estas cosas se interesan; ¿Es Rubén ¡Darío un gran poeta? ¿Es un poeta mediano? ¡A nuestro parecer esta cuestión no quedará iresuelta ahora; esta es la eterna cuestión que se ha planteado siempre á propósito de un hombre, de un artista nuevo, no tradicional. I,o s eruditos, los historiadores literarios, nos han llenado la cabeza de mil detalles y pormenores de vidas, obras, fechas y nombres; muchas de estas investigaciones son completamente inútiles; España es el país de los eruditos insoportables; se averigua aquí todo lo que es innecesario que se averigüe. Pero lo que no hemos tenido hasta ahora es un crítico histórico, ó mejor diremos, un psicólogo de la historia. Si lo tuviéramos, este crítico podría hacer en la presente ocasión un trabajo muy interesante. Aquí tenemos, por ejemplo, al arcipreste de Hita, á Garcilaso y al autor de la Epístola moral tales poetas, hoy, en nuestros días, son famosos, gozan de un renombre indiscutible, son, en una palabra, definitivos. Pero, ¿qué eran el Arcipreste, Garcilaso y Andrada en su tiempo? ¿Qué eran en aquellos días en que publicaban sus versos? ¿Qué opinión tenían de ellos sus coetáneos? ¿Qué reparos, qué críticas S 2 les hacían? Y ¿qué fueron estos poetas cincuenta ó sesenta años después de morir, cien años después, ciento cincuenta años después, doscientos años después? O sea, ¿cómo la fama de estos artistas ha ido elaborándose, creciendo á través del tiempo? Es decir, ¿qué forma y accidentes, ha guardado este proceso por medio del cwal mn hombre desconocido se ha. hecho inmortal? Contestar á estas preguntas es muy difícil; las generaciones venideras podrán realizar fácilmente una obra análoga de psicología colectiva; hoy cualquier lector, por modesto que sea, puede decir lo que quiera de un artista; lo dice en las páginas de un periódico; quedan estos testimonios y se van acumulando poco á poco. Pero, lo que pensaban de las Églogas de Garcilaso, los contemporáneos del poeta, ¿cómo vamos á averiguarlo? ¿Cómo saber qué le parecían á los lectores aquellas tan íntimas imitaciones del italiano, aquella audacia en convertir palabras francesas en españolas arietes, dice en alguno de sus poemas, traduciendo de tialcts, criados) aquella desenvoltura, en fin, con que jugaba con la rima y con la sintaxis? No sabemos lo que pensarían de todo esto muchos lectores; lógico es suponer que no todos serían admiradores del poeta; habría indudablemente lucha, controversia; estas novedades escandalizarían á algunos; á otros les parecetian excelentes. Y poco á poco el tiempo iría liaciendo su obra, su función, su síntesis... Pero si con respecto á estos poetas no se ha realizado la obra que indicamos, un escritor inglés, el Sr. Hind, ha hecho en uno de los capítulos de su libro reciente sobre Velázquez, Dayswith Velázquez, una cosa análoga. Por él vemos que este pintor que ahora es universal, maestro de todos los pintores del mundo, admirado en todos los países cultos del planeta, no lo es como tal sino desde hace relativamente pocos años. Se puede decir que el autor de Las Meninas no es gran pintor sino desde 1860; es decir, que desde entonces es cuando comienza á extenderse su fama de gran pintor, para llegar á la consolidación suprema (después de tres siglos) en nuestros días. Y sin acudir al libro del Sr. Hind, si abrimos el e. 9 D nmmp: 1007- aprestó á sus parientes y comensales para formar con todos un Ministerio. Vineeati, que delira por la cartera, se encargó un uniforme nuevo y flamante, con una teresiana, que le sirviera para darla ante el mundo de hombre elegante Rosales vio en el aire su puesto ansiado, que sirve y desempeñe con mucbp ceíb, y al verse sin Gobierno, desesperado, en señal ¡ay! de luto, se corto el pelo, Pero al fin, Vega Armijo, soltando un temo, que á Jimeno y comparsa causó el gran susto, logró eqhar medías suelas á su Gobierno, y seguir gobernando muy á su gusto. Pasó, pues, la tormenta que afligió el alma, huyeron nuestras hondas melancolías... y podremos desde ahora dormir en calma, que aún nos queda Gobierno... ¡para tres días! MANUEL SURIANO. p o r separado damos cuenta del estreno, veri ficado anoche en el teatro de la Comedia, de la obra de Rusiñol y Martínez Sierra, Vida y dulzura, de la cual reproducimos en fotografía una de las más interesantes escenas del acto segundo. T ambién por separado damos cuenta exten 1 sámente del fallecimiento del matador de toros Antonio Montes, ocurrido en Méjico inesperadamente. NUESTROS GRABADOS COSAS DE TEATRO I I n a carta del Sr. Canilla. Contestando á nuestro distinguido colaborador Sr. Flores García, nos. dirige el señor Carulla una larga carta, de la cual reproducimos lo que sigue: Me ceñiré á rectificar dos inexactitudes del mado por D. Francisco Flores García, creyendo firmemente que usted publicará mi rectificación, sin yo invocar la ley, que me otorga el derecho de imponerla. No soy el inventor de las palabras bondoso y sonriso. Lea el Diccionario de la lengua castellana, y aftículo Cosas del teatro. ¿De quién es la culpa? fir- encontrará las dos en él, pudiendo, por consecuencia, emplearse aun en prosa. Escribe luego el Sr. Flores García: La mujer rica se ha estrenado por mandato judicial... Tampoco es exacto, E 1 Sr. Thuillier se comprometió tiempo atrás á representar una obra traducida por mí del italiano, pidiéndome, además, la exclusiva, que le concedí, para Madrid y Barcelona, no tomo V del Itineraire descriptif de VEspagne, pupudiendo, por consiguiente, ofrecerla yo á ninblicado en 1809 por Alejandro Zaborde, veregún otro actor ó empresa. mos que en la página 324 dice: Velázquez es Pasados muchos meses, viendo que no la uno de los genios más extraordinarios que se ponía en escena, me dirigí á él, y convinimos pueda encontrar; este pintor no es conocido fuera de en que representaría mi traducción de la coEspaña EL MATADOR DE TOROS ANTONIO MONTES, Fot. Esperón. media en tees actos y en verso, escrita en caNo hace falta más para razonar y apoyar talán por el insigne D. Federico Soler (a) PitaTALLECIDO EN MÉJICO A CONSECUENCIA DE UNA COGIDA nuestra tesis. Eos prestigios que se crean rápirra. Aun anunciada en los carteles, no se puso damente, en vida de un artista, son prestigios en escena, porque D. Emilio Thuillier me dijo deleznables, de poca duración; el espíritu de que ni para él ni para la Srta. Ferri había paeste artista es un espíritu medio, corriente, acpel en la obra, etc. cesible á todos; todos le aprueban. En cambio, Para evitar el pleito, en 9 de Septiembre un innovador, un hombre que esté fuera de la último se comprometió á representar, antes de tradición, sólo tendrá á su lado unos cuantos que concluyera el 1906, el magnífico drama admiradores; pero su fama irá creciendo, agiEl rector de Vattfogona, del mismo poeta catalán, gantándose con el tiempo. Las hostilidades, también traducido y versificado por mí los desdenes que ahora suscitan los versos del En Granada recibí posteriormente una carpoeta Rubén Darío han existido siempre en ta suya, manifestando deseos de substituir el torno de los verdaderos poetas. Y han existido drama con una obra mía. Ansioso de paz, le siempre unos pocos amigos que les han sido remití la titulada Juliano el Apóstata, en prosa, y leales y han recibido con cariño sus producLa mujer rica, en verso, que publiqué años atrás ciones. en mi revista La Civilización y después aparte, AZORIN sin censura ni- protesta de ninguna especie. D. Emilio Thuillier me contestó en el día 3 de Diciembre, leyéndose lo siguiente en su contestación: COPLAS DEL SÁBADO He recibido su otra obra La mvjer rica, que desde luego elijo entre las otras. Urge que us PASÓ LA TORMENTA. ted venga, pues empezaremos á ensayar en se guida, y urge más, porque los actos son de Por motivos y causas dimensiones tan extraordinarias, que creo desconocidos, tendrá usted que aligerarlos. Yo lo haría, pero y que el pueblo pagaro no quiero, sin la intervención de usted. Si ussaber quisiera, ted insiste en que se hagan como usted los ha estuvimos tres días escrito, así se liarán... sobrecogidos, Tengo, en mi poder las dos obras anteriotemiendo que la crisis res, que le entregaré en propia mano á nüessobreviniera. tra vista. 1 Hicieron ios ministros Se reitera de usted atento s. s. q. 1. b. 1. m. el testamento, E. Tkuillier. t siguiendo la costumbre Con esto queda rectificado, con todo lo dede tales días, más que dice contra mí, D. Francisco Flores y dicen y aseguran García. que el de Fomento Solamente añadiré que, como dije á muchas aumentó en mil doscientas personas, mi comedia La mujer rica es la más las cesantías. endeble y la menos interesante de las referidas, no representadas aún. Las otras no son El viejo canonista, originales, sino traducidas, como digo antes. TEATRO DE LA COMEDIA. UNA ESCENA DEL ACTO SEGUNDO DE LA OBRA que en casos tales Disponga como guste de s. s. s. q. b. s. m. 1 4. VIDA Y DULZURA. ESTRENAD A ANOCHE. (JULIA) SRA, PINO; (P L 1, NK SR. CALMO es comedido y obra Jbsé Hf. Carulla. Fot. ABC. como hombre serio. i í é ifi Madrid, 16 de Enero de 190 j.