Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 DE ENERO DE 1907. PAG. 2. EDICIÓN 1. Para asistir á ia ooda dé su 1i efmaná la lin. la señorita de Bellechast, e, qae se celebrará público se divierte más con las obras remata- gitud O. (Merid. de Greenwich) Torre blanca, linterna roja, pararrayo y ve- el 21, son esperados en Madrid los señores damente malas que con las buenas, por buenas TTambién fue jornada laboriosa la de ayer que sean. Lo cual es muy desconsolador para leta dorados. Dieciocho millas de alcance. Luz de Pierre Fourquiere. para la política... y para la justicia. Los los autores de verdad... que han de escribir giratoria así: en 360o; relámpago rojo de dos senombres encargados de labrar nuestra felici- para ese público. gundos; eclipse de cinco segundos; luz blanca Ha regresado á Madrid el marqués de Ta dad anduvieron en incesantes cabildeos, como No es ese, con ser tan importante, el princi- de cuarenta y siete segundos y eclipse de cin- marit. si se ocupasen de la suya propia más que de co, para un total de un minuto. la de los demás. Las impresiones de última pal aspecto de esta cuestión. La mujer rica se ha A este edificio se ha trasladado el servicio estrenado por mandato judicial y se ha reprehora eran pesimistas para los devotos de la de practicaje oficial antes situado en el pontón I f N NUEVO LIBRO DE RODR 1 situación. Sus hombres principales no se en- sentado tres noches consecutivas al amparo de faro. CiUEZ M A R Í N la ley. La empresa aceptó la obra, con el delitienden. ¡Cosa más rara, no entenderse los cons También se ha instalado el faro de Carúpapicuos liberales, ellos que han sido siempre la berado propósito- ¡claro está! -de no ponerla no, con lámpara de cuarto orden, luz blanca Editado por la Academia Española, que lo en escena: la prueba está en que para estrenarperfecta armonía! la ha sido preciso que los Tribunales la obli- con ocultaciones (diez segundos y cinco) 75 tremió por unanimidad en público certamen, Se suspendió el Consejo de ministros. Vein- guen á ello. Entonces, ¿por qué la aceptó? -metros de altura sobre el nivel del mar, y las icaba de publicarse un estudio biográfico, biticuatro horas más de vida. Menos es nada. preguntará el lector discreto. Porque esa es la coordinadas siguientes: lat. N. 100, 41 por 630, bliográfico y crítico de Pedro Espinosa, original de D. Francisco Rodríguez Marín. Pero el Gobierno tuvo un rasgo de buen hu- costumbre que usan de antiguo, generalmente, 15 de longitud O. (Merid. de Greenwich) mor: publicó una extensa combinación de go- las empresas de los teatros. Contra esa cosNos limitamos, por hoy, á dar cuenta de su bernadores civiles para ver quién de ellos es tumbre, tan inexplicable como perniciosa, toda aparición, prometiendo dedicarle la atención el valiente que se lo cree y toma billete de ida censura será pálida y blanda. que merece. Obra es ésta de la cual no puede y vuelta. hablarse sin el natural reposo, como ocurre El caso de ahora no es nuevo. Como en eso con todas las de nuestro distinguido colabofaLoSfquehaceres de la justicia también fue- de las comedias se interesa tan vivamente el dor, el ilustre académico tan celebrado por el ron abundantes. En la Audiencia se vio una amor propio y es, en verdad, muy desagradapúblico como estimado por los doctos. causa, de la que resulta la consoladora histo- ble decirle á un caballero, no me gusta lo que EJ salón reverberaba con las luces diamantinas ria de cómo por un gato se mata á un hombre. usted ha escrito los empresarios, olvidando que irradiaban de los focos; los policromos colores En la plaza de los Carros hubo el acreditado aquello de que más vale ponerse una vez code las máscaras ruidosas, el perfume de las flores, NUESTROS CONCURSOS crimen de la navaja, que proclama una vez más lorado que ciento amarillo caen en la censulas excelencias del matonismo y, por supuesto, rable debilidad de faltar al octavo mandamienlas caóticas marañas de enroscadas serpentinas, la eficacia de las medidas que con frecuencia to y aceptan las comedias inservibles, para dar los arpegios de la orquesta y las risas, ios rumores dictan las autoridades para impedir el uso de largas al asunto y quitarse de encima, por el que estallaban desbordantes, armas. apagando delirantes n los últimos días hemos recibido los dona pronto, al autor molesto, pero con la inqueY, en fin, hubo fuego en el Congreso, y eso brantable resolución de no representarlas; lo tivos siguientes: el rozar acompasado en la roja alfombra blanda que todavía no se ha abierto. Por fortuna, el cual es mucho peor é infinitamente más desEQUIPO que en sus giros producía de danzantes la parranda, incendio no tuvo importancia y seguiremos agradable que decir la verdad, por dura que Srta. Ciernen tina L. Trevilla de Arroyo. i eran como un gigantesco disfrutando de los beneficios inmensos que á sea, desde el primer momento. Sobre que tamSeñora marquesa de Villamagna 1 íienzo mágico goyesco España reporta esa acreditadísima casa. C. F. y A. M 1 poco hay necesidad de decir que una obra es Exhibíanse en los palcos junto al fraque masculino Y nada más. E tiempo sigue dispensando á mala, para no aceptarla; con decirle al autor: Taller de Nuestra Señora de la Espela toitette carnavalína, el mantón de grandes rosas Madrid bondades que los fieles á Momo qui- su obra no me conviene se ha salido del ranza 5 con sus chinos marfileños y sus flecos en undosas sieran ver reservadas para dentro de quince paso. María del Pilar 1 cataratas, dibujando su contorno purpurino. días, cuando Carnaval triunfe por esas calles Marquesa de Villamagna 1 Parece el teatro Al perfume de la esencia mézclase allí el del champaña, más descaradamente que en los momentos ac- desde el como que en hasta el todo el mundo, empresario avisador, está LEMAS el aroma de la trufa, del sandwich y del confite; tuales. contagiado de la farsa que eternamente se rey al calor de la bebida la calefacción extraña Ama á tu prójimo como á ti mismo... 1 presenta en el escenario; que se tiene horror, á deí mirar de garzos ojos que el cristal copia y repite. Todo por amor á Dios I la verdad, y que nadie la dice ni á tres tirones. Un galán, dos mascaritas, un cariño que arrebata, Vestir al desnudo 1 De ahí los líos que se arman frecuentemente, y él admira la belleza, una de ellas la corbata Con la precedente lista queda terminada la S. M. el Rey y su augusta esposa, que desea las cuestiones difíciles y espinosas que surgen del galán ciñe, en sus brazos amorosos, delirantes... publicación de donativos recibidos para nuesentre autores y empresas, cuestiones que á conocer los alrededores de Madrid, fueron ayer veces van á parar, como ha ocurrido ahora, á y de paso le aligera del alfiler de brillantes. tro concurso. en carruaje por Chainartín y Tetuán, siendo los Tribunales de Justicia. Una vez más haremos presente nuestro agraROBERTO DE P A L A C I O aclamados á su paso por los vecinos de dichos decimiento á las señoras donantes, y nos feliEn el caso de Carulla hay muchos autores lugares. citamos del éxito logrado, pues desde S. M. la á los Tribunales, D. Alfonso, que vestía de levita y sombrero inéditos, que no recurren como Carulla. Reina y S. A. la infanta doña Isabel, hasta seno son de copa, y la Reina doña Victoria, regresaron á precisamente porque la literatura que tiran hañoras de posición modesta, han cooperado á la Los maniáticos de Palacio por la Dehesa de la Villa y la Moncloa. cia el teatro (y en esta clasificación entra por P O R UN MININO Por una causa tan tri- caritativa obra, secundando brillantemente derecho propio el versificado A- la Biblia) vial, como la de si el nuestra iniciativa. S. M. la Reina doña María Cristina paseó son temibles. Dígalo si no el aiu. i Thuillier. gato de un vecino se hallaba ó no en el domiNos ocupamos actualmente en organizar la por la Castellana con la marquesa de Marto- Cuanto peor escriben, más fieramente se enca- cilio de su dueño, riñeron una noche del vera- Exposición de los equipos, á la cual serán invirell. riñan con sus obras, y hay que tener con ellos no último Enriqueta Iglesias y Felipa Arroyo tadas todas las señoras que nos han remitido un cuidado especial, porque son de mucho A las voces que ambas daban acudió Juan donativos. S. A. el infante D. Carlos estuvo en carruaje cuidado. Lo más sencillo es desengañarlos; Augusto García, esposo de Enriqueta y poco por la Casa de Campo con su hijo primogénito. desde luego decirles la verdad, con toda clase después Jorge Moran, hijo de Felipa. Jorge, NA ACLARACIÓN Las señoritas donantes delosequide precauciones, y romper con ellos toda co- que como decimos, se presentó en el lugar de El infante D. Fernando estuvo en el cuartel municación literaria. Pero esa verdad debe escándalo cuando la trapatiesta se hallaba en pos que registramos con el lema La caridad del Conde- Duque. decirse igualmente á todo autor, bueno ó malo, su período álgido, creyó que la intervención no es sólo una virtud, es un deber nos escricuya obra no se ha de representar. del marido de Enriqueta tenía que redundar ben para advertirnos que su deseo es que la Ayer recibió la Reina doña María Cristina Hay quien cifra todas sus esperanzas, en el en perjuicio de la otra parte beligerante, y sin ropa que enviaron constituya un solo equipo y no dos como al recibirlo creímos. en audiencia á la condesa viuda de Castilleja estreno de una comedia que ha sido formal- más preámbulos dio dos estacazos á Juan. de Guzmán y las duquesas de Noblejas y viu- mente admitida por una empresa que, al acep- En aquel crítico instante entra en escen Quedan complacidas y reunidos en uno sólo da del mismo título. tarla, ha formado el propósito de no estrenar- Gregorio Iglesias, el hoy procesado, y como los dos lotes de ropa. la nunca. Esta inútil crueldad, además del de presenció la agresión de que Juan Augusto Ayer regresó á Madrid el principe D. Felipe inútil tiene otro calificativo que no he de es- era objeto, se cree en el caso de salir á la dede Borbón, que ha pasado una temporada en tampar aquí. fensa de éste, á quien le unían vínculos de paCannes con sus padres, reponiendo su salud, Un amigo mío, el que más quiero, y el único rentesco, y apoderándose de una navaja que quebrantada por la grave enfermedad que su- con quien estoy por completo identificado, en la habitación de Enriqueta pudo hallar, di- 1 ARA Para mañana, jueves, se anuncia en este teatro el estreno de la comedia frió en Valladolid, donde estaba como cadete fue, durante seis años, acaso para purgar al- rigióse á Jorge y le infirió una herida, á con de la Academia de Caballería á que pertenece. gún pecado grave, director artístico de un im- secuencia de la cual falleció á las pocas horas, en dos actos, de Linares Rivas, El mismo amor. portante teatro de Madrid, y rompiendo con Procesados Gregorio Iglesias y Juan Augus En el patio de Palacio se expusieron ayer, la costumbre tradicional, jamás engañó á na- to García, el fiscal hubo, sin embargo, de reti- ZARZUELA Esta noche, en sección doble, q Ue comenzará á las diez y mepara que las vieran las Reales personas, trece die. Obra que aceptó, fue estrenada; y las que rar la acusación para el segundo, por entender i jabalíes y dos corzos de los cazados en Extre- no le agradaron, segiín su leal saber y entender, que no era culpable del delito que se le impu- dia, se verificará el debut de los notables armadura en la montería á que ha asistido el in- fueron rechazadas inmediatamente, con toda taba. Sostúvola, pues, únicamente para Gre tistas que dirige T. Reed, con la original panfante D. Carlos, invitado por el marqués de la franqueza, sin dejar lugar á la más pequeña gorio, considerándole autor de un homicidic tomima Una soire e en un music- hall ingles, que tiene el siguiente reparto: Romana. duda. El hombre se desvivía por llenar su con una circunstancia atenuante. El bebedor alegre, Mr. Evans. -El colegial obligación; los cómicos (aunque parezca menEl Jurado, reunido en la Sección primer; travieso, Charles Jackson. -El padre irlandés, En breve firmará S. M. el Rey el nombra- tira) no le daban que hacer; el empresario, más miento de mayordomo, mayor, en la vacante que su jefe, era su amigo entrañable, y sin em- para juzgar este delito, quiso llegar á más T. Reed Pinaud. -El ilusionista prodigioso, producida por la dimisión del caballeroso mar- bargo, no tenía una hora de tranquilidad. Los avanzado extremo en su veredicto, y aunque Willam Le Fré. -La cantadora de romanzas, qués de la Mina, en favor de un duque, gentil- autores, es decir, los que no lo son, los maniá- afirmó la culpabilidad de Gregorio, reconoció mis Kety Linnott. -El señor Moltobuono, el hombre con ejercicio y servidumbre, que en ticos de la literatura, que forman legión es- dos de los requisitos de la eximente que alega señor Bellísimo, el señor Moltomale y el señor Locó, cuarteto Influenza. -l, a bailarina excénlos últimos días del mes de Mayo del año. pa- pantable, amargaban su existencia, y le obli- ba la defensa, encomendada al Sr. Jiménez d trica, iniss Lena Pinaud. -El campeón del sado estuvo á las órdenes de dos damas de ele- garon, por fin, á hacer un mutis definitivo... la Puente. En vista de ello, pidieron: el representant vadísiina estirpe. Fuera del gremio de los maniáticos, pudo apre- de la ley que se impusiera al procesado la pem mundo, William Roberts. -El regisseur, Sam Mac Cullock, ciar también que el hombre, de doce años y un día de reclusión, y la defensa seis meses y un día de prisión corree EXTRANJERO Se anuncia que la casa si es escritor, aun siendo de los buenos, cional. Ricardí ha adquirido la no es imagen de Dios, ni mucho Tríenos. La Sala condenó á Gregorio Iglesias á sei, propiedad de la ópera Giore, que los maestros Para dar una idea aproximada de los asedios años y un día de prisión mayor. Franchetti y Giordano han escrito sobre un li El estreno de la comedia La mujer rica, origi- que sufrió, baste decir que hubo un individuo bro de Illica. nal y en verso, ó cosa así, de D. José María que al remitirle una comedia le incluyó una OT 1 C 3 AS La Sala segunda de lo civil hí Carulla, verificado recientemente en el teatro carta en la cual le decía: Si para tal fecha no p a r í s pide cada año una. danza nueva: desha estrenado usted esa obra, me suicidaré y gado de Torrijosrevocado la sentencia del Juz de la Princesa, aun siendo, como fuá, un es pues del cake- walk, la maichiche, después la pleito sobre adjudica usted será responsable de mi muerte No se ción de bienes de en el capellanía. pectáculo divertido, en fuerza de ser lamentakraquette, ahora el kickuig, que está haciendo fuuna alteró ante tan terrible amenaza y, después de ror en una revista que se representa en Folies blemente grotesco, se presta á tristes consideleer detenidamente el cuerpo del delito, escribió enEl fallo ha sido de acuerdo con lo soiicitad (Bergéres. raciones. el acto de la vista por el Sr. Larrea. La actitud del público, refinadamente dis- al autor lo siguiente: Puede usted suicidarse, T e una estadística teatral francesa, resulta tinguido y excesivamente numeroso; sus rui- desde luego, porque su obra no se representaAyer nizo sus dosas manifestaciones de expansiva alegría rá en este teatro Desde el día siguiente rni fendiendoáun primeras armas en el foro, de que en 1905 fueron representadas en Franprocesado por lesiones, el jo cia 879 comedias nuevas, que unidas á 217 qué durante la representación; sus aplausos nutri- amigo leía los sucesos de los periódicos y jamás ven letrado D. Arturo Humanes. se imprimieron, pero no se estrenaron, suman dos, como premio á la facilidad del poeta para encontró la noticia de a e suicidio. Se trataba 1.096 obras. UN PASANTE encontrar consonantes difíciles; su insistencia de un Carulla fúnebre... aunque de mentiriLa misma estadística se ocupa también de en llamar á escena al autor y, como corona- jillas. las representaciones de la Opera Cómica de El empresario ó director que se ablanda con miento de todo ello, la ristra de ajos que cayó París. en el escenario al finalizar el acto segundo, uno de esos, está perdido; pero, ni con esos, ni Massenet alcanzó 96 representaciones, sidan una idea pobrísima de los sentimientos de con los otros, ni con nadie, se debe hacer lo que Se encuentra en cama, con un fuerte ataqu guiéndole en orden inferior Bizet, Thomas, hacen, generalmente, directores y empresarios; tan respetable colectividad. Ya antes de comenzar la representación, en primero, porque decirla verdad no cuesta nada gripal, nuestro querido amigo el joven cate Delibes, Charpentier, Gluck, etc. De los compositores italianos, corresponde la sala, en el vestíbulo y en los pasillos notá- ni á nada compromete, y después, porque á lo dráticb D. Fernando López Monis. á Mascagni 36 representaciones de Cavalleria. base que, sin duda para estar en armonía con mejor salta un Carulla y presenciamos estreá Puccini, 17 de Bohemia; á Rossini, 17 del Bar. Se halla en Niza la duquesa de Bailen. el calendario, todo el mundo tenía cara de nos como el de La mujer rica. bieri di Siviglia; á Verdi, 14 de Traviatta, y á No es mi ánimo recriminar á Thuillier. ConPascua. Aquella alegría quería significar: ¡Cómo tagiado del vicio general, 110 ha hecho otra nos vamos á divertir con ese pobre hombre! Los condes de Esteban Collantes sentaron Donizetti, 12 de Lafiglia del reggimento. En los estrenos normales y corrientes, el pú- cosa que seguir la corriente por donde va de á su mesa el lunes pasado á la marquesa viud I a conmemoración en Bayreuth del 25.0 aniblico está serio, grave, ceñudo, como diciendo: antiguo la costumbre teatral, costumbre que, de Hoyos, al marqués y á la marquesa de Ahu versario de la primera vez que se ejecutó En cuanto al autor se le vaya un pie, lo reven- con mucha más razón que la forma poética, inada, al barón de Eróles y á los Sres. Mugui Parsifai, se ha suspendido por seguir enferma ro, Hoyos y Vincent y Urruela. tamos. Pero la otra noche se trataba de Carulla, está llamada á desaparecer. del hombre que se arrojó al temerario empeño Tienen estas comidas, ya clásicas en estí la viuda de Wagner. FRANCISCO FLORES OAKCJA de poner la Biblia en verso, del audaz inven casa, el atractivo de la amabilidad exquisit; de la condesa, del encanto de sus hijas y de tor de bondoso y sonriso, y de tal autor se podía ingenio y gracia del conde. y se debía esperar una obra disparatadamente divertida. Había, pues, la perspectiva risueña A la Habana ha marchado el marqués d A rite el escaparate de una tienda de antigüede una tomadura de pelo, como se dice en len- jpl señor cónsul de los Estados Unidos de -dades dos golñllos contemplan un cuaguaje vulgar y chulesco, y de ahí el regocijo, a- Venezuela en Madrid, nos ruégala inser- Perijáa. dro que representa á Orfeo con una lira en la anticipado primero, y desbordante después. ción del siguiente aviso: Los condes de Velle dieron anteayer una mano, rodeado de animales. Los estrenos respectivos de El garbanzo negro, El pop. tóii faro que estaba colocado en la- ¿Qué será eso, tú? El circulo de hierro, Alicia, La nohley rica pastara, y, Boca del Orinoco, ha sido eliminado, y uno agradable reunión, á la que asistieron mucha, aristocráticas damas. -Es una señorita que toca el arpa ara íinalnaente. ei de La mujer rica, han venido á nuevo se lia instalado en la Punta Baaluaa, á asustar á las fieras MADRID AL DÍA demostrar con evidencia abrumadora, que el la latitud N. de 8 36 30 y 600, 26 10 lon- DEL MIÉRCOLES EL CALAVERA Y EL ABRAZO VESTIR AL DESNUDO DE PALACIO TRIBUNALES u NOTAS TEATRALES P O S A S DE TEATRO. ¿DE QUIEN ES LA CULPA? MOT DE LA FIN