Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 2 DE ENERO DE i 9 c 7 PAG. 4 EDICIÓN 1. maüdaáes. Además, e 1 simple hecho de recuTrir ó haber recurrido una soia vez, por sí mismo ó por los miembros de su familia al ministerio sacerdotal para un acto religioso (bautismo, ¡comunión, matrimonie ó funerales) lleva consigo la inscripción de oficio en la lista de fieles sometidos al impuesto de Iglesia y obliga á confiar la instrucción religiosa de sus hijos á los ministros del culto. Las Asociaciones cultuales prusianassólo tienen, pues, una analogía muy remota con Jas que la ley francesa quiere crear. Respetan la jerarquía eclesiástica, y en tiempos del Kulturkampf, el Gobierno, excitado por una mayoría anticatólica, creyó que debía sostener las pretensiones antilegales de algunas Asociaciones que se habían rebelado contra el Papa y ¡os obispos; todo aquello terminó con la famosa abolición de las leyes de Mayo en ¡883 y en 1886, y cuando el príncipe de Birmark comprendió que debía cambiar de política, el Spetrfoud, tesoro constituido por las rentas eclesiásticas, fue reintegrado á los obispos. tampoco faltaran novedades, porque la situación ha quedado de mirame y no me toques. Sucesos callejeros, de poca importancia. Novedades teatrales, ninguna. Comienza la terrible cuesta de Enero. Pronto rodarán las primeras víctimas. candidato al Zemstvo del Tver seria asesinado inmediatamente. El asesinato del conde ha producido en lat altas esferas del Gobierno profunda emoción. Sabido es que el nombramiento de StolypSne, presidente del Consejo de ministros, fut patrocinado por el general Trepoff y por e! conde Ignatieff que le consideraban como inttrumento dócil de su política de resistencia. En poco tiempo (menos de seis meses) han muerte el general y el conde. En circunstancias todavía obscuras el primero, acribillado á balazos el segundo, mientras Stolypine debe la vida á una casualidad cue ít libró de perecer cuando su residencia oficias saltó volada por las bombas. EL TERROR EN RUSIA T ECLARACIONES DEL ASE- Otra vez el SJMO DE 1 GNATIEFF ¡asesinato político vuelve á sembrar el pánico en Rusia. Los radicales del partido socialista revolucionario han jurado exterminar uno á uno á todos los personajes más caracterizados del régimen autócrata, y el conde de Ignatieff ha sido su primera víctima. El asesino del conde ha declarado haber rei A CAMPANA Sueñan las mozas gracibido de sus jefes la orden terminante de ma D E LA VELA nadinas con el 2 de Enetar á cuantos hombres de estado reaccionario ro. Es la conmemorase pusieran á su alcance. ción de la Toma de la ciudad moruna; es h Mientras le interrogaban designó con el fiesta en que la vieja Alhambra se rejuvenece, dedo á un agente de policía, como si hiciera la fecha que las bellezas nubiles aguardan esi un signo que debía ser comprendido por al- las impaciencias de su ilusión en flor. guien... Alarmado el juez, instóle vivamente La maga de la leyenda no engaña. Siglos ha para que explicara qué había querido significar la vetusta torre arábiaa de Giafar está encanto Como ya hemos dicho, nuestro firme pro- con aquel gesto misterioso. El asesino, son- tada. Por sus muros ocres, veteados de neriendo y encogiéndose de hombros, manifespósito de poner en vigor desde 1, del año tó que el objetivo de los conspiradores no era gruzcos manchones, suben los aromas de loa actual las reformas que hace tiempo anun- el de matar agentes de policía, sino jefes del adarves, que las flores pueblan, á perfumar! í esbelta espadaña que desafía los vientos. En ciamos y que esperamos han de ser del agra- sistema político imperante. Cuando el juez de instrucción le preguntó á su triste soledad de todo el año, los silfos d; do del público, no ha podido realizarse exaclos bosques van á refugiarse en la encaracoiads tamente por causas ajenas á nuestra vo- qué partido pertenecía, se limitó á contestar: y ¡nisteriosa escalera que lleva á la desalmena Vea mi revólver En la culata del arma, y luntad. delicadamente grabada, se lee la siguiente ins- da plataforma, y en la alta noche, á la luz de la La tardanza en llegar la parte de ma- cripción: Partido socialista revolucionario luna que se filtra oor las saeteras, fraguan sut Parece probado que el individuo en cuestión hechizos. quinaria nueva, imprescindible para el Pero sólo en este día memorable, cuando á procedía de Moscou, y que tenía un cómplice planteamiento de las reformas, no obstante que ha logrado escapar. Indudablemente estaba través de los siglos hiende los espacios como habernos cuidado de que las expediciones se al corriente de cuanto hacía el conde de Igna- flecha de angustia el suspiro de! último rey moro, cuando los bronces de la catedral resuehiciesen en gran velocidad, nos obliga á tieff. Cuando ei conde, procedente de San nan graves recordando la rendición de un puePetersburgo, llegó á Tver, dos días antes del aplazar aquéllas, aunque por muy pocos atentado, advirtió que su carruaje era seguido blo entero, sólo en este día va á posarse sobr días, pues á punto ya de terminar sus tra- desde la estación por otro de alquiler que ocu- la espadaña de la torre de la Vela el espíritu bajos el montador de la casa constructora paba un hombre, envuelto hasta los ojos en su inquieto del príncipe Ahmed- al- Kame! del prisionero del Generalife, del peregrino del amor. de las máquinas, T cenig y Baüer, confia- pelliza. El conde creyó que se trataba de un Su sombra besa la cuerda de la campana y 1 agente de policía secreta, encargado sin duda mos en que en la presente semana, las refor- de escoltarle. hechiza. Sus lágrimas titilan en las hojas déla mas de M B C serán un hecho Ei conde se hospedó en un hotel en donde espesa alameda. Es el genio mismo del amor que espera. se encontraban ya otros muchos miembros del ¡Cuántas veces, en la alta noche, como alerZemstvo provincia! Al día siguiente, esto es, el viernes de la semana pasada, asistió á la tas de guerreros de la Reina Católica, como apertura de las deliberaciones, y el sábado, á la pregón de lucha contra los levantamientos de p l año se despidió tristón, lloroso, como segunda sesión. Durante una suspensión de los moriscos, como aviso á los pueblos de la verdadero moribundo. Madrid celebró su ella, reunióse con su amigo el príncipe Ptítia- Vega para sus riegos, el tañido de esa campamuerte y el nacimiento de su sucesor cantando, tin en una mesa de la cantina de la Asamblea. na desveló con terror á las almas juveniles! bebiendo y riendo. De uvas se hizo un gran El 2 de Enero todo es alegría. El tañir dfc En otra, próxima á ellos, estaba sentado un consumo, porque todo el mundo se pirra por joven de unos veintidós años, modestamente la torre del Homenaje no espanta, sino atrae. la felicidad y porque progresamos mucho, mu- vestido, que aguardó á que el conde y su amiLa Vega se ha despoblado y llena las calles chísimo, pero cada día somos más supersticio- go entablasen animada conversación para le- de Granada. En la Casa de la Ciudad tremola sos. Habrá quien no crea en la eficacia de la vntarse, y acercándose rápidamente al Prín- el glorioso pendón de Castilla y, en procesión ley de Asociaciones; pero ¡dejar de creer en la cipe, que le volvía la espalda, disparó sobre él, solemne, es conducido y expuesto á la admirade comer uvas al empezar el primer día de Año á boca de jarro cuatro tiros de revólver. El ción de las gentes el escudo que en oro y sedas Nuevo... pánico y la confusión fueron enormes, y apro- bordara la Reina conquistadora. La crédu! 1907 se presentó envuelto como todo recién vechándose de ello, el asesino, con la mayor juventud busca ansiosa las alturas. Llámala á sí nacido, sino que su envoltura consistió en una calma, se dirigió á la próxima sala de billar, y la campana encantada. niebla densa que apenas dejaba ver más allá de apuntándose al pecho disparó de nuevo el arma, Como corzas suben las cuestas de la Colina las narices. Hubo quien llegó á creer que no pero el cañón resbaló y la bala, atravesándole roja las mozas. La plaza de los Algibes presenta había Gobierno. Lo que sí es indudable es que el hombro, fue á incrustarse en la pared. el aspecto de una romería. Corren las fuentes muchos adivinaron en la niebla un símbolo de El conde sobrevivió diez minutos. Su pri- alabastrinas del palacio árabe; y el sol amarilo obscuro que se presenta el año. Por de pron- mer pensamiento se dirigió á su esposa, ro- llea, muriéndose de envidia, en los torreones to, en ca primer día ha hecho alarde de no gando á los que le rodeaban que la telegrafia- murados que ciñen y defendieron el antiguo permitir ver lo que sucedía recinto. sen inmediatamente. La única novedad del día fue la horrible inDe los cuatro balazos, había recibido tres en Fatigados, jadeantes por la ascensión, mu certidumbre de si se declaran en huelga ó no el abdomen y el cuarto le atravesó el hombro chachas y mozos no tienen más que un pensalos panaderos. Las autoridades, como siempre, derecho. Cuando se extrajeron los proyectiles miento: poner sus manos en la cuerda de aqueadoptaron precauciones. Pero la duda subsiste. pudo observarse que estaban envenenados. lla campana, preguntar con el alma querencioPero de lo que nadie duda es de que los panaLa tarjeta ó pase, extendida á nombre de sa al oráculo sonoro, trenzar en aquellos resoderos seguirán haciendo de las suyas, incluso Kolulcoff, con la que el asesino pudo entrar en bados nudos de cáñamo, á fuertes tirones, el el vender caro el pan y que las autoridades no el edificio del Zemstvo, llevaba fecha i o5. cordón simbólico del yugo matrimonial. harán nada. Al tiempo. El conde de Ignatieff había recibido últimaLuego... esperar la indefectibilidad de su La política, encalmada; descansando de los mente numerosos anónimos amenazadores. En virtud en todo el año. Por el oído entra el ajetree, ce estos días. No habrá Cortes, pero uno de ellos se le advertía que si se presentaba amor, como la fe. Radiantes de emoción, en su TALISMANES DE AMOR REFORMAS nN A B C MADRID AL DJA