Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AÑO NICA CINCO. UN 3 VER- S MADRID, 2 DS ENERO. DE 3907, NUMERO S U E L TO, 5 CÉNTIMOS fsíUM. 719. CRÓ- SAL ILUSTRADA. HOMENAJE A UN CIEGO ILUSTRE MADRID. SOLEMNE SESIÓN CELEBRADA ANTEAYER TARDE EN EL COLEGIO DE SORDO- MUDOS Y CIEGOS EN HONOR DE ABREU, INVENTOR DEL SISTEMA DE NOTACIÓN MUSICAL PARA LAS PERSONAS PRIVADAS DE LA VISTA Fot. A B C. DEL VATICANO En el Vatica PTMducido verdadera indignación la noticia de que M r Lecomte, en su informe ante el Senado francés, haya acusado á la Santa Sede de parcialidad en favor de Alemania, resucitando una antigua comparación entre la ley prusiana de iSy 5 y la vigente francesa, y que además pretenda demos trar que la Santa Sede en tiempo de Pío ¡X aceptó en Prusia las mismas Asociaciones cultuales que rechaza ahora Pío X en Francia. Para protestar de las acusaciones de M r Lecomte, la secretaría de Estado ha redactado un comunicado oficioso, declarando además que las manifestaciones del senador francés constituyen un acto de mala fe. Además, y para explicar las diferencias entre ambas legislaciones, la prusiana y la francesa, el órgano autorizado del Vaticano en la A LEY PRUSIANA Y LA LEY FRANCESA no ha Prensa publica un importantísimo articulo cuyo párrafo esencial es como sigue: Las cultuales alemanas, de que tanto se habla á propósito de la ley de Separación, son sencillamente las Asociaciones de fieles creadas en Prusia por la ley de i8 y 5. Comprenden una ó varias parroquias, poseen y administran sus bienes libremente por medio de un Consejo (T irchenvorstand) cuyo presidente de derecho es el párroco. La ley sólo concede á tales Consejos la facultad de disponer de los bienes materiales de la Comunidad, y el poder civil, que desde el fin del Kultuikampf sostiene las mejores relaciones con las autoridades eclesiásticas, no puede intervenir cuando se produce un conflicto entre las Asociaciones y los obispos en materias de doctrina y disciplina, ni puede proceder á una atribución irregular de los bienes y de sus rentas. Es preciso no olvidar que en Prusia, como en los demás Estados alemanes, la iglesia católica no vive bajo el régimen de la separación. El Estado reconoce á las dos confesiones cris tianas una existencia legal y privilegiada. Asegura al clero sus subsidias y contribuye al entretenimiento de los edificios reservados al culto. La ley autoriza, además, á las Asociaciones cultuales á imponer á sus miembros de los céntimos adicionales sobre las contribucciones directas (4 al máximum) que se encarga en seguida de recaudar como los demás impuestos por sus agentes, poniéndolos después á disposición de los obispos! Y el pago de semejante tributo T irchensteur: impuesto de Iglesia) no es facultativo Desde que una Asociación cultual lo vota y es aprobado por el presidente de la provincia, todos los católicos quedan obligados á satisfacerle con igual deber que los impuestos del Estado. ¿Únicamente los disidentes quedan exceptuados, pero para adquirir la condición de tal disidente es preciso llenar gran numero de for-