Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. LlíKES 3 J DE DICIEMBRE DE 1006. PAG. E D I C I Ó N i. amo- -dice un autor alemán- -todo lo que e viejo: los viejos amigos, los viejos luiros, las viejas maneras, el viejo vino. N AZ 0 R 1 N Esta proposición tiene por objeto facilitar á del desaparecido, pero positivamente se llama Jbf buques que se dedican á la pesca del baca- Andana. no- -que antes venían á Burdeos y que hoy Varios conatos de incendio, algunas rateácsombarcan sus cargamentos en los puertos rías, en una de las cuales pretendióse escamottí Norte, -el transportar por camino de hie- tear un caballo, que es el colmo de los escamorro sus productos á España é Italia, con los teos, y otras menudencias. tismos beneficios que si lo hicieran por mar. -Por la noche, debut de la excelsa Darclée en Lo que sí puede asegurarse es que Burdeos el Real y éxito completo de Jlida. f t disminuido mucho en el trafica de bacalao, y jl no se pone algún remedio, está llamado á desparecer en plazo no lejano, obedeciendo á múltiples causas, y no es la menor la falta de previsión de sus comerciantes. p a r a el de Vestir al desnudo, que estamos or ganizando, ha tenido S. A. la infanta doña Isabel la bondad de enviarnos dos equipos, asociándose así, como es en ella proverbial, á esta obra caritativa, para la cual seguimos recibiendo á diario ofrendas. A ruego de muchas señoras- que desean conDeseábamos haber inaugurado en primetribuir á nuestro Concurso, queda prorrogado ro de año las mejoras que anunciamos hace el plazo de admisión de donativos hasta el día meses, pero circunstancias independientes de 1 o del próximo mes. EN HONOR DE MENENDEZ PELAYO POR TELÉGRAFO NUESTROS CONCURSOS LAS REFORMAS DE A BC en un café, sentados inmóviles ante una mesa, ó en un teatro viendo cualquier cosa aburrida, era estar en el Congreso. Y allá nos fuimos todos. Charlamos un rato; dimos unas vueltas por los pasillos; nos calentamos un poco ante las cinco de la mañana brillaba en el cielo las chimeneas y oímos algo en el salón que no una luna hermosa- -la de Donjuán Teno- estuvo desprovisto de cierto interés. Aludimos rio, la que le prestó su fulgor para arrancar á al pequeño torneo, zalagarda ó escaramuza cealgún inocente la existencia ó el honor; -dos lebrada por varios señores á propósito del horas más tarde el horizonte estaba cubierto nombramiento de unos diputados provinciales. de nubes y Madrid de nieve. Una vez más se Si hemos de ser del todo francos, habremos de puso de manifiesto que éste es el pueblo de los decir que no logramos enterarnos bien del cambios bruscos de tiempo y de Gobierno. Así asunto; después nos dijeron algunas personas da gusto. amigas que no perdíamos nada con no estar La nevada no tué grande ni larga. A media enterados. Ello es, en resolución, que, al pamañana cesó. Por la tarde salió el sol. Templó recer, el señor conde de Romanones ha nomI temperatura y eso salimos ganando. Habrá brado unos diputados provinciales sin poder que decir que surgieron los Benlliure, los nombrarlos. El Sr. Sánchez Guerra fue quien Querol, los Blay en los paseos y en los alre- residenció al señor conde. Yo- -dijiste últidedores de la villa, improvisando monumentos, mo señor- -he nombrado á los diputados porobras artísticas. Ocurrir otra cosa habría sido que podía nombrarlos. Además, he sido generenegar de la tradición, y aquí, aunque pro- roso, porque de los cinco nombrados, sólo gresistas, somos fervorosos practicantes del cuatro de ellos son amigos míos. S. S. -replicó el Sr. Sánchez Guerra -acaso ha nompasado. El último domingo del ano tuvo este atrac- brado á esos señores para ponerles en conditivo puramente matinal. Por la tarde, Madrid, ciones de ser gobernadores. No, no serán recobró su aspecto ordinario de los días de gobernadores! -exclamó el señor conde. -Y fiesta. Gente en todas partes. Los teatros ates- si S. S. quiere saber quién tiene la culpa de tados de público. Los que menos concurrentes que yo haya nombrado á esos diputados, le j tuvieron, porque el programa era muy malo, diré que es el Sr. Moróte. fueron el Congreso y el Senado, cuyas empreEl Sr. Moróte se quedó un poco estupefacsas tuvieron la mala idea de anunciar función. to al oír esta aseveración del ministro. ¡Yo no El Congreso dio función por tarde y noche, soy responsable de las arbitrariedades de su mbas á dos para desacreditar el sistema, si es señorial gritó el Sr. Moróte. ¡Señores- -posible desacreditarle más de lo que está. Vean replicó el señor conde- -protesto de esas palanuestros lectores la reseña de la sesión y pien- bras del Sr. Morotel La Cámara seguía atensen si puede darse idea más pobre del parla- tamente el incidente; se nos antoja á nosotros mentarismo en España. que muchas veces, aunque el señor conde de El ministro de la Gobernación dotó ayer a Romanones habla indignado, sin embargo, su fs provincia de cinco diputados provinciales de mundanidad hace que no nos produzca el tal Rea) orden. Porque hay que advertir lo que enojo una impresión profunda. Ayer tarde, nadie había advertido, sin dejar por eso de cuando salió del salón, le vimos sonreír por los pasarlo tan ricamente, que faltaban cinco dipu- pasillos y charlar amistosamente con los mistados. Y el caso es, que aunque faltasen todos mos contra quienes había fulminado sus rayos fos demás nadie, salvo los interesados, se da- desde el banco azul. Esto nos tranquilizó un rían un mal rato. poco. ¿Para qué empeñarnos en una lucha inEl lío del Frontón Central dio ayer otro cruenta cuando todos marchamos juntos por el poquito que hablar. Hubo nuevas diligencias camino de la vida, hacia nuestro destino? T o son carpinteros, cerrajeros, etc. dos volvimos luego á nuestras conversaciones Comentadísima la desaparición del cajero de en los pasillos, á nuestros paseos y á nuestros ana importante Sociedad de recreo con un pu- gratos reposos, ante las chimeneas donde ardíanlos leños Todos somos viejos amigos. Yo ñado de railes de duros. No se dio el nombre nuestra voluntad nos lo impiden, pues aunque hicimos venirla parte de maquinaria nueva en gran velocidad, no ha llegado oportunamente, y el montador de la casa J ceningy Baüer, que está realizando el ajuste, no ha T ODQS SOMOS Ayercelebraron también podido terminar su trabajo todavía. AMIGOS sesión las Cámaras; en El aplazamiento de las modificaciones la popular no ocurrió anunciadas durará pocos días, y confiamos casi nada. Pero se vio muy concurrida; la tarque en ¡a presente semana serán un hecho. de era desapacible, lluviosa; mejor que estar ¡IMPRESIONES PARLAMENTARI AS MADRID AL DÍA A O antander, 3o, 2 t. Kespondiendo á la alo cución que el alcalde de esta capital publicó en los periódicos locales, acudieron, á las once y media de la mañana de hoy, á la plaza de la Constitución muchísimas personas de todas las clases sociales, situándose frente á la Casa Consistorial y esperando el momento de que se organizara la manifestación en honor del eminente bibliógrafo Sr. Menéndez y Pelayo. Con perfecto orden se pusieron en movimiento los manifestantes, presididos por el alcalde con el Ayuntamiento en masa, el gobernador civil, el diputado á Cortes Sr. García Lomas y comisiones representando á la Diputación provincial y á todas las Corporaciones y Sociedades santanderinas. A pesar del frío intenso y de la pertinaz lluvia, la manifestación llegó hasta la calle de Gravina, haciendo alto frente al hotel- biblioteca donde habita el Sr. Menéndez y Pelayo. A la puerta de la (inca esperaba el hermano del sabio políglota D Enrique. D Marcelino recibió al alcalde y á las comisiones en el tercer salón de la Biblioteca, donde también se encontraba h esposa de su hermano. El alcalde entregó al Sr. Menéndez y Pelayo el precioso álbum- mensaje, que contiene más de 20.000 firmas, y pronunció un sentido discurso rogando al insigne autor de los Hete rodoxos españoles que aceptara el homenaje del pueblo santanderino como prueba entusiasta de respeto, admiración y cariño. El Sr. Menéndez y Pelayo, emocionado, cogió el álbum y pidió perdón, porque su palabra no podía expresar bien sus sentimientos, leyendo un hermosísimo discurso de dicción magistral y conceptos hermosos, siendo inte- rrumpido frecuentemente por los bravos y aplausos de cuantos tuvieron la fortuna de escuchar su lectura. En dicho discurso dijo que aquel acto constituía para él la mayor solemnidad de su vida, alabó la hidalguía del pueblo montañés, que le rendía homenaje como si el mérito fuese suyo, cuando todo el éxito logrado por su modesta labor literaria se debe al noble esfuerzo del pueblo de Santander, que le prestó generosa ayuda en los primeros pasos de su vida científica y literaria, merced á lo cual pudo remontar el vuelo y marchar fuera de España en busca de algunos elementos de cultura que aportar á la obra de educación nacional. Recordó en un sentidísimo periodo, que su padre fue también alcalde de Santander, y le legó un nombre modesto, pero respetable y honrado, y que su madre le enseñó cristianos ejemplos; ambos seres queridos reposan en tierras montañesas, donde pronto reposará también su cansado cuerpo con aquellas amantes sombras que se glorían de la gran honra lograda por su descendencia. Aludió al regionalismo, en elevados y delicados conceptos, y terminó su trabajo con una magistral apología de la obra literaria de Pereda, y de la labor poética de Amos de Escalante, diciendo que estos dos preclaros é insignes varones eran los verdaderos merecedores del homenaje y la admiración de Cantabria y de España, y que debieran ser coronadas sus efigies de laurel y roble. Al terminar, el Sr. Menéndez v Pelavo recibió una delirante ovación Después, acompañado del alcalde y de su hermano, se asomó á una ventana de la biblio-