Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C V I E R N E S 8 DE D I C I E M B R E D E i c o- F A G 7 i 3 E D I C I Ó N j. LOS MILAGROS DE LA CIENCIA Los famosos experimentos realizados en estos ú timos tiempos por e! Dr. Stephane Leduc. profesor de la Facultad de Medicina de Nantes, y de los cuales dio noticia el telégrafo, han conseguido atraer la tención general hacia un fenómeno inexplicable hasta ahora. Trátase de la creación artificial de seres viros, de plantas obtenidas mellante trábalos de laboratorio. Requerido el ilustre bió ogo por la Prensa francesa para que diese una explicación del resultado de sus investigaciones, puesta al alcalce del público en genera) el Dr. Leduc ha escrito las siguientes líneas, que creemos merecen ser conocidas de nuestros lectores, puesto que se trata de un verdadero acontecimiento científico: Presentaremos la vida como resultante de dos fuerzas físicas, activa la una: la presión ostnósica que pone en movimiento las diferentes moléculas; pasiva la otra, y consistente en la resistencia de los plasmas y de las membranas í tales movimientos. La desigualdad de las retistencias en las diferentes moléculas, á causa de la cuál c tas se unen ó se separan, parece ser la causa de las acciones químicas y eléctricas de la vida de nutrición, de la asimilación y de la desasim ción. Yo he podido, merced á las fuerzas físicas, reproducir las formas de los diferentes tejidos celulares que constituyen los seres vivos y hallar en las células así obtenidas las principales funciones de las células vivas. Sembrando en disoluciones de gelatina (caldos) al S ó l o por 100 gotas de una disolución de ferrocianuro de potasio al 5 ó 10 por too se obtiene un tejido celular. Cada cédula tiene su membrana envolvente, su protoplasma y su núcleo. Empleando como plasma agua salada y como gotas de cultivo la misma agua salada, coloreada con cualquier disolución, se obtienen células completamente líquidas. Así he conseguido todas las formas celulares, produciendo también células líquidas con prolongaciones lineares. Estas células tienen la doble corriente de osmosis y el metabolismo molecular. Sus molimientos cesan por la desecación presentando entonces la imagen de la vida latente de las rotiferas, puesto que reaparecen sus movimientos en cuanto se les humedece. He reproducido los fenómenos de nutrición por intususcepción de organización y crecimiento, que hasta ahora se consideraban como Característicos de la vida. Los cristales crecen ¡por yuxtaposición, como un muro por las piedras que se van colocando unas sobre otras. Sólo, hasta ahora los seres ivosj, crecían por intususcepción es decir, mezclando con toda su propia substancia la substancia absorbida. Aplicándome á imitar las condiciones físicas de la vida, he fabricado semillas artificiares, formadas de un tercio de sulfato de cobre, dos tercios de azúcar y agua para granularlas. Siembro estos granos en un plasma artificial Compuesto de agua gelatina, ferrocianuro de potasio y un poco de sal. La semilla se rodea de una cubierta de sulfato de cobre, permeable I agua y á las sales, pero impermeable al azúcar, pie produce en su interior una fuerte presión óxmica, á cuyo empuje hínchase el grano, germina y arraiga, emitiendo rizomas y raíces, y después tallos verticales que pueden elevarse ftasta 3o centímetros de altura, y que simples Ó ramificadas ostentan hojas laterales y órganos terminales en forma de espinas, bolas, etcétera, y en cuyo interior se desarrolla un aparato circulatorio por el cual, como la savia en las plantas, el azúcar y la substancia membranogena, sube hasta, los extremos. ARTJFJUAL A CREACIÓN Cuan o durante er crecimiento se rompe un i tallo, os fragmentos pueden soldarse foimandóse una cicatriz, una soldadura y reanudándose el crecimiento. Los tallos son perfectamente sensibies á todas las influencias físicas y químicas, ai calor, al frío, á las diferencias de concentración y á los venenos químicos. íFalta en las células artificiales una sola función por realizar: la reproducción en serie, problema en actual estudio con los siguientes resudados: En las células fecundadasy deunmod og ne ral en todas las células en vías de multiplicación, Hermann Ful ha descubierto curiosas figuras que compara con los espectros ó fantasmas magnéticos. Ahora bien, por medio de las fuerzas físicas y ex los líquidos de la misma composición que los plasmis vivos, ha reproduciio, no sólo estas figuras llamadas de kariokynesií, sino los aspectos sucesivos y Complicados que ofrecen durante el fenómeno de la división celular, desde el cordón arrollado, llamado espirema, hasta las células finales. En el plasma artificial se suceden todos los fenómenos, todos los movimientos y todas las formas que aparecen en un óvulo después de su fecundación. La segmentación del huevo en incubación es uno de los fenómenos más misteriosos de la vida. Hasta ahora no había noticias de una fuerza física que pudicri producir semejante resultado. La incubación, cualquiera que sea la forma en que se produzca, es siempre una acción física de naturaleza tal que determine en el huevo corrientes de difusión. Aplicándome á producirlas en los plasmas artificiales, he obtenido una segmentación de tales plasmas, completamente análoga á la segmentación del huevo. Estos resultados nos proporcionan un numero importante de estados intermediarios entre el mundo mineral y el mundo vivo, demuestran la fecundidad de los puntos de vista nuevos que los han inspirado y de los métodos que los produjeron. el imprescindible deber de acudir al lugar de siniestro provistos de aquellos útiles. Los que sin causa justificada dejasen de concurrir al fue go, eran castigados con una multa, de 20 ducados. Igual numero de individuos tenía q ie desigJ nar el gremio de albañiles para tal objeto. Los elegidos tenían que proveerse, con cargo al propio peculio, de una piqueta, un azadón y Una espuerta. También los herreros y caldereros nombra ban para este servicio doce de sus compañeros, y á éstos se les imponía la ob igación de acudir al siniestro con 12 garfios de hierro en 12 astas gruesas, del largo de una picaseis de ellas y las restantes de la mitad. El gremio de cueros nomurana 14, individuos, uno de los cuales, si el fuego era de no che. tenía que llevar un hachón para alumbrar los trabajos de los matafuegos, que así se dena minaba á los que designaban los gremios para el cumplimiento de este deber Todos los aguadores de la villa y los encar gl dos del riego público, tenían asimismo la obligación de acudir á todos los fuegos, baja U pena de diez días de cárcel. En la misma fecha se dispuso que par la. villa se adquiriesen en Fl ¿ndes too cubetas dt suela y 25 agualochos. Mucho ha hecho el Ayuntamiento en pro de este servicio, pero todavía puede hacer mucha para que la perfección sea absoluta, y ese día tendrá á su lado el incondicional aplauso de I opinión v del contribuyente. MANUEL SOR 1 ANO ECOS FINANCIEROS p l túnel del Canal de la Mancha, Según el proyecto de ley, recientemente presentado al Parlamento ingés, autorizando los trabajos di construcción del túnel subraarí no que unirá Francia á Inglaterra, se formará una Compañía ferroviaria, que emprenderá los trabajos de acuerdo con la Compañía ya constituida, del ferrocarril submarino y con la del Norte de Francia. La Compañía del South Hazlera and Chalham está autorizada á tomar aceita ne de la nueva empresa. Según declaraciones del barón Erlanger, presidente de la Compañía, las dificultades se. rán menores q ie cuando se perfoió el San Gotardo. Habrá dos túneles de 1 pies de diámetro construidos encima de un túnel piloto que recibirá todas las aguas que filtren y que sacarán poderosas bombas de vapor. Los dos túneles estarán ui. idos en varios sitios para evitar las interrupciones en el tráfico. Habrá profusión de luz eléctrica. Las máquinas serán eléctricas y el viaje se hará en media hora, pudiéndose ir de París á Londres en seis horas, contribuyendo á ello la supresión de los transbordos. El proyecto nabla de la construcción de dos túneles paralelos, á 20 pies de distancia el uno del otro, perforados á una profundidad de más de cien pies. Desde Douvres los túneles irán bajando durante 11 kilómetros, luego subirán gradualmente hasta la mitad del estrecho. El túnel tendrá poco más de 32 kilómetros. Los últimos planes han hecho ganar nueve kilómetros y medio sobre el trazado primitivo. En este proyecto se adoptan medidlas pira la destrucción de las obras por las autoridades de Douvres en caso de guerra. 1 a cosecha de vinos en Francia. Según los datos oficiales, puede evaluar se la cosecha de vinos este año en Francia en 49.405.878 hectolitros de vinos ordinarios, y 1.636.988 de vinos finos. Total, 51.042.86 a hectolitros. La disminución respecto a! año anterior es de cinco millones de hectolitros. Todavía no se conocen datos de Ai celia. EL SERVICIO DE INCENDIOS 1 VT adatan censurable como el abandono en que los anteriores Ayuntamientos han tenido este importante servicio. Pero los continuados clamores de la Prensa, de una parte, y de otra la necesidad imperios. de reorganizarlo con arreglo á las exigencias de la vida moderna, impulsaron á la Corporación municipal i introducir en aquel servicio radicales é importantes reformas que lo colocasen á la altura de los mejores de Europa. Hoy, por la calidad y cantidad délos aparatos que el Ayuntamiento ha adquirido para la extinción de incendios; por la perfecta organización de que está dotado, y por el arrojo y pericia del personal que lo integra, nada tiene que envidiar este servicio al de otras capitales españolas, que, como Barcelona, Santander y Bilbao, le consagran preferente atención. Respecto del origen del servicio de incendios en Madrid, según consta en el Archivo municipal, de donde extractamos estos datos, el 17 de Junio de 613, y siendo corregidor de Madrid D. Pedro de Guzmán, se dispuso por la villa que cada alarife (arquitecto) tuviese un agualocho, especie de jeringa grande, para lanzar el agua á distancia, dos palas, dos piquetas, dos azadones y cuatro espuertas. Los que contraviniesen á esta disposición, eran castigados con 5o ducados de multa y pérdida del oficio. Se impuso á los carpinteros la obligación de nombrar anualmente veinticuatro individuos de su gremio, destinados á apagar los fuegos. Cada uno de estos individuos tenía que presentar en tales casos un hacha gr ide de cortar, y entre todos ellos seis escaleras grandes y seis más pequeñas. Al oir tocar á fuego tenían