Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 24 DE DICIEMBRE DE 1906. PAG. 8. EDICIÓN 1. POMPAS Y VANIDADES J a d a nos dice usted de las capitanías gene rales. ¿Es que... -No es más sino que mi obligación y mi único derecho en A B C es tratar asuntos militares. Los juegos de cucaña no son de mi incumbencia, aunque en la punta del palo haya un tercer entorchado. He visto con lástima á los aspirantes á la alta dignidad descalzarse, para subir a) palo, de otra dignidad que ni se retribuye, ni se exterioriza; buen provecho les llaga, pero yo guardo é passo. -Sin embargo, parece que conviene que S aya altas categorías moviiizables, para que en sn caso dado el mando de fuerzas aliadas re- íos hombres del fuste de O. Juan Prim se han ucabado. -Sin embargo quizás ese sinapismo nos reanimaría. Ya sé que usted considera como una primada diplomática nuestra participación en el arreglo manu militar! del desorden tangerino; pero á veces. -Sí; á veces le toca a uno ei premio gordo de la lotería. Estamos en la época del de Navidad, y no es buen español, no es buen ciudadano de la gran Majaderópolis de Galdós el que no espera el premio. Y nosotros, al parecer, estamos dispuestos á tomar participación en todos los billetes que oigamos cantar. Que los franceses mandan 1.000 hombres más; á ver, otros 1.000 españoles; como si 1.000 fuera la misma parte alícuota de 80.000 que de 56o.ooo, y, sobre todo, como si las ventajas DE AGRICULTURA Los mercados de Jn Península, tanto de los c e n t r o s productores como de los consumidores, cotizan en alza la decisión del Gobierno d e imponer el recargo arancelario de 2,5o pesetas á los trigos extranjeros, como medida para proteger los intereses de la agricultura nacional. Ciertamente, la decisión no ha tenido mucho de espontánea; pero el movimiento de la opinión agrícola ha sido tan general, y por lo mismo tan incontrastable, que el Gobierno no ha tenido más remedio que acceder á lo que se pedía. Ya se ha presentado e! oportuno proyecto de ley á las Cortes, cobrándose desde luego el nuevo recargo, por virtud de la ley del candado, y se espera que DE MOVIMIENTO REPUBLICANO EN LISBOA MITIN REPUBLICANO CELEBRADO CON ASISTENCIA DEL INSIGNE LITERATO TEOPHJLO BRAGA Y DEL DIPUTADO A CORTES AFFOiNSO COSTA. AL MITIN, QUE SE VERJF 1 CO AL AIRE LIBRE, CONCURRIERON MAS DE 5o.ooo PERSONAS Fot. Benoliel. caiga en un español. Al menos esto se ha dicho en el Congreso. -En el Congreso se dicen muchas cosas que no están er. el mapa. Si el mando de tropas franco- españolas hubiera de darse al aliado de más bambolla, nosotros tenemos dos capitanes generales y una porrada de tenientes generales por encima de ¡os franceses, que no llegan más que á generales de división. Pero además, por muy poca vergüenza que tengamos, no llegaremos á poner á un capitán general al rrente de 1.000 ó 2.000 soldados; para enviar á Marruecos siquiera un teniente general, sefía preciso que tuviéramos allí desembarcados veinte ó veinticinco mil hombres, que con otros tantos franceses serían señal inequívoca de que habíamos entrado en guerra con aquel país; es decir, en una quijotada, de la cual desgraciadamente no habría quien nos sacase, pues que hemos de sacar allí, yendo bien las cosas, pudieran ser iguales, ni por milagro de lotería, á las que saquen los franceses. -No, hombre, no; usted exagera. F gú- ese lo que crecerá nuestra influencia si logramos echar al Riisuli de Tánger y sus inmediaciones. Ya ve usted que todas las naciones están conformes. -En que nosotros les saquemos las castañas del fuego. Defíname usted esa influencia, que no ha de consistir en aumentos de territorio, ni en ventajas comerciales. Esa influencia es un plato de ternera sin ternera; y, con mejor comparación, lo que nosotros ganamos en Marruecos (si no tenemos a! go que rascar, que no sería imposible) es lo que ganará el Ejército español cuando tenga dos capitanes generales más. JENARO ALAS muy en breve quedará aprobado, con lo que la tendencia que ahora empieza á dibujarse adquirirá mayor relieve y los labradores el logro de sus deseos, de ver mejor remunerado lo que tantos afanes é inquietudes les cuesta. También han sido muy bien recibidas por la molinería nacional las conclusiones propuestas al ministro de Hacienda y al presidente del Consejo de ministros, de elevar el Arancel de las harinas en seis pesetas más. Las cotizaciones de las harinas han acusado, por consiguiente, firmeza y tendencia al alza. En Barcelona la tendencia ha sido variable, aunque con inclinación al alza. Se han practicado como tipo; los siguientes precios: Salamanca, 40 á 4 1 Peñafiel, 40 3 ¡4 ¡Zamora, 40; Segovia y Yanguas, 40 3 (4; Valladolid y Rioseco, 4 1 Salamanca, barbilla, 38 y 38 i 2; fodo por reales la fanega.