Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S? AÑO CUATRO, NUM. 708. NICA CRÓUNIVER MADRID, DICBRE. DE 1906. NUMERO SU ELTO, 5 CÉNTIMOS SAL ILUSTRADA. PRACTICAS DEL BATALLÓN DE FERROCARRILES pwr: -a, i ítíiF EL CAPITÁN GENERAL DEL DISTRITO, SR. VILLAR (1) PRESENCIANDO LAS MANIOBRAS EFECTUADAS AYER TARDE POR EL BATALLÓN QUE MANDA EL TENIENTE CORONEL SR. LAV 1 ÑA (2) Goñi LA DISOLUCIÓN DEL RE 1 CHSTAG A medida que transcurre el tiempo, el parti do conservador se muestra más desalentado. Su órgano más importante, la J reuz Zeitung, en su último editorial, dice: No creemos que la época presente sea la más á propósito ni la más favorable para las elecciones. Jamás como ahora ha sido tan grande la perturbación de los espíritus que los socialistas sabían explotar con su proverbial habilidad. Réstanos desear que la culpa recaiga sobre el único partido que, á pesar de todas las solicitudes y todas las advertencias, quiso imponer al Estado su voluntad, apoyándose en las maniobras revolucionarias para debilitar el Poder central. La Prensa cotidiana, cuyo único objetivo son las noticias sensacionales, ha contribuido á aumentar las dificultades de las elecciones próximas, porque desde hace años se ha dedicado á esparcir las más atrevidas novelas acerca del Emperador, de sus ministros y de sus funcionarios; en una palabra, de cuantos constituyen y representan el orincioio de autoridad. En cuanto a! bloque preconizado por mister Zedlitz puede considerarse como una aspiración fracasada, porque ios liberales no están dispuestos á renunciar a) combate contra los agrarios ni contra la ley electoral vigente. Propónense además segufr su campaña contra la carestía de los alimentos, contra los Aranceles, contra la elevación de los impuestos, contra el poder personal y, en suma, á continuar el desarrollo de su programa en el anterior Reichstag, que los distancia por igual del centro, de los socialistas, de los antisemitas y de los agrarios. El Tíamburger TVoscbrichten propone, evocando los recuerdos de Bismarck, la oportunidad de un golpe de Estado, por el cual el Emperador, por un simple decreto, modificaría la ley electoral, poniendo así término á un régimen peligroso para el Imperio. Parece, sin embargo, la medida tan arriesgada que nadie cree en ella, excepto los pangermanos, eternos poetas de la política alemana, que no cesan de preconizar su utilidad y su urgencia. La Tagliscbe J undcfian recuerda que el 25 de Enero próximo celebra la Iglesia católica la conversión del apóstol San Pablo, y de tal coincidencia de fechas deduce un feliz augurio para el pueblo alemán. En cuanto á las revelaciones hechas por! TJeckar Zettung, han sido negadas de un modc terminante por los órganos autorizados de Is Santa Sede, y el príncipe de Hohenlohe, que ha sido interrogado acerca de la autenticidad de tales documentos, manifestó que por lo menos esos documentos no formaban parte de) legajo destinado á la publicidad de las Memorias de su padre, añadiendo que no era éste ei momento oportuno de discutir su autenticidad Además de esto, la Santa Sede ha hecho publicar una nota oficiosa, declarando que permanece completamente alejada de toda lucha electoral para el Reichstag futuro y que los católicos alemanes quedan perfectamente librea para votar con arreglo á sus convicciones políticas que nada tienen que ver con sus deberé: de conciencia; que nadie, hoy por hoy, h: puesto en litigio en el Imperio alemán. Queda, no obstante, en pie el conflicto de la Polonia germana, cuya resolución el Vaticano aplaza, considerándola como un caso particular y sin relación con la política general de! Imperio.