Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 20 DE DICIEMBRE DE ij o6. PAG. 9. EDICIÓN 1. cuando ya fácilmente no habrá Cortes, porque el Gobierno, como he dicho antes, esta e. i cusís Pregunta al ministro de la Gobernación su opinión acerca del asunto. El conde de ROM ANÓN ES dice que se le pegunta una cosa á la que no puede contestar, y jue sólo expondrá cuando celebre Consejo con rina, usa de la palabra e Sr. CANALS, y sin debate se aprueban los cuatro primeros capítulos. Intervienen los Sres. GARCÍA GUERRERO, GÓMEZ ACEBO y SASTRON, v el Sr. LLORENS combate el capítulo 6. Se aprueban los capítulos desde el 6. al 19 inclusive. US compañeros! Cuando el ministro de Marina se dispone á contestar al Sr. Llorens, recibe un aviso del señor ROMANONEO, COGIDO... Lóprz Oyarzábal, que le obliga á interrumpir su El Sr. BORES: Pues S. S. en el Gobierno á que discurso y á abandonar precipitadamente el salen. perteneció anteriormente, votó con el general LuSe toma en consideración un voto particular que, que era enemigo de la provisión. del Sr. CANALS al capítulo adicional, referente r ¿Cómo puede eguir S. S. con un ministro de á los créditos necesarios para la construcción de f Guerra que opina lo contrario? dos buques. El conde de ROMANONES trata de aclarar lo (La Cámara está muy animada. ocurrido, y en sus palabras nótase un tono de cenCombátelo el Sr. LLORENS, y á petición suy El conde de ROMANONES, algo indignado, sura á la Presidencia. se pide que sea votado nominalmente. pretende dar explicaciones, y en el calor de la imDice que ésta debe dejar las cosas como estaban Hace algunas observaciones el Sr. GARCÍA provisación y más cercado cada vez por las conti- antes de decir: Orden del día y dejar hablar á AUX. nuas preguntas del Sr. BORES y de otros dipu- los diputados que tenían pedida la palabra. VOTACIÓN... QUE NO LO ES tados, exclama: El Sr. LA VI ÑA da algunas explicaciones y prodónense en pie siete señores diputados pidien Cuando llegir, ese caso, ya sabré lo que hacer cura sincerar su conducta. do la votación nominal; suenan los timbres llamany presentaré la dimisión si ese acuerdo z vota. Concede la palabra al Sr Romeo. do al salón á los diputados, y cuando la Cámara Enorme sei sació. 1 en la Cámara. RENACE LA CALMA toda creía que iba á empezar la votación, el señor Los republicanos, los Sres. Maura, Bores, SoCANALEJAS, viendo, sin duda, que los ministeEl Sr. ROMEO declara que dentro de las prilano otros dipjtados aplauden y exclaman: riales están en minoría, propone aplazar la votameras Horas de la sesión y habiendo pedido la Así e hace! (Eso es; eso es lo franco! El ministro, que no se había dado cuenta tal vez palabra, tiene derecho á hablar, sin preocuparse ción para mañana, con objeto de dar lugar á que del alcance de su declaración, trata de desdecirse de si sus manifestaciones se refieren á asuntos ya se halle presente el ministro del ramo. El ministro de GRACIA Y JUSTICIA, único tratados por otros diputados. y da visibles muesTas de enojo. representante del Gobierno que se halla en el ConPregunta concretamente al Gobierno si es cier (En el salón hay gran algazara. El Sr. BORES: Ya conocemos la opinión de un to que en la cuestión de Marruecos existe des- greso, se adhiere a lo dicho por el presidente de la Cámara. acuerdo entre los ministros de la Guerra y de Esministro. ¿Qué piensa el Sr. Jimeno? Protestan algunos diputados y el Sr. ISABAI El Sr. J 1 MENO (expectación) Siento oponer- tado; si es cierto que se quiere que sea un general declara que una vez anunciada la votación no se español el que mande en Marruecos las fuerzas de l e á los deseos de S. S. No entiendo que todo ministro pueda es a á desembarco; si está ya acordada por el Gobierno puede aplazar. El Sr. CANALEJAS exoone su criterio ante? ada paso á merced de lo que los diputados le la provisión de las capitanías generales, y si al rior. proveerlas es para que un general de categoría supregunten, y reservo mi opinión. (Rumores. El ministro de GRACIA Y JUSTICIA. con sor Interviene el Sr. SORIANO: Extraña el con- perior en la milicia, de los que se nombren, sea el cepto que del derecho parlamentaria tiene el se- encargado de mandar las fuerzas a que se refirió presa también de todo el mundo, dice que informado por la Comisión del parecer que en el asun 8o r Jimeno y califica de subterfugios sus teorías. antes. to sustenta el ministro de Marina, puede verifiNecesita conocer las respectivas respuestas, Recuérdale que f. mbién votó lo que votó el gecarse la votación. pues mañana se ocupará detenidamente en dicha neral Luque. Insiste el Sr. CANALEJAS en lo que dijo anEl Sr. BORES nsiste en lo dicho por el dipu- cuestión. tes, y la Cámara, después de algunas protestas (El Sr. Canalejas ocupa la presidencia. tado radical. del Sr. Llorens y de otros diputados, acuerda Hace uso de la palabra el Sr. SORIANO. Re (La animación ¿ce por momentos. En medio de gran expectación lee la carta que fiere al Sr. Canalejas lo ocurrido antes, y pregu. i- aplazar para nvañana la discusión del oresuouesto de Marina. tale si se ha declarado en huelga el ministro de la fe ha dirigido el general Weyler. LAS SESIONES DOBLES Guerra. PRESIDENTE POR LA BORDA Dícele si no habría medio de hacerle compareAnuncia el Sr. CANALEJAS que, puesto de cer ante el Parlamento, para que conteste á lo que acuerdo con los representantes de las diversas El conde de ROMANONES, con una indignase le ha preguntado. fracciones de la Cámara, propone que en los tres ción que no puede reprimir, dice que si hubiera días que restan de semana, y en vista de la urgenRENUNCIA DEL VICEPRESIDENTE sabido los vuelos que iba á adquirir el debate, hucia de los asuntos que hay por discutir, se celebiera sido cosa de aplicarle el art. i ¿8 del ReglaEl Sr. CANALEJAS declara que el ministro ha bren sesiones dobles, á partir de mañana. mento. estado hoy en la Comisión de presupuestos, y exEl debate no es antirreglamentario, puesto que La primera será desde las nueve a las doce dt presa su creencia de que mañana vendrá al Conse há 11 sa tol? do; pero es irregular, puesto que la mañana y Ja segunda desde las tres de la tarde greso. nació de una piegunta y han intervenido bastantes hasta las ocho de la noche Refiriéndose á lo ocurrido en la sesión, dice diputados en él, incluso para alusiones. El Sr. NOCEDAL pregunta cuál es el orden que al ocupar su sillón, ha encontrado en la Mesa (Sensación. que ha de seguirse en los debates. la renuncia del vicepresidente primero, señor Dice que un debate así no se debía haber conEl Sr. CANALEJAS anuncia que la sesión maL. viña. sentido. tutina se consagrará mañana á presupuestos y la de Manifiesta que en lo que ha pasado no ha habiNiega al Sr. Bores el derecho de ocuparse de la tarde á la discusión del dictamen de amnistía v do falta de ninguna clase por parte del Sr. Laviña, la correspondencia privada. tal vez al referente á los trigos y harinas. y t uega á la Cámara que no acepte su renuncia. Los ministros no están á merced de lo que El Sr. LLORENS dice que muy escarmentado (El Sr. LAVIÑA pide la palabra. pueden preguntar los diputados. ya de lo que ocurre en el Congreso, propónese El ministro de la GOBERNACIÓN declara El Sr. SORIANO: ¿Es que solo están para estar mañana en su escaño á las nueve en punto y que s; halla conforme con lo manifestado por el eofirar? pedir que se cuente el número de diputados, para presidente, y se adhiere en nombre del Gobierno El S i LA VIÑA pronuncia frases que no se evitar que se celebre sesión ¡aauél no es sufiá lo dicho por él. oyen desde la tribuna á causa de la confusión que ciente. El Sr. SALMERÓN dice que una vez vueítas reina en la Cámara. Adviértele el Sr. CANALEJAS que síempie st las cosas á su estado anterior, no tiene inconveEl Sr. BORES protesta de lo afif. iado por el acostumbia a observar alguna lenidad, sobre toda niente, en nombre de la minoría republicana, en ministro. en la hora de empezar, y dicho esto be da cuenta rogar al Sr. Laviña que retire su renuncia. Dice que éste ha dirigido un voto de censura á del depacho ordinario y á las ocho menos diez Explica su conducta el Sr. LAVIÑA y agradela Presidencia. minutos se levanta la sesión. ce sus manifestaciones á los Sres. Canalejas conde arrecia cada vez que el Presidente dice: Orden del dial El Sr. Salmerón hace ademán de retirarse, seguido por los diputados republicanos. Algunos ministeriales le increpan y esto enardece más los ánimos. El Sr. MAUHA se pone también en píe é increpa á la mayoría, dando la razón á los diputados que tienen pedida la palabra. No hablarán gritan algunos ministeriales. cSí hablarán gritan á voz en cuello los señores MAURA y SALMERÓN. INTERVIENE EL GOBIERNO de Romanones y Salmerón. Adhíérense á esas manifestaciones los señores MAURA, NOCEDAL y los diputados de la minoria carlista. Agradécelas también el Sr. LAVIÑA y da su renuncia por retirada, declarando que siempre ha obrado con lealtad. ORDEN DEL DÍA (Escándalo y campanillazos. El Sr. Bt FES- Me he creído en el deber de imponer i n cori- ttivo a las palabias del ministro oue no ha dicho más que perogrulladas. ESCÁNDALO MONUMENTAL El PRFS 1 DENTE: Orden del día. Estas cambras producen un escáuc o ormi taMe. Los Sres. ROMEO y SOR 1 ANO, puestos en pie, reclaman que han pedido la palabra, y que san faltan varios minutos para entrar en el orden éd día. Insiste la Presidencia. Los republicanos golpean ruidosamente los pupitres. Hablan á voces los Sres. SALMERÓN, ROMEO, SORJANO y CATALINA. De banco á banco entre la mayoría y los republicanos, crúzanse recriminaciones. EJ escándalo, que dura m s de veinte minutos. INFORMACIÓN POLÍTICA pL ESCÁNDALO ÍT VITD F u e formidable el ocurrido en la sesión PRESUPUESTOS Reanúdase la discusión del correspondiente al Ministerio de Marina. Consume el tercer turno en contra de la totalidad el S r LLORENS, y censura enormes anomalías en la confección del presupuesto. En nombre de la Comisión le contesta el señor PU 1 G Y BORONAT. Interviene el n i ustro de MARINA, y suspende e el débale unos minutos para leer el dictamen sobre el proyecto de ley de amnistía. Reanudada ia discusión del presupuesto de Ma- del Congreso ayer. Aparte publicamos una relación de lo sucedido. La impresión general fue la de que el incidente no habría tomado las proporciones que tomó, si el Sr. Canalejas ocuoa en aquellos momentos la presidencia. Y no la ocupaba, porque, de haber abierto él la sesión, se habría visto en el trance de levantarse, poniendo en un aprieto al Gobierno, fiel á la promesa que hizo días pasados de hacerlo así cuando no hubiese número de diputados bastante al comenzar las ses ones.