Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VBC. MARTES i3 DE DICIEMBRE DE 1006. P G. y. EDICIÓN 1 EL BAUTIZO DEL INFANTE ALFONSO sta tarcV, á l? s dos, como ya anunciamos, se celebrará en la sala llamada de Gaspafinl, de Palacio, el bautizo del primogénito de ios infantes doña María Teresa y D Fernando. W acto concurrirán los siguientes grandes de España: El conde d ¿San Román, d; guardia con el Re el de Revillagigedo, de guardia con la Reina Victoria; el m rqués de Comillas, encargado de llevar los algodones y el salero; el duque de Arión, la toaila; el duque de Piasencia, que llevará el capillo; el duque de Gor, el aguamanil; el marqués de Cáceres, e! jarro; el duque de Almenara Alta, la vela, y el marqués de Santa Cristina, el mazapán. La condesa de Mirasol será la encargada de ¡levar hasta la pila bautismal al niño. E DIcese que Mons. Richard suprimirá en su diócesis las misas de media noche en Nochebuena. FJaris, 17, 3 t. Ahora ha llegado el arzobispo Richard á su nueva residencia, habiendo hecho el trayecto escoltado por dos ó tres mil católicos entonando cánticos. El coche iba arrastrado por jóvenes católicos, y marchaba á paso lento. El orden no se ha turbado en todo el trayecto. En el itinerario recorrido por los católicos había escasos curiosos y ningún agente de policía. e r e m o m a expiatoria. París, 17, 6 f. Con motivo de la salida del cardenal Richard del palacio episcopal, se ha celebrado ejta tarde, en la iglesia de San Javier, una ceremonia expiatoria que ha presidido el coadjutor Mons. Amette, á quien acompañaron después hasta su domicilio unos 5oo manifestantes. i I na manifestación. París, 17, 8 a. Al terminarla ceremo nía expiatoria, celebrada en la parroquia de San Francisco Javier, un centenar de personas se dirigieron en manifestación hasta la Cámara de diputados, donde la policía les disolvió, deteniendo á unas 14, aue fueron al poco rato puestas en libertad. O n los departamentos. París, 17, 9 Las declaraciones par el ejercicio se generalizan en los departamentos. Con motivo de desalojar sus palacios los obispos de Annecy y Rennes, se produjeron en dichas ciudades manifestaciones católicas pacíficas. En Mende, Amiens, Angers y Montpellier, manifestaciones análogas provocaron otras de ¡os anticlericales, pero la policía logró restablecer en todas partes el orden, sin grandes esfuerzos. ás detalles. París, 17, 5 t. Desde las once de la mañana empezaron á llegar al palacio arzobispal muchas personalidades importantes del partido católico, entre ellas varios senadores y diputados, el obispo de Versalles y todos los sacerLos infantes doña María Teresa y D. Ferdotes de París. nando, para solemnizar el bautizo de su priMientras tanto, se reunían en el patio del mogénito, han enviado 1.000 pesetas al Mon- edificio los fieles, que á la una da la tarde llete de Piedad con objeto de que se desempeñen gaban á cerca de mil, de ellos la mitad señoras. ropas de abrigo de los pobres, y han acordado Entre el público se veían muchos periodisque se den diversas ropas á los niños de los tas y fotógrafos. Asilos de golfos de Madrid, Cuando el carruaje del arzobispo se acercó á la puerta del palacio, los fieles comenzaron á entonar cánticos, interrumpidos con ¡vivas! á la Iglesia, á Mons. Richard, al Papa y, sobre todo, á la libertad. En el momento de aparecer en la escalinata POR TELÉGRAFO que da á la calle el arzobispo de París, que T ransigencia? marchaba apoyado en el brazo de su coadjutor, Varis, 17, 9 m. El Fígaro y el Ecíair los ¡vivas! se repitieron con entusiasmo ooinan que es muy probable que la Iglesia Un sacerdote logró, con sus indicaciones, adopte la ley de 1881 que reglamenta las cere- que se restableciese el silencio. monias de! culto. Entonces todos los fieles se arrodillaron, y el cardenal Richard los bendijo. C! sucesor de Montagnini. Unos jóvenes católicos desengancharon los París, 17, 10 m. El prelado que ha de caballos del carruaje y condujeron éste arrassuceder á Mons. Montagnini en la misión de tras. transmitir al episcopado de Francia las instrucEl arzobispo había subido en el carruaje ciones del Vaticano, es un prelado muy adicto con su coadjutor. que tiene su residencia en París. Todos los fieles estaban descubiertos y rodeando el carruaje unos delante, otros, de es puestas inteligencias. colta, unidos con unos 2.000 católicos que esParís, 17, u n El corresponsal del peraban en la calle, emprendieron el camino á Echo en Roma, dice que los incidentes del Vapaso de procesión, entrando en el bulevar de ticano con España, así como el asunto de los los Inválidos y empleando hora y media en papeles de la Nunciatura, demuestran que los recorrer los 5oo metros, próximamente, que ant clericalzs de París y de Madrid se entienseparan el palacio arzobispal del hotel que poden entre sí para poner dificultades a) Vaticano. see en la calle de Babilonia M r Denys- Cochin. Añade que en Roma hay la opinión de que En el trayecto no había más curiosos que la r re isa radical de Madrid ha hecho muy los transeúntes de ordinario y en las ventanas mal servicio al Gobierno español, en su deseo de las casas los vecinos veían pasar el cortejo de ser útil á los anticlericales franceses. sin hacer demostración alguna. En todo el trayecto no se vio más policía TEJÍ Vaticano arrepentido, que dos agentes municipales que precedían al Londres, 17, 11 m. Despachos de Roma dicen que el Vaticano está convencido de que cortejo para impedir que los coches obstruyesen el paso. r se equivocó al dejar en París á Montagnini Sin contramanifestación alguna llegó el cardespués de la ruptura de relaciones, en tanto que Francia dejaba en la Legación de Roma denal Richard á su nuevo domicilio á las dos un empleado modesto para cumplir sus fun- y treinta y cinco. ciones. En la calle de Babilonia esperaban unas quinientas personas, la mayor parte señoras. Se le atribuye el error á Oella Chiesa, quien En el jardín había un centenar de elegantes es probable que dimita y sea substituido por damas. Montagnini. En lo alto del zaguán esperaba el cortejo Tpl arzobispo Richard. M r Denys Cochin, con el obispo de Versa París, 17, 11 ra. Mons. Richard no lles. será expulsado del palacio episcopal manu miliAl descender del coche el arzobispo aumentari, ni por ningún otro medio violento. taron las aclamaciones de los fíeles, que perEl comisario de policía ¡e hizo el s bado una macieron en los alrededores del hotel canintimación para que abandonase el palacio ar- tando. zobispal, y Mons. Richard ha señalado la hora M r Denys- Cochin bajó para decirles que de la una de la tarde de hoy para salir de su Mons. Richard estaba muy fatigado, pero que palacio. á pesar de todo les daría su bendición. Sin embargo, es posible que su salida se reAsí lo hizo, desde detrás de una ventana, ¡rase algo por circunstancias especiales. desfilando los fieles por el jardín y saliendo Los allegados del arzobispo temen que éste por la puerta del hotel, que da á ¡a calle Oudije agrave en su enfermedad, y que dada su nat, después de haber firmado las listas que se avanzada edad le causen grave daño las manihabían colocado. festaciones en su f- ivor, que podrían provocar Sin más incidente terminó todo á las tres y otras en sentido contrario. media. Y DE MARRUECOS POR TELÉGRAFO IIJ 1 Raisuli provocador. París, 17, 10 m. El corresponsal del JHatin en Tánger ha tenido una interviú con el Raisuli, quien ha manifestado su indignación por la presencia de los buques franco- españoles. Dijo también que si las tropas del Sultán qut van de Fez á Tánger, mandadas por Ben Abbás, rehusan unirse á él, en cuanto penetren en su territorio les presentará batalla. imperiales. Tánger, 17, 11 m. El ejército que manda Ettonis está compuesto de 3.000 soldados y varios cañones, con una reserva de 3.5oo hombres. Las kábilas le tributan á su paso favorable acogida, ofreciéndose á facilitar contingentes para el ejército del Sultán. Los soldados se hallan bieu pagados; ahora acampan en Alkazar- Kebir s precauciones. Tánger, 17, 9 n. Se dice que Moha raed Torres ha invitado al Guebbas á que no se acerque á Tánger con sus tropas, obedeciendo esto al temor de que la presencia de la mehalla origine alguna excitación entre las gentes de El Raisuli á la vista de las escuadras de Francia y España. Asimismo se asegura que dicha mehalla atravesaría la ciudad por grupos pequeños que embarcarían inmediatamente para Benisaf y Oujda. SUSCRIPCIONES REEMBÓLSABLES DE A B C Agotadas las diez mil suscripciones de la serie 5. a, la Empresa de A B C admitirá veinte mil suscripciones reembolsables de la serie 6. a Serán preferidas las primeras personas que las soliciten. Sólo se hará una suscripción á cada nombre.