Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
gSAÑO CUATRO. NUM. jo 5. NICA CRÓUNIVER- BlMADRID, 18 DS D 1 CBRE DE 1900, NÚMERO SUELTO, 5 CÉNTIMOS MANIFESTACIÓN DE GRATITUD SAL ILUSTRADA. VALENCIA. LLEGADA AL EDIFICIO DEL CONSULADO FRANGES DE LA MANIFESTACIÓN DE GRATITUD A FRANCIA POR HABER CONDECORADO A LOS INSIGNES VALENCIANOS SOROLLA Y BLASCO 1 BAÑEZ Fot. Pastor Parlamento, dándola por inútil, la obra político- militar de sus antecesores, y por éstos puesta en las nubes Nada se pierde en el caso presente; pero lo C l título es plagio, y lo que siento es no po- mismo ocurriría si se perdiera mucho. Un der plagiar la sal y salero de Pérez Zú- nuevo ministro de la Guerra abomina de los ñiga para tratar como conviene los asuntos de planes de su antecesor (aun sin que éstos le cie ¡a política militar española. rren el camino al tercer entorchado) simplemente porque no son suyos; y como los del 1 a primer quisicosa, digna de ser puesta en otro, y los suyos, y los del que venga de gacetillas rimadas y aun en solfa del géne- trás, no tienen autoridad de procedencia, ni ro chico, es la retirada de las reformas del ge- arraigo en la opinión de técnicos ni de legos, neral Luque. Saben los lectores de A B C que un capricho se lleva lo que un capricho trajo; yo no doy un ochavo por esas reformas (salvo la gente se encoge de hombros, y va aclimatánla suspensión de nombramientos de capitanes dose á gastar en pura pérdida 7 a cuarta parte del presupuesto de ingresos, dándose por congenerales) pero me da vergüenza que los agregados militares residentes en Madrid se ente- tenta con que no caigan borrascas como la que nos hizo retroceder hace un año á la época de ren de la poca seriedad con que aquí se toman asuntos tan trascendentes por todos conceptos. los pronunciamientos. Esto es fruto de la anarquía político- militar, Un proyecto de organización militar determínase por una orientación política exterior é in- que sólo cesará cuando no sea el ministro de la Guerra el encargado de hacer proyectos de orterior, que en todos los Estados civilizados es común en sus líneas generales á todos los par ganización militar, sino una entidad competídos gobernantes, y por lo tanto, á todos los tente y duradera. Gabinetes que éstos suministran; y aquí un Gobierno, que es continuación política y hasta S tra quisicosa. Es realmente una necesidad personal del anterior, y del anteanterior, y de casi social elevar los sueldos de los funciootros dos ó tres análogos, va á recoger del narios españoles, así como disminuir su núme- UN PAR DE QUISICOSAS ro. Por lo que toca á los militares, más de una vez he expuesto en estas columnas el único medio que me parece serio y eficaz para obtenei á un mismo tiempo ambos resultados. Pues bien; á última hora, en una subcomisión de presupuestos, se ideó el modo de elevar el sue! do de subalternos y capitanes (á los jefes qu? los parta un rayo) y se acudió al peregrine expediente de conceder al ministro de la Gue rra una autorización para hacer economías en los servicios de su departamento hasta la cifra de dos millones y pico de pesetas, necesarios para el aumento de sueldos. De suerte que, según la subcomisión que aprobó el piesupues to, en éste sobran, por lo menos, dos millones y pico; porque, si no sobrasen, no podría, ni debería el ministro, aplicarlos al aumento de sueldos. Es admirable cómo se tratan en el Parlamento los asuntos militares! JENARO ALAS ITALIANOS Y AB 1 S 1 N 1O S POR TELÉGRAFO li lilán, 17, 11 m. De Osmara, mar Kojo, anuncian á la Italia militar, que ha ocurrido un choque entre las fuerzas italianas) abisinias, con bastantes muertos v heridos.