Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C L U N E S 17 D E D I C I E M B R E D E 1006, P A G 4 E D I C I Ó N i. miento llamativo de un juez municipal. Pero así somos y seguiremos. Hemos combatido con toda nuestra alma! a política de aventuras; no nos cansaremos de reiterar que esta de Marruecos nos puede ocasionar grandes disgustos y no pocos sacrificios, sin disfrutar mayores ventajas comerciales ni territoriales que los que nada expongan; pero, a! mismo tiempo, es necesario convenir en que ya no podemos retroceder; es más: en que no hay otro remedio que seguir en inteligencia con Francia, con la Gran Bretaña y con el mundo entero. España va á M Truecos, no para conquistar, no para engrandecerse, no para ganar; va... para no perder. Recuérdese la historia del Estrecho de Gibraltar, el porque de las dominaciones sufridas en sus dos orillas, nuestra geografía física y política, los pedazos de tierra española enclavados en territorio africano y en ¡us inmediaciones de Occidente, y no pudiéndose poner contra la corriente general, ha de seguirla para no perderlo todo. Es una verdad amarguísima, pero es una verdad, y sólo una inteligencia dura ó exaltada, incapaz del sexto sentido, podrá no comprenderlo. solamente lo disfruten, y es tan hermoso que por nada lo trocarían. Y como nada hay más real que lo que el hombre siente, y eres que disfruta, y como el amor que tienen por su país y por los suyos les impide ver sus defectos y sus miserias, hay que confesitr que en aquellos hijos del desierto hay más fe, más patriotismo, más grandeza que entre ¡os sucesores de Cham. FELIPE OVILO on un tiempo espléndido pasó el domingo. La gente que pases en los días festivos y la que pasea en Sos que no! o son SÍ dio un baño de so! estiró las piernas, como vulgarmente se dice, y se entregó al dulce ensueño de la lotería. Las administraciojies de la timba nacional quebrantaron por excepción la! ey del Descanso del domingo para satisfacer las aspiraciones de los presuntos millonarios, ó quién sabe si para estimularlas, porque lo cierto es que las vitrinas de aquellas dependencias aparecen tapizadas de décimos, y esto, en las alturas á que nos encontramos, es prueba de que hay billetes sinónimo á su vez de hay poca animación ó mejor hay poco dinero Los paseos y las calles se vieron llenas de I OS SUCESORES E capítulo IX gente y de pobres, porque, eso sí, señores al, del Génesis se dice calde mayor y gobernador civil de Madrid, DE CHAM hay más mendigos, más golfos y más lamentaque Noe, que era bles cuadros que nunca en la coronada villa, y labrador, plantó una viña; que bebiendo el vino se había convenido ya en que el espectáculo es se embriagó, y quedó descubierto, en medio de impropio de toda población culta y menos de su tienda, o que habiendo visto Cham, su la que es corte y capital de España. hijo, salió fuera para contárselo á sus dos La política roncó apaciblemente en espera hermanos Sem y Japhet, los que cubrieron con de futuros acontecimientos, porque no faltan una capa las vergüenzas de su padre, volvien- agoreros que predican novedades para la sedo los ojos para no verlas. mana que hoy empieza. Pero el caso es que Pues bien; Cham dejó sucesores, que no tampoco ayer hubo crisis y que llevamos ya han dejado de significarse en las dos Cámaras, nada menos que diez ó doce días de Gobierno con motivo de la ratificación del acta de Afge- invariable. Así da gusto. ciras. Hn la Academia de Bellas Artes hubo recepPara ningún extranjero son desconocidas ción. Discurso de entrada del Sr. Lázaro y nuestras flaquezas; pero hay cosas que no cau- discurso de contestación del Sr. Repullés. san estado mientras no se confiesan de modo En la Plaza de Tziuíx una becerrada sin insolemne y en lugar y momento significados. Cuanto se diga- -aun en la Prensa- -puede des- cidentes. En Aranjuez cacería regia de faisanes. mentirse; pero dicho en ia representación naDe sucesos judiciales, un robo en una tienda cional, oyéndolo el Cuerpo diplomático, es dar armas para el día de la liquidación y para, de la calle del Arenal, llevándose los ladrones, después de hechos los sacrificios, exponerse á sin que nadie les viese salir, naturalmente, una que se nos diga: n ¿Qué habéis hecho vosotros? porción de miles de pesetas y otra porción de ¡Vosotros que no teníais marinos, ni soldados, corsés. Puede que los sacaran puestos para ni buques, ni cañones, ni aun pólvora, según disimular. Y nada mas. Un día tranquilo confesasteis en vuestras Cámaras! No es tampoco dar muestras de gran tacto decir cosas tan opuestas á to que enseñan las Ordenanzas militares, que pueden llegar á los oídos de soldados expuestos á entrar en combate, y mucho más cuan o no son ciertas. OS A N T E C E D E N T E S El entusiasmo Mal estamos, pero si ¡legara el caso- -que desencadenaojalá no llegue- -se demostrará que España tiene un vigor y una vida que son incapaces de do en el Reichstag, durante los dos discursos sospechar los sucesores de Cham; pero aunque del canciller y después de la lectura del mensaasí no fuera, la madre más fea, más repugnan- je imperial disolviendo el Parlamento, prueba te, más viciosa, siempre será para su hijo, de- que se trata á los ojos del pueblo alemán de lante de extraños, la más hermosa, la más bue- algo más importante que de una sencilla cuesna, ¡a más santa; y la Patria es la madre queri- tión colonial. Nada más lejos de la realidad en da, la más digna de serlo, cuando es más des- estos momentos que un nuevo T ulturkampf. Ni la religión está en juego, ni la situación en graciada. Allá en el Sur de Marruecos, en el Sahara, Alemania tiene semejanza con lo que sucede en hay un pedazo de tierra española habitado por Francia; pero, sin embargo, está planteado el árabes de la más pura raza del Yemen. Viven conflicto en términos peligrosos para las relasobre un suelo pedregoso, arenisco, sin otra ciones reinantes entre el Vaticano y el Imvegetación que las palmeras que rodean unos perio. Desde el advenimiento al Poder del príncipe pozos de agua salobre; una tela de algodón azul es su vestidura, dátiles y leche de camella de Bülow, y aun antes, en tiempos del príncisu alimento; su riqueza, su sobriedad, la ausen- pe de Hohenlohe, el Gobierno imperial, para cia de necesidades su resignación y su pacien- contrarrestar el creciente predominio del partido socialista, venía apoyándose sobre el Cencia: con esto son felices. Cuando algún extranjero llega á su país, le tro católico, cuya influencia desde entonces era enseñan aquel cíelo despejado, su suelo esquil- cada vez mayor. El Centro, consciente de su poderío, había mado y polvoriento, y se lo ponderan como lo mejor, lo superior que existe en el mundo; ido aumentando paulatinamente sus pretensiones, hasta llegar á un punto que el Gobierno cuanto se ve. Dios lo ha hecüo para que ellos ha juzgado incompatible con la dignidad imperial y con las decisiones de la política genuinamente germana, y por eso provocado enérgicamente por el príncipe de Bülow, qus estaba decidido á que la situación se despejara de un modo preciso en la última sesión d ¿Reichstag, el Centro contestó á las pretensiones del Gobierno imperial con una votación es que se negaba, con toda arrogancia, á seguí? amparando con ei prestigio de su partido y con el número de sus votos la actual política del Emperador y de sus ministros. LE maniobra de Büiow puso en evidencia las aspiraciones del Centro católico y, por eso, la lectura de! rescripto imperial de disolución, con ¡o cual el Gobierno contestó inmediatamente á las arrogancias de! Centro, fue acogida con entusiasmo por las izquierdas y por los conservadores netos. La Gaceta de la Alemania de Norte indica de un modo preciso la actitud del Gobierno ante las inmediatas elecciones del nuevo Reichstag: Sabemos ya lo que el Sudoeste africano significa por sí mismo en nuestro patrimonio colonia! y justamente en el momento más fa vorable para el desarrollo de r. uestros anheloi patrióticos, el Centro católico intenta reducit arbitrariamente el número de tropas que el Go bierno considera necesario para defender er África nuestros intereses... Pero no sólo se trata del problema circunstancia africano, se trata de saber si podemos ó no continuar nuestra marcha hacia adelante, d decidir de una vez ante nuestros competidores asi Alemania es capaz de seguir siendo, además sde la gran Potencia europea, una Potencia mundial Acabamos de ver ante nuestras atónitas míradas, surgir el imperialismo inglés, norteamericano y japonés; ahora mismo Francia acornéte sin vacilar la formación de su imperio en África... ¿Debemcs renunciar á que Alemania cumpla su misión en el mundo, atemorizados por la imposición absurda y antipatriótica de partido que se llama Centro católico? Los buenos alemanes lo decidirán. Estos párrafos de la Gacela, que se cree han sido dictados en altísimas regiones, revelan elocuentemente la posición que adopta el Gobierno imperial ante sus antiguos aliados, convertidos hoy en encarnizados enemigos. ÍLGOBIERNOANTE LAS ELECCIONES DÉ SOCIEDAD La bells marquesa de Arguelles dará un fiesta en los primeros días del entrante año, en su magnífico palacio de La Huerta. La señora de Suárez de Mendoza y la ncantadora señorita de Longoria, que celebraron ayer su santo, recibieron muchísimas felicitaciones. La condesa de San Félix y su linda hija JVíní Castellanos, regresarán de Biarritz en los primeros días de Enero. En el globo Duque de Alburquérque, propiedad del marqués de Marín, saldrán esta mañana su dueño y el Sr. Kíndelán. Los señores de Pombo viajan actuahncntf por Egipto. LOS condes de Morella se encuentran ex Madrid. Continúa en estado satisfactorio el distinguí do joven O. Manuel de Liñán. Está fuera de peligro de la enfermedad que padece la condesa de Fuente el Salce. El duque de Mediéaceli, el marqués de la Scala y el conde del Montijo, emprenderán i primeros de año un viaje por las principales espítales de Europa y América. LA DISOLUCIÓN DEL RE 1 CHSTAG L