Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO 16 DE DICIEMBRE DE 1906. PAG. 1 4 EDICIÓN 1 1 Añade el Sr. LERROUX que del misma mod que el Sr. Silió ha citado 40 escuelas en que se enseñan esas doctrinas, él podrá citar más de 40.000 escuelas católicas en que también se enseñan, y para corroborar su afirmación lee varios textos, que se hallan en vigor en algunos colegios de jesuítas, y que son escuchados con atención por la Cámara. Termina confirmando lo que antes dijo. P I C A D I L L O FINAL El Sr. SORIANO: Pido la palabra. El PRESIDENTE: La tiene reservada su señoría para el lunesEl Sr. SORIANO: Es que yo deseaba hablar hoy. El PRESIDENTE: Hablará S. S. el lunes. El Sr. SORIANO: ¿Pero es que el lunes habrá Gobierno? (Grandes risas; el Sr. Canalejas se encoge de hombros. El Sr. NOCEDAL: Conste que si no hablo en la tarde de hoy es porque el señor presidente no quiere. El PRESIDENTE: También hablará S. S. el lunes. El Sr. SORIANO: jEl lunes nos veremos, señor Nocedall El Sr. NOCEDAL: jMe verá S. S. á mí, que yo no tengo para qué ver á S. S. (Nuevas risas. E! PRESIDENTE agitando la campanilla, pone fin al incidente y exclama: r ¡Orden del dia! Continúa el debate relativo al ACTA D E ALGEC 1 RAS El Sr. MURO consume e tercer turno en contra, pronunciando un extenso discurso. (En el banco d d Gobierno se hallan los ministros de la Gobernación, Estado é Instrucción pública. Dice el orador que la Conferencia de Algeciras fue para España una verdadera imposición. Dice que desde el punto de vista humanitario, la obra del difunto duque de Almodóvar y la del Sr. Pérez Caballero en la Conferencia no merece más que plácemes; pero que, en cambio, desde el punto de vista internacional no es acreedora más que á censuras. Termina diciendo que desconfía de la eficacia de dicha Conferencia, tanto más en las circunstancias actuales en que España no es poderosa y no está para emprender aventuras. Le contesta el presidente de la Comisión, señor teniendo lo fundamental de lo que expuso en tardes pasadas. Interviene el ministro de FOMENTO para justificar lo hecho por los ministros que le han precedido. Dice que sería conveniente dar al debate un giro distinto al que éste ha tomado. Ruega al diputado catalanista que retire la enmienda. Rectifica á su vez el Sr. BURELL. Afirma que el Sr. Bertrán y Musitu, al leer ante la Cámara, en la sesión del miércoles, el estado que figura en el Diario de Sesiones, lo hizo alterando 6 involucrando los términos, y afirma que no se puede pasar por esto. (Los diputados de la minoría catalanista interrumpen. Añade que lo único que se propuso fue ei hacer resaltar una ingerencia que jamás existió por pirte de los Sres. Moret, Gasset y Requejo. por haber resultado favorecidas las provincias d Cádiz, Coruña y Zamora. Lee varios documentos y algunas Reales órdenes para demostrar que las reparaciones de carreteras se han hecho siempre con arreglo á la legalidad. Entiende que de lo que se trata también es de crear un estado de opinión muy favorable sin duda para los que defienden las ideas catalanistas. (Prodúcese alguna agitación en la Cámara, á la que pone fin la campanilla presidencial. Dice el orador que no se puede venir á discutir con insidias deslizadas entre los murmullos de las diputados, y que tiene el derecho á exigir que determinadas especies se expliquen en el acto y cor la necesaria claridad. El Sr. BERTRÁN Y MUSITU rectifica brevemente, y el Sr, CANALEJAS declara que di las palabras del orador se deduce que no ha habido ningún cargo concreto contra el Sr. Burell. Insiste el Sr. BERTRÁN Y MUSITU en afirmar la veracidad de ios datos que ha leído, y pregunta concretamente al Sr. Burell si dichos datos son ó no ciertos. El Sr. BURELL rectifica de nuevo y dice que aunque dichos datos expresan cifras que son exactas, obedecen a conceptos distintos. Pasando á otro asunto, manifiesta que se da por satisfecho ante las explicaciones claras y terminantes que ha expuesto el Sr. Bertrán y Musitu. El Sr. CANALEJAS pronuncia breves frases con objeto de encauzar el debate. Hace uso de ¡a palabra el Sr. FERNANDEZ LATORRE. Trata de aclarar algunos de los puntos que se han discutido, explicando la forma en que se acostumbra á realizar las reparaciones de carreteras. elemento que van notoriamente contri la moral, el Ejército y la patria. (Jura el cargo un señor diputado. Toma asiento en el banco azul el presidente del Consejo. El ministro deINSTRUCCION PUBLICA contesta y dice que la Escuela Moderna fue cerrada por carecer de los requisitos legales. Añade que dicha escuela no se ha vuelto á abrir, porque según los informes oficiales y oficiosos que de ella tenía, no era una escuela como otras y que el inspector de enseñanza informó diciendo que en ella se conservaban todavía textos que habían sido mandados retirar, entre los cuales figuraban algunos de los leídos ayer por el Sr. Silió ante el Congreso. Manifiesta que este Gobierno y el ministro que habla no han obedecido nunca á otras influencias que su conciencia y el cumplimiento de su deber. No cederemos á influencias déla derecha, dice, ni alas que vengan de ahí... i (señalando á los bancos republicanos) El Sr. SOR 1 ANO: ¡Venga de ahí! Termina diciendo el ministro de INSTRUCCIÓN PUBLICA que el criterio del Gobierno es respetar la Constitución y las leyes. (Aprobación en la mayoría. El Sr. S 1 L 1 Ó rectifica. Dice que el Sr. Lerroux ha planteado un debate nuevo y no ha seguido el planteado ayer. Añade que él censuró al Gobierno por consentir la propaganda de las escuelas laicas, con las cuales no se ha declarado conforme el Sr. Leiroux. El Sr. LERROUX: En espíritu, sí. El Sr. SIL 1O: Pues tiene S. S. un valor extraordinario, y además veo que defiende una enorme contradicción, pues dice estar conforme con las ideas de los que consideran á la bandera como un pedazo de algodón, cuando en Barcelona, frente á los catalanistas, representó siempre los defensores de la patria y sus enseñas. (Muy bien en los íonservadores. Añade que se alegra mucho que el Sr. Lerroux se haya quitado la careta para que se sepa de una vez qué elementos representa en! a Cámara. (Bien, lien en la minoría conservadora. Afirma que ia Constitución en sus artículos 11, J 2, i3 y 14, pone un límite á la enseñanza y á la Übie emisión del pensamiento, y como los textos que leyó ayer van evidentemente contra estos artículos... El Sr. SOR 1 ANO: ¿Por qué es evidente? Lo será para S. S. Ya lo discutiremos, y también la moral maurista. El PRESIDENTE (agitando la campanilla) Orden, señores diputados, orden. Sigue hablando el Sr. S 1 L 1O, y dice que los textos leídos hoy por el Sr. Lerroux no tienen nada que ver con lo que el orador dijo ayer. El Sr. SORIANO (mostrando unos libros que tiene en la mano) Ya verá textos S. S El Sr. S 1 L 1O: Perfectamente. El orador pregunta al ministro cuál es su criterio concreto respecto á las escuelas en que se dan enseñanzas tan peligrosas y si cree que se deben cerrar ó no. Rectifica el Sr. LERROUX para desvanecer, según dice, ciertas dudas que asaltaron al señor Silió. Dice que en espíritu, es decir, en la región serena de las ideas, se halla conforme con las doctrinas que se enseñan en las mencionadas escuelas. Dice que tales doctrinas no pugnan con la motal cristiana, y añade que la ley del verdadero progreso supone el engrandecimiento de la patria universal y la decisiva desaparición de las fronteras. No ve en las palabras del Sr. Silió sino un deseo deponerle en contradicción con algunos individuos de la minoría á que pertenece, y en la cual, á juicio del orador, caben todas las convicciones puesto que así se hizo constar al constituirse la Unión republicana. El presidente llama la atención al orador, diciendo á éste que no ha oído algunas palabras, con las qus había expresado que la Monarquía había producido el envilecimiento de España El Sr. LERROUX: Pues si S. S. no las ha oído, que los taquígrafos cumplan con su deber y que las lean. Producense algunos rumores en la Cámara. La presidencia insiste, y á su vez el orador en lo que antes dijo, dándose por terminado el incidente al afirmar el szgundo que en lo que ha dicho no ha querido contravenir lo dispuesto en la Constitución MORET. Comienza diciendo que este género de asuntos son para tratados con mucha prudencia, y no para discutirlos valiéndose de recortes de periódicos. Dehende las gestiones del Gobierro, y afirma que nuestros intereses se hallan debidamente garantidos, merced á la labor de la Conferencia. Extiéndese en algunas consideraciones de índole semejante y usa de la palabra el ministro de Interviene para alusiones el Sr. SOLER Y MARCH, censurando el mal estado en que sz encuentran determinadas carreteras á pesar de consignarse una cantidad anual para su conservación, y de votarse á veces créditos extraordinarios par tal atención. Para alusiones también interviene el Sr. R 1 U, quien después de declarar que en la forma en que se verifica la discusión de los presupuestos resulta de todo punto ociosa, afirma que de lo que se trata es de una mala administración de los presupuestos mismos, á la cual es necesario poner coto. (Varios diputados asienten á las manifestaciones del orador. Expone algunos casos concretos, y dice que i la postre viene á resultar quelas únicas provincias que resultan beneficiadas son aquellas cuyos diputados tienen influencia en la esfera oficial. Suspéndese esta discusión, se da cuenta de despacho ordinario, y á las ocho y cuarto se levanta la sesión. ESTADO. Examina con detenimiento los diversos aspectos de la Conferencia, historiando la política de España en aquélla, la labor realizada por los delegados españoles, los hechos posteriores juntamente con nuestra acción mancomunada en unión de las demás Potencias y el programa para el porvenir. Expone punto por punto las gestiones del señor duque de Almodovát y las del propio orador. El discurso del ministro es elocuente y razonado y á su terminación es acogido con murmullos de aprobación de la mayoría. Apruébase el dictamen en votación ordinaria, después de acordarse la urgencia. PRESUPUESTOS Continúa la discusión del correspondiente al ministerio de Fomento. Hace uso de la palabra el Sr. BURELL. Recoge algunas alusiones que embozadamente le dirigió en tardes pasadas el Sr. Bertrán y Musitu. Explica sugestión y la del Sr. Oasset en el ministerio de Fomento, y dice que todas las atenciones fueron cubiertas en la forma debida y con arreglo á las necesidades, dentro, desde luego, de la escasez de los recursos consignados. Distingue entre reparación y conservación de carreteras, con objeto de especificar bien los cargos que pudieran existir, y para demostrar de un modo claro la inversión de los fondos del presupuesto. En nombre de la Comisión habla el Sr. FERNANDEZ LATORRE. El Sr. BERTRÁN Y MUSÍ TU rectifica, man- BOLSAS DEL DIA i5 MADRID. Cierre: Interior contado, 81,35; Amortizable, ioo,o5; Banco, 441,50; Tabacos, 4oo,5o; Azucareras ordinarias, 40; Francos, 9.20; Libras, 27,58. Muy poco negocio; muchos valores no se cotizan a) cierre. PARÍS. Cierre: Interior, 73,90; Exterior, 94,60; Nortes, 270; Zaragozas, 418; Renta francesa, 96; Ruso nuevo, 86,20; Turco, 94,3o; Ríotinto, 2.169; Goldfields, 96. Mercado flojo, principalmente en el grupo español. De los telegramas que llegan con gran irregularidad se deduce que las dobles han sido muy caras.