Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
(A B C. DOMINGO 16 P E DIIEMBRE DE I306. PAG. 9. EDICIÓN 1, sierra del Guadarrama, hasta hace muy poco pacífico refugio de veraneantes madrileños; pero desde anoche teatro de desagradables ocurrencias, por el amor de una moza que se disputan dos hombres serranos, naturalmente, BILBAO, i 5, 5 T Sabino y Andrés. El primero se opone á que el segundo dé J Toticias de destrozos y desgracias. Hasta ahora se tiene conocimiento de música á Lucía, que así se llama la joven que las siguientes desgracias ocasionadas por el tem- los trae revueltos, y una noche, en plena ronda, arman cuestión los dos pretendientes; Anporal: En la anteiglesia de Nachitúa se desgajó un drés hiere á Sabino y huye. Pasan seis años Andrés se consume en precorpulento árbol y cogió debajo á un aldeano, sidio y Sabino ha logrado su deseo, ser el esá quien mató. En San Julián de Musques se salvaron va- poso de Lucía, de la que tiene un hijo. Pero una noche, la clásica noche de Keyes, ríos niños, gracias á los heroicos esfuerzos de unos marineros; sin embargo, uno de los niños Andrés, indultado, se presenta en el pueblo, no pudo librarse de la furia de las aguas y mu- decidido, como Juan José, á cobrarse en una hora seis años de martirio, y cuando va á rearió ahogado. Una lancha tripulada por siete pescadores lizar su plan, la contemplación de unos zapatinaufragó á la entrada de Elanchove, salvándo- tos puestos en la ventana por las maternales se los tripulantes merced á la ayuda que les manos de Lucía, conmueve su alma, borra sus prestaron otros compañeros que pasaban en odios y deposita sobre los zapatos la nava a traidora. una barca. En Montellano se hundió una casa en construcción; fue un milagro que resultasen ilesos ios obreros que trabajaban en ella. Otra casa de Zorroza, que empezó á amenazar ruina, fue abandonada precipitadamente por los vecinos, quienes escaparon poseídos del mayor espanto. rían interrumpido su servicio los trenes de las líneas de Santander, Las Arenas y Duxsngo. -C. BILBAO, 1 6 3 M. Las pérdidas son enormes Témese que el temporal haya causado mayores daños en otros pueblos de la provincia, p ro hasta ahora no hay noticias. -Segura. obra, distinguiéndose en primer termino ttt señora Alba, Srtas. Arana y Pérez y los señores Moncayo (que caracterizó acertadísima mente un pastor) González y Gonzalito. 8 RA ALBA Y SR MONCAYC El Sr. Rufart está muy verdecillo pJtsra aventuras melodramáticas. En resumen; que los zapatos que ha puesto anoche la empresa, anticipándose á la fiesta de Reyes, ha caído una zarzuela de las ue dan dinero. FLORIDOR j p S L A V A E ño, zarzuela en un acto dividido en tres cuadros, orí ginal la letra de Gonzalo Cantó, música de maestro Barrera El numeroso público que ocupaba las loca lidades del pasadizo de San Ginés, hizo una vez más objeto de su aplauso al distinguido autor de las populares zarzuelas La leyenda de monje, Las campanadas y otras varias obras, al guna de las cuales trasouso con gran éxito las fronteras En El maño ha hecho gala Cantó de su peri cía en achaques teatrales y su pródiga vena d poeta fácil y correcto, al trazar un animado y pintoresco cuadro aragonés, cuya acción se desarrolla en los comienzos del siglo pasado. Por su parte el maestro Barrera ha escrito una partitura agradable y bien instrumentada, con números muy bonitos que se pegan al oído y no tardarán en ser cantados por las calles. De estos números se repitieron algunos, y especialmente unos cuplets con letra de actuali dad, que valieron á Miró muchos aplausos. Muy bien Pablo Arana, como actor y como director, y muy guapa Rosita Montesinos, que logró cautivar al público. El maño, que ayer obtuvo éxito franco y ruidoso, es de esperar que sea una mina para el teatro Eslava. X arias noticias. Tiende á disminuir el temporal El Ayuntamiento de esta capital ha dispuesto que desde mañana se repartan raciones entre los pobres. Los daños causados por las inundaciones en fa vega de Guecho revisten proporciones alarmantes. Los vecinos pudieron salvarse embarcándose en lanchas, pues casi todos los edificios se derrumbaron y otros amenazaban ruina ínmiSRTA ARANA Y G 0 NZAL 1 TO ítente. Este es el breve asunto que Arniches ha Veinte de las familias que se salvaron fueron dramatizado con habilidad, aunque diluyéndorecogidas en Algorta. le en demasía, por lo que la acción, que no lleva paralelamente una confortable nota cómiTCJogonero muerto. ca que hubiera ido muy bien, languidece en Ha quedado suspendida la circulación de algunos momentos. trenes de Bilbao á Las Arenas, de Bilbao á La música- -no hay mucho campo en la zarBalmaseda y de la Robla á Bstlmaseda. zuela para lucirse- -es sencillamente un subraEn la última de las líneas citadas, al pasar un yado elegante de algunas situaciones. tren de mercancías por un túnel se produjo el Al final salieron innumerables veces Arnidesprendimiento de un bloque de piedra, re- ches, Serrano y Luis Muriel, autor de las desultando muerto el fogonero y herido de gra- coraciones, muy bien entendidas y de gran vedad el maquinista. efecto las de los cuadros segundo y cuarto. Con mucho cariño hicieron los actores la LOS ESTRENOS T A R Z U E L A La noche de 1 eyes, zarzuela Xrf en u n aC O) dividido en cuatro cuadros, libro de Arniches, música de Pepe Serrano. A nosotros, plácidos, sonrientes y en el usufructo de la leyenda del hombre feliz, la verdad, nos contristan, nos abaten, las zarzuelas melodramáticas, con sus héroes rústicos y sus dejos de romanticismo. Lo amable, lo risueño de la vida, lo que ésta tiene de sainete, se acomoda mejor á nuestros horizontes y gustos; por tal razón, preferimos el Arniches de El santo de la Jsidra, uno de los linas acabados saínetes del género chico, al Arniches de La Doloretes. A. este último patrón pertenece La noche de f (eyes, que la empresa de la Zarzuela, y la de Eslava, y la del Cómico, y no sé si se me olvida algún teatro, ha presentado con mucho rumbo de decoraciones y una esmerada dirección escénica. Ociare la acción de Ja oúra en la pintoresca SUSCRIPCIONES REEMBOLSABLES DE A B C Agotadas las diez mil suscripciones de la serie 5. a, la Empresa de A B C admitirá veinte mil suscripciones reembolsabas de la serie 6. a Serán preferidas las primeras personas que las soliciten, debiendo tener presente que sólo se hará una suscripción á cada nombre. SR. RUFART Y SRA. PÉREZ