Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO? 6 DE DIC 3 EMBRE DE 9 og. PAG. 4. EDICIÓN i. más el alma de piedra berroqueña si no te mueres de gusto. -Pero todo ese chaparrón- -me dirás- -tiene la ventaja de que no cae sobre la gente menuda. ¿Qué no? ¿Pues sobre quién va á caer, infeiiz? ¿Crees tú que el casero, el comerciante y el industrial van á rascarse el bolsillo por complacer al ministro de Hacienda, debidamente asesorado? ¡No, hijo, nol Los recargos irán, como una pelota, del casero al inquiüno, del tendero al consumidor y vendrán á estrellarse, como es lógico, en quien menos pueda resistir el golpe. El que siente de verdad el tirón es el último eslabón de la cadena. Tú verás cómo los primeros que ponen el gvito en el cíelo son los albañiles. -Pero, hombre- -exclamarás al llegar á este punto- ¡eso es ponerse en lo peorl Cierto que tendremos que pagar algo más por esas razones, pero el aumento será compensado con la baja de precio en los artículos de primera necesidad, y vayase lo uno por lo otro. ¿Que bajarán? ¿De veras crees tú que bajarán? ¡Pues eres una codorniz sencilla! Tú fíjate en lo que está pasando ahora mismo: los agricultores se quejan de que el precio del trigo no es remunerador y piden al Gobierno una subida protectora de aranceles... ¿Comes el pan más barato? ¡Nequáquam! Además, ya habrás leído alguna que otra vez que los beneficios de la nueva ley no se tocarán inmediatamente. ¿Y no te escama el aviso? Si el día 31 de Diciembre, á las doce de la noche, se recargaran los consumos, á la una de la madrugada del l. de Enero todos los artículos subirían en una proporción mayor que la correspondiente al recargo. Se suprime el impuesto y la rebaja no se podrá notar hasta el año siguiente. ¿Por qué? Se conoce que eso de la competencia es una ilusión engañosa. Pero, además, hay una razón poderosa en apoyo de mi tesis. El precio de los artículos de primera necesidad no se rebajará ¡porque no se puede! ¿Te asombras? Tengo á la vista una tarifa de con sumos y voy á copiar unas cuantas líneas para recreo y solaz de la gente menuda escasa d recursos: Pagan en las cuertas: una gallina ó una per MADRID. LLEGADA DE SS. AA. LOS PRINCIPES DE BA VIERA, Fot. A B C DOÑA PAZ Y D. LUIS FERNANDO, ABUELOS DEL INFANTE RECIÉN NACIDO 1- 60 millones. Y si se tiene en cuenta que todo el mundo se queja, y con razón, de que los tributos son excesivos, que aquí no come casi nadie, y los pocos que comen algo visten medianamente y habitan en zaquizamíes inmundos... ¡ayúdame á sentirl ¿No tiene una fuerza cómica, casi trágica, eso de que los prohombres de todos los partidos, hacendistas insignes, periodistas ilustres, inteligencias claras y cerebros sanos, productores y consumidores, industriales y obreros, a nación entera, en fin, ebria de entusiasmo, demuestre su alegría en reuniones, discursos, artículos y conferencias porque el Gobierno la Aa á sacar á contrapelo 160 millones de pesetas r más que el año anterior? Pues es el Evangelio. Y sería cosa de reírse mucho si no fuera porque la bronca va á acabar de mala manera. ¿Que por qué? Por lo siguiente: Vamos á poner por ejemplo Madrid, que es donde vivimos ambos y donde podrás convencerte más pronto en la certeza de mis tristes augurios porque, como capital de provincia que es. empieza á disfrutar todas las ventajas de la nueva ley desde i. de Enero próximo. En Madrid el Estado recargará, naturalmente, los arbitrios con la proporción necesaria para compensar la parte que le corresponde en el impuesto suprimido, y el Ayuntamiento, para obtener los millones de pesetas que necesita para nivelar su presupuesto, podrá hacer, y hará, sin duda alguna, todas estas cosas: Cobrar lo mismo que ahora por alcantarillas, coches, carros, enterramientos, mataderos, mercados, carteles, anuncios, multas, licencias, etc. etc. Gravar en un 5 por JOO los alquileres de las casas, ó hacer un reparto general entre los vecinos en proporción de sus haberes, á elegir. Crear un impuesto especial sobre automóviles, bicicletas, criados con librea, aumento de valor de las edificaciones y terrenos edificados. Extender á los vendedores al por mayor e! arbitrio de puestos públicos. Sacar á ios casinos y círculos de recreo (jfíjate bien! el 10 por 100 de los ingresos que por iodos conceptos obtengan. Cobrar á los cafés, establecimientos para la venía de bebidas, fondas, posadas, casas de huéspedes y tiendas de comestibles el 3o ó el 40 por 100, según los casos, del valor délos alquileres de los locales que ocupen. Recargar hasta el 5 por 100 los billetes de los espectáculos públicos. Y... otra porción de monerías que harían la lista interminable. ¡Ahí y sí todo esto no basta, que puede que no baste, inventará arbitrios nuevos, con sólo pedir permiso al Gobierno, que se lo dará con mil amores. Ahora tú figúrate álos concejales madrileños facultados por la ley para extraer el redaño á sus convecinos por todos esos conceptos y ten- r PARÍS. LA EXPROPIACIÓN DEL SEMINARIO DE SAN SULP 1 CIO. LOS SEMINARISTAS TKASLADANDO POR SI MISMOS SUS EQUIPAJES A LOS COCHES EN QUE MARCHARON Fot. Branger