Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C- JVUrRCOLES 2 DE DICIEMBRE DE 1906. PAG. 6. EDICIÓN 1. nadie pueden satisfacer las explicaciones deMr. Pichón acerca del envío de una flota tan considerable como peligrosa. La Deutsche Zeitung: ¿Va Alemania á servirse del acta de Algebras para obligar á Francia á mantenerse en una actitud de respeto á la soberanía del Sultán, ó va á perder la influencia que había logrado ejercer, comprometiendo además su posición en el mundo musulmán entero? La Gaceta de Colonia, continuando su serie de artículos inspirados en altas regiones, dice: La historia de la conquista de Túnez y la teoría francesa de la transfenmación de aquel Estado en un protectorado francés merced á la renuncia del Bey, dejan entrever la posibilidad de que Francia- -por medio de su acción en Marruecos- -c o n s i d e r e los acuerdos de la Conferencia de Algeciras como límite insuficiente para sus aspiraciones. Además, parece que se dispone á obrar como obró en Túnez, inclinatu o al Sultán á la renuncia de su soberanía como hizo en otros tiempos aquel Bey de infeliz memoria, y aunque M r Pichón y M r Clemenceau son hombres de completa luena fe, conviene recordar un refrán francés que dice: Comiendo aumenta el apetito. la ruina del trabajo agrícola traerá como secuela inevitable la ruina de la nación toda. Entre 1871 y 190 J tres millones de acres han quedado fuera de cultivo dice el señor Harvey. Y añade más adelante: Se puede decir que el Reino Unido es, entre las naciones occidentales, aquella en que existen más tierrab i icultivadas. Y el hecho es que el abandono de los campos continúa No hay para un pueblo más salv cion que sus campos. En España está todo por hacer. Y mientras no se haga, mientras no se roturen los campos íneultivados, mientras no se transformen los cultivos, mientras no se repueblen los montes, mientras no se construyan redes de camíi o. y carreteras, no seremos icos ni fuertes. La riqueza trae de la mano á la libertad. Y sin dinero, sin bienestar, no habrá una base viva y segura en f (ue apoyar esa reforma que afecte á las conciencias. Y todo lo escrito en la Gaceta será un papel inútil. AZOR 1 N Un recuerdo de La tempestad EL PRESIDENTE, CANTANDO DE GUSTO ¿POR QUE, POR QUE TEMBLAR? ¡EL CIELO ESTA SIN NUBES 1 iSERENA ESTA LA MAR... todo, hemos d ¿decir que en esto del esplendor y pujanza de España hay mucho de leyenda; realmente España sólo fue fuerte durante un momerto, á lo largo de un breve lapso de años; la decadencia comienza en el reinado mismo de los Reyes Católicos. España durante aquel período se cubrió de monumentos espléndidos: se edificaron templos, se construyeron palacios, se levantarán ciudades enteras como por encanto. Pero la pujanza era ficticia y pasó rápidamente; Jovellanos en su Informe sobre la ley agraria dice que el poderío de España duró lo que un relámpago y no se ha dicho nunca frase más exacta. Así fue en efecto. Y las causas de esta momentánea, fugacísima plenitud podemos reducirlas á dos: una, el que el poderío de España no estaba cimentado en lo que debía estar, en el trabajo, y en el trabajo agrícola; otra, el uniformismo, la simetría, la rectilinidad que, como buenos latinos, quisirios imponer á los países que conquistábamos. El éxito de la política inglesapregunta el Sr. Harvey- ¿no se debe á la continua oposición á todo simétrico esquema de reforma y al uso y gradual transformación de los elementos que encontramos en cada país? Nosotros, los españoles, procedimos á la inversa; en Flandes, en Italia, en América, en los mismos moriscos y judíos de dentro de casa, quisimos imponer nuestra religión, nuestros usos, nuestras prácticas, nuestras rutinas; el resultado ya se ha visto cual ha sido. Hemos llegado á la pobreza y al aislamiento más absoluto. Así estamos después de tres siglos de decadencia. Y ahora cabe preguntar: ¿vamos á seguir decayendo? ¿No hemos de hacer nada para salir de la postración en que nos hallamos? En España no hay otro camino para reconquistar la fuerza y la riqueza sino el trabajo de la tierra; cuando en el área de nuestra Patria no haya ni un palmo de tierra sin cultivo, España será una nación europea. No pensemos que es la industria la que trae el poderío; no confiemos en Tratados de comercio que han de hacer surgir aquí las fábricas. En la misma Inglaterra la reacción se va operando ya en favor de la agricultura; allí se ve que NUESTROS GRABADOS TJoosevelt en P n nama. De la recie. ite visita del Presidente de los Estados Unidos al canal de Panamá, dimos oportuna noticia en los telegramas de nuestros corresponsales. Hoy completamos aquella información con una interesante fotografía que presenta á M r Roosevelt en la grúa que utilizó como vehículo para recorrer aquellos lugares llamados á un porvenir brillantísimo. j p l alcalde de Guadix. En nuestro número de anteayer inserta mos varios telegramas, en que se refería detalladamente lo ocurrido en Guadix á consecuencia de la tempestad de nieve que allí descargó la noche anterior, y la conducta del alcalde, merecedora de todo género de elogios, que á media noche, sin medios de locomoción, y luchando con el temporal fuese en persona á la fábrica de electricidad, distante 20 kilómetros del pueblo, para que parara la máquina y cesaran los incendios que la ebrriente amenazaba originar en el pueblo, donde ya habían ardido muchas instalaciones. í a Asamblea de propietarios. Por separado damos cuenta de las sesia nes que viene celebrando en Madrid la Asamblea de propietarios de España, de cuya Mesa directiva publicamos una fotografía en el presente número. DIPUTACIÓN PROV C 1 AL I os presupuestos. Ayer continuó la discusión del proyecto áe presupuestos para 1907. Hablaron en contra los Sres. Fernández Morales, Pérez Calvo, Buendía y Armírola, y en pro los individuos de la Comisión de Hacienda Sres. Díaz Agero, Goitia y Ochoa. Terminó el debate sobre la totalidad del presupuesto, y hoy comenzará la discusión por artículos, y la de las muchas enmiendas presentadas. El tipo contributivo fijado para el reparto del contingente provincial es de J 3 3 I por too. Corresponde pagar á la Diputación por el Ayuntamiento de Madrid la suma de 3. a 5o.ooo pesetas, y por los pueblos de la provincia 613.245 pesetas. LA BASE NECESARIA j C 1 escritor inglés Charles H Harvey ha publí cado un libro que se titula The biology of iritish politics, ósea, Biología déla política ingleta. Nada más interesante que estas páginas. El lutor, apoyándose en la historia, comienza haeiendo un estudio de lo que ha sido la humanidad, de cómo han ido formándose los pueblos ó naciones, de cómo la lucha, antes de familia á familia ó de tribu á tribu, se ha igrandado más tarde á la lucha de las naciones y ha llegado en los presentes días á la competencia entre grupos de naciones, y cuáles han lido, finalmente, las causas de que unos pueblos, como España, decayeran rápidamente y de ue otros, como Inglaterra, caminen al mayor tspfendor. Y este último punto es de lo más instructivo tn el libro del Sr. Harvey. ¿De qué suerte España ha perdido en dos sigl s, en tres siglo 1; todo su poderío formidable en el mundo? ¿De qué manera se nos ha ido escapando de las manos nuestro inmenso imperio colonial? Ante ROBO A LA SOCIE- tercera de lo DAD DE TRANVÍAS c r i m i n a l ha continuado ayer la vista de la ausa instruida con motivo del robo de 66.000 pesetas de la caja de la Sociedad de Tranvías. Fueron interrogados los procesados que na lo habían sido en la sesión anterior y que, como los anteriores, negaron su participación en el hecho. Comenzó después la prueba testifical con H declaración del director de la Compañía. Manifestó éste que había firmado un cheque de 80.000 pesetas que fue cobrado por el auxiliar de caja Sr. Mengual, y añadió que tuvo noticia del robo pocas, horas después de perpetrado. TRIBUNALES En la Sección