Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C M RTES ÍI DE DICIEMBRE DE 1906. PAG. 14. EDICIÓN 2. En este estado las cosas, por la mañana conferenció el marqués de la Vega de Arraijo con el Sr. Canalejas diciéndole que había aceptado el Poder sacrificándose en aras de la unión de los liberales, pero desde el momento en que se acentuase de un modo ostensible la disidencia del Sr. Moret ó del Sr. Canalejas, estaba resuelto á abandonar el Poder, No sé quién de Jos dos de ustedes tiene la rszón- -dijo; -Jo que sé es que de seguir así las cosas dejo el Gobierno. Canalejas insistió en sus puntos de vista. El presidente del Consejo le preguntó si se allanaría á asistir á una entrevista con el Sr. M o ret y con él. El presidente del Congreso manifestó que no tenía en ello reparo alguno. El marqués quedó entonces en reunir á ambos personajes. bía vista con gusto la vuelta del Sr. Canalejas á la presidencia del Congreso, y que nada tenía que oponer al orden con que se llevan les debates parlamentarios. Estas manifestaciones las hizo al oír de labios del Sr. Canalejas que sí había aceptado la presidencia era creyendo contar con el asentimiento de la mayoría en pleno, pero que abandonaría aquel cargo si factor de tar. t i importancia como el Sr. Moret, no estaba conforme. Como se ve, la entrevista no pudo ser más satisfactoria para ambos oersonajes, y, sobre todo, para el Gotierno. Se esperaba ía ruptura definitiva, y de la entrevista resultó la concordia y la intelíg n ía, Yo sólo puedo reflejar impresiones muy gratas dijo el Sr. Moret al salir de la entrevista, como dejamos consignado. Estoy muy satisfecho dijo el Sr. Canalejas á sus íntimos cuando le preguntaron cuál era, sin reservas mentales, su impresión sobre Ja entrevista. L. os ministros felicitaron á su Presidente por el éxito de sus gestiones, cuando se enteraron de él en e! Consejo que re ron más tarde. Terminada! a sesi 5 J de! Congreso, reN 1 STROS uniéronse los minis 1 tros en su despacho de ia Cámara popular para celebrar Consejo. La reunión fj ¿breve; duro apeno; media hora, y en ella hizo uso de la palabra cu primer término el jefe del Gobierno para dar cuenta de su entrevista con los Sres, Moret y Canalejas. Ya en párrafos anteriores rejatf mos es! n atrevista, y ta! como nosotros ¡o referimes, 11 refirió el marqués á los ministros. Huelga decir que- ístos 3 e congratularon cul buen resultado obtenido por s! presidente de! Consejo en tal conferencia, y que se las prome tieror. muy felices al conocer! a actitud en que se habían colocado los Sres, Canalejas y More! Después se trató de la vicepresidencia de! Congreso, vacante por la exaltación del seiier De Federico á la cartera da Fomento. Tratóse de ta! vacante, y se convino sn proveerla. Y entre los candidatos á ocuparla fus preferido el Sr. Vincenti, hijo político del presidente del Senado, Sr. Montero Ríos. El Sr. Vincenti ocupará la tercena vicepr; sidencia. El ministro de Hacienda dio cuenta efe i. fórmula de arreglo convenida con los comisionados vascos. Y, por último, se aprobó una transferencia de crédito para el ministerio de Fomento. AS CAPITANAS A yer vo! v! ¿h blarse de que el mi GENERALES n ¡s t r o d e Q u e r r a persiste en su propósito de poner á la firma del Rev los nombramientos de ¡os dos capitanes geríetraíes, Et de! general Polavieja! e llevaría él raañaaa, que es día de firma, y el smo el de! Weyler, le ¡levaría el Presidente. Los ministros, se aecía, se enterarán de ¡o ocurrido cuando ya esté hecho todo, como ocurrió cuando el general Linares hizo capitán general de Madrid al general Weyler. Y acaso suceda ¡o que sucedió entonces: que dimitieron dos ministros, ¡o Sres. Dato y Gasset. Ahora dimitirán tres ó cuatro ó seis ó siete. Para la nuevos capitanes generales sería lo I A E N T R E Vi K i A Se celebró ¿sía á Jas íiusmo. Ya habían logrado su propósito. cinco en el despacho Les ministros aseguraban ayer que nada sa- i de los ministros de! Congreso. Los señores isían de íales proyectos. marqués de la Vega de Armijo, Canalejas y En z primer Consejo de ministros del acMoret estuvieron encerrados más de una hora. tual Gobierno, el general Weyler anunció que Sa ió el primero el Sr. Moret. traía dos compromisos: el de retirar ¡as refor Los dos presidentes son los más autorizama militares de Luque y el del proveer las dos dos para decir lo ocurrido, manifestó contesCapitanías generales. El primero obtuvo el tando á las preguntas de ios periodistas. Yo asentimiento de! Consejo. El segundo levantó sólo puedo reflejarles impresiones muy gratas. s una tempestad de protestas. Diez minutos después salió el presidente de! Congreso, y contestando á! os que le interro- Perr SÍ el Presidente me dijo ayer que garon, manifestó que! a conferencia había sido eso se arreglaría! -expresó el general, afectuosa y cordial, C! aro que lo dije! -contestó e marqués- -para no oponer dificultades; y, en efec Esta entrevista, añadió, ha sido provocada to, eso sz arreglará, ¿cómo? ya lo veremos. por el presidente del Consejo, y en ella hemos Dz todcs modos, lo que se haga será más ade- hablado de los más importantes problemas polante, -cuando no tengamos otras cosas de más líticos de actualidad. importancia que ías presentes. Se había de dilucidar ¡a actitud de cada uno, y! as actitudes no basta sostenerlas, es El genera! se calló, y en Consejo de minispreciso explicarlas y apoyarlas. Eso, eso es! o tres i o f a vuelto á hablarse del asunto. que yo haré, usando de ¡a palabra, a! discutirA CUESTIÓN En las primeras horas í se la totalidad del proyecto de ley de Asociaciones, que por lo que significa y por cuanto ha POLÍTICA de la tarde había en el Congreso calma, q u e sucedido es para mí de una gran responsabicontrastaba con! os anuncios que se habían pro- lidad. palado de ruidosos acontecimientos. Así se lo había anunciado á los Sres. MauEste ¿ambio de aspecto en la cuestión se ra y Nocedal y otros, y no podía ser de otro atribuía i sntrev stas celebradas en las últimas modo por cuanto á ese proyecto va unida mi veinticuatro horas. personalidad política. La de as Sres. Montero Ríos y Moret tuvo De modo, que habíate Extensamente al disimportancia Varios dejos amigos del segundo cutirse la totalidad. habían scidfdo á su casa y convenían en la ne El Sr. Moret ha estado conmigo muy cacesidad de una acción común, en virtud de la riñoso y deferente. Desde luego, ha dicho que cui 1, unidos ¡os elementos que siguen á Jos se- ve con gusto mi permanencia en la presidencia ñores Montero Ríos y Moret, debía prescinde la Cámara, y también ha estado conforme dirse de Eos que están con los Sres. Canalejas con el curso y dirección que llevan los debates. y Lópe. z Domínguez. Se trataba nada menos Yo, por mi parte, no he de oponerme á que de jna expulsión del partido. que en el proyecto de que se trata se introduzA echar un jarro de agua fría en aquella hocan modificaciones de detalle, de accidente, que guera, ¡fino el Sr. Salvador (D. Amos) quien, no afecten á su sentido general. declarándose poco afecto á la política del señor Hemos tratado también de una cuestión Canalejas, ¿aÜfieó duramente los proyectos de importante, que es la verdadera cuestión polísus amigos que, fejos de llevar auras de temtica del día: la de si el Parlamento, al llegar pla nz a y de concordia cerca del Sr. Moret, las vacaciones de Navidad, ha de cerrarse, ó aban, sin embargo, á avivar el fuego. si, por el contrario, se reanudarán las sesiones Despeas fue el Sr. Montero Ríos á visitar de Cortes en seguida para que á ellas someta el ai Sr. Moret. El presidente del Senado esGobierno con toda actividad su labor y su protuvo explícito, No quería complots ni alianzas grama. ofensivas ni defensivas. Había ofrecido su apo Y en este punto también hemos estado de yo a! actual Gobierno y no tenía para qué reti- acuerdo el Sr. Moret y yo. rársele No se uniría al Sr. Moret contra el se Los dos hemos requerido al presidente del ñor Canalejas, ni al Sr. Canalejas contra el Consejo para que las Cámaras reanuden sus Sr. Moret. No autorizaría tampoco con una tareas cuanto antes, y á sste efecto ha quedado actitud pasiva la exclusión del partido de un convenido que la suspensión se haga con la elemento importante como el canalejista. Su fórmula de se avisará á domicilio á fin de representación política no la ostentaría sino él reanudar en seguida ios trabajos parlamenínismo; nadie, ni aun su propio hijo político, tarios. Sr. García Prieto, que á juicio del Sr. MonEsto es lo manifestado por el Sr. Canalejas. tero Ríos, tiene personalidad propia, puede Según nuestros informes, los Sres. Moret y asistir, á título de monterista, á actos que sigCanalejas expusieron con mucha claridad sus nifiquen desunión y quebranto del partido Hrespectivos pensamientos. beral. El primero expresó que se proponía expliEn s ma, z Sr. Montero Ríos no acepta car en la Cámara, durante la discusión del ningún plan raorstista que no sea el de la inproyecto, su criterio y ¡as modificaciones que, tangibilidad da! partido liberal. á su juicio, son necesarias, añadiendo que ha- f O SEjO DE M 3 Cuando acabó el Consejo, el ministro de Hacienda conversó durante unos minutos con les periodistas, y mostró interés en que se diga que no ha sido bien interpretada su recientf Real orden sobre el papel estampillado. Parece que entre algunos tenedores se ha interpretado tal disposición como el deseo, por parte del Gobierno español, de poner dificultades a! pago del cupón, cuando eb únicamente un medio para conocer á punto fijo la cantidad de deuda estampillada que existe. Luego se extendió el Sr. Navarro Reyertzr en elogios á los comisionados vascos. En este punto se hallaba el ministro, cuando se aproximó el Sr. Loygorri preguntando sí, al fin, el genera! Weyler será nombrado capitán general. -Eso interesa mucho- -anadia eí Sr. i oy gorri. -No- -replico ei ministro de Hacienda. -eso sólo interesa en ¡a Manchuria. Y con este chiste finalizó la conversación. t a r d e se reunió tn el Congreso ía Subcomisión de Hacienda de la Coivisión de Drec. nusstos, y dts- L OS PRESUPUESTOS Ajer por i