Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES i DE DICIEMBRE DE IQO 6. PAG. 7. fiDlClON 1 hombres, es cusncfo uno quisiera ir hasta ellos, tenderles la mano fraternalmente y decirles: -Pobre héroe, humilde héroe, salud... La sociedad está llena de estos héroes humildes, anónimos casi siempre; en casos ruidosos y ostensibles, como éste del peligro de un tren, es cuando su heroísmo se exterioriza; pero su heroísmo, aunque no se manifieste más que de tarde en tarde, está obrando interiormente á todas las horas. Hay multitud de héroes que defienden severamente el puesto que se les designó, igual que soldados anónimos: son los cajeros, cobradoies, capataces de los Bancos y talleres, los que defienden la vida del negocioy la prosperidad; son los maestros, los bibliotecarios. los servidores de los laboratorios, ciencia, el arte, la ley, la riqueza, la moral, los admirables talleres como los poderosos Bancos, as! las ricas ciudades como los gloriosos inventos, todo se basa sobre ángulos obscuros y humildes, tan humildes como un cajero, un soldado, un maestro un maquinista, un hirsuto guardabarrera... J. M. SALAVERR 1 A Verás: He tomado la acerada péñola para cumplir contigo el citado deber de cortesía, á las tres y pico de la madrugada, después de haberme echado al coleto la Prensa de la noche anterior, abarrotada de discursos, declaraciones de personajes, nombramientos de altos empleados, choques y escaramuzas de unas pandillas políticas con otras, himnos á la libertad y copias de Calaínos. Zumba entretanto el viento helado del Guadarrama con ímpetu de huracán, y á través del cristal empañado de mi ventana veo la calle solitaria y triste, mal alumbrada por el parpadeo del gas de los faroles y materialmente barrida por el cierzo. Y... ello será un poco cursi, los espíritus superiores puede aue lo ta- EP 1 STOLARÍO 1 NUT 1 L i EL ODIOSO I M P U E S T O dulcísimo amigo Juan Pérez Zúñiga: Hace bastantes días preguntabas en verso en este mismo periódico: ¿Qué opinará Si- HEROÍSMO DE UN GUARDABARRERA t r ritfc -JF 1 Vi 4 í lí i í v ¿í t- EL GUARDABARRERA DE ASCO, DETENIENDO EL TREN EXPRESO PARA EVITAR UNA CATÁSTROFE (Dibujo de Medina Vera, hecho sobre un croquis de un viajero dei tren salvado. quienen guardan el arca sagrada de la ciencia; son los soldados, los centinelas, aquellos que tiritan de frío, empuñan su fusil y están, sin advertirlo ellos, defendiendo y guardando el tesoro de la paz, de los hogares y de la honra de la nación... Y mientras el enorme carro de la humanidad marcha haciendo piruetas, dando tumbos, lanzado al galope, entre la locura y la fiebre, los únicos que se mantienen cuerdos, impasibles y abnegados son esos humildes servidores de la civilización. Puede asegurarse que el edificio social que tan formidable y espléndido se nos muestra, descansa únicamente sobre los héroes humildes; y todo el orden aparatoso de las cosas: la nesio de la supresión del impuesto de Consumos? Y al cabo de los años mil, cuando ni siquiera podías suponer que yo iba á contestarte, salgo con la respuesta siguiente: Pues opino... que los diputados tienen mal corazón. Al parecer, esta salida de pie de banco guarda analogía con los célebres temas de los manuales de lengua francesa: ¿Habéis visto mi sombrero de copa? -No, pero tengo un sobrino segundo en Madagascar. Pero en cuanto leas todo lo que tengo que decirte, y Dios te dé paciencia, no te parecerá la contestación tan incongruente. chen de sensiblería ridicula; pero en taies momentos las almas vulgares experimentamos siempre dos sensaciones distintas: un placer intenso producido por la atmósfera templada y suave que nos envuelve, contrastando con el frío horroroso que adivinamos fuera, y una amargura honda causada por el recuerdo de los millares de infelices que á aquella misma hora, y á poca distancia de nosotros, tiritan envueltos en harapos, amontonados en guardillas destartaladas, ateridos y muertos de hambre. Una idea sigue á la otra como la sombra al cuerpo. Pues bien; todos los periódicos que acabo de leer coinciden en el siguiente párrafo: Terminado el debate político se entró en la