Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Á B C. SÁBADO 8 DE DICIEMBRE DE 1906. PAG. 9. EDICIÓN 3. TEMPESTAD DE NIEVE POR TELÉGRAFO tormenta de nieve y granizo que en pocas horas cubrió el sueto con una capa espesísima. Sucedíanse relámpagos vivísimos y truenos pavorosos y cayeron varias chispas eléctricas, una en el pararrayos de una casa particular, de fa cual rompió el alero del tejado; otra en el café Español, donde había varias personas que resultaron milagrosamente ilesas; sólo el juez municipal, D. Fidel Diez, que estaba cerca de fa estufa, sufrió los efectos de la descarga, cayendo al suelo sin conocimiento, pero afortunadamente sin lesión alguna. Esta exhalación arrancó un cascote del techo del café y destruyó completamente las pinturas que lo adornaban. Poco después cayó otra chispa en la red del alumbrado eléctrico, llegando á la fábrica del fluido, donde fundió los aparatos, haciendo que la población se quedase á obscuras. No se recuerda otra tempestad tan intensa. Continúa nevando. Aprovechando la obscuridad, unos ladrones penetraron en la peluquería de Antonio Sáiz, establecida en plena calle Mayor, y descerrajaron los cajones, llevándose unas i5o pesetas. Los rateros no han sido habidos, -Targueso. t. de ayer R einosa, 7, 5 sobre A última hora horrorosa descargó esta villa una CHEZ ALBORNOZ y ALVAREZ GUIJARRO, á los cuaies contestan los Sres. AGUILERA y RANERO, respectivamente. El Senado pasa á reunirse en sesión secreta para ocuparse de los siguientes asuntos: Dictamen de la Comisión de gobierno interior proponiendo la aprobación de las cuentas de gastos del Senado correspondientes á los meses de Enero á Octubre, ambos inclusive, del corriente año. Presupuesto del Senado para 1907. Dictamen de la Comisión de gobierno interior dando cuenta del movimiento del personal de la dependencia con motivo de la jubilación del portero mayor, D. Pedro Cisneros. Dando cuenta al Senado de la solicitud del temporero de la biblioteca D. Miguel Martínez de la Riva. Ídem id. de las solicitudes de varios aspirantes aprobados en la convocatoria de 1897 A las siete menos veinte se reanuda la sesión pública y juran el cargo los senadores Sres. Berenguer y O Donneil. El Sr. RANERO lee el dictamen de la Comisión para la ratificación del acta de la Conferencia de Algeciras. Se fija el orden del día para el lunes y se levanta la sesión á las siete menos cuarto. Lo que nos ocurre, dice, es que se íi producido una verdadera crisis de régimen. A este propósito define cuáles son, á su juicio, las funciones de la Corona dentro de Jas Monarquías constitucionales modernas, y dice que el Rey sólo debe ser un órgano en el que se deposita, encargándose á su vez de ejecutar los apremiantes mandatos de la soberanía nacional. Cita como ejemplo práctico la crisis que oca sionó la caída del Sr. Maura, provocada por la de signación de) jefe del Estado Mayor Central, y examina los diferentes puntos de vista á que se atuvieron en aquella ocasión el Poder Real y e jefe del Gobierno. U N INCIDENTE Hace observaciones comentando el referido hecho y es acogido con algunos nmrrowiios, pero al decir en uno de los párrafos la frase caprichos del Monarca es interrumpido por el presidente, que con atinadas frases le ruega que dé por retiradas aquellas palabras. Replícale el Sr. SALMERÓN, Insiste la Presidencia y se promueve un pequeño incidente coreado con aplausos de los republicanos y protestas de la mayoría. Continúa el orador su discurso y repitiendo algo de lo que antes dijo y que provocó la interrupción, manifiesta que en lasrelaciones del poder mayestático y el Vaticano, existe un aspecto servil por parte del primero. Refiriéndose de nuevo á las crisis últimas, dice que han sido exclusivamente motivadas por la oposición á que fuese aprobada la ley de Asociaciones- y añade que le afirman en su creencia las palabras que en la tarde de ayer pronunció el señor Cobián. Esas palabras explican las diferencias entre los arrestos radicales del Gabinete López Domínguez y los retrógrados del que durante horas no más presidió el Sr. Moret y que han venido á traducirse en el cretinismo híbrido del Ministerio actual. (Risas. Censura la conducta del Sr. Morei y dice que ella no ha respondido á sus antecedentes ni á su historia. Nada, dice, puede justificar i S. S. ni aun aquella lealtad al Rey de que hablan siempre los monárquicos, y que es la última lealtad que 62 debe tener, puesto que la primera debe ser éíerapre para ei país, y cuando el Rey, como órgano del Poder, no cumple la función que por su naturaleza en el orden político le está encomendada, debe todo hombre público, sentirse patriota antes que otra cosa y derribar al Rey. Vuelve á referirse al proyecto de ley de Asociaciones; dice que en él se encarna el programa del partido liberal, y pregunta al Sr. Moret si se considera dentro ó fuera de ese partido. A propuesta de la Mesa, acuerda la Cámara que. se prorroguen las horas destinadas á preguntas é interpelaciones. Continúa el Sr. SALMERÓN sa discurso. x EL PAPELiTO... Dice que en la última crisis ha habido una gran novedad, y que ésta ha sido la existencia de una. carta, sistema no conocido hasta ahora. (Expectación. El Rey, dice, debió devolver esa carta con e V correo expreso que la llevó. (Risas y rumores, Analiza lo anticonstitucional que resultó la existencia de la carta, no sólo por el hecho de enviarla, sino por el de recibirla. El PRESIDENTE llama la atención del orador. El Sr- SALMERÓN, encarándose con el presidente, le pregunta: ¿Qué hubiera hecho S. S. en eJ caso azi Key? j Califica la carta de papelito y dice que ante la elocuencia délos números en la votación que no se verificó en el Congreso, holgaba todo comentario. Alude a un articuio que se publicó en La Correspondencia, firmado por X. de X. y después de analizarlo, dice aue su inspirador debió ser el Rey. Él presidente agita la campanilla y entre él y el orador se promueve un animado diálogo. Termina su discurso con palabras que no se oyen claramente, porque son acogidas con grandes protestas de los monárquicos. HABLA EL PRESIDENTE El marqués de Ja VEGA DE ARMIJO usa brevemente de la palabra para protestar con energía de las manifestaciones que en contr del poder Real han sido lanzadas por el Sr. akts én. CONGRESO PINAl I 1 SESIÓN DSL DÍA J DE DICIEMBRE DE 1 JO 6 DEBATE POLÍTICO Hace uso de la palabra el Sr. SALMERÓN. En el banco azul los ministros de la Gobernación y Gracia y Justicia y los escaños se van llenando paulatinamente de diputados. Dice el jefe de los republicanos que las últimas crisis han quedado sin discutir. (Entra en el salón el presidente del Consejo y el ministro de Fomento. LAS ULTIMAS CRI JS Declara que es preciso analizar ciertos antecedentes, según los cuales se ve en dichas crisis la intervención directa de un podet personal. Desde hace cuatro años, dice, España adolece de un malestar que se traduce en corrientes diversas que pueden convertirse en enconadas luchas á consecuencia del llamado problema clerical ó religioso. Dice que en ese período de los últimos cuatro ó seis años se han producido ciertos hechos que el orador estima culminantes y decisivos, por la influencia que han podido producir en nuestra política. Uno de esos hechos ha sido el movimiento anticongregacionista en la República vecina, que trajo como resultado una situación especial de recelo en nuestro país, y después la importación del género averiado de las Ordenes monásticas que había de constituir aquí un fermento de todo punto nocivo. Ocúpase muy extensamente del problema religioso, y recuerda palabras del Sr. Viliaverde, según las cuales era preciso poner coto al excesivo acrecentamiento de las Ordenes monásticas. Habla de ciertas corrientes establecidas entre el Vaticano y el Palacio de Oriente, y dirigiéndose de un modo directo al Sr. Moret, pregúntale si el modus vivendi concertado con Roma fue una imposición del Pontífice á la Regente de España. (Rumores. Habla de supuestas amarguras del Sr. Sagasta durante los últimos tiempos de su Gobierno, y declara que esto le disculpa de algunos errores que pudiera haber cometido. Explica de qué manera, y como un remedo, desde luego de lo que ocurría en Francia, vino á constituir un problema en nuestra patria el de elaborar un proyecto de ley de Asociaciones, en e que colaboraron ilustres personalidades de nuestra política. Alude al Sr. Canalejas y requiérele para que descienda de su sitial y explique su intervención. Extraña que en pleno siglo xx y después de los gloriosos antecedentes conservados en nuestra Historia cueste tanto trabajo tocar al Concordato con el propósito de reformarlo. Habla de la labor del partido conservador durante la última etapa de su mando, y dice que cayó del Poder sin resolver los problemas que á sí mismo se había planteado, á consecuencia de una crisis de hechojnconfesada e inconfesable en el fondo. SENADO SbSION DEL DÍA 7 DE DICIEMBRE DE I 9 0 6 o e abre la sesión á las cuatro menos cinco minu to bajo la presidencia del Sr. Salvador. Es leída y aprobada el acta de la sesión anterior. El Senado presenta el aspecto ordinario; es decir, con muy poca concurrencia. En el banco azul están los ministros de la Guerra y de Instrucción pública. El Senado acuerda aceptar la renuncia del cargo te secretario presentada por el conde de Cazal. El general OCHANDO, aludiendo á su interpetacíón al ministro de Ja Guerra sobre este asunto, pide una relación de todos los ministros del ramo que han jurado el cargo en el actual reinado y otra al ministro de Hacienda con detalle de lo que cobran por cesant a. El Sr. SALVADOR ofrece transmitir el ruego. El Sr. DÍAZ MOREU se extraña de que los periódicos digan que el almirante Touchard y el general Matta han venido á Madrid á recibir instrucciones, siendo así que no hay ministro de Malina que pueda darlas. El ministro de la GUERRA contesta que las instrucciones que se pueden dar á dichas personas emanan del Consejo de ministros oyendo al de Estado. El Sr. DÍAZ MOREU insiste en sus puntos de vista asegurando que las instrucciones fénicas sólo puede darlas el ministro de Marina, á lo cual objeta el general WEYLER que esas las daría el ministro interino. Yo creo que habrá unos, añade. (Risas y murmullos. El conde de PEÑA RAMIRO llama la atención del ministro de Instrucción pública acerca de tas muchas escuelas que hay cerradas en España y juzga que para lo poco que hacen los inspectores de Instrucción pública valía más suprimirlos. Le contesta el Sr. J 1 MENO. Ofrece remediar el mal, afirmando que no debe dejar de reconocerse que es necesario un estudio muy detenido y mayor consignación en el presupuesto, tanto para uno como para otro punto. Rectifica el cond de PEÑA- RAMIRO. El marqués de I BARRA ruega á la Mesa que indique al ministro de Hacienda que asista el lunes á la Alta Cámara para hablar acerca de la situación angustiosa en que se hallan los agricultores de España por el bajo precio á que se venden IOD cereales. Así lo ofrece la Presidencia, y se pasa al ORDEN DEL DÍA í Se vota definitivamente el diclamen, fijando las fuerzas permanentes para 1907. Son aprobados dos dictámenes de la Comisión de actas después de ser desechados otros tantos votos particulares que defienden Jos Síes, SÁN-