Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
V 1 ERN: S 7 DE DICIEMBRE DE 1906. PAG. 9. EDICIÓN 1. literarios, al empezar el mes de Diciembre, llevan por esas cali? y librerías de Dios su correspondiente almanaque, de mejor ó peor gusto y de mayor ó menor tamaño. Si se quisieran enumerar los almanaques que ven la luz, entre Madrid y provincias, sería tarea poco menos que interminable. ¡Y qué variedad más asombrosa entre ellos! Oime que almanaque compras y te diré quién eres. EL PROCESO CASA- RIERA, EMILIO SOULERE, PROCESADO ALMANAQUES p l comercio de almanaques es uno délos más productivos que pueden emprenderse. Al llegar la época presente del año, la humanidad, Como si sobre lia no pesaran los años, como si la marcha del tiempo le pareciese lenta, quiere vivir más adelantada y adquiere y se recrea en los almanaques correspondientes al próximo año, y entre Js oáginas pretende hallar la señal que le ha de 1 ooner ae elieve, y por anticipado su signo de felicidad ó de desgracia. ¿Qué traerá el nuevo año? ¿Que. acontecimientos, prósperos ó adversos, encerrará para cada persona? ¿Quei dichas reserva? ¿Con cuántas desdichas amenaza? ¿Quién verá el fin de I? ¿Cuántos dejarán de quitar la última hoja? Los periódicos, obsequiando á sus suscriptores con lo almanaques que forman sus redactores y los amigos y compañeros de éstos, han contribuido también á la creciente afición k los mismos, y particularmente los periódicos Los gustos y las aficiones de cada familia, y aun de cada individuo, pueden muy bien adivinarse, fijándose en la clase de almanaque á que dan preferencia. Los hay finos, literarios, cultos, instructivos. Otros místicos, con olorcillos de santidad, morales, religiosos. Cuáles son picarescos, incitantes, de tonos verdes. Cuáles tontos, anodinos, sin que falten tampoco los burdos, zafíos, bastos. Cada clase de la sociedad, como tiene sus círculos, sus teatros, sus periódicos, sus diversiones y paseos favoritos, tiene sus almanaques. ¿Quién no se acuerda del periódico El Cencerro? Pues éste y su almanaque, desde su humildísima esfera, contribuyeron no poco á la relativa ilustración de la clase ínfima de los hombres. Muchos aguadores, cocheros y demás gente de escalera abajo, saben leer gracias a) periódico que logró fijarles la atención; cierto que éste no sobresalía por su distinción; pero también puede asegurarse que si hubiera sido de otro modo no habría logrado su obieto. Aquel periódico, así como su almanaque, esparcía el ánimo de muchas personas en ¡as horas que no trabajaban; en él aprendían muchas cosas, aunque también olvidasen otras que debieran tener siempre presentes. Los niños también han tenido en diferentes épocas almanaques apropiados á sus tiernas inteligencias; pero la infancia suele mostrar más preferencia que por la lectura, por los trompos, pelotas, muñecos y dulces. ¿Quién puede adivinat los secretos que encierra un almanaque entre sus hojas? ¿En cuál de ellas nos será dado, á modo de efemérides, anotar algún suceso halagüeño para nosotros? ¿Cuál será la última noja que arranquemos? Hasta que la experiencia propia nos vaya dando contestación á estas interrogaciones, entretengámonos en celebrar los más ó menos graciosos chistes que encierran los almanaques y en adivinar sus charadas. Porque, en resumidas cuentas, ¿es JA vida otra cosa que una charada? M A D E A OSSOR 1O Y GALLARDO EL PROCESO CASA- RIERA. LUIS PROUHET, PROCESADO con sus alegres rasgueos; os extraña que me sople dos tazas de vino añejo y me entone cuatro coplas y no me dé por lo tétrico; os extraña que aún trabaje como trabaje el primero y me suba en un andamio á echar pelladas de yeso con la agilidá de un corzo y seguridá en los remos; los de ahora sois mantequilla, los de antes somos de hierro; ¿qué os extraña, mentecatos? ¿qué os extraña, pollos fétidos? Si no tenéis alegría, y si habéis nacido anémicos, ¿qué culpa tienen los hombres? ¿qué culpa tienen los viejos, que han bebido en otras fuentes de alegría y de progreso? ¿Qué vais á esperar vosotros GACETILLA RIMADA PREDICAREN DtSlERTO Si no podéis aguantarme, si son chocheces de vieio. si esta loco el pobre anciano, si está loco el pobre abuelo, miále, miále cómo canta, miále, si se está riendo, si está mochales perdió, si el pobrecillo está lele. ¿Os extraña que me ría y que esté siempre contento, y que al pasar una moza aún se encandilen mis nervios y la entorne los ojillos y la diga dos floreos: ¡Negrilla de mis quereles, vaya con Dios lo moreno y la alegría del mundo; o! é los ojazos negros! Os extraña que me cante por javeras y ialeo, y que coja la guitarra como en mis mejores tiempos, y que revuelva el distrito EL PROCESO CASA- RIERA. PEORO TORRENTS. PROCESADO EL PROCESO CASA- RIERA JOSÉ CUBAS, PROCESADO Fots, ÍVontcuberra.