Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 6 DE DICIEMBRE E iOf 6 t fi G. 8. EDICIÓN mm MADRID. LUCHA DE MUJERES EN EL TEATRO DE PR 1 CE. GRUPO DE LAS LUCHADORAS Fot. A B C W 1 TTEN (ALEMANIA) RUINAS DE LA FABRICA DE ROBUR 1 TA, DESPUÉS DE LA EXPLOSIÓN célente. El envío de los acorazados á Tánger acaso esté justificado con datos que no poseemos; no tenemos razón para sospechar de las intenciones franco- españolas, pero... ¡Ah! ¿Luego hay un piro? i -Sí, señor. Precisamente nos sorprende el envío de la escuadra, porque ignoramos las causas de la determinación. Francia y España han embarcado, si no tropas, al menos refuerzos de tripulación... Tenemos confianza, pero hemos experimentado una sorpresa. Sorprenderse no es sospechar. Además... ¿Además qué? -Convengamos en que la cuestión no está planteada con claridad. ¿Obran ambas naciones desde el punto de vista internacional y con el consentimiento del Sultán, como ha afirmado M r Pichoü, ó para proteger á los franceses de Tánger, como ha afirmado M r Clemenceau? Notad bien que en ambos casos están esas naciones en su derecho estricto; pero una hipótesis destruye la otra. Es preciso escoger. Es preciso hablar claro. Si van á proteger á sus subditos, no será en nombre del Sultán... ni de Alemania. Y sí van á ejercer una acción intevnacional, es preciso nuestro consentimiento. En virtud del acta de Algeciras los alemanes pueden ser protegidos por el Sultán por intermedio de una policía franco- española, que obrará en su nombre, ó por Alemania misma; pero en ningún caso los subditos alemanes deben ser protegidos por una escuadra franco: española. Además, la policía no puede establecerse sino por una acción franco- española. Tal ES el fondo de I. cuestión. Se puede discutir teóricamente el aesarme internacionjl; pero desde el punto de vista de la práctica, no es posible hablar de eso. Nadie osaría negar que hombres competentes de Francia é Inglaterra han discutido no hace mucho las condiciones técnicas de una cooperación franco- inglesa dirigida contra Alemania. Hasta aquí las afirmaciones de uno de lo más autorizados órganos de la opinión en Alemania, que tal vez no interpreten con toda exactitud el pensamiento de su Gobierno, hoy más en calma después de las seguridades que han recibido de Clemenceau y de Pichón. wimMMmmmMam WITTEN. LO QUE QUEDA DE UNA DE LAS MANZANAS DE CASAS C-