Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 6 DE DICIEMBRE DE 1906. PAG. 4. EDICIÓN 2 ron Bernardo y Matías á la Casa de Socorro de la calle del General Lacy, sucursal de la del distrito del Hospital. Los médicos de este establecimiento benéfintecedentes. co, Sres. Arquellades y Viquera, acompañados Paula Izquierdo, áe cincuenta y un años del guardia municipal núm. 465, Pedro Camde edad y natura! de Alcañiz, dominada por bronero, acudieron á la casa, y cufndo recoel alcoholismo, dio motivo á que su marido, nocieron á Paula la encontraron cadáver y lo trabajador de ia estación del Mediodía, se se- certificaron así. parara de ella. Entonces el indicado guardia apresó á BerA los pocos días de la ruptura matrimonial, nardo y le condujo á la Casa de Socorro. Paula se fue á vivir con Bernardo Arenas, de cuarenta y dos años, soltero, que se dedicaba Coincidencia lamentable. á subir equipajes de la estación, en un cuarto Según impresiones de los médicos, al suque les fue alquilado en la calle de Méndez jetar Bernardo á Paula violentamente por el cuello la ocasionó la muerte por asfixia, tal vez Alvaro, núm. 14, por Matías Pérez, el cual habitaba con su esposa, Manuela Goralosegui provocada por el estado congestivo que la producía el alcoholismo, pues sólo presentaba la vícy dos hijos pequeños. Paula continuó embriagándose á diario y tima una pequeña equimosis en la región caropromoviendo disgustos á Bernardo; las reyer- tídea derecha. tas entre ambos fueron fr- ecuentes, y en recienp i Juzgado de guardia. tes ocasiones el mozo de cuerda manifestó á El Juzgado del distrito de la Unwe. -sisus convecinos propósitos de separarse de dad, que estaba anoche de guardia, se personó aquella mujer, que se gastaba en la bebida en la casa del crimen y, después de ordenar la cuanto ganaba y no le daba de comer apenas. traslación del cadáver al depósito, fue á la Casa de Socorro, donde tomó declaración á I a última reyerta. Ayer se emborrachó Paula desde muy Bernardo y dispuso se le condujese á los calaíemprano, y cuando Bernardo regresó á co- bozos de la Casa de Canónigos. Bernardo confesó su delito en la forma inmer, aquélla no le dio nada, pretextando que dicada y con los detalles que le atenúan y que no tenía dinero. Bernardo se quejó de que la faltase para la fueron confirmados por sus convecinos. compra y no para ir á las tabernas; pero cortó pronto la disputa, marchándose á su trabajo, y EL OBJSPO DE CIUDAD REAL POR TELÉGRAFO dando á Paula un rea! que tenía, encargándola iudad Real, 5, 11 n. Ha regresado esta que comprase pan pa -a cenar. tarde de Madrid el obispo prior de las A las nueve de la noche volvió Bernardo á su casa, y viendo que Paula ni había ompra- Ordenes militares, Sr. Gandásegui, á quien se do pan ni daba cuenta del real, la reprendió de le ha hecho en la estación un- entusiástico recinuevo y se reanudó la disputa, que terminó bimiento, con caracteres de manifestación de desagravio por la agresión de que fue objeto saliendo Paula de la casa. en Madrid. Bernardo se acostó, y próximamente á las A la estación acudieron las autoridades, el diez, cuando ya se habiaacostado también Matías, su esposa y sus hijos, regresó Paula y gol- clero, los seminaristas y el pueblo en masa, peó fuertemente en la puerta para que la que le aclamó. Acompañado por la multitud salió de la esabriesen. tación, encaminándose á la iglesia de San Pedro, donde se cantó un solemne Te- Deum y I a casa del suceso. pronunció el prelado un sentido discurso ex La casa núm. 14 de la calle de Méndez plicando el atropello que con él se cometió y Alvaro, como la mayoría de las que componen dando gracias aí pueblo por su adhesión y su aquella miserable barriada, es un rústico edifi- protesta. cio de un solo piso y de habitaciones reduAl dirigirse al palacio episcopal fue nuevacidas. mente aclamado por la multitud que Je acompaEn la sala, á mano izquierda, se encuentra ñó todo el trayecto. Ya en el palacio, recibió á na alcoba, que ocupan los inquilínos, y á cuantas personas deseaban felicitarle. mano derecha, hay otra habitación reducida, que utilizaban como alcoba el mozo de cuerda EL INFANTE D. ANTONIO y Paula, alcoba que tiene la entrada por el paPOR TELÉGRAFO il! ganiúear de Barrameda, 5, 7 t. JEl infante E Los mueoles de la casa acusan una extremaá O. Antonio de Orleans invitó á una caceda pobreza. ría en el magnífico coto de su propiedad, denominado Torre de Breva, á varias persol crimen. No quería Bernardo abrir á Paula; pero nas distinguidas. En la cacería se cobraron numerosas piezas el inquilino de la casa, Matías, se levantó, y creyendo que aquéJ, que es sordo, no la habría de pluma y de pelo y varios ejemplares raros. El infante obsequió á sus invitados con un oído llamar, le avisó para que la abriese. Bernardo abrió entonces! a puerta de la ca- lunch exquisito, colmándolos de atenciones. -lle, entrando Paula en completo estado de em- Pimenlel. briaguez. Reprodújose entre ambos la reyerta, aumenEN PRO Y EN CONTRA POR TELÉFONO taron ¡as increpaciones de Paula á Bernardo, y astellón, 5, 3 t. F S Í celebrarse el dodesde ese momento no se puede precisar lo mingo pasado en Tortosa mítines católique ocurrió. Manuela, que los había oído reñir, al notar cos, se ha aplazado hasta el día 9 un acto anáque debían estarse pegando, ¡Jamó á su esposo. logo, organizado para dicha fecha. La comisión organizadora ha publicado una Este fue á ver lo que sucedía, y cuando entró en la habitación de sus huéspedes, vio que alocución, convocando á todos los católicos éstos luchaban asidos mutuamente por el cue- para que asistan personalmente á protestar llo, y como á sus indicaciones no dejaran de ante los poderes públicos contra el proyecto de agredirse, salió á la calle en busca del sereno. ley de Asociaciones. En el citado documento se comoate con rudeza el proyecto. 1 a mujer muerta. Los republicanos celebrarán otro mitin en Al volver Matías Péi- ez acompañado del los mismos días y hora para abogar por el sereno, Bernardo se estaba vistiendo y Paula proyecto. yacía en e! lecho sin dar señales de vida. Suponiéndola víctima de algún ataque, fueSe teme que haya desórdenes. -KtmengoK EL CRIMEN DE ANOCHE UNA VISTA SENSACIONAL POR TELÉGRAFO A Walladolid, 5, 8 n. Hoy se ha verificado en esta Audiencia ia vista de la causa por jurados de un crimen que en Julio del año pasado emocionó hondamente a ¡público. Según el relato que haca da los hechos el fiscal en sus conclusiones provisionales, resulta que el día de autos, en! a villa de Cigales, la procesada Juliana Velasco, que atormentaba con frecuencia á su hijastra Melchora Velasco, la regañó por haberse entretenido a! hacer un recado y pot haber perdido la cinta del pelo, y ya excitada, la ¡levó arrastras al corra! y alií la golpeó cruelmente, hasta que consiguió matar á la infeliz niña, poniéndola un pie sobre el cuelío. El padre de la niña presencio ei crimen ira pávido y ayudó a erfen arla en el estiércol del corra! La tercera procesada, Catalina Silleros, mes y medio después de cometido el crimen exhumó los restos de la niña, de acuerdo con los crueles padres y esparció aquéllos en los alrededores del pueblo. El fiscal considera autora dei asesinato Juliana Velasco, y pide para ella la pena de muerte; para su esposo, Miguel, solicita catorce años y ocho meses de condena, come cómplice, y para Catalina, como encubridora, seis años de prisión mayor. El letrado, S r Gómez Reoonao, que de fiende á Juliana y á Catalina, sostiene que aquélla no cometió el crimen y, por lo tanto, Catalina no intervino en el suceso. El S r Infante, que def ende á Migue afir- ma que éste sólo es un encubridor de tu esposa. Al declara hoy ios procesados, Juliana negó obstinadamente haber corKi do ei crimen de que se la acusa. Su esposo niega veracidad á las dec! aracio nes que prestó en el sumario, y dící que no sabe quién mató á su hija. Catalina, por su parte, también manifestó hoy que no sabía nada. El público sigue con gran interés la vista, UN VIAJE INÚTIL POR T hlG i ÍTQ I isboa, 5, i 1 n. Los valencianos poríado res de un mensaje para Jos recubhcanos portugueses han salido con dirección á España sin haber podido entregarle, en virtud de la resolución del Gobierno portugués, que prohibe á los extranjeros inmiscuirse de niñera alguna en la política lusitana. E NOTICIA DESMENTIDA POR T LhGr AFO O orna, 5, n m El Corriere d ítaha des miente en absoluto que el Papa haya escrito al Rey de España recordándole los peligros que traería una política anticlerical. C ABC Publicará mañana el artístico é interesantísimo suplemento GENTE MENUDA, dedicado á Jos niños. DIEZ CÉNTIMOS EN TODA ESPAÑA