Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
M A R T E S 4 D E D I C I E M B R E D E 1006. P A G 9 E D I C I Ó N 1. CARTAS A Mi MI XX ÚLTIMAS VISITAS Á LAS OBRAS PÍAS DE ITALIA. MILÁN Y TURÍN. LOS INSTITUTOS DE RAQUÍTICOS Y LA I. AZA. PANORAMA MORAL DE ITALIA. CÓMO SE RtGENERAN LOS PUEBLO 3 r esde que entramos en Lombardía no cesé de recordar á España, que representó gran papel en esta tierra accidentada y feraz. Los árboles son altísimos, muy cultivados están Jos campos. Lagos y montañas contribuven á la bpHf a 1 P lo región magnifico instituto de raquíticos, con renta propia; otra reina, doña Amelia, fue su decidida protectora. En Milán vi con emoción el busto de mi amigo Pini, fundador de la obra. Pero no es sólo una escuela de niños como antaño. En el Instituto, que consta de muchos y distintoa pabellones debido á la munificencia de los esposos Frizzi y centenares de bienhechores, cuyos nombres y retratos adornan las galerías del edificio, se admiten niños de pecho raquíticos, se practica en los mayores la mecanoterapia; efectúanse operaciones ortopédicas, hácense sición internacional, donde pude estudiar muy interesantes cosas que no he de referir aquí. Turín es la vieja y solemne capital del antiguo reino piamontés. Hay en la ciudad una fría y austera severidad, acentuada por la estación. En el Monte Cenis nieva. Una lluvia helada, menuda, desesperante, nos hace tiritar, pensando con deleite en e) regreso á nuestra pobre casa de Madrid. Milán es una ciudad verdaderamente europea. En la actualidad la invaden millares de forasteros. Por calles y plazas transitan las gentes con rapidez sin ocuparse las unas de las LOS PREMIOS NOBEL mu -Í; -i: fcfflSfflfflBlf K MR. ENRJ MOISSAN, PROFESOR DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA UNIVERSIDAD DE PARÍS, A QUIEN SE HA ADJUDICADO EL PREMIO DE QUÍMICA Fot. Bra iger. Visitamos Milán, la capital moral de Italia, sin detenernos siquiera en Pavía, y seguimos á Turín cuna de las escuelas de raquíticos. Gamba, ilustre maestro, al interpretar los propósitos del conde de Netro decía que era preciso recoger, asistir y cuidar á los niños y niñas del pueblo, deformados por ¡a enfermedad, sin separarlos de su familia, levantando el ánimo abatido de los afligidos padres y despertando una corriente de sentimientos afectuosos hacia estos infelices y su desgraciada prole. Turín, que cuenta con un Hospital de niños fundado por la reina Margarita, posee un radiografías (la instalación eléctrica es admirable) se da enseñanza á los médicos y se están instalando talleres de aparatos ortopédicos, donde hallan trabajo y amparo los impedidos, ios mutilados, todos aquellos que, según la cantinela mendicante, ¡no lo pueden ganar! Un cojo, un manco no son seres inútiles, como no lo son tampoco los ciegos. Se proveerá á los primeros de aparatos protésicos y se les convertirá, de semipersonas, en hombres y mujeres válidos. Para abarcar en una visita las instituciones higiénicas y benéficas de ltalis, fui á la Expootras; el foco de la Exposición caldea las ai mas; infinitos tranvías y coches han convertido la plaza del Duomo en un inmenso y peligroso cocherón. Alzase la Catedral, afiligranada, bellísima, con sus millares de estatuas. Gatean por las escalerillas que conducen á las torres centenares de personas, muchas de ellas recorren las cúpulas y techos y meriendan sentados sobre las piedras desiguales que aún tienen la frescura de lo nuevo. La vista panorámica es incomparable y la impresión total de singular encanto y de admiración ante obra tan primorosa. En