Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JÍUOÜ J tlai- ca I A SEV 5 JL. L A Se vende en todas las Fai ínacias, Perfumerías y Droguerías. í- de so bicos do sonora, SG dan a mitad He preei por fin de temporada, luíanlas 2 ent. o TODO SU por Alhajas y papeletas Monte La casa que menos cobra PRECIOS Primera calidad, 2,50 pesetas botella. -Segunda cali fad, 1,60 ptas. botella. téase el interesante prospecto que acompaña las bo- 1 I barrera de ifan Serónimo, 43 h Patentada para copiar, sin mojar el papel. Bote, 1,50 todos colores. Pedidla en librerías, bazares y papelerías. Por mayor: Coterillo y Jiménez. Algeeiras (Españ? la t i n t a TRTOKFO Gran liquidación de todas las existencias El qae tenga necesidad de comprar, debe visitar esta casa, donde encontrarán alcobas Luis XVt de nogal verdad, con armario Ar- f s lanas biseladas, desc pesetas en adelante. Ci- vr 3, 4. s r PRUÉBENSE LOS CHOCOLATES DE LOS ÚNICO DEPOSITO EN MADRID LHARDY, Carrera de San Jerónimo. 6 298 BIBLIOTECA DE HA B CJfi. LOS SECKEIV 3 JJEl, OUi IUX S 99 se puecte cañonear ese Barco? ¿No se ie puede ecnar a pique? Un espantoso choque sacudió entonces ei navio, que crujió por todas sus junturas; ¡os palos, destrozados, cayeron al mismo tiempo; los marineros, locos de terror, se arrojaron al mar. El Dr. Síntesis, impasible, apareció sobre cubierta v contempló fríamente la catástrofe. ¿Qué hacemos, maestro? -le pregunto el capitán -Es un levantamiento del fondo submarino- -dijo el sabio sin pestañear. -Vt a usted: á popa del Ganges se forma un banco que le empuja hacia el atol! Corte usted nuestras amarras y colooue ei Jlna frente al Ganges para detenerlo. ¡Vamos á morir aplastados! -Obedezca usted- -añadió el doctor. Y tras una breve pausa: ¡Es inútil; se ha detenido! Pero no olvidaré, capitán, que ha vacilado usted para cumplir una orden mía. E! Ganges, bruscamente levantado por una fuerza ¡irresistible, quedó preso en una substancia blanda, compuesta de escorias que subían, como en un hervidero, del fondo de! mar. Era una especie de lava en enfriamiento, que al contacto del agua desprendía torbellinos de vapor blanco. Esta substancia se solidificó, se convirtió en roca, se inmovilizó, formó como una especie de pedestal al buques levantado ya tres metros sobre el nivel ordinario y con la quilla incrustada en la lavac Los marineros, que se habían arrojado al mar, cuya temperatura se había elevado considerablemente por la perturbación geológica, llegaban al atoll con más miedo que daño. E! peligro inmediato no existía ya; pero el Ganges estaba irremediablemente perdido. No había en el mundo fuerza capaz de arrancarle de la roe? donde estaba incrustado os desastres ocasionados por aquella catástrofe sin precedentes no se limitaron á lo referido, pues, s bien el laboratorio no había sufrido, y el Ana, por encontutsa fuera del lugar de la erupción, había resultado í? mbién indemne, Ja situación general se había agravado considerablemente: la erupción, desarticulando las capas profundas, sembró e) mar de verdaderos bancos de piedra pómez y modificó de tal modo! a configuración del mar, que allí donde antes había un canal, aoarecía ahora una muralla; los que fueron minúsculos continentes raadrepó- ricos estaban transformados, desnivelados unos, desaparecidos otros. El buque á que había quedado reducida a única esperanza de la expedición, estiba preso en un estanque de 5oo metros de largo por 3oo de ancho y sin comunicación ni salida alguna á alta m ¿r: un embotellamiento completo. A menos de ocurrir un milagro seu a iropos ¡b! ¿salir del atoll ni recibir socorros de fuera. El genio del Dr. Síntesis se reveló entonces en toda su grandeza. Después de su apostrofe al capitán no había vuelto á pronunciar una palabra, y, sin embargo, ni uno solo de ios marineros, días antes dispuestos á la rebelión, levantó la voz ni pareció preocuparse de tan te rribies circunstancias. Sólo el zoólogo manifestaba tal actitud, que su colega el químico le miró asombrado, y el capitán le dho al oído estas palabras llenas de extrañas revslacior. es: ¡Cuidado! ¿Nos observan!