Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BgAÑO CUATRO, NUM, 689. CRÓNICA UNIVERSAL ILUSTRADA. CAJAL Y LOS ESTUDIANTES 3 MADRID, 2 OE DJCBRE. DE 1906. NUMERO SU ELTO, 5 CÉNT 1 MO MADRID. MANIFESTACIÓN REALIZADA AYER NOCHE POR LOS ESTUDIANTES MADRILEÑOS EN HONOR DEL EMINENTE SABIO DR. RAMÓN Y CAJAL, EN LA ESTACIÓN DEL NORTE Fot. A B C LA CUESTIÓN DE MARRUECOS Lospangermanistas, envalentonados por los telegramas de Tánger dirigidos á la Gaceta de Colonia, continúan su ardiente campaña contra Francia y España. Eí T eichbote escribe lo siguiente: Inglaterra, Francia y España juegan en este momento con fuego en Marruecos. Su sempiterna cantinela de que no quieren hacer nada que no esté sancionado por la Conferencia de Algeciras, está en abierta contradicción con el envío de sus barcos á Tánger. La acción provocadora de las Potencias orientales, constituye una presión manifiesta contra la soberanía del Sultán y la integridad de Marruecos. El Taeglische J undschaw publica una carta de París y otra de Madrid, en ia que se atri- ONTRA FRANCIA Y ESPAÑA buyen á Francia y España los proyectos más tenebrosos. Y el Berliner Neueste Nachriien, cuyas relaciones oficiales son notorias, dice así: La política alemana indicará bien pronto á M r Jaurés la mala vía que la política francesa está siguiendo. Hemos vuelto á la misma situación en que nos encontrábamos antes de la Conferencia de Algeciras. rje ha repartido además á la Prensa alemana la siguiente nota oficiosa: Podríamos preguntar si los acontecimientos marroquíes justificaban el alarde de fuerzas que preparan Francia y España; pero realmente á esas naciones sólo compete averiguar si les es lícito, para conseguir un objeto mínimo, arrojarse á tan considerables gastos. Ese alarde de fuerzas, en desacuerdo con lo necesario, suscita, naturalmente, sospechas bien fundadas; pero todo lo que nosotros tenemos que hacer en este momento, es contemplar la empresa de ambas naciones con la calma y la reflexión que procura el sentimiento de nuestra Fuerza. Hasta ahora no ha sucedido nada que nos autorice para hablar de nuestros derechos y de nuestros intereses lesionados. Pero si llega ese momento, sabremos tomar las medidas necesarias para evitarlo. Y, por último, la Gaceta de Magdeburgo, inserta la. siguiente declaración de la Cancillería: Trátase únicamente de los preparativos destinados á asegurar el servicio de policía que habrá de regir desde j. de Enero próximo. Hasta ahora se cumplen las resoluciones adoptadas en la Conferencia de Algeciras. Más adelante, ya veremos. El profesor Schieman, reputado como africanista eminente, dice en un artículo que re- corre en estos momentos toda la Prensa de Alemania: Hasta hoy, las Potencias se mantienen dentro de los límites marcados por la Conferencia de Algeciras. Nada pudo haber en la Historia contemporánea más agresivo que la alianza franco- rusa en en el momento en que fue concertada, pero