Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO Í. DE DICIEMBRE DE igog. PAG, tú EDICIÓN 3 JA PON Y AMERICA POR TELÉGRAFO York, 3o, 8 n. El American publi ca sensacionales declaraciones, hechas ti corresponsal de San Francisco de California por Miller, cónsul general de los Estados Unidos en Yokoama, á propósito de las manifestaciones antijaponesas. Según Miller, el Japón se vena precisado á usar de sus fuerzas navales y militares, para hacer abrogar, si es preciso, la decisión injuriosa tomada por las autoridades californianas. ron ayer mañana, arrojando á la hora del rancho, los 38o reclusos allí presentes, platos y cacharros sobre los celadores El director, el subdirector y todos los vigilantes, consiguieron dominar el plante. Han resultado contusos en la refriega algunos celadores. ontra un párroco. El vecindario de Chiva, en actitud tumultuaria, apedreó ayer la casa del párroco, teniendo que intervenir la Guardia civil. -Muñoz, Han defendido á los procesados los conocidos jurisconsultos Sres. Roig Bergadá y Sol y Ortega. DE BILBAO ¡re TELÉFONO ASM i, 1 AI. 1 OS católicos. DE CÁDIZ POS TELÉGRAFO YJEHNES, 3 3, 1 2 K CONTRA LA LEY DE ASOCIACIONES POlt TELÉGRAFO Bajo la presidencia del obispo de la diócesis se han reunido importantes personalidades, acordando la formación de una Liga Católica vizcaína para combatir los proyectos liberales del Gobierno y defender los intereses de la Iglesia. Nombróse presidente de dicha Liga al obispo citado. Expedición á París. Ha salido de Bilbao para París una expedición popular, compuesta de más de 3oo vecinos alaveses y navarros. 1 a Cámara de Comercio. La Cámara de Comercio de Bilbao ha acordado adherirse á la de Barcelona para pro testar contra el Gobierno por el incumplimien- Charcos de guerra. Ha zarpado con rumbo á Gibraltar ei torpedero inglés núm. 8o. que llegó ayer á Cádiz. En este puerto son esperados tres acorazados franceses, que vienen á repostarse de carbón. al individuo que en Jerez mató, para vindicar la honra de su hija, al novillero Abaltto. -Corresponsal. evilla, 3o, 9 n. En el despacho del go bernador han dejado tarjeta 3 000 señores en señal de protesta contra la ley de Asociaciones. DE BARCELONA POR TELÉFONO VIERNES, 3 0 l í Ni A DSolución. ha absudto El Jurado J DE VALENCIA TOS TELÉFONO VIERNES, 3 o U N Xyi otín en la cárcel. A causa de las disposiciones tomadas por el director de la cárcel prohibiendo dentro del establecimiento los juegos ilícitos, los presos, que ya estaban excitadísimos. se amotina- uicio por estafa. A las diez de la mañana ha terminado el interesante juicio que se seguía contra un abogado de este Colegio, acusado de estafa por valor de 187.000 pesetas. La víctima- de la estafa es una cliente del abogado. El juicio venía celebrándose desde el lunes, con sesiones dobles, viéndose la Audiencia atestada de un numeroso público que ha seguido el asunto con gran interés. Se ha probado que el abogado venía sosteniendo relaciones intimas con la querellante, mientras ésta tuvo dinero. También está procesada, como encubridora, la madre del acusado. ¡TODAS LAS CARICATURAS del número de Gedeón del domingo están dedicadas á D. Segis... Como era de esperar, el popular semanario comenta con su intención acostumbrada el estupendo suceso de la sorprendente crisis de la carta. BtBLiOTECA DP A B tOS SECRETOS DEL DOCTOR SÍNTESIS cose en sus habitaciones, donde sólo veía á sus indios BMfs. Pharmaque llevaba trabajando catorce días; se anunciaba para el siguiente el regreso de la lancha de vapor, y el Dr. Síntesis dio señales de vida, preguntando cómo x iban los trabajos. Todo está bien. Todo estaba bien; pero el químico se sentía cada vez más preocupado por las observaciones que había hecho n Ja laguna, en cuyas aguas se producía frecuentemente una agitación inexplicable; tan pronto era una huella rápida, trazada casi á flor de agua por algo que poseía una fuerza de propulsión enorme, tan pronto un remolino, tan pronto un chapoteo... -Necesito saber á qué atenerme- -dijo una mañana. Y vistiéndose con traje de buzo, bajó por la escala de hierro exterior de la muralla coralina, llegó al fondo, atravesó la puerta que cerraba la laguna y se encontró sobre la capa impermeable de que habían revestido las rocas los chinos al comienzo de los trabajos. Era dia alto y el sol ecuatorial proyectaba sobre la cúpula de cristales torrentes de luz que hacían innecesario zl alumbrado artificial. Vio primero la sombría masa de corales que constituía en el centro de la laguna lo que el Dr. Síntesis llamaba rsu tierra Avanzó trabajosamente. Caminando sobre masas viscosas cuya naturaleza no podía determinar, pero que le parecieron ser Medusas; y de pronto se detuvo petrificado por el asombro. Sobre la substancia pétrea se veían adheridos numerosos seres de cuerpo cilindrico, vermiforme, de 15 á 20 centímetros de longitud, que se movían enrollándose y desenrollándose, sin abandonar su punto de apoyo al cual aparecían sujetos por la cabeza. ¿Qué es esto? -dijo Pharmaque. Y par enterarse cogió uno de ellos y trató de arrancarlo de la roca; pero encontró una resistencia increíble, absolutamente desuroporcionarfa con et volumen del amraalillo de tin modo Formidable. Aterrorizados los hoi bres á quienes su obligación retenía en el atoll, huyeron hacia los buques, arrastrando con ellos á los dos preparadores, presas también de terror pánico. Apenas se habían refugiado á bordo, cuando se ofreció á su vista un espectáculo espantoso: el mar levantado á pico, como una muralla, avanzaba rodando olas de espuma con la rapidez de una tromba; ¡pero aquella tromba tenia diez leguas de desarrollo y ocupaba todo el horizonte. La ola gigante se precipitó sobre los islotes madrepóricos que se veían á lo lejos, los cubrió en un abrir y cerrar de ojos y llegó con su irresistible fuerza de propulsión hasta los buques y hasta el laboratorio; barrió los puentes, arrastró todo lo que no estaba bien sujeto, azotó los mástiles que crugieron y oscilaron, y saltó sobre la cúpula de cristal. La sumersión total de ésta duró una docena de según. dos; luego se desplomó la ola, volvió el agua á su nivel y aparecieron de nuevo los escollos sumergidos baio una columna de agua de 10 metros. Cosa extraña, increíble, inverosímil: el laboratorio no había sido barrido como una brizna, conforme ¡o hacía temer la fragilidad de los materiales con que estaba construido; el laboratorio había resistido sin sufrir otra cosa que la modificación de su forma esférica, que quedó aplastada en parte, y la pulverización de algunos cristales. Por la brecha así formada se escapaban torbellinos de gas y de humo, formando una nube por encimj del atoll. Los buques no habían sufrido mucho; el agua que les invadió, y que no había vuelto il nut por las calidas naturales, fue achicada con las bombas. Sin haberse puesto de acuerdo, et Sr. Síntesis, los dos preparadores y hasta el capitán. e: caHuii uonsc has-