Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. SÁBADO i. DE DICIEMBRE I E 1906 PA. G. 8. EDICIÓN i. LA GUERRA DEL PACIFICO 1 O QUE PRETENDE Hace veinte, años, en San Francisco, EL JAPÓN en e PubltcSchcol de Bush Street, un día se vio entrar al prin: ¡p l en una clase llevando de la mano á un niño de piel amarilla y ojos oblicuos. Era el primer alumno japonés. Sus camaradas le acogieron cariñosamente, tanto, que al año siguiente en la misma escuela había 10 niños japoneses, y tres años después, loo. En la actualidad, según la estadística de M. Kurino, embajador del Japón, en las est e l a s púb icas d e California se educaban IO.600 japonesitos, y 3 ÓI 0 en San Francisco había 7.000. Después de la catástrofe de Abril ú timo, que arruinó las tres cuartas partes de la gran ciudad, las autoridades decidieron que provisionalmente, por falta de! locales, únicamente se admitiese en las escuelas públicas á los niños sm icanos, invitando á los aponeses á reunirse en as escuibs chims. 5 No fue preciso más para desencadenar la tormenta. Los japoneses, apoyándose en el Tratado que los une á los E s t a d o s Unidos, declararon que el hecho constituía un atentado al principio de igualdad de razas, comenzaron las negociaciones diplomáticas; el Estado de California mantuvo su prohibición sin recatarse de que para adoptarla le había guiado la hostilidad pública contra losamarillos, y mientras siguen su curso las reclamaciones oficiales entre ambos Gobiernos, el conflicto, lejos de suavizarse, reviste cada día peor y más peligroso aspecto. japonesa está formada por la fila casi continua de islas que constituye la circunvalacióa de Asia y que comienza en la isla de Sakhalino, para terminar en las Filipinas, pasando por el Japón y Formosa. Ya antes de la guerra chino- japonesa, el almirante Fournier, firmante del tratado de TienTsin, predijo que Formosa sería el primer trofeo de la primera victoria nipona. j) Las aspiraciones japonesas continúan dirigiéndose hacia el último anillo de la cadena de sangre amarilla que rodea al Asia, hacia las Filipinas, en donde ondea ahora la bandera de má, el mar Pacífico sería un lago americano... Precisa aquí recordar algunos hechos: Hace años los ameticanos ocuparon áHawai á 2.000 millas de las costas de California y 3 3 400 délas del Japón. En 1900, de 154.000 habitantes deHawaí, 61.000 eran japoneses y en la actualidad soi? 99.000. E 1 pabellón americano ondea, pues, sobre un fuerte central del Pacífico; pero su población está en manos japonesas. La ocupación pacífica de California ha comenzado también hace tiempo. En los dos últimos años sólo en San Francisco había 15.477 japoneses que dominan el pequeño comercio, y que extienden su prolífica descendencia por todo el territorio. EI Gobierno americano está convencido de que al estallar la futura guerra, tendrá que defender, no sólo Hawai y Filipinas, s i n o que los japoneses desembarcarán con el propósito de permanecer allí para siempre, en las costas de California y en ladesembocadura del Canal de Panamá, cuyas márgenes ambicionar, i colocar bajo la custodia del Mikado, triunfantes sobre las aguas í i del mar Pacífico. POSTALES EUROPEAS p l voto en el teatro. El fracaso que ha acompañado á la última obra dramática de Gabriel d Annunzio, representada en Italia, impidió que el público confirmara su ruidosa prot; sta por medio d 1 s aparatos de voto, inventados por M. Boggiano. Estos aparatos, que tanto han dado que hab ar, consisten- -crino e 5 sabido- -en una especie de urnas con dos orificios. Tan pronto como el espectáculo ha terminado, el espectador recibe dos discos de En realidad, el inciplomo, que debe indente de las escuelas de troducir en uno de los San Francisco, es sólo o.i ficios si la obra la un pretexto mínimo y considera buena; en un síntoma de las ambiOtro, si la juzga mala. ciones del Japón, y del S 1 NA 1 A (RUMANIA) LA REINA ISABEL CARMEN SYLVA odio de los americanos FUNDADORA DE LA OBRA BENÉFICA, VATRA LUMINOASA ASILO PARA CIEGOS, Este ingenioso sistema á todos los trabajado- RECIBIENDO EN SU PALACIO DE CASTEL PELESH A UNA DE SUS PROTEGIDAS de sufragio universal aplicado al teatro, tiene res amarillos, chinos y Fot. Chusseau Flaiiens. la ventaja de que muchas japoneses, cuya inmigración constante crea una competencia de I la Unión, y después de pasar sobre ellas, si- veces los resultados de la votación no concorjornaleros insostenible para los hijos del país. guiendo su movimiento de expansión, redobla- darán con el juicio aparente de! público, y muEl problema es grave; la guerra entre el Ja- do ahora por los recuerdos de la victoria y cho meíos con el de la claque. En efecto, en general, el espíritu del especpón y América del Norte, inevitable á la corta por el sentimiento de la fuerza, llegará hasta ó á la larga, y ante las contigencias de tan for- la costa oriental del Pacifico, hasta esos mara- tador está impresionado por el espíritu común, midable choque, creemos interesante publicar villosos fértiles territorios, relativamente des- de donde resulta que el hombre sentado en una butaca, y que nos parece bastante dueño los siguientes datos, procedentes de una carta habitados por los americanos. notabilísima, cuyo contenido recorre en estos Políticamentelosjaponeses aspiran á conver- de sí, no es, en realidad, más que un cociente i i días las columnas de la gran Prensa europea y tir el Pacífico en un lago japonés, ó por lo me- de la forma en cuya epístola su autor anónimo, con gran nos bordeado de fuertes colonias japonesas. conocimiento de causa, plantea los términos Por su parte Roosevelt anunció hace algudel problema y determina las fuerzas en juego: nos años en un discurso casi olvidado, aunque por lo cual sus aplausos no deben tomarse en famoso entonces, que gracias al- canal de Pana- cuenta. Pero cuando el telón ha caído, la co La línea lógica de marcha déla dominación EL HOGAR LUMINOSO