Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 3o DE NOVIEMBRE DE 1906. PAG. 12: EDICIÓN 2. CARTAS A M 1 M 1 xvn VIDA Y OBRAS DE U A DUQUESA. hL HOSPiTAL L! NA. LA CASA PATERNA RAVASCHIER 1. CASANOVA Y EL P DRB CASORIA. Í. O3 DOS MUSEOS. Á LA CAÍDA DL LA TARDE ubo una vez un general del Ejército napo litano, llamado Carlos Filangeri, hombre rudo, príncipe de Satriano, duque de Taormina, que al ver erS niña su primogénito, desdeñó besarla siquiera, y su pobre hija Teresa, creció triste en ¿1 palacio de sus mayores, hasta que, ya adolescente, hízose amar hasta la idolatría de su anciano padre. ¡Qué diferencia del tuyo! Casó con el gran caballero, cuatro veces noble, Vicente Fieschi Ravaschierí, duque de Roccapiernonte, conde de Lavagna, y tuvieron una hermosa niña, la dulce Lina, á S cual dieron el apodo de Jlzzua rrina, por sus ojitos szules tirando á verdes, como tos de la madre. A los doce años enfermó, larga fue su agonía; durante eiia, decía á su desconsolada madre: ¡Mamá, no llores, hay muchos niños más infelices que yo! Murió la pobre criatura, hizo la duquesa un vi- aje á Uoma y se dedicó á labores artísticas, tallando la madera, bordando finas telas, escribiendo ibros de historia. Al entrar en el hospital del Niño Jesús, fundado por ia duquesa Salviati, de que te hablé hace poco, sintió que se removían sus entrañas y volvió á Ñapóles, creando e! Hospital que lleva el nombre de su hija. Su inmenso dolor se atenuó, mejor dicho, se mezcló con el dolor ajeno. Solo ejerciendo Ja caridad hacia ios pobres, halló consuelo la madre desolada así lo grabó en mármol y desde entonces ía ilustre dama, retirada de! mundo, se consagró en cuerpo y alma á la Beneficencia. Tras el Hospital, funda el Instituto Ortopédico, crea la Casa Paterna, donde son recogidos loa gotfos; acude durante el cólera É cuidar personalmente á los enfermos y en todas partes se halla y á todos ¡os tugurios va y todas las miserias alivia. Un padre brutal, alcohólico, para martirizar a su mujer, deja ciega á la inocente niña que tuvieron. La duquesa se hace cargo de la infeliz y la lleva á su casa. Aprohija otra pequeña huérfana de padre y madre, ¡a educa, y por fin ¡a casa con el ilustre Dr. Curcio, colaborador de su obra. Y así vive ia Mawma Duchessa, COrao la llama el pueblo. El hospital Lina es su residencia predilecta; a uno de sus departamentos lleva todos los principales cuadros, objetos de arte, joyas y preseas. En un arcón tallado por ella guarda el último vestido de la nena, en otro las últimas piedras sacadas del túnel de San Gotardo. E! viejo general, cejijunto y cubierto de cruces, está rodeado de todos los retratos de Lina. También se admira el hermoso busto de Teresa cuando era joven y feliz. Murió anciana, sufrió mucho; pero su corazón fue siempre joven. Al mismo íiempo que la duquesa vivieron en Ñapóles, y fueron sus amigos íntimos, dos hombres de mérito superior, Alfonso de Casanova y Ludovico de Casoria. El primero era seglar, murió joven, á los cuarenta y dos años; el segundo fue el famoso franciscano que desean canonizar. Uno y otro se consagraron con ardimiento á la tarea de proteger á los niños. E! Instituto Casanova es un Centro benéfico que se encarga de la educación é instrucción de los niños pobres, desde el punto de vista industrial y artístico. En sus talleres, niños de ocho años ejecutan primores de orfebrería, talla y trabajos en metales. Allí se reproducen figuras de bronce, allí se hacen aparatos de Física. ¡Cuanto me acordé de nuestros golfos de Madrid y de nuestras escuelas industrialesl El P. Casoria fue también un hombre extr ¡rprdinario ¿sus fundaciones son numerosas. La de los hermanes Biggi (grises) recuerda i nuistro Asilo del Saaraao Corazón, obra de Ernestma Manuel de Vi! ena. La última fundación, la preferida, donde fue á morir, es el Hospicio marino del Posílipo. Doce viejos marineros (sus apóstoles, como decía el P. Ludovico) son recogidos hasta su muerte, y en el edificio donde se hallan, cercano al famoso palacio de doña Ana, construido en el siglo xvni por el duque de Medina, virrey de N. ipoles, se reciben á 200 niños durante los mpses de verano para tomar los baños de mar. Ya he dicho que esta es la organización general de los Hospicios marinos de Italia. Por eso en esta época están todos cerrados. Complemento del Instituto ortopédico que describiré en otra ocasión, pues no he de entrar en detalles técnicos que te aburrirían, es el Sanatorio de Bagnoli, que han inaugurado los duques de Aosta hace poco tiempo, y cuyas fotografías he enviado á Blancoy TVegro, por si gustan publicarlas. El día de la fiesta, toda la aristocracia de Nápo es acudió, y fueron también ¡os protegidos de la Casa Paterna, ¡os del Instituto Casanova y otros muchos, -desfilando militarmente ante la ilustre concurrencia, diciéndole con sus ¡vivasi entusiastas: ¡Hacéis una gran obra! Ya te he dicho que para mí tienen el encanto de los Museos estas Casas de caridad. Había visto en e! Museo nacional las estatuas de la antigüedad, estupendamente hermosas, gallarda muestra de la vida exuberante de pasadas civilizaciones. En las salas del hospital Lina, como en el Instituto, vi los bustos preciosos de niños bellos y enfermos, con sus caritas tristes y sonrientes, que al decirnos: ¡Buon giorno! parecían pedirnos días mejores para su vida futura. Largo íiempo estuve entre ellos examinándoles casi uno por uno. En todos se veían las huellas de las pasadas hambres; la mayoría eran víctimas de la herencia mslsana. Vimos después desde lo alto de la casa á Nápoles, desparramado á nuestros pies, la incomparable bahía, el odioso Vesubio, un mundo de maravillas naturales. Al bajar cruzamos por el jardín de las Hermanas de San Vicente. Una mujer joven, con hábitos semi- monacales, estaba inmóvil junto á urvárbol, tenía los ojos cerrados. A! pasar, el doctor la dirigió la palabra, y al volver el rostro advertimos que era ciega. Era la protegida de la duquesa Ravaschieri, vivía pensando en su segunda madre, rezaba, sin duda, por ella durante ¡as largas horas de la eterna noche en que vegetaba. No podía admirar el cuadro espléndido que teníamos delante, aquella puesta de sol indescriptible; pero mejor que nosotros veía con la luz interna del espíritu las almas gemelas y hermosas de la Mamma Teresa y de la infortunada Azzurtina. EL DR. FAUSTO Ñapóles, 22 Octubre 1906 ve estado y ante la presencia de su inseparable! D. Bernabé, se produjo una escena desg. i. radora. El gobernador no pudo personarse en el sitio de la ocurrencia por hallarse en el Continental. Ayer, y en Jas primeras horas de la mañana, los empleados de la Presidencia sintieron ciertos ruidos extraños en las habitaciones oficiales del Presidente. Como los golpes continuasen y ya se hicieran más significativos, pusiéronse en acecho, observando con verdadero terror que por un boquete abierto en el piso se asomaban dos hombres, al parecer liberales: un ex presidente del Consejo y un ex ministro, que le acompañaba, que desaparecieron prontamente a! ser vistos. El escalo partía desde la calle de Doña Blanca de Navarra. Los autores no fueron habidos; perd en una de las habitaciones próximas se encontraron un decreto de disolución de Cortes, un calco de la ley de Asociaciones, hecho á Ojeda de buen cubero, y una regadera. RECTIFICACIÓN EI conde de Roma. Jj nones nos escribe una atenta carta manifestándonos que el conde de Romanones que figura como complicado en el atraco político de ayer, no tiene nada de común con el conde de Romanones que figuró en el Gabinete de Montero Rios, posteriormente en el de Moret y últimamente en el de López Domínguez. Así lo hacemos á ruego del interesado, sin perjuicio de que tengamos que rectificar de nuevo. Por el reportaje U C E S O MISTERIOSO FLOK 1 DOR UN DESCARRILAMIENTO POR TELÉGRAFO f auville (Virginia) 29, 8 n. Se ha produ cido un descarrilamiento en Lawyer sobre la línea de! Sur. Han resultado numerosos muertos y heríaos, creyéndose que entre los primeros figura el presidente de los ferrocarriles del Sur, mister Samuel Spencer. Los vagones descarrilados están ardiendo. EL PREMIO NOBEL POR TELÉGRAFO Otokolmo, 29, 8 n. El premio Nobel para Ciencias físicas ha sido adjudicado al profesor Thomson, de Cambridge; para Química, l á Mr. Henn Moissan, de París. Un periódico alemán confirma que el premio de Medicina será concedido á los profesores Ramón y Cajal, de Madrid, y Golgi, de Pavía (Italia) LOS SUCESOS POLÍTICOS En la tarde del l i ¿r c o! e s- Y dirigirse un respetable general á Palacio, fue Eitropellado por un automóvil, propiedad de D Segismundo Moret, que lo conducía. Según nuestros informes, el automóvil, por llevar poca gasolina liberal, caminaba al paso de Maura, ocurriendo el percance por una lamentable distracción del anciano y por un exceso de confianza, mejor dicho, de un voto de confianza. Las personas que presenciaron el suceso, entre ellas el marqués de la Vaga de Armijo y D. José Canalejas, protestaron, indignadas, del atropello Conducido el general á su domicilio en graJ H L ANCIANO ATROPELLADO PLANAS EN CQLQ Las que publica en su número de esta semana Blanco y JVegro, firmadas por García y Rodríguez y Andrade, son notabilísimas por la belleza del dibujo y por la admirable reproducción y estampación de los colores. Digno complemento del número son los demás originales literarios y artísticos, así como la información de actualiuades que contiene. El precio del número es el mismo de costumbre: 3o cétn- ín- -zn toda España.