Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 C. VIERNES 3o DE NOVIEMBRE DE Í 006. PAG. 5. EDICIÓN i. tfaao su confianza, que á mi juicio eran inútiles Csas consultas, y que el procedimiento empleado por el Sr. Moret, de hacer intervenir la regía prerrogativa, me parecía altamente perjudicial. Inmediatamente me retiré ote Palacio, para dar cuenta á, mis compañeros de Gobierno de que ¡abía presentado las dimisiones de toctos ai Rey. Yo jamertto mucho el procedimiento seguido por el Sr. Moret, que aunque- nunca hubiera sido justificado, podría tener disculpa si S. M no estuviese perfectamente enterado de todos los sucesos políticos; pero yo, sí de algo he pecado, ha sido de excesivamente minucioso en los d talles paca con el Rey; pues n cariño á su persona, mi lealtad y el sacrifi cio que yo hacía desempeñando el Gobierno, así me lo exigían de consuno. E G A D E ARMIJO El marqués de la Vega de Armijo ofreció al Sr. Moret apoyar al Gobierno que formase. El Sr. Moret fue á su ca sa, y empezó á recibir viTRABAJOS sitas de mmistrables. Los Sres. Gasset, Alba, Ortega Munilla Aguilera, conde de Romanones y. general Lu que acudieron al domicilio del nuevo Presi dente. Todos, al salir, mostrábanse reservados, di ciendo únicamente que el Sr. Moret iría á Palacio á las seis. Por lo que luego sucedió, conviene reproducir detalladamente la conversación sostenida por el conde de Romanones con los periodistas. Gracia y Justicia, conde de Romanones. Hacienda, Delgado (D Eleuterio) Gobernación, Barroso. Guerra, Luque Marina, Alba. Fomento, Gasset. Instrucción pública, vacante. Ayer se le dirigió un telegrama, pero ya estaba en camino de regreso. Llegará, por lo tanto, á Madrid hoy por la mañana. El nuevo- ministro; de M riña y ex gobernador de Madrid S E Alba, insiste en negar queél roerá el portador de la carta que al Rey dirigió e, l Sr. Moret. a L SR. ALBA glGUENLOS 13 O M ANÓN E S El Sr. Moret, después J -d e hacer las visitas que dejamos reseñadas, se dirigió á su domicilio. Alií acudieron, entre otras personas, los Sres. Gasset, Rivas, conde de Romanones y general Lwque Cuando el conde de Romanones salió de casa del Sr. Moret tuvimos ocasión de hablar con él. De sus palabras dedujimos que acababa de aceptar un puesto en el nuevo Gobierno. -Durante una hora hemos estado hablando- -decía- -y, claro... no hay manera de resistirse. Además- -añadía- -que seguirá la discusión del proyecto de Asociaciones y no será retirada la ley de supresión de Consumos. Todo seguirá igual. ¿Va usted á ver á alguien? -No; yo no necesito consultar con nadie, porque como yo solo formo mi grupo, claro es que nunca tengo disidencias. ¿Pero qué cartera va usted á desempeñar? -No sé puesto que ocuparé. Eso luego lo veremosPor fin, tras de mucho y mucho entrar y salir amigos, el señor Moret se dirigió á Palacio. Llegó al regio alcázar á las seis y cuarto, viéndose rodeado, en cuanto se apeó del coche, por una turba de curiosos que sin derecho, ni motivo, ni obligación, acude los días de crisis í molestar á todo el mundo. Un periodista pudo romper la muralla virfente que le separaba del Sr. Moret, y le preguntó; ¿Dará usted la lista al salir? s- -No sé; creo que no. v siteo VEZ EN OTRAPALACIO EL el Sr. Moret y facilitó siguiente lista det nuevo Gobierno: Presidencia, Moret. Estado, Pérez Caballero? GOBIERNO Una ñora después salió O INESPERADO Con la lista que an teriormente r e p r o ducimos y con la noticia de que hoy, á las do A PRESIDENCIA DEL Constituye 1 ce, irían á jurar los nuevos ministros, parecía CONGRESO v todo terminado. este alto cargo Pues no fue asi. Lo inesperado vino á turbar la tranquilidad otro litigio curioso. EJ presunto Gabinete pende los moretistas. Y decimos inesperado, por- saba que la ocupase el Sr. García Prieto; pero que nadie podía, esperar que el conde de Ro contó esta designación ocasionaba una crisis del Gobierno aún no constituido, se ha pensado manones no quisiera aceptar una cartera. err el marqués de la. Vega de Armijo para que El hecho, aunque parezca inaudito, es cierto. vuelva á un puesto del que, por cierto, salió A primera hora de la noche el Sr. Moret por algún disgusto que nadie habrá olvidado. recibió una carta del conde de Roraanones, diciendo esto ó cosa parecida: Querido Moret: RASES Y C H I S T E S En el salón de Después de meditarlo mejor, he resuelto no Conferencias del aceptar la cartera de Gracia y Justicia, ni ninCongreso se hizo gran consumo de ingenio. gún otro cargo. j Al Sr. Alba, portador de la famosa carta La cosa era rara. ¿Qué había sucedido? de Moret al Rey, se le llamaba, consideránPues esto: dole ya con una cartera, Ministro ContinenLos Sres. Moret y conde de Romanones, tal Exprés al hablar por la tarde, lo hicieran en términos Otros decían que, en efecto, como dijimos vagos, sin acordar el cargo que el segundo ayer, va á crearse un nuevo ministerio, el de había de desempeñar. Comunicaciones, y que le desempeñará el sePero como desde hace tiempo sabe el señoi ñor Alba para mayor seguridad 1 de que las Moret que el conde de Romanones suspira cartas llegan á su destino por la presidencia del Congreso, el conde Sin embargo, como dejamos dicho, c señar pensó: El cargo á que alude es la presidencia Al a niega, de la manera más rotunda, que él de la Cámara popular. llevase la famosa carta. Al salir de; c? sa del Presidente, dio á entenUn ex ministro, conservador y todo, coder á los periodistas que había aceptado un mentaba la- crisis del miércoles, diciendo: puesto, pero no dijo cuál era éste. ¡Qué delicia! Parece que estamos en los Y tan contento se marchó á su domicilia. tiempos de Isabel II, cuando cualquier minis Calcúlese cuál sería su asombro al enterar tro bailaba un rigodón en Palacio, y á la mase luego de que el Sr. Moret, sn ía lista que ñana siguiente tenía que presentarla dimisión. había llevado á Palacio, le designaba para la cartera de Gracia y Justicial Pero á última hora, en el Real, los señores I O Q U E S E Los amigos del nonato G oGasset y general Luque convencieran al conde ANUMC 1 A bierno decían que hoy por de que debía aceptar la cartera. El Sr. Moret- -ser el cumpleaños del Prinestaba decidido á jurar hoy el cargo de minis- cipe heredero no habrá Cortes, pero que mañana tro de Gracia y Justicia interino; pero con- se presentará el Gobierno, primero en ej Senavencido ya el conde, no hay caso. do, porque después de la última crisis hizo su presentación el Gobierno que acaba de caer, TRA RENUNCIA? Al mismo tiempo en el Congreso. Además, la circunstancia de que se tenía noti- ser el general López Domínguez senador aconcia de la actitud de Romanones, corrió la ver- seja que sea la Alta Cámara la primera que sión de que el Sr. Barroso- tampoco acepta Ja oiga al Gabinete, por si el general desea hacerle alguna pregunta relacionada con la crisis. cartera de Gobernación. Después el Gobierno irá al Congreso, donEsto produjo mucha agitación en Tos centros de ya es seguro que se iniciará un debate, porpolíticos. Por parte del Sr. Moret se hacían graneles que la explicación de la crisis no ha de satisfatrabajos para lograr una solución de concordia cer á la minoría republicana: ni á una parte de la mayoría, empezando por el Sr. Canalejas, entre todos. Los comentarios eran graciosísimos, en vís- -que, como tiene anunciado, se propone ser ta de la altura de miras con oue aquí se re- muy explícito. Los propios liberales decían ayer que la elecsuelven los asuntos políticos. ción de presidente, si á ella se llega, ha de dar motivo á sorpresas y acontecimientos. O N V E N C I D O? A ultima hora decía el 1 Sr. Alba que por fin el IMPRESIONES D E Las impresiones conde de Romanones había sido convencido por los Sres. Gasset y Luque, y desempeñará ULTIMA HORA quecirculaban anola cartera de Gracia y Justicia. che en los teatros y en los Centros no eran muy optimistas para el Gobierno que debe constituirse hoy. Í T R O S CARGOS Son indicados: para la El acto del conde de Romanones, aun recti subsecretaría de la ficado ya, es un. síntoma de entusiasmo. Presidencia, el Sr. Rivas; para la de GobernaPor otra parte, el apoyo del Sr. Montero ción, el Sr. Aura Boronat; para el Gobierno Ríos no es tan decidido como ios moretistas civil, los Sres. Merino y Sabater; para la Em- aseguraban ayer, inspirados solamente en su bajada en Roma, el Sr. Cobián, y muchos deseo de allanar el camino á su jefe. otros candidatos para todos los puestos. D Eugenio dice que apoyará á todo Go bierno liberal. El apoyo, cuando es decidido L SR. BORBOLLA El nuevo ministro y entusiástico, se presta dando ministros, y el de Instrucción, se- Sr. Montero Ríos no los da y niega que lleve ñor Rodríguez de la Borbolla, se hallaba en su representación cualquier ministro que se Marsella, donde le había llevado la resolución llame amigo suyo. de algunos asuntos particulares Lo que oewjra, pronto lo hemos de ver. F O