Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
jgAÑO CUATRO. NUM. 687. CRÓMICA UNIVERBAL ILUSTRADA. NOVBRE. DEi 9o6. NUMERO EXTRA 30 CÉNTIMOS Ifi MADRID AL DI A una delicia Fuepo, que es de día, no sólo por el tiemespléndido, casi primaveral, Que hay algo convenido entre Francia y Es- triunfos, y el S r Llavería no puede jugar con paña es cosa de la que no cabe duda; las Pomás cartas de las que dispone. tencias se manifiestan enteradas; se habla de Todas las responsabilidades han de caer soello en les círculos políticos y en los arsenales bre él, porque él y nadie más que él puede tefranceses y en la Prensa de todos los países. ner la clave de los acontecimientos ni determisino por la crisis. Pocas cosas hay que regoci ¿Qué alcance tiene lo convenido? Difícil es nar el impulso que mueve toda la máquina. ¡en tanto al buen pueblo madrileño como la averiguarlo; pero por las medidas adoptadas y Mil contrariedades se le han de presentar, aída de los Gabinetes, porque el tema es inalos preparativos que se hacen se puede dedu- pero yo confío en que luchará con tesón, en gotable, y aquí lo que seduce es hablar. Los cir que Francia y España deben sostener el que no ha de amilanarse. El S r Llavería es un suplementos á periódicos imaginarios salen á la orden en los puertos de Marruecos si el esta- hombre muy sagaz, muy prudente, muy reflecalle con la lista de un Ministerio más imagiblecimiento de las reformas acordadas en Al- xivo. No adoptará ninguna resolución sin menario aún; el camarero del café no sirve sin inv geciras Jo reclamase. ditarla muy mucho. Es además enérgico. E s terrogar antes al cliente si hay ya Gobierno, y No es difícil deducir, siendo iguales las fuer- buen español. Dios le ayudará. E! conductor del tranvía, antes de preguntar al viajero adonde va, le expone la solución que, zas de desembarco, que el número de soldados FELIPE OVILO de uno y otro país que salten á tierra, debe ser á su juicio, debe tener la crisis. tambiénigual y que perteneciendo unos y otros Aprovechando la bondad del tiempo, mucha á las respectivas Marinas, el jefe de todos será gente se dedicó á pasear; pero nadie le ganó á el almirante más caracterizado, y que en este Moret en punto á corretear por Madrid. Ancaso sería M r Touchard que mandaba hasta duvo más que un automóvil. 1 A POLÍTICA Y LA Las mujeres, los aquí la escuadra francesa del Mediterráneo. Fuera de la política, de la crisis y de sus rauchachos LOTERÍA Alemania reclama el cumplimiento de lo sorpresas, pues hasta sorpresas hubo anoche, -ciegos, los homacordado en Algecjras: soberanía del Sultán, la nota más saliente del día fue otro drama bretones, todos van gritando el mismo grito pasional con el consiguiente derrame de vi- integridad del territorio y puerta abierta; In- alarmante é imperativo: ¡Hoy sale, hoy. T. l glaterra, que hoy Lestá á nuestro lado, sostriolo, que desde el crimen de que fue víctima Desde media noche, las calles de Madrid se el S r Ortega Morejón, se ha vuelto á poner tendrá lo mismo, como las demás Potencias, al terminar el conflicto, y esto podría crear han llenado de estos gritos alarmantes, gritos de moda. Lo gracioso es que ayer mismo se que resuenan entre la sombra como una llamaveía en los Tribunales una causa seguida á un una situación muy difícil á los Gobiernos fran- da al ideal, como una evocación de todas las cés y español, si las necesidades de lo impredroguero, acusado de homicidio por haber glorias de la fortuna. Y por la madrugada, y vendido diez céntimos de sal de acederas sin visto les obligasen á gastar mucha sangre v mu- después hasta el mediodía, no se escuchará cho oro en esta aventura. advertir que era materia venenosa. El Jurado, ninguna voz más poderosa que el grito de los Por eso el nuevo Gobierno debe compulsar vendedores: ¡Hoy sale, hoy! ¡Quién quiere como si hubiera sabido que hay quienes venden con tino cuáles son los deberes contraídos por vitriolo sin el menor inconveniente, absolvió al la suerte! ¡A quién le doy el premio gordo! España y la fuerza de la realidad de las cosas, acusado. No podía hacer otra cosac ¡Hoy sale, hoy sale... cuyo imperio no se puede desconocer. Es una Y nada más ocurrió que eclipsase la impor- situación dificilísima: si sigue la aventura sin Todo, pues, está hoy bañado de inquietud, tancia de la crisis ministerial. de expectación y de anhelo; la fortuna bate sus atar bien los cabos y se sale mal, ¡cuan grande responsabilidad se contrae! Si dispone la reti- alas por sobre la muchedumbre; Madrid aguarrada de las fuerzas. españolas de la bahía de da á la fortuna, que ha de salir hoy, y que no Tánger y un solo español de su colonia es atro- se sabe en dónde derramará sus mercedes. Hay pellado, no España, el mundo entero se echa- unos miles de duros que flotan en el aire, y que ría encima de él. Aparte de que en lo sucesivo van á caer de un momento á otro, y á los cuales todo el mundo tiene derecho. Una riqueza nadie querría tratar nada con nosotros. que va á caer, la fortuna que escoge á su preA DVERTENC 1 AS Los combates ae anNos encontramos corriendo un temporal y dilecto, la dicha que revolotea en el espacio... gaevinos con los del debemos afrontarle con valor; pero. con mucha Y esta expectación nerviosa, sin igual, irritante Fahs, amigos del Raisuli, no afectan para nada prudencia. Si hay compromisos ineludibles, á los europeos residentes en Tánger. Lo del ¡qué le hemos de hacer! hay que cumplirlos; y febril, es la que se repite tres veces por mes; ataque á la casa de M r Harris, no tiene la im- pero sin dejarnos arrastrar por nada ni por mejor dicho, se repite siempre y en todos los portancia que se le ha dado; este señor tiene nadie; hacer las cosas cuando se hayan agotado días, porque en España todo es lotería, azar y una finca en un lugar aislado a! otro lado del todos los recursos, y vigilar para que no se sorpresa. o de la playa grande, y por el empeño de vi- provoquen los acontecimientos. Vivimos jugando continuamente á la lotería; vir allí ha dado lugar á grandes disgustos; fue nuestra existencia de españoles es un juego de Si resultara un choque entre europeos y masecuestrado por el Raisuli, y el gobernador de rroquíes, seguro es que alfiny al Cabo la vic- azar; y nuestra política no es otra cosa que Tánger destinó 40 hombres para su custodia, toria será de los primeros; pero hay que hacer una sorprendente lotería. Jugamos á los Golos cuales rechazaron á los moros que quisiesacrificios; y las ventajas por lo que hace á nos- biernos como pudiéramos jugar á la ruleta; ron atacarle. ¿Qué más puede hacer el Go- otros, serían- -aparte de las satisfacciones de cuando compramos un décimo ignoramos qué bierno local de Tánger en las circunstancias en amor propio- -iguales que para las naciones que imprevista maravilla nos deparará la suerte, y que se encuentra? cuando ponemos nuestra fe en un Gobierno nada hubiesen arriesgado. ignoramos asimismo qué es lo que hará cuánEl Raisuli, no sólo no ha vuelto á molestar Para Francia sería otra cosa: sus fronteras de á los extranjeros, sino que ha aprisionado y Argelia están sin definir desde 1845; hay que ra- tos días existirá ni cuándo vendrá á morir. Lo. castigado duramente á su califa, que, en su tificar lo convenido con el general conde de la tería y Política son sinónimos en España. Caen y suben los Gobiernos de manera inesperada, nomtre, había cometido algunos atropellos; Hue, y ocasión como ésta, en un asunto de tan pero conforme se restablece la calma, parece vital interés para la colonia francesa, no se vol- sin sujeción á plan alguno, como si fueran mo- que h y interés en provocar conflictos y en an- verá á presentar, porque ni afecta á la soberanía vidos por una hada loca. Y ya todos nos vamos habituando á este juego político, de maneja ticipar los- acontecimientos, por quienes deben del Sultán, ni á la integridad de su territorio, que hemos suprimido los cálculos y confiamos jdar ejemplo de prudencia. ni realmente la importa á Europa únicamente en el azar. ¿Quién será ministro? N o se necesita ser muy lince para adivinar Por eso extraña mucho la impaciencia que de lo que se trata; los telegramas que se reci- comienza á notarse fuera de España que, de no ¿Qué sucederá mañana... Nadie se atreve ya á vaticinar con arreglo á motivos ordenados y t e n de Francia afirman que la crisis de España proceder con cautela, podría servir de cabeza lógicos, sino que nos ponemos en manos de la o influirá en la acción franco- española en Ma- de turco de las, ambiciones ajenas. fortuna y recurrimos á la apuesta: Juego cien rruecos. Ya eso es muy discutible; el nuevo pesetas por Moret: juego doble contra senciGabinete podrá aceptar, no le quedará otro recurso, lo que sus antecesores hayan convenido, UESTRO REPRESEN- No creo que llo á favor de Maura... siempre y cuando no se oponga á lo acordado En ciertos países bien TANTE EN TÁNGER P ue da íTM. ber i res inteligentes puedenorganizados, los hom por todos en Algeciras y no se trate de algo anunciar los hechos- -diplomático que solamente pueda hacer el Rey con autoripor mediación de la experiencia, del cálculo y en una situación más comprometida que nueszación de las Cotíes. ÍArt, 55 de la Constitude los motivos lógicos; allí los hechos se sucetro ministro en Tánger, S r Llavería. En ción. den normal y sistemáticamente, obedeciendo á asuntos internacionales, oros y espadas son COSAS DE LA CALLE EL CONFLICTO N