Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 28 DE NOVIEMBRE DE 1906. PAG. 6. EDICIÓN 1. la cigarrera de más cartel y moños de la Ribera. Quiso raí mala suerte que te casases, y por mor del casorio que me olvidases; pero he oído que te has quedado viuda de tu marido. Y sin guardar rencores, vine a! momento i compartir contigo tu sentimiento, tu negro estado V los treinta mil reales que te ha dejado. Es verdad que le lloras, cierto, muy cierto; Justo es que te conduelas del pobre muerto; pero concibo que también te conduelas del pobre vivo. De aquel chulo del barrio de Embajadores que cameló á la chula de Curtidores, y hoy aburrido va por calles y plazas viejo y rendido. Si aún te queda una miaja de aquel aprecio que sentiste algún día por tu Melecio, no te desdores en comprarle una capa de las peores. Que el invierno es muy Trío, morena mía, y un invierno sin ropa, más todavía; tú considera 1 solitario invierno que nos espera Tú debes tener alguien que te consuele, alguien que por ti sufra, que por ti vele, que esté á tu lado; nómbrame, chata mía, tu apoderado. Y en las tristes veladas recordaremos te juventud alegre que hoy no tenemos, y entre otras cosas, aquellas habaneras tan melodiosas. Si del amor ardiente que me has tenido, aún te queda un rescoldr medio encendido, ven á mi lado, deja que á ti me acerque, que estoy helado. Pues si en tu pecho aún tiene calor, morena, V aún te queda rescoldo, ¿no te da pena, díme, amor mío? Deja que á ti me acerque, que tengo frío. Déjale al guapo viejo de Embajadores ue se acerque á la vieja de Curtidores, la cigarrera de más cartel y moños de la Ribera. AM- OMO CASERO contraba respecto de la tribuna de la Prensa; no he podido tampoco, á la hora en que escribo estas líneas, pasar mis ojos por los extractos déla Prensa. Pero si un orador se levantara P L PRIMER CAMPEÓN El Sr. Bur- en una Cámara á hablar de un proyecto impor gos lleva el tante sin esta preparación debida, yo me atrepelo brillante, muy cuidado, con una raya en vería á asegurar que este orador iba á hacer el lado izquierdo. El Sr. Burgos usa una bar- un discurso retórico, escolástico, propio de un ba corta, muy cuidada también. La camisa del papelista y no de un amante de la realidad Sr. Burgos está limpia, nítida, aunque su cue- viva. llo de pajaritas no es de la moda última. Es coAZORIN rrecta la levita del Sr. Burgos, empero su corte no sea severo y elegante, británico. El panCONTRA LA LEPRA talón del Sr. Burgos, nuevo y limpio también, POR TELÉGRAFO podríamos, no obstante, decir que no caía con D u e ñ o s Aires, 27, 8 m. El Congreso de la cierta majestad y cierta austeridad impecables. lepra ha acordado aconsejar al Gobierno Limpias y flamantes aparecen asimismo las bo- que exija en todos los casos en que esta enfertas de! Sr. Burgos, si bien un caballero sajón medad sea señalada por las autoridades, que dudaWa un momento si llevarlas ó no. El señor queden obligados los enfermos á un tratamienBurgos es, en resumen, un señor como otro to especial. cualquier señor que sea como un tercer señor, que á su vez se parezca á un quinto señor; es decir, un hombre correcto, afable y discreto. LA DINAMITA EN EL SUR DE ÁFRICA Este es el Sr. Burgos. Ahora vamos á ver lo POR TELÉGRAFO que es la ley de Asociaciones y Jo que hay que hacer con ella. La ley de Asociaciones es una T heodosia, 27, 12 n, Un sujeto ha lanzada uua bomba contra el gobernador general, ley de una cierta importancia; en el país, esta ley ha suscitado ya hace días una determinada Dovidor, que ha resultado ileso. El agresor ha quedado detenido. expectación; esta expectación podemos decir que en determinados parajes ha llegado á convertirse en enardecimiento. Unos hablan en favor de esta ley; otros hablan en contra. Estos dicen que lo que hace falta es libertad; aquéllos En la capilla reservada de la parroquia de afirman que lo que se necesita es pan. Cuando San Ildefonso, se celebró el día 26 de! coun proyecto de un Gobierno ha llegado á crear rriente la boda de la gentil señorita doña Maeste estado de opinión, es indudable que tiene ría Vanees de las Muñecas con el letrado don trascendencia. Las cosas no son lo que real- Enrique Alvarez Ossorio y Farfán de los Gomente son en sí, sino lo que representan. Y dos, hijo del distinguido abogado de este iluspara combatir un proyecto de esta naturaleza tre Colegio D Florencio. Actuaron como es indudable que habrá que hacer ciertos tra- testigos D Isaac Ziyas, el marqués de Argebajos. Ante todo, habrá que conocer el país; lita, D Benito Aparicio y Pérez, D Esteban un país no se conoce por los libros, por L. Miniet, D. José D ¿lmau y nuestro Direclos periódicos y por las estadísticas oficiales. tor, Sr. Luca de Tena; como madrina, la madre Será menester viajar por él detenidamente; es- de! contrayente, y como padrino, el padre de la tos viajes serán un poco penosos; no se harán novia, D. Julián, alto funcionario, actualmente estos viajes como nuestros políticos acostum- jubhaio, del ministerio de Gracia y Justicia, bran á hacerlos; habrá que viajar en tercera, y quien obsequió á los concurrentes con un esya en estos coches, entrar en relaciones con la pléndido almuerzo en el restaurant Inglés, gente humilde que va en ellos (puesto que esta donde hubo ocasión de apreciar y demostrar gente constituye la base del país) en los pue- el cariño y profundas simpatías de todos hacia blos no se avisará á los correligionarios ni se los nuevos esposos, por cuya felicidad hacemos irá en caravana á ver esto ó lo otro; el silencio fervientes votos. y la modestia serán condiciones indefectibles de estas observaciones; se visitarán los barrios La bella y elegante Srta. Carmen Gil del de los labriegos y délos artesanos; se entrará Real y el distinguido arquitecto D Carlos de en las casas modestas y se observará cómo vi- Luque contrajeron matrimonio anteayer, en la ven, qué es lo que comen, de qué manera vis- capilla reservada de San José, siendo bendeciten los que las habitan; se irá á los campos y se dos por el Sr. Sedeño, quien les dirigió una observará cómo se cultiva la tierra, qué es lo sentida plática, y apadrinados por la respetaque ésta produce, en qué situación se encuen- ble madre del novio y por el ex ministro señor tran los métodos de labores y cuáles son las Santos Guzmán. mejoras que se pueden introducir en ellos; Fueron testigos los Sres. Alonso Maitínez, se hablará con industriales, con labradores, en representación de su pariente el ministro de con pequeños comerciantes, con todos, y se Gracia y Justicia, el general Jiménez y los severá cómo piensan, cuáles son sus sentimien- ñores Ibarra, Moreno, Verdejo y Aguilar. tos, cuáles son sus ideales... Todos estos daEntre los invitados vimos á las señoras, setos el visitante irá recogiéndolos con cuidado y ñoritas y señores de ¡barróla, Cadaval, Péiez los ordenará en uno ó varios cuadernos. Lue- Zúñiga, López Mora, Santos Guzmán, Esquer, go, cuando todo este trabajo esté realizado, Godino, Gil del Real, Laviña, Roig, Peláez, habrá ocasión de mirar los libros, es decir, se Sáinz, Moreno, Sandova! etc. t t c que fueabrirá la historia- -que es un epílogo, no un ron espléndidamente obsequiados con un deliprólogo- -y se verá cuál es la tradición verda- cado lunch después de la ceremonia. dera del país que se ha visitado, qué es lo que Los novios salieron, por la tarde, par. i Za sobrevive en él del pasado, qué cosa es lo que ragoza y Barcelona. es preciso aprovechar de lo que subsiste y cuál Les deseamos toda la dicha que se mei ecen otra es menester cercenar ó cortar de raíz. Y El senador vitalicio D Miguel Martínez cuando todo esto se haya hecho, es cuando un ciudadano podrá sentarse sin desdoro en una Campos, se halla gravemente enfermo. Asamblea legislativa y podrá levantarse á haSe encuentra delicada de salud la marquesa b ar en pro ó en contra de un proyecto imporde Casa López. tante. Desde muy pronto se bailará los viernes ñor Yo no sé si el Sr. Burgos ha hecho todo la noche en los elegantes salones de la maiqueesto. El Sr. Burgos es el primero que se ha sa de Squilache. levantado á hablar contra la ley de AsociacioEl duque de Medinaceli se encuentra en í an nes. No he podido yo oir al orador muy claramente por la situación especial en que se en- Sebastián IMPRESIONES PARLAMENTARIAS DE SOCIEDAD