Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 27 DE NOVIEMBRE DE ioc 6. PAG, xi. EDICIÓN 2 y el acuerdo fue por unanimidad, que hoy em piece la discusión del proyecto de Asociaciones, considerando que con ello se interpreta ¡O a i s- 2 8 En) a esquina del bulevar fielmente el desee de la mayoría. f de los Italianos y la calle de Hanover, El Consejo se ocupó t? mbicn de otro asunto ittna señora ha disparado cuatro tiros de revólimportante, de la situación en Marruecos. ver sobre el ex ministro de Hacienda monsieur El Gobierno está lejos de pensar en aventu JVlerlou, que ha resultado levemente herido en ras; su deseo es únicamente cumplir los acuerJas piernas por dos balas. dos de la Conferencia de Aigeciras. Claro es que el envío de fuerzas á Tánger asss, 2 Ó, 10 n. Ha sido detenida la artisno está relacionado con el cumplimiento de ta dramática alemana apodada Jldday, ninguno de estos acuerdos y responde única tomo autora del atentado contra el ex ministro mente á la necesidad deproteger, si el caso lleSe Hacienda M r Merlon. gara, á nuestros compatriotas, de cualquiet V atropello de que fuesen objeto por parte de laF fuerzas del Raisuli. Terminada la votación DE UN Solamente en este caso desemDarcanan la se reunieron los miRUMOR tropas españolas; pero sin ningún otro objeto nistros en su despacho que el que queda expuesto. mn ellos el Sr. Canalejas, que al passr por JORNADA PAR- Hay que empezar el salón ue conferencias recibió enhorabuenas Fueron examinados, para fines ulteriores, por reconocer, si los acuerdos de la Conferencia de Algeciras, LAMbNTAliH hemos de ser refle- y plácemes de muchos diputados liberales. poniéndolos en relación con el convenio sobre Dos ministros, los Sres. Gullon y G- uxia jó exacto de la impresión genera! que la jor- Prieto, sentían escrúpufos para aceptar el re- Marruecos concertado enlre Francia y Espaiiada de ayer fue buena para el Gobierno. ña por el Gobierno Maura en 1904. y el celesultado de la votación, como prueba indiscuti El debate iniciado en el Congieso y termi- ble del arraigo del Gobierno en la mayoría. brado posteriormente con el Gobierno Alonjiado- -jcaso estupendo en ¡a historia de nuestero Ríos. El Sr. Canalejas apreciaba esa votación como tras Cortes! -en dos horas, sirvió para aclarar una ratificación de la confianza del partido, y Este fue el Consejo de anoche, y tal fui su la situación y para desindar los campos. resultado. no concebía otra caída que la que originase Hasta ayer la actitud del Si Moret era una una votación adversa provocada p o r quien Añadiremos por nuestra cuenta, que les miincógnita peligrosa para el Gobierno. Desde aceptase la responsabilidad de causar el con- nistros salieron con aspecto satisfecho, oíos ayer no lo es. Sabe éste á qué atenerse, y sabe flicto. trándase dispuestos á vivir, ministerialmeníe, también que aquel ilustre hombre público, que durante bastante tiempo. Los ministros convinieron en reunirse más pudo dividir á la mayoría, no consiguió por tarde para discutir con calma el asunto y adopsus vacilaciones otro efecto que el de verse en tar un acuerdo definitivo. OS MORETISTAS Se dijo anoche que JOS momentos críticos casi solo los Sres. Testor y En ese Consejo se llegó al de aceptar los El debate, Tuerza es decirlo, no adquirió hechos en el sentido más favorable para el GoMuñoz Chaves, amigos del Sr. Moret y firaij j lia altura que es tradicional en nuestro bierno. mantes del dictamen sobre el proyecto de AsoTPi Tentó. ciaciones, retirarán hoy sus fiemas. -MJMaf H u f Al Sr. Sánchez Guerra le tocó un embolado, f ONSEjO D E Mientras en los Centros y en verdad que cumplió airosamente su paOS REPUBLICANOS Ayer, á úhima MINISTROS P o H t i? o s g r a n d e l a hora de la tarpel. Correctísimo con el Gobierno y con la -agitación, los ministros se de, se reunió en el Congreso la minoría repuPresidencia y fiel, á la vez, á la consigna de su reunieron en el domicilio del general López blicana, con asistencia de los Sres. Salmerón, partido, defendió con habilidad su proposición Domínguez para celebrar Consejo. Azcárate, Muro, Moróte, Corominas, Junoy, y crédito la estima que merece de su iefe y Mientras los ministros estuvieron reunidos, Lamana, Nougués, Catalina, Alvarez (D. Meld us correligionarios. desde las nueve y medía hasta las once y media, La intervención del presidente del Consejo aumentó de modo extraordinario la expecta- quíades) Marenco y Solaegui. Se citó personalmente a) Sr. Lerroux y éste y del Sr. Moret, reforzando aquél la autori- ción entre la gente política. Había muchas perdad del presidente de la Cámara al hablar en sonas que esperaban el planteamiento de la manifestó no poder asistir por ocupaciones perentorias. nombre del Gobierno y deslizando éste cautelo- cüsis. Otras creían que mientras el Presidente samente al segundo las sombras de su disiden- no fuera hoy á Palacio nada en concreto se El Sr. Salmerón dio lectura al siguiente tecia; los incisos del S r Nocedal, esclavo del sabría. legrama: chiste que á todo trance quiere colocar, aun Nicolás Salmerón, Madrid. -El Directo Diputados, senadores y periodistas espera, e sea á escoplo y martillo; la participación ban con ansiedad que el Consejo terminase. rio del partido republicano portugués llama la del Sr. Salmerón, muy preciso y concreto al atención de V. E como digno jefe del partido Al fin la reunión acabó, y el desencanto de definir la actitud de la minoría republicana; los amantes de emociones fue grande. republicano español, acerca de las palabras de (pero muy inoportuno al plagiar á sus correliLerroux, que tan profundamente agrandan Véase lo que en el Consejo sucedió: gionarios portugueses, nada de esto dio vuelos Empezó la reunión con el examen de lo que nuestros sentimientos de amor por la autonoial Jebate ni modificó el juicio de los que coramía de la Patria, indestructiblemente en el esen la sesión del Congreso había ocurrido, y paraban las brillantes jornadas parlamentarias píritu y en el corazón de la democracia portuque tal vez era apreciado de distinta manera de años atrás con las del día. guesa. -El Directorio. a por los ministros. Los reunidos acordaron contestar 10 siSólo un momento hubo, duró apenas diez Esta- diferencia de apreciación no consistía minutos, que resurgió el esplendor de lo pasa- precisamente, como llegó á decirse, en que hu- guiente: Directorio republicano. -Contestando do. El Sr. Canalejas desde la presidencia hizo biera ministros resueltos á marcharse del Goun discurso que cautivó á la Cámara y salvó el bierno, sino únicamente en que unos conseje- afectuoso telegrama Directorio, afirmo que, prestigio de la tribuna española. ros estimaban favorabilísima para el Gabinete gloriosa independencia su patria es deseadísi 1 ma por todos republicanos españoles, que conDifícil es desde aquel alto sitio pronunciar la votación verificada en el Congreso, y otros sideran torpe abominable atentado cualquiera un discurso que escuchen minorías y mayoría opinaban que debía discutirse la situación en expresión que afectara nobles vigorosos sentiSin protesta y sin demandar más dirección y que el Gobierno se encontraba. mientos democracia lusitana para indestructimenos oratoria. Hubo, pues, discusión acerca ae este punto, v ble soberanía d, e la patria lusitana. -Salmerón. La magia de la palabra se impuso ayer y y ella llevó a! ánimo de todos el convencimienrealizó el milagro de hacer enmudecer á las to de que el Gobierno está obligado, en cum minorías y de unir y alentar á la mayoría. plimiento de su deber, á seguir por el camino 1 AS PROPOSICIONES Las dos presenDespués, el desenlace fue rápido. Los con- emprendido. tadas d u r a n t e servadores, consecuentes con su compromiso, Los 161 votos que obtuvo la proposición el debate de ayer son las siguientes: fíe retiraron de los escaños. Liberales y repu- defendida por el S r Suárez lnclán son una La del Sr. Sánchez Guerra, retirada luego y bl Gb jblicanos votaron con el Gobierno. Al Aloret, con prueba clara y terminante, á juicio del Gobier- por su autor, decía así: la salvedad de que sólo tenía confianza en el no, de que éste cuenta con la confianza de las El diputado que suscribe, salvando expre Gobierno, votó también. Sus amigos secunda- Cortes, y considera, por lo tanto, que sería samente los respetos debidos á las facultades i on su actitud, y después, en los pasillos, se improcedente y hasta falto de lógica, no conreglamentarias de la Presidencia, pide al Condedicaron á lamentar piadosamente la mala es- tinuar en la orientación trazada. greso se sirva declarar: trella que á su jefe había guiado en la jornada. a Sería, decía un ministro, una manifiesta Que para cumplir en su letra y su espíritu deslealtad para con la mayoría abandonarla, el art. 35 de la Constitución y dado el esc 3 so t? L ÉXITO DE El éxito feliz de la se- matarla, cuando ella apoya y defiende al Go- número de sesiones utüizables hasta i, de Enero de 1907, procede dedicar á la discusión sió! fu más q 2 bierno que la ha recogido moribunda y ha conLA TARDE par? e! Gobierno, que seguido darla vida y unidad. f- y aprobación del proyecto de ley de presupuestos cuando menos Jas cuatro Kcras de la Se rcortló, en vista de taies consideraciones. Juego tuvo moiaa. Tios de duda, cómo se verá ÜN ATENTADO POR TEI- ¿G 1 ÍAFO P más adelante, para Ja mayoría. Víó que perdía elemento de tanto valer como el S r Moret, pero apreció también que en la Presidencia de la Cámara tenia el entendimiento, la voluntad, la fe, la elocuencia, que compensaba aquella perdida. La entereza con que el presidente defendía los fueros de su cargo, sin regateos ni debilidades, era una garantía, y en aquellos instantes una esperanza cicrla. El momento fue decisivo. Triunfó la energía, y el voto confirmó la victoria de los incondicionales. Y, sin embargo, hubo más tarde rumores d t crisis. I. L