Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 27 DE NOViE viBRE DE 1006. PAG. 8. EDICIÓN i. Condiciones de las buenas conservas. Para que pueda decirse que un alimento está bien conservado no basta que se haya impedido la putrefacción, sino que es preciso, además, que conserve sus propiedades nutritivas y digestibiüdad, as! como sus jugos y sabor propio, siendo apta para todas las preparaciones de que fuera suceptible en estado fresco, porque si solamente puede consumirse en una forma determinada, se fatiga el gusto y se hace la conserva insoportable; esta última condición importantísima es al presente muy difícil de conseguir, á pesar de los variados y poderosos medios de que disponen la ciencia y la industria moderna. F. ALONSO tentes entre Rusia y Alemania no son incompatibles tampoco con la doble alianza No existe ningún género de duda, de que aparte de los efectos naturales de la rivalidad comercial entre Inglaterra y Alemania, las belicosas provocaciones de algunos periódicos de las dos naciones han sido la causa única de que haya existido entre ambos países cierta enemistad, que ahora afortunadamente se halla en camino de desaparecer. No es muy aventurado suponer que Alemania no considera la entente cordiale como una amenaza para ella, á no ser desde luego en el caso de que aquella pusiera en vigor una política agresiva, aunque claro es que de ser así, la amenaza no lo sería exclusivamente para Alemania, sino para toda Europa. cilmente cien millas con e! nuevo aeroplano que pienso construir. Estoy también convencido, añadió, de que en este ramo del sport aplicado se habrá adelantado en el año venidero lo suficiente par atraer la atención de los principales fabricantes de automóviles, y aseguro desde luego que et uso del aeroplano hallará una favorable acogida, porque los accidentes habrán de ser sumamente escasos. Ustedes los ingleses, agregó Santos Dumont, son, por lo general, muy prácticos, pero no acostumbran á alentar á los inventores y á los principiantes, dejando que los nuevos inventos se consoliden y se desarrollen en los demás países, para luego aprovechatse de lo; resultados. Aquí, en cambio, no se escatima ¿UN PRINCIPE LOCO? EL RIVAL DE MENELIK ét 1 J i A ULTIMO RETRATO DEL PRINCIPE JORGE OE SERVIA, DE QUIEN SE HA DICHO QUE ESTABA LOCO, PARA ALTERAR EL ORDEN DE SUCESIÓN AL TRONO EN SU PAÍS EL 7 MS MANGASCJA, QUE ACABA DE FALLECER, CULPABLE POR TRAICIÓN DE LA DERROTA DE ITALIA EN ABISIN 1 A EL AÑO 1893. Fot. Croce. ECOS DE LONDRES 22 Noviembre 1906. A S U N T O S ÍNTER- Todavía siguen ocu NACIONALES Púdose Jos periódi eos del discurso pronunciado en el Reichstag por el príncipe Bülow. La opinión se muestra unánimemente de acuerdo con los principales argumentos expuestos por el canciller, y en cuanto á la Prensa, su juicio es también, salvo algunas contadas excepciones, de conformidad con las afirmaciones expuestas por el jefe del Gabinete germano. Entiéndese generalmente, que las relaciones de cordialidad entre Inglaterra y Alemania, no se oponen de ningún modo á la entente corJiale, el mismo modo que las buenas relaciones exis- medio para animar al que empieza, y tiene usted de ello una prueba en la carrera aérea París- Londres, organizada por Le Maiin, para- -el relato de una interesanla cual ha concedido un premio de 10.000 litísima interviú, celebrada por el corresponsal en París del citado periódico, con el conde bras esterlinas; el Daily Mail ha ofrecido otro premio de 10.000 libras también, que entreSantos Dumont, con motivo de los recientes gará á la primera persona que siendo socio de triunfos obtenidos por este último. El distinguido inventor expresó al periodis- cualquiera de los clubs aéreos, hoy establecita su firme convicción de que antes de cinco dos, atraviese ea un día, y valiéndose de un aeroplano, la distancia que separa Londres di años la gente se dedicará al aeroplano con igual Manchester, la cual es de 183 millas. entusiasmo y afición que ahora al automóvil Esta es la parte más esencial de la interviú y entiende que el aeroplano será de uso más mencionada, y no hay para qué decir que ha universal que el segundo, en lo cual ha de influir seguramente de modo poderoso la bara- de interesar bastante, no sólo á los cultivadores del sport, sino á los mismos industriales. tura de su coste. V. A. C. Yo estoy convencido, dijo Santos Dumont, de que en el próximo año podré recorrer fá- p L IMPERIO Uno de los últimos númeDEL AIRE r o s e a ty ai PuW ca