Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 26 DE NOVIEMBRE DE 1006, PAG, 5. EDICIÓN s. 8 AUSTRIA É ITALIA N ARTICULO SENSAC 1O- La Nueva Prensa U NAL DE LA NUEVA Libre, cuyas relaciones con los G o b i e r n o s de V. enaydeBerlin son bien notorias, acaba de publicar un artículo que ha producido en Viena emoción intensa. El gran periódico austríaco afirma que la cuestión militar absorberá todo el interés de (a próxima reunión de las Delegaciones, porque los sentimientos austríacos dominantes en stos momentos en Italia legitiman y exigen la PRENSA LIBRE PREPARAT 1 VOS M) L) TAR E S E N AUSTRIA Aunque en el artículo de la Nueva Trema libre, el espíritu de la desconfianza pudiera ver una maniobra para ejercer presión sobre la opinión húngara refractaria á conceder nuevos créditos militares, de todas suertes, es innegable que el Gobierno austríaco, al inspirar esos artículos, demuestra su alarma y sus temores. Entretanto continúan acumulándose tropas en Dalmacia y el Gobierno austriaco de acuerdo con el ruso, desguarnece la frontera de ambas naciones en Galitzia, y, por su parte los rusos se retiran al interior. El hecho no puede ser más significativo. Y es de notar que mientras la palabra Paz está en los labios de todos los estadistas del mundo, los aprestos militares y la desconfianza crecen y se acentúan entre Francia y Alemania, LOS BILLETES NOVÍSIMOS I as personas que andan por ahi caíumniando de continuo á España, y diciendo á todas horas que aquí no hay dinero, que todos somos unos pobretes y que nadie sabe en donde se meten los papelillos de 25, de 5o, de 1 00 pesetas, estas personas negativas y calumniadoras tiU en ahora que avergonzarse y enmudecer. Los hechos valen mucho más que las palabras, y el hecho, en esta hora actual, es que ha caído sobre España una verdadera nube de billetes del Banco. Pero no de billetes falsos, de esos que los socarrones monederos falsos se EL TE EN LA PRESIDENCIA k tr. 11 1 í EL GENERAL LÓPEZ DOMÍNGUEZ RODEADO DEL GOBIERNO, DIPUTADOS Y SENADORES, DURANTE LA REUNIÓN DE AYER TARDE petición de los créditos militares proyectados por el Gobierno. La tensión en todas las manifestaciones de (a opinión pública en Italia es tan evidente- -dice la Nueva Prensa Libre- -que todos nos damos cuenta de ella perfecta. Austria- Hungría ha perdido su antigua confianza en la alianza italiana, al advertir la mano italiana en cuanto se produce desagradable para Austria en los Balkanes. Y tales son las relaciones actuales tntre Italia y Austria- Hungría que no puede retrasarse ni un minuto la resolución de los problemas militares. A continuación el diario vienes excita al Gobierno húngaro á abandonar su actitud hostil á la concesión de nuevos créditos militares, atendiendo á las peligrosas consecuencias que la debilidad militar y naval de Austria- Hungría podría acarrear, sobre todo para Hungría. entre Italia y Austria, entre América del Norte y el japón, pareciendo cada día más inminente é inevitable la continuación de un estado de cosas, en cuyo fondo laten el odio acumulado y el deseo del desquite. En Italia la emoción es intensa. El antiguo Milanesado y el Véneto no han olvidado aún las amarguras y los sufrimientos de la dominación austríaca, y todas las miradas se vuelven hacia el Tirol y el Treutino, buscando en ellos la espansión natural de la unidad y el campo futuro de reivindicaciones patrióticas. Las relaciones diplomáticas entre ambos países no pueden ser más corteses; pero el lenguaje de la prensa austríaca, del cual son buena muestra los fragmentos que anteceden, es cada vez más significativo y apremiante. Fot. A B C entretienen en lanzar cada dos meses á la circulación, sino billetes mondos, lirondos, limpios, respetables, bien legales y bien documentados. Es, pues, ahora la ocasión de que todos los españoles nos alegremos y elevemos nuestros corazones, exclamando: ¡Ya tenemos di ñero, ya tenemos billetes del Banco... Son muchos los que han llegado, son nuiíierosísimos: y todos son bonitos, pintados ds suaves colores, con cifras, emblemas y rúbricas que regocijan el ánimo. Da gusto verlos, sobarlos y repalparlos; y cuando se les dobla cariñosamente y se les oculta en la cartera, es una impresión de amabilidad incomparable u que se apodera del corazón. Los unos son de 5o pesetas, los otros son de 100. Los primeros, más modestos, están hechos en España, y los segundos en Inglaterra; pero aunque más modestos en valor, no