Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 5 DE NOVIEMBRE DE Í 006. PAG. 5. EDICIÓN i. ínenes las horas de trabajo que en otras ciudades. Puedo garantizar inmediata ocupación bien Tentada á todos los que vinieren; y, si son agricultores, se les dará gratuitamente lotes de 16 hectáreas á cada uno. Pueden dirigirse a! señor cónsul de Esnsña en ésta, Sr. Nicolás Ángulo, quien ccitihcara la verdad de lo expuesto. Si están dispuestos á venir, deben avisarme inmediatamente, á fin de ordenar al cónsul paraguayo en Montevideo ó Buenos Af. es para que, á su llegada, les dé pasaje hasta el Paraguay. Saludóles con toda consideración y aprecio. -El comisario general. -El director geVera! -Ministerio de Relaciones Exteriores, fificina general de emigración y colonización. tro publico. Dirige sentado. La innovación de dirigir de pie, que introdujo el año pasado Vítale, ha desaparecido. La sala estaba llena, brillante, deslumbradora. No se recuerda inauguración con mayor y mejor público. El secreto está en que Arana, el hombre de la suerte, ha logrado hacer este año, para los sábados de moda, un abono tan nutrido como el d l turno segundo. La nota saliente d la noche fue el acto cuarto. La Parsi viene t e facultades como nunca. Cantó archisuperiormente, y el público la interrumpió con bravos y la colmó de aplausos en el monólogo y después en la escena de la catedral. Triunfante llegó la notable artista hasta la terminación de la obra, que, como se sabe, es de prueba para ella. Viñas fue aplaudidt) en el himno y llamado á escena con la Parsi en los dúos del cuarto y quinto actos. De voz está aún mejor que el año último, pero al público le gusta más en otras obras, Lohengrin, Africana, por ejemplo... Mascheroni, dirigiendo como siempie, hecho un maestro, que (por sí se libra, que no se librará, de seguro, del consabido lugar común) brillad la altura de su reputación. Tuvo que repetir la marcha y salir á escena al final de los actos tercero y cuarto. Y como la crónica debe limitarse á referir lo sucedido, consignaremos que el público se consideró satisfecho de El Profeta, que algunos relapsos- quisiéramos ver bajo siete estados y medio de tierra. -C cazadores besaron la mano á la Reina é inmediatamente se dirigieron las Reales personas á Palacio en automóvil. Por expresa disposición de S. M el Rey no se le tributaron honores militares. No pasó inadvertida para las contadas personas que á causa de la hora y de lo frío de la noche acudieron á la estación, una conferencia de cinco ó seis minutos que celebraron en el andén los ministros de Estado, Gobernación, Fomento, Guerra y Marina con su compañero el de Gracia y Justicia que acababa de regresar con el Rey. Los Sres. Gullón, García Prieto, Luque, A varado y Dávila escucharon con marcado interés al conde de Romanones, que les hablaba en voz baja, y al separarse los consejeros de la Corona se observó en su semblante visibles muestras de satisfacción. ¿Qué les contaría á sus compañeros el ministro de Gracia y Justicia? MADRID AL DÍA L s a nota más interesante desde hace ya algu, nos días, es el tiempo. No puede oponérsele ningún pero. Temperatura tibia, sol espléndido, cielo alegre, cuanto Madrid necesita para vivir risueño, callejero, tal cual es. Los médicos titulares celebraron las últimas sesiones de su Asamblea. Es un mérito más para aparecer simpáticos. Han sido parcos, y Ja parquedad no suele ser española. El Banco puso en circulación sus nuevos billetes, muy bonitos- -no hay billete de Banco quesea feo- -y muy tentadores. Veremos cuánto tiempo tarda en salir la acostumbrada imitación. El presidente del Consejo celebró el 78 aniversario de su natalicio con un almuerzo político, al que asistieron los prohombres del partido liberal, formando procesión. Claro es, por tanto, que anduvo pc- r dentro la procesión. En el Congreso hubo á primera hora un poco de animación. Ecos de la de la Cámara de Portugal, donde ha relampagueado y tronado. Después siguió la discusión de los prejupuestos... para hablar de Marrucos. La política reanimada con la vuelta del Rey y con los augurios de próximas novedades. En los Tribunales, amenidad de vistas: el ttffaiie de los millones; el proceso de dos jóvenes distinguidos que en los últimos Carnavales se distinguieron en faltar a la autoridad; l de un joven que se dedicó á picar á un picador de oficio, y el de un camarero de café Jtcusado de hurtar unos tacos de billar, que no je los llevaría en un bolsillo del chaleco. Por la noche, inauguración del Real; gran solemnidad, el todo Madrid aplaudió á Mcyerbeer, á Viñas y á la Par i especialmente á la Parsi. En Price estreno de 1 hijo de Budha, con mucho aparato y mucho lujo chino; pero ti público dijo que naranjitas de la China. Y nada más. DE MAL EN PEOR efectivamente, de mal en peor. El problema planteado en Cataluña, según decíamos en nuestro último artículo, ¿s de vids ó muerte para la actual situación política, y para cualquier otra que comience por perturbar las conciencias y alentar los fanatismos rojos y los fanatismos blancos de los partidos extremos. Repetiremos por centésima vez que el más hondo problema de la nación es el problema regional. Nosotros admiramos los raros talentos, la maravillosa elocuencia y hasta las buenas cualidades personales de los políticos de primera fila de todos los partidos; pero no volvemos de nuestro asombro al ver que todos, ó casi todos, han fracasado en sus anhelos para hacer la felicidad de la Patria. No han querido ó no han podido solucionar el problema regional que ahora se les echa encima y ha de traer, en breve lapso de tiempo, una tremenda perturbación. Por nuestro detestable régimen colonial, perdimos las ricas y vastas posesiones de América y del Extremo Oliente; por nuestro no menos detestable régimen interior, la hidra del sepjratismo asoma ya sus siete horribles cabezas en las provincias más florecientes de España. Y ¡ay del día en que el Gobierno pierda las elecciones en una ó más regiones de la nación! Aquel día será señalado, no con piedra blanca, sino con piedra roja, y el sufragio universal dará al traste con todo lo existente. La. Solidaridad catalana puede ser el punto de partida y el guión del combate. Los pueblos comienzan y á saber esgrimir esta espada de dos filos y pronto se harán elecciones sin el auxilio de la taberna ni del c cique local. El hecho es tan doloroso como real, especialmente en el principado de Cataluña; y no ha de resolverse allí con decir que Cataluña es la hija mimada del Estado, que los Aranceles y todos los Tratados de comercio se han hecho á expensas y en perjuicio de las demás regiones. Hjsta hay quien sostiene que Cuba y Puerto Rico se han perdido por culpa de los catalanes, así como los frailes fueron la ruina y la pérdida de nuestra riquísima colonia de Oriente. Ya trataremos de todo esto y hablaremos clarito, porque hay mucha tela que cortar y muchos velos que descorrer. Aseguran muchus, desde M drid, que to que se ilama catalanismo no es otra cosa que el barcelonismo, ó sea las ambiciones é injustas demandas de unof cuantos barceloneses que se abrogan enfatuadamente la representación de todas las provincias catalanas. No; esto es des conocer el prob ema catalán que radica en la misma esencia del alma catalana; esto es querer poner fíente á frente, primero á las pro DE PALACIO La Reina Victoria, con la duquesa de San Carlos, paseó ayer por la mañana por la Casa de Campo. La princesa Luisa de Orleans fue á caballo, en unión del infante D. Fernando, á pasear por la citada regia posesión. Hoy se cumple el XXI aniversario de la muerte del Rey D Alfonso X l l Con este motivo se celebrarán misas en la capilla de Palacio y en el Monasterio de El Escorial. Mañana se verificará la boda de la hija del ilustre poeta Leopoldo Cano. Apadrinarán la oeremonia los infantes doña María Teresa y D. Fernando, á quienes representarán la condesa de Mirasol y el marqués de San Felices. Mañana saldrán pata Villamanrique la condesa de París y su hija, la princesa Luisa de Orleans. REGRESO DEL REY I I na hora antes de la señalada, es decir, á las diez y veinte minutos, llegó anoche á la estación del Mediodía el tren especial conduciendo á S. M el Rey y al infante D. Carlos. Con las augustas personas regresaron todos los cazadores que han asistido á la cacería de Santa Cruz de Múdela. A las diez v cuarto Ucearon á la estación Su J O l A S NOCHES DEL REAL I a inauguración de la temporada en el teatro de la plaza de Oriente constituye una solemnidad tradicional. Además, los sábados son días de moda, y aunque la moda no es muchas veces testimonio de amor al arte, ello es que la ente acudió al Real á oir a la Parsi y á Viñas, á saborear la partitura de ElPiofcta ó i hacer lina obligatoria exhibición. Todo esiá igual en nuestro gran teatro de ¿pera. El público es casi el mismo de todos) os años en esta fecha; los mismos porteros. Jos mismos acomodadores, legendarios en la Casa, con las mismas pantorrillas, legendarias lambién; los mismos coros, los mismos músicos, el mismo decorado, las mismas bailarinas; jl mismo é inmoital Tanci... Mascheroni ocupó el sitial de director. Es figura saliente va conocida y estimada de nues- Majestad la Reina Victoria, con la duquesa de San Carlos y el duque de Sotomayor. Los ministros y autoridades que esperaban la llegada del Rey, saludaron á la Soberana en la sala de espera. Cuando llegó el tren Rea la Reina salió al andén. D Alfonso, que venía en el corredor del sleeping, descendió rápidanunte del vagón y besó en la mejilla á su augusta esposa, saludando luego á los ministros y autoridades. El Rey vestía traje de cazador, con polainas, gorra y capote forrado de pieles. El infante D. Carlos y todos los aristocrá-