Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S? AÑO CUATRO NUM. 68 a. CRÓNICA UN 1 VERSAL ILUSTRADA. CUMPLEAÑOS DEL PRESIDENTE I MADRID, 2 5 DE NOVBRE. DE 1906. NÚMERO SUELTO, 5 CÉNTIMOS 1 Í ívMpí tf. Vf: Í Í Í I t. t í 4 imYj dhi -t, r DADO AYER POR EL GENERAL LÓPEZ DOMÍNGUEZ AL GOBIERNO 1, Sr. García VrUto. 2. 8, Sr. lópez Valenzuela l r la Vega de Armijo. 4, general López Domínguez. 5, Sr. Motei. 6, general Zuque, y Sr. Jimeno, Hori. marques de 9 Sr. Serrano. 10, Sr. Navarro T (everter. 1 1 Sra. de López Domínguez. 12, S r Canalejas. it ¿l ¿tiít ílet presidente. 13, Sr. Dávila. 14, Sr. Alvarado. Fot. A B C de esta reforma de! as malas costumbres parlamentarias. Se había llevado el debate sobriamente á e dice y- 35 e sabe i1 tierras de España que el ciertas alturas y estaba concluido y agotado, mejor predicador es Fray Ejemplo. Cosa que, con ser antigua será siempre nueva, por- cuando con mal consejo ó impulso inoportuno, que es de las, verdades eternas que el tiempo se volvió á enzarzar con más fuerza por la emcontrasta y consolida en vez de desmentirlas y bestida extemporánea de los oradores de la derecha. arrumbarlas. No los compararemos con los parthos que Puede, pues, aplicarse á las presentes condisparaban sus flechas al retirarse; la comparatiendas parlamentarias, en las cuales encaja con tal ajuste que se creería inventada para ellas. ción resulta cursi, por manoseada y manida. Vean los políticos del cuño viejo, los que Los compararemos con esas, mujeres, dispuhablan la lengua del arcaísmo mental, cómo so- tadoras de plazuela, que cuando ya van lejos y apartadas por las amigas del lugar de la dispumos imparciales y hallamos también algo útil entre sus antiguallas. Y el peor arcaísmo en que ta, se vuelven de improviso y, arrepentidas de ha incurrido la Cámara joven- -y a ui entran la prudencia, vomitan con escándalo todas las por igual mayoría y minoría, izquierda y de- injurias que se les quedaron en el cuerpo. De suerte, que por este lado hemos perdido recha- -ha sido el de resucitar una discusión que había muerto á los dos días de nacer. la jornada. Después de mucho predicar contra los vicios y abusos del verbalismo, llega la Oíanse plácemes y felicitaciones por la brevehora de la prueba... y Fray Ejemplo no asiste dad inusitada del desacreditado debate político. á las sesiones. Parecía sonada Ja hora, v d do el paso dichoso FRAY fÍ fjEÍMPLO S ¿Quién se resigna á enfundar la lengua dominadora de los aplausos y espejo de opulencias retóricas? ¿Quién no da descanso al espíritu arrojando de él las cóleras que lo amargan? ¿Quién se guarda el discurso, la frase ó el chiste preparados desde el principio de la legislatura? La virtud trap ense no es la virtud política. Pero ¡ah! un hecho desnudo vale másquemi! palabras bien vestidas. Y esta vez para demostrarlo, Fray Ejemplo se ha sentado en el bancc azul y en los escaños de la mayoría. Antes de abrirse las Cortes el Gobierno se tambaleaba iba á desplomarse en el hemiciclo aj empuje de los atletas de la oratoria- Sus facultades vocales son modestas para oponerse y acallar á las grandes voces de enfrente. Y, sin embargo, el Gobierno se ha afirmado y vencido. ¿Con qué? Con hechos y con cifras, que son demostraciones matemáticas. Se le culpa de los desórdenes públicos, y su mejor discurso ha sido una sencilla estadística, por la cual se ve eme el oc-