Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES a 3 DE NOVIEMBRE DE i 9 o6. PAG. 8. EDICIÓN CARTAS AM 1 M 1 XV POPTO F. AUZIS Y NETTUNO. LA VILLA A 1 BANI. RECUERDOS DE PÍO X. UN HOSPICIO MARINO Y UNA CASA DE SALUD. EL HERMANO ORSÉMGO. DE SORPRESA EN SORPRFSA. uando e! papado regia sus Estados, espe cíalmente en tiempo de Pío IX, la villa de Auzis, puerto de pescadores célebre en la época romana y abandonado en la Edad Media, recuperó importancia. El pontífice construyó una casa de recreo, Villa JlWani. Las familias Corsini y Borghere tenían también fincas magníficas. Más allá se halla Nettuno, pueblecillo de baños muy frecuentado por los romanos y en ahora los asilados. La posesión es grande, pinos seculares de ancha copa, eucaliptus, palmeras y árboles de todas clases la adornan. Hay una galería cubierta muy buena, las vistas son muy hermosas desde las azoteas, pues el Hospicio está en una altura y á bastante distancia de la p aya. Víctor Manuel, como ya creo habértelo indicado, celebró el nacimiento de su hija enviando á la obra cien mil litas. La familia Real visita algunas veces el Hospicio que acoge y cuida á treinta y seis niños y niñas. Muy grata fue la visita, pero acercándose ya la hora de almorzar, nos fuimos á una célebre Irattoría de un tal Turcaíto. Su hija, que es viuda y tiene chicos, no se explicaba que pudiera hacirse un viaje para ver el Hospicio; nos sir- entramos en una capülita donde vimos un mo numento erigido á una niña de doce años, Ma- ría Goretti, allí enterrada, heroica criatura que murió en defensa de su honestidad hace dos años. Es la sepultura una verdadera obra de arte, más que por la ejecución por la manera de desarrollarle, y al pasar por un edificio á medio concluir, espacioso y con apariencia de hospital, el cochero se volvió y dijo gravemente: uSar atorio dei Bene fialelli. ¡Tú que tai dijiste, ur. sanatorio! Paró, bajamos y el director, un Hermano de San Juan de Dios que se brindó á enseñarnos la casa, depués de estar hablando medio en italiano y en francés, resultó que era español. Excuso decirte ¡o que charlamos con el buen padre Guijarro, que así se llama. ASAMBLEA DE MÉDICOS TITULARES s k t i V i. V VI f y i t, ti i t, r MADRID. SESIÓN DE APERTURA DE LA ASAMBLEA, VERIFICADA AYER EN LA ACADEMIA DE JURISPRUDENCIA Fot. A B C cuyas cercanías tenía una quinta Cicerón. Viniendo de ella fue asesinado. E! mar ha devorado gran parte de tierra, y en algunos sitios, en la misma playa, y en el fondo del mar, se hallan suelos de mosaicos que correspondían á palacios suntuosos. Algo semejante ocurre en la costa andaluza desde Sanlúcar de Barrameda á Chipiona. Para que la semejanza sea mayor, una línea especial une á Roma con esas playas, que están haciéndose de moda. En la villa Albani, en la finca del Papa, se halla instalado el Hospicio marino, que se sale del tipo de los habituales en Italia, los cuales, como ya he dicho, se cierran en verano. Este va á ser permanente, un verdadero Sanatorio. Donde durmió Pío IX duermen ahora los niños, en la capilla donde decía misa la oyen vio con mucho agrado y encontró muy simpática á mi mujer é ande ¡o. Quedamos en que volveríamos Dios sabe cuándo, y después de sufrir los asedios de los cocheros que debían aburrirse muchísimo, pues no había nadie que los empleara, tomamos uno cerrando los ojos, el cual resultó también muy buena persona. Este capítulo de los cocheros es curioso. Dondequiera que vayas, te siguen, te persiguen, te cortan el paso, te llaman, vuelven á llamarte agitando el sombrero, imploran, suplican, ofrecen, bajan del pescante, vuelven á subir, y no te queda otro recurso que montar en uno y salir á galope tendido ó ponerte serio y enviar á todos á paseo. La passeggiata fue sumamente agradable. La tarde estaba hermosísima. ¡Ya no llovía! Llegamos hasta Nettuno, pasamos por el polígono. La magnífica edificación, nos dijo, está hecha con los dientes y al ver nuestro asombro, un buen español es siempre burloncillo, aclaró el misterio contándonos que en la Orden hubo un famoso hermano llamado Orsénigo, el cual era un singular especialista en extracciones de toda clase de huesos que estorbasen en la boca. Tuvo la suerte de operar á grandes personajes, á una hija del Dr. Bacelli, á individuos de la familia Real, á la colonia judía, que le idolatraba, hasta á León X 11I. Y con los donativos y limosnas que le daban erigió este edificio, que es una especie de casa de salud, con farmacia acreditadísima, baños de mar, etc. A ella van á pasar temporadas toda clase de gentes, desde los cardenales hasta los pobres, afectos de anemia y paludismo. Tienen proyecto