Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C J U E V E S 22 D E N O V I E M B R E D E i 9 o6. PAG. 7. EDICIÓN i. emprenderá con su marido el viaje de regreso i su país, después de pasar una temporada al (sido de su madre, la condesa de Mirasol; Han regresado á Madrid la marquesa de Cafü- López y su hija la señora viuda de Cendra. Mad. Silvestrelli, esposa del embajador de Jtalia en Madrid, regresará dt Roma en el presente mes. A las once de la mañana de ayer y en la igl ia de San Jerónimo el Real, contrajeron man monio la bellísima y distinguida Srta. Elena de Galainena y D. Manuel Asensio y Caro. Fueron padrinos la madre de la novia y el príncipe Pío de Saboya y testigos el conde de Casa Segovia, D Javier García de 1 Leániz, don B Antonio Cánovas del Castillo, D Fernando de Galainena y D. Adolfo Várela. La ceremonia verificóse en familia por el luto reciente de los Sres. de Asensio, marchando los recién casados ayer mismo á Andalucía. Hoy se cumple el cuarto aniversario del fallecimiento de D José Canalejas y Casas, padre del ilustre presidente del Congreso, don José Canalejas y Méndez. Con este motivo se celebrará, á las diez y inedia de la mañana, en la iglesia de San Luis, tina misa de réquiem por el eterno descanso de tu alma. Reiteramos á tan distinguido a. migo nuestro y á la demás familia, la expresión de nuestro tentimiento. En la finca que en Párraces (Segovia) polee nuestro querido amigo D. Tomás Beruete, celebróse días pasados una cacería, á la que asistieron, además del dueño de la finca y su hermano D. Santiago, D. Joaquín Caro, don Pedro y D. José Sanginés y D. Manuel Gil de Santibáñez. El tiempo no les fue muy propicio, pero con todo cobraron Tiás de 3oo piezas. Al conde de Lascoiti se le ha prac icado una delicada operación quirúrgica. Mañana viernes celeLran el santo la marquesa de Villasinda, la vizcondesa de Alcira y las señoritas de Lavín y Escobar. También lo celebran el príncipe de Metternich y el Sr. Ortueta. Se encuentran en Bruselas los señores de Jardón. IMPRESIONES PARLAMENTAR AS N RETO Y UNA El Sr. Soriano se ha p u e s t o e? p. íe y h a comenzado a hablar en voz baja. Un traje azul, una corbata roja, un hongo marrón: este es el indumento del popularísimo polemista. Como el Sr. Soriano hablaba en voz baja, suave, el ministro de la Gobernación ha pronunciado algunas palabras entre dientes. ¿Qué dice el señor ministro de la Gobernación? -ha preguntado el Sr. Soriano. ¡Que no se oye desde aquí! -ha replicado el Sr. Oávila. ¡Ah bien! -ha exclamado el orador republicano. -Pues hablaré más fuerte. Y ha hablado más fuerte el Sr. Soriano. El problema que se ventila es una cuestión de honor para el pueblo valenciano. ¿Entrará Gui asola en Valencia? ¿No entrará? Yo- -dice el Sr. Soriano- -quiero hacerme aquí eco de un rumor que corre entre los bastidores parlamentarios. Se dice que allá en una bella región de España donde el monterismo tiene sus reales, se ha decretado la remoción de un arzoHUELGA MINERA bispo, el de Santiago; se dice que la ilusión del POR TELÉGRAFO Sr. Guísasela es ocupar esa sede; y se dice, en harleroi, 21, 2 t. Mil doscientos obreros resolución, que el arzobispo de Valencia, para de la cuenca minera de Bayenont, se han crearse un ambiente hostil en su diócesis y hadeclarado en huelga hoy. cerse i: nposib e la estancia en ella, encontió el u recurso de su célebre pastoral Pero éste es ua rumor; el orador ni lo niega ni le presta su asentimiento. Lo cierto, lo innegable es que el Sr. Guisasola no puede de ningún modo retornar á su palacio de Valencia. ¿No fue un error, una torpeza insigne- -pregunta el señor Soriano- -nombrar á este prelado para una sede que, como la de Valencia, tanto tacto, tanta delicadeza, tanta discreción exige en quien la rija? ¡No, no somos nosotros- -exclama el Sr. Soriano; -no somos nosotros los que le hemos creado esa situación al Sr. Guisasolal Ningún prelado ha entrado en Valencia con el cariño, con el respeto, con la deferencia de todos, como el Sr. Gliisasola. Yo advierto, señores diputados, que allá en aquella hermosa ciudad, todas las entradas de los prelados han sido tumultuarias; en todas, por circunstancias que no es del momento analizar, se ha manifestado la hostilidad del pueblo: en la del Sr. Guisasola el respeto fue unánime. Y cuando esta es la conducta del pueblo valenciano, ¿qué hace ese arzobispo para corresponder á ella; ¿Ese arzobbpo publica una pastoral en que se denigra, en que se ofende á las mujeres valencianas! El orador se detiene un instante; esta es la primera parte de su discurso. El Sr. Soriano habla con palabra fluida, sencilla; luego prosigue: Yo digo, señores diputados, que Guisasola no entrará en Valencia. Y no nos acuséis de ser nosotros, los republicanos, los que mantenemos la exasperación constante en que aquel pueblo vive. Nosotros respondemos á las excitaciones de los elementos reaccionarios; son ellos los que nos atacan; son ellos los que publican caricaturas y hojas volantes en que se nos ridiculiza; son ellos los que, como ha ocurrido en ocasiones, dan la orden de asist. r á sus procesiones con revólvers. ¿Qué queréis que hagamos nosotros? Repeler la agresión con la agresión. Y ahora en el presente caso, podrá el ministro de la Gobernación, podrá el Gobierno asegurar que Guisasola puede ir á Valencia, pero yo os aseguro que Valencia, la hermosa ciudad, la tierra del amor á las libertades y al progreso, no tolerará, no, de ningún modo, que entre por sus puertas el injuriador de sus mujeres. Esto ha sido en resumen lo que ha expuesto ante la Cámara, silenciosa, atenta, el Sr. Soriano. Su discurso ha durado cincuenta y seis minutos. Una nota sensible ha habido que registrar en la sesión de ayer. Como el Sr. Soriano dijera que el Sr. González Besada había perdido una cartera con su interpelación de los días anteriores, el distinguido ex ministro ha replicado con unas breves palabras que luego han sido comentadas en los pasillos. Cuando S. S. Sr. Soriano- -ha dicho el Sr. González Besada- -me decía que yo había perdido la cartera de Gobernación, no sabía que se estaba refiriendo á un jubilado voluntario de la política activa La extrañeza ha sido general ante estas manifestaciones del notable político. Es indudable que hasta ahora el Sr. González Besada no es un jubilado de la política: asiste todas las tardes á su escaño del Congreso, forma parte de las reuniones políticas de sus amigos, acaba de tomar parte activa estos días en la viva política parlamentaria. ¿Se refería el distinguido orador á lo que pueda pasar de hoy en adelante? ¿Es que no le veremos más en su escaño, y es que, un poco triste, un poco desengañado, se retirará á alguna casa campesina oculta entre la umbría y allí, como Cicerón en Tusculano, escribirá un bello Tratado sobre el desprecio á la muerte y á las pompas mundanas? A. ZOR 1 N TRIBUNALES EN MADRID ATORto- E MILLONES DE Ayer se efecPESETAS EN LITIGIO t u ó I a P v u e b a documental, y fue tan larga, que ocupó toda la sesión. Entre los documentos leídos figuraba un escrito de D. Antonio Maura, fechado en 1896, y en el cual se hablaba en lenguaje enérgico de responsabilidades á exigir con motivo del juicio que se seguía Esta prueba era la señalada por el acusador privado, Sr. Monterde. En contra de ella hizo leer otra el Sr. Salmerón, formada por un escrito que aseguran que también es del Sr. Maura; pero que no lleva más que su antefirma y que lo subscribe el Sr. Buitrago. Hoy comenzarán los informes Por defender á su amante, mató Benita García Fernández á Emilio Pigner que, juntamente con la suya, Isabel Martínez, y los dos primeros, estaba cenando en una taberna del paseo de las Acacias Se pelearon los dos hombres por una juga da, Isabel fue á ayudar al suyo con una navaja; pero Benita se la quitó y tiró un viaje tremendo al contrario de su hombre. El fiscal, Sr. Pavón, acusó ayer á Benits como autora de un homicidio. L AS BRAVIAS EN BARCELON POX TELÉFONO MIÉRCOLES, 2 1 1O N p L D 1 RE. Í OR DE Hoy se ha celebra do la vista de la cau LA TRALLA sa contra el director de La Tralla, acusado de ataques á la integridad de la Patria. El Jurado ha emitido veredicto de inculpabilidad, y ha sido denegada la petición fiscal de la revisión de la causa ante nuevo Jurado A S E S I N A T O D E Enlavistade ROSITA DEL ORO P r c c e s o P r- -asesinato de la bailarina 1 osita del Oro ha dado veredicto el Jurado á las nueve de la noche. Ha sido de culpabilidad, apreciando la circunstancia atenuante de arrebato y obcecación. El Tribunal de Derecho ha dictado sentencia, condenando al procesado á doce años de reclusión temporal, accesorias, inhabilitación y 3.ooo pesetas de indemnización á los herederos. Terminado el juicio, el matador prorrumpió en exclamaciones, pidiendo ser examinado por todos los forenses; pues afirmaba que r- m hombre honrado, irresponsable, que no ¡e ir á presidia. El presidente cortó el incidente. Los asís tentes á la vista comentaban de modo favorable el veredicto. -Beneí. ABC Publicará mañana el artístico é interesantísimo suplemenro GENTE MENUDA, dedicado á los niños. DIEZ CÉNTIMOS EN TODA ESPAÑA