Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 16 DE NOVIEMBRE DE 1006. PAG. Í 5. EDICIÓN r. PAJARO DE CUENTA POR TELÉGRAFO Cádiz, i5, u ncon En el momento de zarpar esta tarde rumbo á Montevideo el Vapor Muwik Casile, fue detenido y desembarcado por la Guardia civil un sujeto de cincuenta y siete años que vestía de sacerdote. Dijo llamarse Simeón Manrique, y ser capellán en un Hospital de Buenos Aires. Estaba reclamado, mediante exhorto telegráfico, por los Juzgados de Vigo y Zamora. Conducido á la cárcel, negóse á declarar, diciendo únicamente que es victima de una Venganza personal. Se hacen comentarios por no detallarse en los exhortes la causa de la detención. Se cree que el detenido es un pájaro de cuenta. -Corresponsal. Caraviica, donde te detuvo la parefa y fe condujo á la Comisaria dei distrito, por estar algo embriagado. VOS TELEFON JUEVES, ti, S. S. Par, confirmar sus manifestaciones citó los p scuadrilla de torpederos. nombres de varias personas, de tres serenos y Ha llegado una e cLU ti cilla- de te f eelcr ÉSf de varios guardias, que serán llamados por el franceses, quedando tres anclados en el pitíl í juez para que declaren sobre la certeza de estos y otros tres fuera. extremos. También declarará, no habiéndolo ya hecho C I gobernador. por encontrarse ayer en El Pardo, el dueño de El gobernador ha marchado esta tarde á la taberna de la calle del Ángel y el de la casa Madrid llamado por el m mstro de la Gober- de dormir de la calle del Mediodía Grande. nación. Se cree que esta II mida tiene relacráj! La 1 impresión en el Juzgado es que Ruiz Pé- con la vuelta á esta capiUl ucl arzobispo rez no ha tenido participación alguna en la Guisasola. muerte de la mendiga, pero en tanto que declaran los testigos citados, ha sido conducido incomunicado a la Cárcel Modelo. DE VALENCIA MENDIGA ASESINADA YAeclaración del detenido. Al dar ayer cuenta de la nueva pista seguida por la policía dei distrito de la Latina para el descubrimiento del autor de la herida que produjo la muerte de Manuela González, detallamos la detención del mozo de cuerda Ruiz Pérez y laí vacilaciones de su declaración ante el comisario, que motivaron su conducción al Juzgado de guardia á las once de la mañana de ayer. Una hora después comparecía el detenido Unte el juez del distrito de la Latina. -Su declaración ha sido muy extensa. Domingo manifestó que la noche del suceso estuvo en una taberna de la calle del Ángel, en unión de varias personas, marchando desp és i una casa de dormir de la calle del Medí, dít Grande, pero como allí no encontró c m desocupada, se dirigió á un cafetín de la c lle de TAMigencia de autopsia. E! médico forense Sr. Canseco, efectuó ayer la autopsia del cadáver de Manuela González, diciendo en su informe que presentaba u ía herida de cinco centímetros de profundidad y tres de extensión en el tercer espacio intercostal, que atravesaba las hojas del pulmón derecho, producida con instrumento triangular punzante. También apreció en el antebrazo derecho una centusión, del tamaño de una moneda de 10 cértimos, producida al chocar el cuerdo de con un objeto duro. NOTICIAS Y SUCESOS DE CHILE POR TE 1 FGRAFO Oantiago de Chile, i 5 6 t. La Cámara ha sdoptado el proyecto de reconstrucci n de Valparaíso, y autorizado para ello un empréstilo de un millón de libras esterlinas. Adi: más ha rechazado el proyecto de emisión de papel moneda. t j l proceso de la bomba. En el acto público del juicio ral ée esta causa, que está ya muy adelantada, y se vefá probablemente en el próximo Enero, para aliviar al ilustre letrado Sr. Menéndez Pallares, que tiene encomendadas las defensas de los pro cesados N ¿kens, lbarra y M yora! defenderé á este último nuestro querido urrugo el JCV 14 abogado y notable literato D Francisco Alvjí rez Rodríguez Vi lamil. ¿Que Weyler encuentra mal el no ascender di teniente á capitán (generaI? Pues cómprese Jabón Gal, que es un jabón excelente. diaria ptu Oitve, foitífica n n Jlguat Colaikia tviundolos rros. Dr. Balaguer, Vdiuiu, 2 a 5 Preehd es- Ta- S 268 BIBLIOTECA DE A B LOS SECRETOS DEL DOCTOR SÍNTESIS 203 Soledad. -Hambre. -Heroísmo de Cfiristjan. -Sola. -Uesfii Tecfmiento. -Incendio de la piragua. -El acceso pernicioEO. ¡Se muere! Aparición extraña. -Los hombres de Jos bosques- Este proyecto de atravesar la península de uno á otro lado era el único realizable para los dos náufragos, aunque presentaba dificultades casi insuperables. Aunque el capitán Christian ignoraba el lugar exacto á que habían abordado, sabía que no podía estar muy alejado del 5 paralelo Norte, y que caminando siempre con dirección al Poniente, llegarían á la colonia inglesa de Perak, Siitjiada exactamente entre el 4 0 y 5o paralelo. Tenían, pues, que recorrer en línea recta 3oo kilómetros, sin provisiones, sin recursos, sin medios de ti ansporte. No podían pensar en permanecer en el lugar del naufragio esperando el paso providencial de aJgún buque en Squel sitio impregnado de miasmas palúdicos y alejado de toda vía de comunicación. Obligado á elegir ntre dos males, Christian se había decidido por el menor. Un detalle le inquietaba más de to que él se confesaba á sí mismo, la ausencia completa de viviendas. La península de Malaca es un centro de población bastante activo, pues aparte los nómadas que vagan sin cesar al través del monte primitivo, hay numerosos agricultores sedentarios que habitan J ampongs situados junto á las corrientes de gua. En cuanto á ios habitantes salvajes del interior, sábese que forman tribus designadas coi Jos que poco á poco toma forma y aparece b. jo el aspecto de una pequeña piragua de tres metros de larga y poco más de medio de ancha, que debía estar sumtiyda allí desde hacía mucho tiempo. ¡Una piragua, hermanita? La voy á limpiar ctfidadosamente. ¡Qué aiegríal- -exclamó ella, dirigiéndose adonde Christian estaba. -No se me acerque usted; estoy dem si do sudo. Sin perder un momento vació con l ¿s manos el lime que llenaba la embarcación, la fregó con hojas de bambú, la reconoció minuciosamente, y convencido de que Sí hallaba en perfecto estado de prestar servicio, dijo: -Gracias á mi hallazgo remontaremos el rio hasta fas montañas que forman la espina dorsal de I península de Malaca. Ahora voy á procurarme una peí nga fuerte ó un par de ramas de árbol que me su van ue remo después me daré un baño para limpiarme. Al cabo de seis horas se había realizado el programa; la piragua estaba á flote y los dos ñau frac. os á bordo esperando la marea ascendente para empiender el viaje. Navegaron felizmente, y al llegar la noche se dispusieron á descansar. El capitán subió á tierra la embarcación, ¡a rellenó cr n ho as para que Ana IJ utilizase como leche. La cena fue como el almuerzo: ostras y una r. íz de celocasia Llegada la noche, la joven se instaló cómodamente en la blanda cama de hojas, en tanto que el oficial permane cía de centinela vigilando atentamente li st. el amanecer. W otro día continuaron el camino en ayunas, natlt raímente, confiando en que la casualidid les proveería del alimento indispensable. La casualidad se le ofreció en forma de anguila enorme que Christian tuvo el acierte de matar de un palo y echar á 1 orilla cuando ¿a se es tremed a.