Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. JUEVES i5 DE NOVIEMBRE DE 1006, PAG. 6. EDICIÓN IMPRESIONES PARLAMENTARIAS 1 A REINA DE LAS El S r Espada d e o -y e r de s a b e r algo. Pero, ¿qué era lo que deseaba saber el S r Espada? ¿Qué se proponía el Sr. Espada al hacer esta manifestación de sus deseos? Este es el problema. Cuando comenzó á hablar el señor Espada había bastante bullicio en la Cámara; la voz del orador no se percibía claramente. Sin embargo, atando cabos diversos, oyendo ahora una palabra y luego otra, logramos avetiguar que el Sr. Espada decía que ellos- -no sabemos quiénes son ellos- habían tenido el honor de recibir la visita del Sr. Navarro Reverter y que también habían disfrutado del mismo honor por parte del Sr. Moret Además, el orador nos dice que él no sabe si la minoría republicana ha hecho algo que no logramos entender qué sea. No ha sido posible averiguar más respecto á las manifestaciones del Sr. Espada; pero no debe de haber sido inocente todo lo que ha dicho este señor, por cuanto el Sr. Navarro Reverter se ha levantado á contestarle un poco nervioso y ha declarado que la pregunta del Sr. Espada envolvía una acusación injusta Al llegar aquí el ministro de Hacienda, un señor diputado le ha interrumpido diciéndole que no era exacto lo que exponía ante la Cámara. Entonces el Sr. Navarro Reverter ha permanecido un breve momento en silencio y luego ha exclamado: ¡Lo sé de buena tinta, tanto que la reina de las tintas no podría ser mejorl En algunos escaños y en las tribunas han estallado algunos murmullos al oir esta frase del señor ministro; es decir, se ha oído ese sordo y terrible rumor que se produce en una tertulia cuando uno de los concurrentes, queriendo hacer una frase de ingenio, dice una ligera vaciedad. Y bien; que me perdonen mis compañeros de tribuna, los que han protestado de esta frase del Sr. Navarro Reverter. Yo me creo en esta ocasión obligado á defender al señor ministro y á restablecer la verdad de los hechos. Estos son como siguen. Cuando el señor ministro de Hacienda ha sido interrumpido en su discurso por un señor diputado que ponía en duda ó negaba la veracidad de sus afirmaciones, el Sr. Navarro Reverter, como he dicho ya, se ha quedado un momento parado, silencioso; el señorministro al guardar este breve silencio no es que no supiera qué contestar al diputado que le interrumpía, no. El Sr. Navarro Reverter, mientras guardaba silencio estaba escuchando lo que rápidamente le decía un señor diputado que se hallaba sentado detrás de él. Y este señor que se hallaba detrás del ministro, lo que hacía era suministrarle un dato, un detalle, para que el orador pudiese replicar en el acto al diputado interruptor. Y ¿quién era este señor que apuntaba al ministro? Era el Sr. Requejo. Con esto ya se va haciendo luz en el asunto. Continuemos, lnmediamente que el Sr. Navarro Reverter ha acabado de oír lo que le decía el Sr. Requejo ó sea su subsecretario, es cuando ha exclamado: Lo sé de buena tinta, tanto que la reina de las tintas no podría ser mejor! Entonces se han producido los murmullos que quedan consignados y sólo unos pocos, muy pocos señores, han reído con una risa de inteligencia. Estos señores estaban en lo cierto; el Sr. Navarro Reverter hablaba de la mejor de las tintas, y si se considera que este excelente, bondadoso Sr. Requejo, se nos aparece, á pesar de su edad, con un bigote, una pera y un pelo tan negros, tan brillantes, que parecen inverosímiles, queda todo explicado. Yo no quiero molestar en lo más mínimo al caballeroso subsecretario de Hacienda; pero para sinceiary defender al ministro, injustaTINTAS mente maltratado ayer en las tribunas, había que hacer este relato desapasionado de los hechos; él también lo comprenderá así y hará por su parte este pequeño sacrificio en honor de su jefe. AZORIN PACET 1 LLA RIMADA. LOS CAMBIOS AUMENTAN Recuerdo que la pasada semana yo publiqué esta copla en la rimada gacetilla de A B C. crCon el guardia sevillano y el Berrín de la Zarzuela, ya no cree ningún cristiano ni en el sexo de su abuela. Pues bueno, sigue la racha, y nadie está ya tranquilo. ¡Ahora surge una muchacha que hace de hombre en un asilo! En el de Santa Cristina es donde, con falso nombre, una mujer peregrina pasando estaba por hombre. Tanto se repite el caso que ayer á mi cocinera llamé aparte, por si acaso, y hablamos de esta manera. -Juliana; quiero saber á la mayor brevedad si es usted hombre ó mujer; ¡dígame usted la verdad! ¡Señor, vaya una ocurrencial Hará que me escandalice. ¿La dice á usted su conciencia que es hombre? ¡No me lo dice! -Pues, Juliana, en algo fundo mis preguntas insistentes, pues hoy se asemeja el mundo á una función de Inocentes. Mujeres resultan hoy quienes más parecen hombres, y ya escamándome voy de los trajes y los nombres. ¡Ay, señorito, qué rayo de luz me da usted... Mañana le preguntaré á Moncayo si mi novio es valenciana; pues él sabe que nació junto al Grao, en una aldea, y sabrá si es hombre ó no... ¡Cielo santo, que lo sea! -Espera... tu novio, di, ¿es, ó padezco un error, el guardia con quien te vi hablar ayer? -Sí, señor. -Pues, descuida; no es mujer. ¿Luego es un hombre? -No tal. -Entonces, ¿qué viene á ser? -Viene á ser un animal. Hoy está triste Juliana por si fracasa su boda. Veremos dónde hay mañana más casos de los de moda. JUAN PÉREZ ZÚÑ 1 GA parecieron nuevamente los testigos que presenciaron cómo agresor y víctima vinieron á las manos por una cuestión baladi, refiriendo los hechos y dando los mismos detalles que sirvieron para que los jueces populares formasen su opinión la vez primera. El fiscal, ahora como entonces, entiende que se trata de un delito de homicidio sin circunstancias, y el defensor, consecuente con la teoría en que basó su informe, alega la eximente de legítima defensa. Hoy habrá veredicto y sentencia. órdenes á un agente llamado Amallo Gutiérrez. Este cometió algunas faltas en el ejercicio de su cargo y por tal razón fue declarado cesante; pero, poco reflexivo, escribió varios artículos á raíz de su cesantía injuriando y calumniando al Sr. Marsal por suponer que éste influyó con el gobernador de la provincia para la adopción de aquella rigurosa medida. El Sr. Marsal limitóse á coleccionar los números de La Policía Española, donde tales injurias se vertieron, y cuando comprendió que Gutiérrez había cesado en su campaña, los presentó aj Juzgado, acompañados, claro está, de la querella correspondiente. Procesado Gutiérrez, ayer compareció en la Sección segunda, pero no á sostener los conceptos y frases que con justicia ofendieron al comisario, sino á dai pruebas de arrepentimiento y á entonar elj; fl pequé. NJUR 1 AS A UNA El comisario de Policía Sr. Marsal tuvo AUTORIDAD algún tiempo á sus Esto, no obstante, el querellante particular Sr. Rengifo, mantuvo su acusación, aunque modificando las conclusiones en lo referente á la pena, pues en un principio pedía cuatro años de prisión y ahora solicita cuatro meses de arresto, seis años de destierro y 5.ooo pesetas de indemnización por los diversos delitos de injuria y calumnia que atribuye al procesado. Este juicio terminará también en la tarde de hoy. UN PASANTE COMISIÓN EN PELIGRO POR TELEGHAF ín, 14, 4 t. Después de repostarse de víveres ha zarpado con rumbo á Vigo el Maiqués de la Victoria, buque en el cual viaja la Comisión de defensa de las rías gallegas. Al regresar de un puerto del Cantábrico, según me ha referido un oficial de A 4 arina, estuvo el buque á punto de irse á pique, por haberle cogido en alta mar un violento temporal. Gracias al valor de los cien marineros que componen la tripulación, que luchando con las olas lograron llevar el Marqués de la Victoria al puerto de Aviles (Asturias) donde estuvieron hasta que abonanzó el tiempo logró salvarse aquél. -Mreal TRIBUNALES I A M U E R T E D E Hace algunos meses o vióse en la Sección EL RISAS -tercera una causa por homicidio contra el cochero Pedro Riaguas, y eljurado, entendiendo que al dar aquél muerte á José Suárez (a) el 1 isas, obró en legítima defensa de su persona, emitió un veredicto de inculpabilidad. El ñscal, no conforme con el fallo, solicitó revisión de la causa por nuevo Jurado y la Sala accedió á tal pretensión. Y ayer volvió á celebrarse la vista y com- ABC Publicará mañana el artístico é interesantísimo suplemento GENTE MENUDA, dedicado á los niños. DIEZ CÉNTIMOS EN TODA ESPAÑA