Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AÑO CUATRO. 672. CRÓ- K 1 CA U N I V f i l ILUSTRADA. g ¿MADRID, i5 DE N 0 VBRE. PE 1906. NUMERO SUELTO, 5 CÉNTIMOS A CT 1 TUD A N T E Al tratar de Rusia el Diici A orador, declara que- -espera que la caima- -renazca en el imperio moscovita. El rumor de fa intervención de Alemania en Polonia es absurdo. Si la revolución traspasara las fronteras, Alemania sufriría las consecuencias, pero nosotros dejaremos ár Rusia que apague el incendio existente en su territorio. La actitud de Alemania en Europa no da! u gar á ningún temor, pero estamos prevenidos para hacer frente á cualquier suceso imprevisto. Desde ¡a Conferencia de, Afgeciras podemos afrontar el porvenir con tranquilidad, aunque subsista todavía en los campos de la política cierta nerviosidad que invita á ta prudencia El canciller termina su bridante peroración diciendo A pesar de toda, Alemania sabrá conser- ¡var su situación actual en el mundo. El discurso del canciller fue acogido COK entusiastas aplausos del centro y de la derecha d i la Cámara y de los liberales. Varios diputados hablan después y censuran la diplomacia alemana El canciller contesta rechazando las. acusaciones de absolutismo dirigidas al Emperador, y ruega al Reichstag que deseche una desconfianza injustificada y. Ve una al Gobierno para hacer un trabajo fecundo. DISCURSO DE TRASCENDENCIA EN EL RE 1 CHSTAG P 0 R BE 8 UN, 14, i t N- TELÉGRAFO LA SESIÓN ha de interponerse entre Francia y Rusia ni entre Francia é Inglaterra. En manera alguna tendemos á romper la amistad que une á las potencias occidentales; pero toda política cuyo objeto fuese encerrar á Alemania ert un círctilo i A INTERPELACIÓN A ¡a una, Bülow de potencias para aislarla- y paralizarla, resulIL t ocupa su puesto, taría muy peligrosa para la paz de Europa. mostrando una graa calma. Se anuncia que el (Apluasos. J canciller acepta ea e! acto la interpelación BasLa alianza entre Rusia, y Francia tto ha sido sermann un peligro para la paz. Al contrario, las bueEste empisea á habhr inmediatamente. En- nas relaciones entre Alemania é Inglaterra han retanto Balow mira k las tribunas. servido para fortalecer aquélla y h favorecido La de diplomáticos está, como fas demás, á los inteieses franceses. Siena. En la de la Coi le la princesa de Bülow Habla después de Italia, que es hoy una tupa un patesto en primera fila. gran Potencia fortalecida y unificada por la Basserraann explica el objeto de su interpe- Triple Alianza. Dice que Italia puede hoy lación, y ha 32 un examen del estado de cosas. aproximarse á Francia sin temor á malquistarPide a! canciller que se exprese con v ciar -se con otra Potencia vecina. dad, recordándole ei juicio que expuso en su Se comprendí que para el patriotismo frandiscurso de Abril último, cuando dijo que no cés sea duro presenciar el engrandecimiento- tra posible exponer una opinión sobre la polí- del pueblo alemán que pide, además. iguales, tica extranjera, sin conocer muchjs ds los ex- derechos que los demis pueblos, como ha ocupedientes diplomáticos. I rrido en ¡s cuestión de Marruecos, Esto no puede sostenerse ya después- de! a Las relaciones con Inglaterra, continúa dipublicación de Memorias y documentos que ciendo M r Bülow, son buenas, salvo algunas revelan los- secretos de la política de Bisraarck; dificultades sin importancia, y es falso que la política que mereció el respeto que inspiraba ampliación de nuestra Marina sea una amenaza también la situación de Alemania, contra dicha Nación. A esa época siguió otro período de recelos El canciller dice que nada existe para infunjobre Alemania, y, finalmente, la situación dir temores. íjjresente en la que parece intertsada Inglaterra Nuestro deber es el poseer una escuadra jen aislar á Alemania, que corresponda á la importancia de nuestros Termina su discurso Bassermann y se fevan- intereses comerciales y á las necesidades de aía á hablar en medio de una gran expectación nuestra defensa; pero ninguna agresión sur- gííl príncipe de Büiow rá por nuesta parte. El orador sigue diciendo: La actitud de Italia en la Conferencia de Algeciras, á pesar de cR ANOTA Y ALE- EJ príncipe de Bü- ser difícil con motivo de sus relaciones con low declara que la Francia, ha sido correcta hacia nosotros. MAN 1 A idea de una entente Seguidamente, M r Bülow expone las venjmás estrecha y de una alianza con Francia no tajas de la Tríplice y detalía ef est do de las ES realizable per ¡a vivacidad del patriotismo relaciones de Alemania con todas tas Potencias. Francés, al que Dama orgullo nacional digno Si tenemos nuestra espada afilada, dice el canlíe ser imitado añadiendo que este exagerado ciller Büfow, es para ser útil á nuestros amipatriotismo francés obliga á Alemania á estar gos, y para inspirar temor á nuestros enemisiempre alerta en lo que al punto de vista mili- gos. Nuestra política en el mundo no amenaza jbtt se refiere, para conservar no sólo la Alsacia la seguridad de nadie, pero está dispuesta para fyr la Lorena, reconquistadas mediante olas de cualquier acontecimiento. Nuestras relaciones sangre alemana, sino la misma unidad nacional internacionales han de ser correctas, pero no tan tarde y c n tantos trabajos conseguida. debemos hacer alarde de efusión. Es esta unidad alemana la que, aún más qtie Ja cpnc xmie. de Metz y Strasburgo, impedirá 1 p n la ststóa: áel Reichstag ha pronunciado un muy importante ef canciller, contestando á una interpelación del diputado Bassermann sobre política internacional. Antes de empezar la sesión las tribunas esán llenas de gente. En ios pasillos la animación es también muy grande. El interés que despierta este debate se explica, Bssse. mann se hace eco, no sólo ae la preocupación del pueblo alemán acerca de la política del Imperio en el exterior, sino ie la creencia de que e) Kaiser obliga al Gotierno á seguir ana política esencialmente personal. Se ha dicho también que Bülow se propone tablar una hora, y esto, sabiendo que el canciller ha estado enfermo, hace suponer que tiene tecesidad de decir muchas cosas y muy tras; endentaies. el que llegue á ser el territorio alemán pasta del espíritu aventurero del extranjero. Añade el canciller que la situación sigue siendo la misma, aun después del incidente marroquí y que sólo puede ser motivo de regocijo el ver qae dos grandes pueblos quieren vivir en paz. Confiamos en que todos, franceses y atamanes, comprenderán cada vez más que no tia nen interés alguno en correr el riesgo- de la enorme y horrorosa desgracia ds! a guerra. Es aún más probable que ambos pueb os se pongan un día de acuerdo sobre determinadas cuestiones coloniales, B F; 1 NAL LEMAMA Y LAS Continúa el canciller diciendo POTENCIAS que Alemania no MADRID AL DÍA O s posible qut dé origen a comentarios y críticas el hecho descubierto ayer en una Patriarcal, donde se hundió una tanda de nichos: como consecuencia del abandono en que se: halla el cementerio, quedando al descubierto féretros y restos humanos. No es la primera vez que eso sucede. Ni será la úiíima. Como tampoco será la primera ni t última que fas autoridades prometan poner remedio y qoe no le pongan. La razón es obvia: los interesactos, esto es, las difuntos no protestan. Y aunque protestasen. No se hace caso á ios vivos ¡y se les va á hacer á fos muertos! Mamó la anciana herida por una mano criminal anteanoche en una caite ae Madrid. La policía no ha dardo todavía con el asesino. La actividad se demuestra andando. También murió el joven atropellado por un automóvil tardes pasadas en la plaza de Oriente. Esta vez sí dio la policía, can el automóvil homicida. No vayan ustedes á creer que no... La política ofreció ayer algún atractivo. En el Congreso, el ministro de Hacienda se dedicó á hacer chistes especiales, como sus proyectos. El éxito fue parecido al logrado por estos últimos. En el Senado hubo un incidente con enfado, regaño y casi rabieta, entre tos señores Montero Ríos, López Domínguez y Rodríguez Sampedro- jCosa de chicos! ¡Al demonio se le ocurre poner la alta representación parlamentarla en manos de criaturas Por fortuna todo se arregló con una promesa de ser en lo sucesivo buenos chicos, con un abrazo y con un cambio de caramelos y de pastafloras. Sucesos menudos no faltaronr pequeños robos, reyertas, etc. el pan nuestra de cada día. Por la noche ef único suceso que se registró fue un Consejo de ministros en el domicilio del jefe del Gobierno. Tampoco fueron habidos ¡os autores