Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 14 P E NOV 1 EMBRET E- i9o6. PAG. 9. EDICIÓN 3. condición de proporcionarle las llaves para cojneter un robo. Persiste en afirmar su gran afición á usar ropas de hombre, cosa que realizó varias veces, y en que estuvo de recadero en la agencia Madrid Postal, donde sólo cobraba las propinas. Por esta época se recogía por las noches en el domicilio de un mozo de cuerda, de la Ribera de Curtidores. Se muestra preocupadísima por lo que dirán de ella su padre y su madrastra, y teme que pretendan llevársela. Dice que son sus propósitos dedicarse á Hermana de la Caridad, para curar enfermos. Esperanza se encuentra mejor de su dolencia, pero aún siente molestias en el pecho y en ia región renal. Cámara el expediente sobre la rendición de Santiago de Cuba. Dícele que tendrá el gusto de leerle una porción de cartas, documentos y proclamas, escritos por jefes del Ejército, en los cuales se protesta contra las actuales reformas. Añade que tampoco ha traído el ministro de Marina el expediente relativo á la pérdida del Colón. Dirigiéndose al ministro de Gracia y Justicia, pregúntale que por qué se ha denunciado una caricatura publicada hace pocas noches en España Nueva, y en la cual figuraban unas botas de cazador, la culata de una escopeta, un montón de perdices y conejos, y una porción de ciervos y venados. El conde de ROMANONES: No sé por qué habrá sido denunciada; no conozco tampoco la caricatura; si la conociese lo dina. El Sr. SORIANO, desplegando un número de España Nueva: Aquí la tiene S. S. El ministro de GRACIA Y JUSTICIA: De todos modos, el fiscal de S. M es el único á quien incumbe esa misión, y seguramente habrá cumplido con su deber. Rectifica el Sr. SORIANO manifestando que la caricatura se refería al propio señor conde de Romanones, y dice que, según éste, se ha declarado á la perdiz y al conejo inviolables. Anuncia que dentro de breves días dirigirá varias preguntas al ministro de Fomento acerca del cumplimiento de la ley de Caza por parte de altas personalidades. El ministro de la GUERRA dice que traerá el expediente de la rendición de Santiago de Cuba. Respecto á las proclamas, dice que desde el momento en que son clandestinas ya están juzEl Sr. SORIANO: ¿Y cuándo las hacía S. S. J El general LUQUE (muy indignado Yo no las he hecho nunca. El Sr. SORIANO: Y los amigos de S. S. El general LUQUE: Mis amigos tampoco. El Sr. SORIANO insiste y el ministro también, hasta que el Sr. CANALEJAS se cree obligado á intervenir exclamando: Las frases del Sr. Soriano, señor ministro, no suponen insulto ni ofensa y no se pueden retirar, porque ¿quién asegura que los amigos de S. S ó los míos propios, no hayan escrito proclamas? El Sr. SORIANO: Yo traeré las hojas que ha escrito Q. S. EL BANDOLERISMO EN ANDALUCÍA Se lee una proposición incidental reproduciendo el debate acerca del bandolerismo en Andalucía. Apóyala brevemente su primer firmante el señor SERRANO CARMONA. El ministro de GRACIA Y JUSTICIA aconséjale que la retire, pues entiende que cuando predomina la pasión no se puede discutir nada clara- mente. Interviene orevisimamente el Sr. RODRÍGUEZ DE LA BORBOLLA, exponiendo su juicio acerca del asunto. Y nada más. De pronto, cuando nadie lo espera, el señor Presidente exclama: ORDEN DEL DÍA. LOS BOERS POR TELÉGRAFO 1 ondres, 14, 8 m. Un oficial del puesto alemán había participado al campo inglés ti día 6, la presencia de la banda de Ferreira. La patrulla mandada por White la encontró, obligándola á retirarse. Withe, atacado de insolación, tuvo que regresar á Uppington, pero enterado de la aparición de nuevas partidas, salió inmediatamente en su persecución. La población de Uppington ayuda á la policía contra los bandidos, que están organizados en tres bandas: Ja de Ferreira, otra que marcha hacía Kakama y otra que ha franqueado la frontera alemana y se dirige á Uppington. Espérase que todas quedarán copadas pronto. diversas Ordenes religiosas, difundiendo las hermosas verdades de la doctrina cristiana. Insiste en que no hay radicales, y casi se atreve á exponer y defender íntegro su programa, sin que nadie le haga objeciones serias. Refiriéndose al Concordato, dice á los ministros que si quieren dar una prueba de sinceridad, de- ben declararlo roto y deshecho, y dice que tiene un criterio favorable á la separación de la Iglesia y el Estado, porque antes quiere una Iglesia po bre que una Iglesia esclava. Diserta acerca de la desamortización, y declara que la Iglesia consentirá con tal de auedar libre en vivir de sus propios recursos. Ruega al Sr. Maura, de quien dice que es un águila encerrada en la jaula del doctrinarismo, que medite acerca de lo quz acaba de decir, y con fía en que alguna vez dirá sinceramente lo que piensa. Dícele que sus grandes méritos le hacen dígito de ser el gran ministro de un gran Rey, aunque teme que los desengaños le obliguen, como á Silvela, á apartarse de los alcázares. Opina que el Gobierno actual se ha inclinado hacia la izquierda, porque obra inspirado por la musa temblorosa del miedo, del mismo modo que se hubiera inclinado hacia la derecha si en Vizcaya, en Navarra, en Cataluña y el Bajo Aragón huhiéranse mostrado amenazadores los carlistas. Termina afirmando que la revolución social se aproxima y describe con negras pinceladas el fatídico cuadro de nuestros futuros desastres. CONTESTA ROMANONES El ministro de GRACIA Y JUSTICIA es eJ encargado de dar respuesta, en nombre del Go bierno, al Sr. Mella. Dice que el discurso de dicho orador es más propio de una Academia que de un Parlamento, y que el Gobierno no está para defender doctrinas, sino actos. (Grandes rumores, que se repiten con frecuencia durante el resto del discurso. Explica los móviles que le impulsaron para dictar la R ¿al orden acerca de) matrimonio civil. Explica algunas alusiones de que ha sido objeto por parte de los Sre? Maura y Azcárate, y encarándose con este último, dícele que lo único que le envidia es su sinceridad (Grandes risas. Entiende que el Gobierno ha cumplido con su deber, y declárase enemigo de la separación de la lglesiay el Estado, enla forma en que lo ha expuesto el Sr. Mella. Termina diciendo que el Gobierno no obra inspirado por el miedo, y execra las guerras civiles. RECTIFICACIONES El Sr. MELLA rectifica, calificando de cinsigne vulgaridad el discurso del ministro. Lo que yo he dicho, exclama, queda en pie, porque el conde de Romanones no me ha contestado. Dícele que quizá, sin saber lo que ha querido decir, se ha declarado regalista, y combate los argumentos que ha expuesto en tal sentido. Pregunta al Gobierno que si en virtud de la pu blicación de la ley de Asociaciones el Papa ordenase la retirada del nuncio en Madrid, y esto provocase una ruptura de relaciones entre el Vaticano y el Gobierno, cuál sería la resolución que éste adoptase. -El Sr. MORET: Hay cosas que no se pueden contestar. El Sr. GULLON, contestando al Sr. Vázquez Mella, dícele que el proyecto de ley de Asociaciones ha sido leído y no ha sucedido nada y añade que ya tiene estado parlamentario y que. no tiene más que decir. Replica el Sr. MELLA, diciendo que su pre- i gunta ha quedado incontestada. Refiriéndose á otros extremos, declara que los carlistas, á raíz de ser firmado el Tratado de París, contaron con hombres y con fondos suficientes para hacer un levantamiento, pero que desistieron de ello, por si alguna nación extranjera quería aprovecharse de la situación. Rectifica brevísimamente el Sr. GULLON, in sistiendo en lo que antes dijo. Usa de la palabra el Sr. AZCÁRATE para contestar al diputado carlista. Combate las razones expuestas por el señor Mella é insiste en lo que ya ha dicho respecto al CARLOS KNAPPE Madrid, Sagasta, 6 TERR BLE ACC 1 DENTE POR TELÉGRAFO p u e b l o Nuevo, 14, 11 m. Pablo Cerezo estuvo durante el día cazando con varios imigos; al regresar anoche á su domicilio, creyendo que traía la escopeta descargada, púsose á bromear con su esposa, amenazándola para asustarla. Pero la escopeta estaba cargada, salió el tiro y la infeliz mujer quedó muerta en el acto. Los esposos se habían casado recientemente, y reinaba entre ellos la mejor armomV. Coméntase mucho el suceso. -Noel. UN INCENDIO POR TELÉGRAFO IVA ¡randa, 14, 8 m. Anoche se desarrolló un violento incendio en el barrio de Corrales, quedando dos casas destruidas. Los vecinos perdieron todo su ajuar, además de algunas reses que se quemaron. La escuela ha sido destruida por el fuego. La maestra ha perdido a. 5oo pesetas en dinero; su marido se hirió al arrojarse por una ventana, y una niña se ha salvado milagrosamente saltando á la calle desde regular altura. Desde el primer momento acudieron las autoridades á disponer las medidas necesarias. Han sido detenidos Felipe Cruz y su esposa, á tres kilómetros del pueblo, por sospechosos. A la madrugada el fuego estaba ya localizado y á punto de sofocarse. -Porres. Entran en el salón precipitadamente los diputados, en las tribunas se produce un movimiento de curiosidad, y el presidente del Consejo toma asiento en el banco azul. CONTINUA M E L L A Reanuda el diputado carlista Sr. MELLA su discurso iniciado en la sesión anterior. Hace un breve resumen de cuanto ayer expuso. Hace una distinción entre la verdad y el error, y dice que la verdad es la religión católica, y el error los liberales. Insiste en sus afirmaciones de ayer respecto á la religión, y lee textos de varios autores en apoyo de su tesis. Dedica un caluroso eJogio al emperador de Alemania por su acendrado amor á la religión, diciendo que en los tiempos modernos es el Soberano que más la ha enaltecido. Hace un ligero bosquejo del estado en que se halla la religión en los pueblos más adelantados de Europa, para venir á parar á nuestro propio país, pronunciando elocuentísimos párrafos al hacer la historia de nuestras guerras contra los infieles y de nuestras conquistas allende los mares, en las cuales siempre, al lado de los guerreros, iban los misioneros ó los representantes de las CONGRESO DÉLA SESIÓN DEL OÍA l 3 DE NOVIEMBRE DE I 9 0 6 El Sr. RAHOLA entrega á la Mesa una exposición de la Cámara de Comercio de Barcelona oponiéndose al convenio con Suiza. 2 (Toma asiento en el banco azul el ministro de la Guerra. ¡INTERMEDIO POR SOR 1 ANO El Sr. SORIANO, dirigiéndose al general Luque. pregúntale que por qué no ha enviado á la Arcos voltaicos de luz roja